Blog do escritor
Xesús Constela

www.xesusconstela.com

info@xesusconstela.com
 CATEGORÍAS
 CUARTO DOS TRASTES
 SALA PARA VISITAS
 SALA DAS PROCURAS
 SALA DOS BLOGS GALEGOS
 NO FAIADO
 ANTERIORES

A Feira Franca de Pontevedra
Comeza hoxe a Feira Franca de Pontevedra e acidade toda mergullarase no ambiente do século XV.

Poucas celebracións populares coñezo que acadasen en tan pouco tempo (leva dez a nos a celebrarse) un éxito de público de tan grandes magnitudes. Dis que o ano pasado había máis de cen mil persoas na rúa!

E todo é froito da vontade popular de que as cousas saian ben. Véstese con roupas medievais a meirande parte da poboación (familias completas), celébranse xantares e ceas na rúa de xeito que vaias por onde vaias hai grupos de xente a celebrar a Feira.

E por detrás de todo está a iniciativa do Concello, que vela por que todo saia ben.

Así dá gusto celebrar as cousas!

Veña un grolo pola Feira Franca de Pontevedra!
Comentarios (3) - Categoría: Diario do verán - Publicado o 04-09-2009 18:36
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
3 Comentario(s)
1 Aquí en Catalunya temos a sorte de contar con moitas destas feiras medievais, e son moi nuemerosos os pobos que se mergullan na época durante toda a fin de semana. Encántanme, porque a verdade é que desas festas nas que ves que non hai distincións, e grandes e pequenos vístense e recrean a époc#blgtk08#a dun xeito moi fermoso. Hai actividades de todo tipo, como facían alá en Ribadavia, que tamén teño ido e era xenial. Non coñezo esta da que falas, pero seguro que o pasades moi ben tamén. Aquí no meu pobo estamos en festas, non medieval, senón daquelas de toda a vida, pero mira, algo é algo...
Comentario por Eva Lozano (05-09-2009 12:14)
2 Pois adiante e que teña vostede unhas moi fel#blgtk08#ices festas, dona Eva! Veña un grolo por nós!
Comentario por Xesús Constela (05-09-2009 12:33)
3 Permítome engadir aquí algo que algúns sabereán pero outros non:


Desde hace unos años se celebra en Pontevedra una fiesta conmemorativa de la decisión tomada por el rey Enrique IV para que la entonces villa tuviese feria libre de impuestos en los días anteriores y posteriores a la fiesta de San Bartolomé. Como dicha fiesta religiosa es a finales de agosto, también en esas fechas se celebra la actual Feira Franca. El año de la concesión fue 1467, ya avanzado el reinado y cuando Pontevedra se encontraba en su máximo esplendor económico gracias a la pesca y comercialización de la sardina.

Era el núcleo más poblado de Galicia, incluso teniendo en cuenta que Santiago era la sede de un arzobispado y las otras ciudades con obispos (Ourense, Mondoñedo, Tui y Lugo) no alcanzaban la importancia económica y demográfica de Pontevedra. Entonces estaba la villa amurallada (algunos lienzos de la muralla han sido rescatados recientemente por los arqueólogos) siguiendo las calles del Arzobispo Malvar, Michelena, Cobián Roffignac y Padre Amoedo, ya que la parte norte estaba defendida por el río y por el puente del Burgo, también torreado. En el interior se encontraban las dos iglesias más importantes: San Bartolomé o Vello, en el solar que ahora ocupa un Casino construído a mediados del siglo XIX, y Santa María, pero todavía no se había construído la iglesia gótico-renacentista actual, precisamente con las rentas de los mareantes, comerciantes de la sardina. Alguna familia noble tuv#blgtk08#o que ayudar en el empeño, pues la obra de la iglesia más notable de Pontevedra se salió de presupuesto.

Los gremios hacían su agosto: plateros, herreros, cordeleros, peleteros, canteros, los mareantes ya citados y los mariñeiros, que se distinguían de los anteriores en que estos salían a pescar mientras que los mareantes comercializaban la pesca. En la parte vieja de Pontevedra han quedado nombres que evocan aquella época: rúa Alta, Amargura, San Martiño, Pratería Vella, Formigueira, San Telmo (patrono de los marineros), Pedreira, Laranxo, Aduana, Praza da Leña, Violiña y otras. Al oeste del casco viejo se extendían los arrabales de A Barreira, A Moureira de Arriba, A Moureira da Barca, A Moureira de Abaixo, As Corbaceiras... hasta el estuario del río Lérez y su unión con la ría. En el extremo sur intramuros estaba la alhóndiga (alfándega) y al lado la Porta da Vila, donde se encontraban las casas de Ayuntamiento (Pontevedra dispone de un fuero desde finales del siglo XII).

Ahora Pontevedra ha crecido hacia el este y hacia el sur, pero antes recibía en carros el vino del Ribeiro y el cosechado en las aldeas vecinas. Las hilanderas y las pitonisas, los hidalgos, los labradores, los músicos, los alquimistas, trovadores, vendedores de quesos, sebo, aceite, cera, pieles, aperos de labranza, útiles domésticos, ocupaban las plazas y callejas. Era la feira franca que ahora se ha recuperado con otros fines, pero donde la economía sigue teniendo un papel relativamente importante.
Comentario por Guereñu (15-11-2012 20:51)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0