MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA POSTA DE CESURAS EN MONDOÑEDO

Para facilitar al público toda comodidad posible, en 1770 (con permiso de S.M.) se pone en funcionamiento el servicio de postas. Los viajes por la posta constituían la forma de viajar con cierta rapidez por los caminos de España antes de la aparición del ferrocarril. Las postas estaban constituidas por un conjunto de caballerías (caballos o mulas) dotadas de buena presencia y guarniciones, prevenidas o apostadas en los caminos principales y a distancias convencionales, para que los correos y los viajeros que las usaban pudieran cambiar de montura y seguir viaje, sin tener que detenerse para el descanso de las caballerías fatigadas.
En España ya existieron postas en tiempos de los romanos, pero en la Edad Media desaparecieron, permaneciendo los correos a pié y más tarde a caballo. A finales del siglo XVIII, las postas eran una novedad (1).
Se confeccionaron unas guías de postas de España, que eran de alto interés para quien emprendía o pretendía hacer un viaje y cuando los medios de desplazamiento eran escasos e incomodos. La distancia entre postas se medía en leguas (2). La carrera de Madrid a Mondoñedo era de 85 leguas. De Madrid a Lugo es montado y de Lugo a Mondoñedo de herradura. De Lugo partía por Quintela (Castro de Rey), 3½ leguas, Reigosa (Pastoriza), 2 y Mondoñedo, 3.
En el barrio de Cesuras, de la parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios de Mondoñedo, en una edificación conocida entre los vecinos con el nombre de “Corralón” existió durante muchos años una de estas postas. Por este lugar discurría el viejo camino de carro y herradura que partiendo desde las inmediaciones del Santuario de Nuestra Señora de Los Remedios de Mondoñedo y pasando por Rego de Cas, fuente de Xión, Santa Margarita, Pacios de Arriba, A Revolada y Fuente de D. Luís ascendía al Marco da Infesta (también conocido como da Fervenza), donde se bifurcaba. El de la derecha discurría por Cabanadevella, Valiña de Freire, altos de la parroquia de S. Pedro de Labrada, Xermade y se dirigía a Ferrol. El de la izquierda, ascendía a la cumbre de los montes y por “As Cortellas” de los montes de Sasdónigas y por los lugares de Santa Cruz y Choy, descendía a Gontán (Abadín). Lo empinado de este camino hasta la cima de los montes hacía que las caballerías de tiro fueran “abordeladas” (añadir) con una pareja de bueyes hasta lo más alto de los montes. Éstos eran más lentos, pero más resistentes.
Con la llegada del ferrocarril a mediados del siglo XIX y con la aparición de los automóviles en la primera decena del XX, estos carruajes y caballerías y por supuesto las postas, fueron desapareciendo del territorio nacional y pasaron a formar parte de su historia.
En el trazado de este camino no podía faltar la típica taberna. En 1761, José López San Miguel, vecino de la parroquia de Santa María de Viloalle, al encontrarse la taberna de la Rilleira de Cesuras, también conocida como de Rego de Cas, sin uso ni ejercicio alguno desde un tiempo a esta parte, no habiendo por lo tanto persona que sirviera vino a los naturales y transeúntes, pedía a las autoridades municipales su arriendo por el tiempo que consideraran oportuno, obligándose a pagar por tercios la cantidad que le correspondiera.
Conocemos varios incidentes en este tramo de camino: 1-En 1795 falleció en la encrucijada de caminos de “A Revolada” de Cesuras, D. Francisco de Canto, correo a caballo. 2-En 1831 es asaltado un carruaje en el lugar conocido como “Granda das Cortellas” de los montes de Sasdónigas, falleciendo a consecuencia de un disparo de arma de fuego y de cuatro puñaladas, D. Diego Fernández Carbajales, natural de Vilavedelle (Asturias). 3-En 1837, el correo de Mondoñedo es asaltado en territorio de la parroquia de San Juan de Romariz, saliendo en su persecución el capitán de Voluntarios de Galicia, D. Francisco Zapico, abatiendo a tres miembros de la gavilla y apresando a dos, que posteriormente serían pasados por las armas en Mondoñedo. 4-En 1852, al descender tan crecido el regato de Mouros, el conductor de la correspondencia informa por escrito y con testigos de que no puede atravesarlo ”al no verse el fondo, sino agua”. 5-En 1853, falleció de manera repentina Juan Montes, soldado destinado en el 2º batallón de Marina, que venía a disfrutar unos días de permiso a Mondoñedo.
Camino que llegó a tener un intenso tránsito de carruajes, caballerías y peatones, que con la llegada de otros vehículos y con la construcción de la red de carreteras del Estado dejó de ser tan utilizado. Con la llegada del Camino de Santiago y al ser incluido este viejo camino en su trazado, se mejoró su piso y vuelve a ser usado por peregrinos a pié o en bicicleta.

(1)- Miguel Ángel González García, “Astorga en la Guía general de postas de España”, El Faro Astorgano, martes 28 de septiembre de 2021, pág.5.
(2)- Medida de longitud equivalente a 5572 metros.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 20-03-2022 22:30
Ligazón permanente a este artigo
EL PALACIO DE BUEN-AIRE DE MONDOÑEDO

El obispo de Mondoñedo Fray Alejandro Sarmiento de Sotomayor (1728-1751) no disfrutaba de buena salud y trató de buscar un lugar más adecuado para su delicado estado. Lo encontró en el lugar conocido como “Campo de Iravedra”, de la parroquia de San Andrés de Masma, muy cercano al río del mismo nombre. Allí, en plena naturaleza, compró un terreno amplio y construyó una casa palacio, que se conoce con el nombre de “Buen-Aire”.
Dirigió las obras Fray Lorenzo de Santa Teresa, maestro de obras y religioso lego del convento de Alcántara de la ciudad de Mondoñedo. Fray Lorenzo, también participó en las obras del Santuario de los Remedios y convento de Alcántara.
El tesón y el celo con que emprendió la obra, hicieron que el año 1736, ya se encontraban rematadas las obras y el Obispo Sarmiento, prácticamente residía en el Palacio de “Buen-Aire”. Allí lo visitaban con frecuencia los miembros del cabildo y se firmaban numerosas cartas y documentos.
Señorial mansión, dotada de una bonita capilla, con unos espléndidos jardines, con una excelente huerta amurallada, llena de árboles frutales.
Desde el manantial de “A Carballeira”, situado en plena loma de los montes de Camba, condujo abundante agua potable para servicio del edificio e incluso de una fuente y unos estanques que hizo en el interior de la huerta amurallada. Durante su trayecto, la conducción de agua disponía de tres arquetas o registros. Según Villamil y Saavedra “es la mejor casa de recreo, por la comodidad y el gusto, que tienen los obispos de las dos Castillas”.
Durante la corta estancia de las tropas napoleónicas en Mondoñedo (1809), la excelente edificación de “Buen-Aire”, también fue usada para alojar a una parte de estas tropas invasoras.
La que opinamos desafortunada Desamortización del ministro Mendizabal, afectó considerablemente a todas las propiedades episcopales de Masma.
Buen-Aire por providencia del Sr. Gobernador de la provincia de tres del corriente y en virtud de la Ley de primero de mayo último e instrucción de 31 del mismo, se sacan a pública subasta el día y hora que se dirá, las fincas siguientes: Remate para el día 14 de diciembre próximo ante el Juez de primera instrucción de la ciudad de Lugo D. José María Ulloa y Escribano D. Pedro Otero y Cedrón, que tendrá efecto en las casas consistoriales de la misma y hora de 11 de la mañana.
PARTIDO JUDICIAL DE MONDOÑEDO
MITRA EPISCOPAL DE MONDOÑEDO
La granja denominada de Buen-Aire, sita en la parroquia de San Andrés de Masma, distante una legua de la ciudad de Mondoñedo, que perteneció a la Mitra episcopal de la misma, compuesta de las fincas urbanas y rústicas siguientes: La casa principal con varias oficinas altas y bajas, cocina terrena, con fuente, bodegas, patios y oratorio; nueve cuadras, dos palomares, una bodega más al Oriente de dicho edificio y una casa terrena situada en Casa-Vella, que habita Luís Gómez.
Pertenecen a dicha granja: la pieza de junto a la casa principal, sembradura diez ferrados y medio, a labradío y huerta, dividida en cuatro porciones, cerrada sobre si con muralla de piedra. Dentro de esta finca hay una fuente con cinco arquetas, dos estanques y dos glorietas. Un ferrado y ocho cuartillos de mensura a campo, con un cerezo y 21 negrillos. Ocho ferrados de sembradura a campo, pumarega y viñedo, con muralla que le cierra. Diez y ocho cuartillos de mensura a campo abertal con algunos árboles fructíferos, en A Barcia. Un soto y pinar en Gudín, de 18 ferrados en sembradura. Un bosque con árboles en el mismo lugar, de 13 ferrados semiente. Y una finca de un ferrado y 21 cuartillos a labradío en Casa-Vella, inmediata a la casa referida que posee Luís Gómez. Confinan en su mayor parte, unas con otras y con terrenos de D. Justo Alonso, Atanasio Díaz y otros.
Se tasarán en renta, las fincas urbanas en 2251 y las rusticas en 1276 y su capital para venta en 79582 reales con 17 maravedís.
No se admiten posturas que no cubran el tipo de aquellas. Lugo, 7 de noviembre de 1855 (1).
Después de pasar por manos particulares, vuelve a ser propiedad del obispado de Mondoñedo y a ser lugar de estudio y de esparcimiento de los seminaristas. A mediados de los años ochenta del pasado siglo, el obispo de Mondoñedo D. José Gea Escolano cede por un periodo determinado de tiempo todas las instalaciones de Masma a la asociación “El Patriarca”, que se dedicaba a la rehabilitación de toxicómanos. Los miembros de la asociación, en un principio, adaptaron las instalaciones, pintaron las edificaciones y realizaron múltiples mejoras en todas ellas. Un devastador incendio, ocurrido en el año 1988, derribó los pisos y tejado de la edificación principal y causó cuantiosos daños materiales y económicos. Pocas fechas más tarde, los miembros de esta asociación, abandonan definitivamente las instalaciones de “Buen-Aire”.

Hoy en día, las edificaciones se encuentran prácticamente en ruinas, la vegetación lo invade todo y el aspecto que se presenta a nuestros ojos es desolador. Lo peor, es que la esperanza de rehabilitación o de su venta para fines de utilidad pública, son prácticamente nulos.

(1)- Boletín Oficial de la Provincia de Lugo, núm.8, viernes 9 de noviembre de 1855, pág.1.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 18-03-2022 21:52
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2022 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0