Bo uso


A BITÁCORA DE FRAN BOUSO
Un blog aberto para falar desde Mondoñedo ou calquera outro lugar do mundo sobre Mondoñedo e as súas cousas ou sobre as cousas do mundo.



Fran Bouso

Crea tu insignia

O meu perfil
 CATEGORÍAS
 GALERÍA FOTOGRÁFICA
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Guerra fría en Mondoñedo
Lido en "El País"

Vecinos de dos aldeas de Lugo levantan un muro de tierra tras un siglo de disputas sobre las lindes de sus fincas y el paso de ganado
ARCADIO SILVOSA - Lugo - 12/04/2009

Es como un pequeño Berlín en una guerra fría de orígenes centenarios que enfrenta a dos comunidades de vecinos de la Galicia interior. Una barrera de tierra de dos metros de ancho, otros tantos de alto y más de cuatro kilómetros de largo ha sido levantada por los vecinos de la parroquia de Xemil (Bretoña), en el municipio lucense de A Pastoriza, para proteger lo que consideran su espacio de monte vecinal de la invasión que, según sostienen, realizan las reses de sus convecinos de Santa María Mayor, en el municipio de Mondoñedo. Se trata de una sucesión de desencuentros, litigios y enfrentamientos que desde hace más de un siglo protagonizan los habitantes de uno y otro lado. De momento no se ha encontrado una solución, y lo que es peor, las diferencias pueden acabar algún día con un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, advierten los vecinos.

Tan primitiva posibilidad la apunta Francisco, uno de los ganaderos de Santa María Mayor, cuando admite que las diferencias "pueden acabar a palos". Del otro lado, Manuel responde con un "madia leva que sí" cuando le preguntan si se puede llegar a un desenlace violento. Los fronterizos "son la hostia", constata este vecino de Xemil.

El muro de tierra que se levantó el pasado mes de octubre no hizo más que empeorar las cosas, aunque los comuneros pastoricenses de Xemil, -un barrio de Bretoña-, ahora se sienten más protegidos de las invasiones de las vacas, caballos y cabras, que pastan en libertad por el llamado Campo do Oso y el monte comunal de Louseiras. "Estábamos cansados de aguantar aquí sus animales y nos sentíamos y sentimos totalmente indefensos", declara Manuel para justificar la construcción del montículo de tierra, que se levantó, asegura, "con todos los permisos" y para el que incluso contaron con una subvención de la Diputación, todavía sin cobrar, de 8.000 euros.

Dos máquinas retroexcavadoras y un gasto de 20.000 euros sirvieron para levantar una frontera de tierra que sólo se puede franquear a través de pasos canadienses (accesos de parrillas de hierro que no cruzan los animales) y de una carretera particular inicialmente cerrada con una cadena. La reacción no se hizo esperar y el muro de tierra enseguida apareció parcialmente derrumbado en varios puntos para que algunos animales que habían quedado atrapados en el lado de A Pastoriza pudieran cruzar hacia su lugar de origen.

Desde entonces se suceden las reconstrucciones y los derribos cuya autoría es desconocida para Francisco, del lado de Santa María. En Xemil no tienen dudas, asegura Manuel. Incluso alguna vez denunciaron nominalmente a los supuestos autores en el juzgado de Mondoñedo. "¡Si en una ocasión vinieron tres a oponerse en persona a la reparación del valado poniéndose delante del cazo de la paleadora! En otra los cogimos in fraganti e incluso nos faltó la cadena de la carretera", enfatiza.

En la actualidad -al menos hasta ayer- la frontera de la discordia está completa, tras haber sido reconstruida en seis ocasiones. Aun así, Manuel tuvo que requerir esta misma semana los servicios veterinarios de A Pastoriza, ya que en la que consideran su zona pastan diez cabras (siete grandes y tres crías), sin dueño aparentemente conocido. Y es que en la parte pastoricense se quejan de la repetida aparición de reses muertas, de las que sus convecinos no se hacen cargo, "con el riesgo de contaminación que eso conlleva", y tampoco atienden los requerimientos que les realizaron vía burofax para que retiraran el ganado.

Mientras tanto, los mindonienses quieren que se realice un deslinde, al que no están dispuestos los de A Pastoriza, quienes argumentan que el muro de tierra no lo construyeron bajo ningún criterio de capricho o por exacerbar todavía más los ánimos de sus alterados vecinos. "Existe un deslinde del jurado de montes y el valado va justo por ahí", sostienen los de Xemil, quienes incluso retroceden más en el tiempo y exhiben un plano del marqués de la Ensenada para cargarse de razón. "¡Si hasta les dejamos terreno a su favor!", exclaman.

Todo esto sucede a escasos días de la celebración de la famosa rapa das bestas de Campo do Oso, que organizan los de Mondoñedo, pero que en Pastoriza afirman que usa su terreno como escenario. ¿Será una jornada tranquila la de la rapa? "Ese día seguro que sí", responde, convencido, Manuel.

Tan primitiva posibilidad la apunta Francisco, uno de los ganaderos de Santa María Mayor, cuando admite que las diferencias "pueden acabar a palos". Del otro lado, Manuel responde con un "madia leva que sí" cuando le preguntan si se puede llegar a un desenlace violento. Los fronterizos "son la hostia", constata este vecino de Xemil.

El muro de tierra que se levantó el pasado mes de octubre no hizo más que empeorar las cosas, aunque los comuneros pastoricenses de Xemil, -un barrio de Bretoña-, ahora se sienten más protegidos de las invasiones de las vacas, caballos y cabras, que pastan en libertad por el llamado Campo do Oso y el monte comunal de Louseiras. "Estábamos cansados de aguantar aquí sus animales y nos sentíamos y sentimos totalmente indefensos", declara Manuel para justificar la construcción del montículo de tierra, que se levantó, asegura, "con todos los permisos" y para el que incluso contaron con una subvención de la Diputación, todavía sin cobrar, de 8.000 euros.

Dos máquinas retroexcavadoras y un gasto de 20.000 euros sirvieron para levantar una frontera de tierra que sólo se puede franquear a través de pasos canadienses (accesos de parrillas de hierro que no cruzan los animales) y de una carretera particular inicialmente cerrada con una cadena. La reacción no se hizo esperar y el muro de tierra enseguida apareció parcialmente derrumbado en varios puntos para que algunos animales que habían quedado atrapados en el lado de A Pastoriza pudieran cruzar hacia su lugar de origen.

Desde entonces se suceden las reconstrucciones y los derribos cuya autoría es desconocida para Francisco, del lado de Santa María. En Xemil no tienen dudas, asegura Manuel. Incluso alguna vez denunciaron nominalmente a los supuestos autores en el juzgado de Mondoñedo. "¡Si en una ocasión vinieron tres a oponerse en persona a la reparación del valado poniéndose delante del cazo de la paleadora! En otra los cogimos in fraganti e incluso nos faltó la cadena de la carretera", enfatiza.

En la actualidad -al menos hasta ayer- la frontera de la discordia está completa, tras haber sido reconstruida en seis ocasiones. Aun así, Manuel tuvo que requerir esta misma semana los servicios veterinarios de A Pastoriza, ya que en la que consideran su zona pastan diez cabras (siete grandes y tres crías), sin dueño aparentemente conocido. Y es que en la parte pastoricense se quejan de la repetida aparición de reses muertas, de las que sus convecinos no se hacen cargo, "con el riesgo de contaminación que eso conlleva", y tampoco atienden los requerimientos que les realizaron vía burofax para que retiraran el ganado.

Mientras tanto, los mindonienses quieren que se realice un deslinde, al que no están dispuestos los de A Pastoriza, quienes argumentan que el muro de tierra no lo construyeron bajo ningún criterio de capricho o por exacerbar todavía más los ánimos de sus alterados vecinos. "Existe un deslinde del jurado de montes y el valado va justo por ahí", sostienen los de Xemil, quienes incluso retroceden más en el tiempo y exhiben un plano del marqués de la Ensenada para cargarse de razón. "¡Si hasta les dejamos terreno a su favor!", exclaman.

Todo esto sucede a escasos días de la celebración de la famosa rapa das bestas de Campo do Oso, que organizan los de Mondoñedo, pero que en Pastoriza afirman que usa su terreno como escenario. ¿Será una jornada tranquila la de la rapa? "Ese día seguro que sí", responde, convencido, Manuel.

Un muro en Mondoñedo para separar a dos aldeas enfrentadas

Una barrera de tierra de dos metros de ancho y más de cuatro kilómetros de largo separa los territorios de Xemil-Bretoña, en el municipio de A Pastoriza, y Santa María Mayor, en el de Mondoñedo. Hace más de un siglo que los vecinos de uno y otro lado alientan desencuentros, litigios y enfrentamientos y, de momento, no se ha encontrado otra manera mejor que el muro de atajarlos, aunque también podría empeorar las cosas. La frontera se levantó el pasado octubre con un gasto de 20.000 euros que subvencionó en parte la Diputación de Lugo. Los comuneros de Xemil se sienten ahora más protegidos de las invasiones de las vacas, caballos y cabras que pastan en libertad en el otro lado, pero han tenido que reconstruir ya el muro en seis ocasiones.

A todo esto e como son as festas de San Lázaro o único que se me ocurre é por algo de música.

Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 12-04-2009 20:00
# Ligazón permanente a este artigo
Fomento retrasa un año la conclusión de los tramos gallegos de la Autovía del Cantábrico
Lido en "La nueva España"


Touriño anunció antes de las elecciones que las obras terminarían en 2010, pero el Ministerio afirma que será en 2011

Mondoñedo-Careira es el trayecto más demorado en la provincia de Lugo por las dificultades orográficas


Oviedo, Luján PALACIOS

Fomento ha aplazado un año la finalización de la conexión entre Asturias y Galicia por autovía. El Ministerio retrasó ayer a 2011 la finalización de todos los tramos en obras en Galicia, doce meses después de lo previsto inicialmente.

Antes de las elecciones, el anterior presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño, había hecho público el año 2010 como el del fin de las obras en los tramos pendientes en tierras gallegas. Ahora, meses después y tras el cambio de gobierno en la comunidad vecina, Fomento da una nueva fecha: los tramos más retrasados de la Autovía del Cantábrico en Galicia son los de Mondoñedo-Lindín y Lindín-Careira, ambos en la provincia de Lugo, y se acabarán para el año 2011.

De esta manera, los trabajos finalizarían en Galicia a la vez que en Asturias y darían continuidad a todo el trayecto desde el País Vasco. El delegado del Gobierno en el Principado, Antonio Trevín, indicó el mes pasado que todas las obras pendientes en el trazado asturiano estarían concluidas a principios del año 2011. Esta fecha tope incluye dos de los tramos más retrasados por procesos judiciales: los de Unquera-Llanes, ya en marcha, y Otur Villapedre, el más retrasado del trazado occidental asturiano.

A ellos se sumarían, también dentro de dos años, los tramos gallegos entre Mondoñedo y Lindín, con una longitud de 5,5 kilómetros y un presupuesto de ejecución de más de 51 millones de euros, y Lindín-Careira, de 9,3 kilómetros y presupuestado en 60,5 millones.

Fomento no ha precisado los meses en los que se prevé que estos tramos entren en servicio. Será a lo largo de 2011, mientras que el resto de los tramos en obras irán finalizándose progresivamente, también sin concretar fechas.

La Autovía del Cantábrico llega en la actualidad al municipio lucense de Barreiros. De ahí y hacia el Oeste, todos los tramos están aún en obras hasta Villalba. La previsión del Ministerio de Fomento es que en los dos próximos años vayan entrando en servicio los tramos Barreiros-Vilamar, Vilamar-Lourenzá, Lourenzá-Mondoñedo, Careira- Abadín, Abadín-Castromayor, Castromayor-Touzas y Touzas-Villalba. En total, algo menos de 50 kilómetros de trazado que deben salvar importantes dificultades orográficas, especialmente en la zona de Mondoñedo. El tramo Ribadeo-Reinante entró en servicio en mayo de 2007, y Reinante-Barreiros lo hizo en noviembre del año pasado. Villalba-Regovide está listo desde junio de 2007; Regovide-Abeledo desde junio de 2007 y Abeledo-Baamonde desde marzo de 2008.

Sólo hace unos meses, a finales del año pasado, la Xunta indicaba que Galicia ya tendría lista toda la autovía para el año que viene, con lo que la comunidad vecina adelantaría al Principado en cuanto a plazos de finalización de obras. Ahora de nuevo se barajan nuevas fechas y el ritmo se iguala en las dos comunidades.

A todo ello se suma la llegada de un gallego al Ministerio de Fomento, José Blanco, que ya ha ha pedido comparecer en el Congreso de los Diputados para dar a conocer las líneas que guiarán la actuación de su departamento. El nuevo titular del Ministerio ha subrayado su intención de favorecer «la estructuración de las comunicaciones españolas en red», dentro de las que entraría la Autovía del Cantábrico.
Comentarios (0) - Categoría: Revista de prensa - Publicado o 12-04-2009 19:28
# Ligazón permanente a este artigo
Forges trata mal a Mondoñedo?
Onte á noite recibín unha inesperada chamada telefónica dun amigo de Mondoñedo que reside en Canarias por cuestión laborais para informame sobre o contido dunha viñeta de Forges que se publicaba nun xornal insular. Polo que me describíu había un diálogo entre dous persoaxes no cal un informaba a outro da actuación da "Sinfónica de Mondoñedo" dentro da programación cultural dunha cidade -imaxino que canaria ou que non o importa o lugar-. O interlocutor contestaba algo así como que era mellor quedarse na casa dada a baixa calidade do concerto.
O amigo chamou indignado, con toda a razón do mundo cando algo senta mal.
Non é a primeira vez que Forges inclúe a Mondoñedo nas súas viñetas. Entre outras cousas este humorista gráfico ten orixes galegas, da Fonsagrada concretamente e estivo presente no Mercado Medieval de Mondoñedo que se celebrou en Madrid na Praza de Tirso de Molina a finais de xaneiro do ano 1999.
Creo que nalgunha ocasión anterior as referencias a Mondoñedo eran máis positivas. O certo é que estiven intentando buscar esas viñetas, incluso na web do fonsagradino, pero non as din atopado.
Desde aquí quero sumarme á indignación do amigo que me prometeu que intentaría porse en contacto co xornal no que se publicou a viñeta para facer saber o seu malestar.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 08-04-2009 12:56
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
Fran Bouso - Mondoñedo T.I.C.



Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0