A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

VALPARAÍSO

RSP era un namorado do mar. Naceu nun pobo mariñeiro, e os seus inicios no mundo do traballo foron tamén como mariñeiro. Xa de emigrante andivo tamén embarcado.
Basta ler este breve texto escrito uns días antes do que publicamos hoxe para percibilo: "Aquí estamos frente al mar. Dos años hacía que nuestros ojos y nuestro espíritu, no se posaban sobre su ingente grandeza azul. Y teníamos de ausencia, hondas saudades. Por eso lo hemos sentido y presentido, desde lejos, como una esperada y amable caricia. Su aire sutil, salobre y yodado, vino a nuestros labios, a nuestros oídos y a nuestros pulmones, como un mensaje de salud y de euforia, hasta el compartimento del tren, crujiente y escarrancado, como vil artefacto que es de tierra adentro... Mar amigo, maestro en aprendizajes de azul y de infinito,...Ruta y camino para todos los mundos, y para todos los hemisferios, todos y para todos, ahí te va mi salutación..."
Na descripción que fai de Valparaíso agroman algunas destas sensacións...


18 de febrero de 1944

VALPARAÍSO ES EL MAR

Por Ramón Suárez Picallo

Cuando un ciudadano con cierta emoción universal, residente en Santiago, anuncia ?que se va al mar?, todo el mundo sabe a donde va: a Valparaíso, sin duda alguna. Por algo, la hermosa ciudad, es llamada, por antonomasia, ?el puerto?. Como idea, ?Puerto?, es algo más limitado que mar; pero da, no obstante, la impresión cabal de las dos cosas para todo chileno.

Si el viajero dijese ?voy a la playa? o ?voy de veraneo a la costa?, la cosa habría variado. Surgirían los nombres de cien playas, pueblecillos, puntas y caletas, en que es opulento este largo y magnífico Litoral de Chile, ahora, en la plenitud de sus galas mejores.

No siendo así, ?el mar? es Valparaíso. Lo es, por el aire de su atmósfera; por el espíritu de sus ciudadanos; por el trajín, a la vez plácido y dinámico, de sus actividades; por la amplitud de sus calles y el olor salobre de sus plazas; por ese ?tono y matiz?, que tienen todas las ciudades ?oceánicas?, es decir aquellas que están situadas en las orillas de los Océanos, distintas de las que lo están a la vera de los mares interiores, ?charcos donde lavaron sus trapitos, las viejas civilizaciones? ?como diría un humorista antimediterráneo-.

Valparaíso es, en efecto, el optimismo de lo nuevo; el extremo Occidente, empeñado en darle hasta a la luz del sol una nueva trayectoria; puede que en el mundo americano que viene, sea esta ciudad uno de los centros más vitales del mar de Balboa, como inicio de rutas y caminos y la luz vaya, de aquí para allá. Valparaíso es la modalidad chilena más universalista, y más abierta sobre el mundo. Conocimos el puerto y la ciudad, por vez primera, en 1923; después entramos, por mar, en ella en 1941, casi a medianoche. ¿Qué ciudad es ésta? ¿Vigo? ¿Madeira? ¿Constantinopla? Su lucerío, colgado en las casas de los cerros, tiene un poco de todo, incluso de la sin par Río de Janeiro. E incluso, sus gentes, como las de todas las similares, se sienten hijas de su paisaje y de su luz. Están de pie, y marchan hacia todas partes, trátese del mar, del llano de la Cordillera. De ahí que para el observador forastero, existan, en el progreso, en el adelanto y en la espiritualidad de Valparaíso más de 100 años, en los últimos 20 transcurridos en todo: en la impecable elegancia de sus mujeres, en la presentación de la vidrieras de sus comercios, en la limpieza de sus calles y plazas, en la pulcritud de sus bares y restorantes y en el tono general de la vida ciudadana toda.

Se tiene dicho, con mucha justeza, que hay en el mundo la clasificación fundamental de dos espiritualidades: la de los hombres que ven el mar todos los días, y la de los que nunca ven el mar. En Valparaíso y Santiago, están, por lo que a Chile se refiere, representadas las dos. Un porteño, muy agudo y muy culto, con quien comentábamos la diferencia, nos hizo así la definición:

-En Valparaíso, la gente, trabaja, piensa y se mueve, de cara al mundo; en Santiago, la mayor parte de lo que se hace y se piensa, es con vistas a la Moneda. Como usted ve ?agregaba? trátase de distintos panoramas; limitado el uno, y limitadísimo, el otro.

Otro día, con más vagar, trataremos algunos aspectos de la vida porteña. Hoy recordaremos a cierto viejo campesino, que nunca había salido de su valle natal y tuvo que hacer un día un viaje de 20 kilómetros a la capital de la provincia. Volvió maravillado, proclamando, a voz en cuello, por todo su distrito rural, que ?nada ilustra tanto como los viajes?. Y eso, que la ciudad, que él visitara, no tenía mar, como lo tiene Valparaíso.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 18 de febreiro de... 1944)
Información sobre Valparaíso
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Pobos, cidades e lugares - Publicado o 18-02-2010 01:44
# Ligazón permanente a este artigo
SAN GABRIEL PATRONO DA DIPLOMACIA ESPAÑOLA (EN 1949)
Noticia pintoresca, como a define RSP, é esta que da pé a que comente a relación que hai entre o arcánxel Gabriel e a función a desempeñar polas persoas que están neste ministerio español.
Unha vez máis RSP da unha nova lección de cultura xeral ao respecto informando sobre a función que este persoeiro tivo nas crenzas xudeo-cristiá e islámica e aclarando o por que da decisión ao respecto do goberno español aparte do pintoresca que se considere...
Curiosamente a prensa da época faise eco desta iniciativa do goberno español


17 de febrero de 1949

EL ARCÁNGEL GABRIEL Y LA DIPLOMACIA

Por Ramón Suárez Picallo

Días pasados se anunció que el gobierno de Madrid ha puesto sus relaciones exteriores bajo el amparo, patrocinio y advocación del Arcángel San Gabriel. En un decreto todo atiborrado de gerundios, publicado en el ?Boletín Oficial?, se ordena a todos los funcionarios consulares y diplomáticos, españoles, de dentro y de fuera del escalafón, a atenerse estrictamente a lo dispuesto, en el sentido de honrar y mandar honrar, con toda solemnidad y pompa, a tan alto y distinguido patrono celestial, desde el palacio madrileño de la Castellana hasta el más remoto viceconsulado de la Oceanía. Mientras tanto, se ha solicitado, también oficialmente de la Santa Sede Romana el permiso canónico de rigor, para usar el nombre del bienaventurado Arcángel, en los papeles de la Cancillería, más allá y por encima del Señor Martín de Artajo.

La noticia, dada con cierto aire de noticia pintoresca, propia de España, ha metido en mucho aprieto a una gran cantidad de gentes ignaras, indoctas y algo peladoras, que no hallan la relación que puede haber ?y que realmente hay- entre Gabriel el Arcángel, y la Diplomacia, el Derecho Internacional y la misión conocida de las embajadas y de los embajadores ante los Estados y los Gobiernos que no son los suyos. A esclarecer sus dudas van estas líneas de comentario, aprobatorias -¡sólo por esta vez!- del acuerdo y la decisión madrileña, exaltadora del Arcángel diplomático.


HISTORIA DIPLOMÁTICA DE GABRIEL

Como sabemos todos los grandes eruditos, Gabriel, quiere decir hombre de Dios, destinado y predestinado para especiales misiones, mientras que Arcángel es una categoría ?sui generis? en el protocolo de la Corte Celestial; un término medio entre Príncipe y Primer Ministro, o sea, como quien dice, un embajador extraordinario en la jerga de nuestros días.

Pues bien, tal misión la desempeñó admirablemente Gabriel, desde los tiempos más remotos, véase su ?curriculum vitae? al respecto: cuando Dios creó el mundo, el Arcángel era ya un personaje de pro en las altas esferas creadoras. El Padre eterno lo mandó bajar a la tierra pidiéndole que le llevase un puñado de arcilla de la Creación para comprobar su calidad. La misión fue cabalmente cumplida. Después que Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso, el Señor, que en el fondo, seguía estimándolos, a pesar de su desobediencia, mandó a Gabriel para que los consolase y les enseñase a trabajar la tierra, a viajar y a otras industrias más o menos placenteras. Más tarde, fue el mismo Arcángel, embajador de malas nuevas: le anunció a Noé el famoso Diluvio y lo instruyó para construir su barca en forma de arcón, aconsejándole a la guarda de las parejas de bestias que se salvaron de la acuática catástrofe; fue, asimismo, mensajero y algo ejecutor de las iras divinas en la destrucción de Sodoma y Gomorra, las ciudades malditas por sus inconfesables pecados.

Los Patriarcas judíos y los profetas anunciadores, fueron también visitados por Gabriel y enterados por su intermedio, acerca de los altos designios de quien todo lo podía en los cielos y en la tierra. Pero es en las vísperas de la leyenda cristiana, cuando este gran Embajador vitalicio y extraordinario, logra su más alto prestigio diplomático. Se le presentó una tarde a la Virgen María, interrumpiéndola en sus sencillas tareas de hilar y lavar telas, y le dijo a boca de jarro: ?Soy enviado de Dios y en su nombre le anuncio que de tus entrañas nacerá el Salvador del mundo. Él ya vive en ti, y tú le darás vida y lo criarás?.

Hubo una discusión tremenda entre el anunciador y la Virgen destinada a ser madre, y todo se resolvió en un divino soplo, con la presencia de una paloma simbólica. Muchos siglos después, un Concilio Católico famoso, proclamó el dogma de la virginidad de María, madre de Jesús de Galilea, a base de estas palabras: ?Dios ha dicho: quiero crear un hijo sin padre, naciendo de una mujer que nunca haya conocido varón?? y estas otras: ?yo soy la esclava del señor; hágase en mí su voluntad, según su palabra??


UNIVERSALIDAD

Mas no es sólo en la Historia del Viejo y del Nuevo Testamento, donde actúa, como diplomático insigne, el Arcángel famoso. Cuando en los desiertos de la Arabia, aparece Mahoma, levantando su estandarte verde, dispuesto a no dejar vivo un solo cristiano sobre toda el haz de la tierra conocida, renace la figura del Arcángel aconsejando al falso profeta. Los textos sagrados musulmanes le llaman Ruhi Emin, o sea el Espíritu Fiel y lo presentan como un mancebo gigante todo vestido de blanco, cubierto de perlas sus vestidos; de faz sonrosada, cabellera rubia y abundosa, trenzada de una manera particular; frente majestuosa, dientes blanquísimos como la nieve más pura, y todo él cubierto con quinientos pares de alas para volar. Y todo este atuendo, para quitar de sus cabales al barbudo anunciador de un nuevo Dios.

De tal guisa se le presentó al Profeta Mahoma y lo llevó por los aires, desde La Meca a Jerusalén, en una sola noche, para demostrarle que su Alá, sus profecías y el mismísimo Corán, no pasaban de ser una fantasía poética y alucinada propia de los hombres de tierras áridas, calientes y soleadas que buscan en el firmamento los bienes y los dones que no pueden hallar a ras del suelo, seco y arenoso del desierto. Desde entonces, no se supo más nada del Arcángel Gabriel. Pero con lo sabido hasta allí, basta y sobra para que una nación, cuyos teólogos esclarecieron los dogmas más intrincados de la Iglesia, antes de resolver sus propios problemas internos lo proclame Jefe Patrono, Abogado y Consejero Técnico de sus relaciones exteriores, ya que los diplomáticos de estos tiempos no alcanzan ni a darle agua en las manos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 17 de febreiro de... 1949)
Sobre o arcánxel Gabriel
hemeroteca de ABC
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 17-02-2010 00:47
# Ligazón permanente a este artigo
A ÁGUIA CAUTIVA

RSP amosou sempre un respeto e coidado pola natureza -aínda cando as palabras ecoloxista, natureza ou medio ambiente non se usaban na linguaxe dos anos 50. Percíbese unha sensibilidade especial cando está a falar sobre elo.
Pero cando son as aves ou os paxaros o motivo da súa reflexión remata sempre co que para el representan: A liberdade "símbolo de las soberanías libres, de los grandes predios azules, sin linderos ni hitos, heraldo y blasón glorioso de la libertad" por elo, ver un paxaro nunha gaiola ou a águia que está a comentar representa o "símbolo de los que sufren esclavitud física, moral y espiritual, sin poder defenderse frente a los roídos de envidia, ante los que aún gozan de libertad."


16 de febrero de 1950

EL ÁGUILA CAUTIVA


Por Ramón Suárez Picallo

Acabamos de contemplar, con profunda emoción la fotografía de una preciosa águila real, caída en el Zanjón de la Aguada, después de una ruda lucha aérea con tres tinques, cansada y algo maltrecha. Es un magnífico ejemplar de su noble estirpe, de un metro 55 de largo por 0.50 de alto, de inmensas alas, que señorearon los espacios libres sobre estas tierras de águilas y cóndores y de gentes amigas de la libertad.

Rodea en la foto al ave vencida el grupo de personas que la capturó, aprovechando su cansancio y su fatiga; son obreros, empleados y capataces de una gran Fábrica, viéndose contentos de su triste hazaña liberticida. ¡Ahí es nada hacer prisionera, cautiva, esclava, encerrándola en una infame prisión a una noble criatura alada, que miró desde las ingentes alturas de montañas y cordilleras cómo se arrastran, cómo reptan sobre la superficie de la tierra baja los que se llaman a si mismo reyes de la creación!.

Por eso no podemos reprimir un invencible sentimiento de repugnancia y de antipatía para los que hicieron prisionera al águila, olvidándose de que ella es el símbolo de las soberanías libres, de los grandes predios azules, sin linderos ni hitos, heraldo y blasón glorioso de la libertad, siempre cerca de Dios que nos dio el bien inestimable del libre albedrío. Y por eso, también, contemplando la cabeza del noble animal, indignado, furioso, en un gesto de excelsa iracundia, se nos van a él el corazón angustiado y los ojos humedecidos; porque es, en nuestros días, un símbolo; el símbolo de los que sufren esclavitud física, moral y espiritual, sin poder defenderse frente a los roídos de envidia, ante los que aún gozan de libertad. Deseamos, pues, para el águila cautiva una pronta muerte, antes que una vida de encierro en el Zoológico. Porque para las águilas, como para los grandes espíritus, la muerte es mil veces preferible a la esclavitud.



(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 16 de febreiro de ... 1950)

Este artigo aparece na escolama de La Feria del Mundo editado polo CCG no ano 2008
La Feria del Mundo (páx.366)
Sobre aves cautivas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Natureza e Medio Ambiente - Publicado o 16-02-2010 01:34
# Ligazón permanente a este artigo
AS SOCIEDADES GALEGAS NA EMIGRACIÓN EN 1925. Suárez Picallo sindicalista na Arxentina (7)
RSP, importante lider sindicalista na Arxentina, xa con trinta anos nas costas e curtido tras doce como emigrante, entra en contacto coa colectividade galega e observa e critica duramente o funcionamento das sociedades e aos seus dirixentes pola maneira de actuar e o seu escaso compromiso. Sí, hai loanzas a "Federación de Sociedades Gallegas Agrarias y Culturales en virtud de haber vislumbrado en ella, desde su iniciación, un deseo vehemente de dar a las actividades de los gallegos emigrados nuevas orientaciones, en consonancia con la hora histórica de la Humanidad, que se debate en los dolores angustiosos, precursores de un parto social, de un nuevo mundo de amor en la paz y en el trabajo..."
Nestes anos, por medio de Céltiga, El Despertar Gallego e El Correo de Galicia iníciase o seu achegamento e compromiso co mundo da emigración e con Galicia como teremos ocasión de ver ao longo dos seus escritos...
Tal día como hoxe,15 de febreiro,...de 1917, temos constancia do primeiro artigo coñecido e publicado por RSP na Arxentina e do que incluimos o enlace ao pé.



15 de febrero de 1925

IMPRESIONES
(1)

Por RAMÓN SUÁREZ

Confieso antes de nada, que he tenido siempre un concepto pobrísimo de las sociedades regionales existentes en Buenos Aires. La carencia de una orientación ideológica que permite hacer muy buenas migas a un monárquico carlista con un republicano socialista; la indiferencia suicida de nuestras sociedades frente a problemas que atañen a la libertad y al derecho de la patria lejana; esa máscara hipócrita de ?prescindencia? en materia política y social, bajo la cual se oculta siempre el espíritu conformista con todo lo existente, por detestable que sea; el patrioterismo morboso de muchos caciques de la colectividad, enriquecidos a fuerza de explotar compatriotas, cuando no a costa de procedimientos aun más indecorosos, que ha llevado a muchas instituciones a aplaudir todo lo nuestro sin combatir lo malo que en lo nuestro hay; y por último, esa manía del exhibicionismo, tan arraigada en nuestra colectividad, que un presidente o un secretario de sociedad española, constituye todo un modelo de hombre vacuo, amanerado, ñoño y ridículo que se cuadra ante el espejo una hora para ensayar la manera más prosopopéyica de decir en la reunión o en la fiesta de la noche la más insulsa tontería con pretensión de sentencia salomónica. Tales características, peculiarísimas en los taberneros enriquecidos y en los horteros habilitados, convertidos en hombres ilustres, en su calidad de dirigentes de la colectividad, me hicieron mirar, si no con antipatía, por lo menos con indiferencia a la mayoría de nuestras sociedades regionales. A mi entender constituyen la negación más absoluta de la recia estirpe de los hijos de Breogán, cantada en versos plenos de virilidad por los excelsos Curros y Pondal.(2)
Excuso decir que tal concepto no reza para con las sociedades regionales, que con todo entusiasmo, con esfuerzos dignos de todo elogio, mantienen en el curruncho que vio nacer a sus asociados, esos simpáticos templos de cultura que se llaman escuelas laicas, máxime si en ellos, además de no enseñarles a los niños los dogmas religiosos, se les inculca valor cívico, altivez ciudadana y un sentimiento permanente de amor a la libertad y a la justicia social. Ni reza tampoco con las sociedades consagradas a la emancipación de nuestro noble y maltrecho labrador, víctima del cacique, del foro y de la curia, después de luchar afanoso un año y otro año, queda siempre como decía Curros,

Sin pan pros seus fillos
Nin grau pra semente

Esas sociedades que abren sus fiestas a los acordes vibrantes de ?La Internacional? o de ?Hijos del Pueblo?, en vez de hacerlo con un pasodoble torero o con un shimmy epiléptico, mereciéronme siempre el más alto aprecio y la simpatía más decidida.
Es por ello que he seguido con vivísimo interés la labor de la Federación de Sociedades Gallegas Agrarias y Culturales en virtud de haber vislumbrado en ella, desde su iniciación,(3)un deseo vehemente de dar a las actividades de los gallegos emigrados nuevas orientaciones, en consonancia con la hora histórica de la Humanidad, que se debate en los dolores angustiosos, precursores de un parto social, de un nuevo mundo de amor en la paz y en el trabajo. Y aquel interés convirtióse en simpatía ?y aun en admiración? al conocer los resultados de su último Congreso y las soluciones, por él propuestas a los trascendentales problemas relacionados con la vida del pueblo gallego que trabaja y que sufre hambre y sed de justicia y de bienestar.
Creo que ha llegado la hora de las definiciones terminantes. Socialmente, los indefinidos, los términos medios, representan el mismo papel y producen la misma impresión que en el orden individual, esos raros ejemplares que, por una aberración de la Naturaleza, no tienen sexo definido, no pertenecen a ninguno de los dos en que está dividida la especie humana, es decir, que ni son hombres ni mujeres.
En este sentido, la Federación ha definido perfectamente su posición. En la contienda secular que se desarrolla entre los que oprimen y los que son oprimidos, está al lado de los últimos; y en la actualidad es la única entidad representativa de los emigrados gallegos que, de paso que ganan el sustento con el sudor de su frente, aportan su esfuerzo generoso y desinteresado al bienestar moral, intelectual y material de los seres queridos y al engrandecimiento de la colectividad, con que se compartieron las alegrías y las angustias de la infancia y del destierro.
De una visita que accidentalmente hiciera a su local social, he recogido la impresión de que es lo único, dentro de la colectividad, que vive, que se mueve, que se agita, al impulso de ideales.
Aquí una discusión vehemente, entusiasta, acerca de la mejor manera de arrojar a puntapiés el gobierno tiránico que ultraja a España; acullá una numerosa asamblea, donde se estudia el destino más inmediatamente, necesario, a los cuartejos reunidos a costa de muchos sacrificios; en el otro lado una comisión ensimismada en el examen de los documentos, donde constan los gastos de la escuela, clavados como una paloma blanca, o como una antorcha luminosa en medio del valle donde se cazaron grillos y se cogieron flores. Por todos lados hombres de trabajo que roban horas al descanso, confundidos en fraternal consorcio y en común esfuerzo, por un noble y generoso ideal de libertad.
Miré por todos lados y no vi ninguno de esos ejemplares odiosos de cacique, que con su enhiesto bigote untado de cosmético esperan la llegada del fotógrafo, anhelantes de que sus hueras humanidades figuren al otro día en los ?papeles?.
Y salí del local contentísimo, con ganas de gritar el verso de Pondal:

A lus virá para a Caduca Iberia
dos fillos de Breogán.



(Artigo recopilado por Hernán Díaz e publicado no xornal, El Despertar Gallego, o día 15 de febreiro de ... 1925)



1. El Despertar Gallego, año IV, n° 46, 15 de febrero de 1925, pg. 2.
2. Manuel Curros Enríquez (1851-1908), poeta gallego nacido en Celanova, Orense. Su poesía tiene un estilo combativo y expresa sus ideas renovadoras y liberales. El socialismo español, particularmente en la emigración, lo prefería al tono doloroso y dulce de Rosalía de Castro. Suárez Picallo le dedica un texto, incluido en este volumen. Eduardo Pondal (1835-1917), poeta central del regionalismo, autor de Queixumes dos pinos, cuyo poema ?Os pinos? conforma la letra del himno gallego.
3. La Federación de Sociedades Gallegas se había constituido en septiembre de 1921, aunque sus primeras formas organizativas se remontan a un año antes. El periódico El Despertar Gallego sale a la calle en enero de 1922.

Primeiro artigo de Ramón Suárez Picallo na Arxentina
Comentarios (0) - Categoría: Textos históricos - Publicado o 15-02-2010 00:56
# Ligazón permanente a este artigo
DIEGO DE ALMAGRO
Ramón Suárez Picallo, lembrando o paso do descubridor na zona de La Ligua (preto de Valparaíso) preséntanos, no día de hoxe, a vida deste esquecido manchego de nacemento e infortunado descubridor de Chile.
Comenta a anécdota que, cando na II República se lle quixo facer unha homenaxe en Almagro, apenas si se atopaban referencias e houbo que recurrir a documentación chilena e peruana.


14 de febrero de 1948

DON DIEGO DE ALMAGRO


Por Ramón Suárez Picallo

El día 15 del mes que cursa, se realizará en La Ligua, un acto recordatorio del paso y repaso, por aquel lugar, de don Diego de Almagro, primer descubridor de Chile, infortunado milite de las huestes conquistadoras de esta nueva América. Triple infortunio el suyo, porque fracasó rotundamente en los tres aspectos esenciales de su personalidad: hombre tosco, de modesto origen, llevaba en el morrión de su espíritu, la generosidad de los hombres de su nativa tierra Manchega, dada a la amistad sin reservas: y fue traicionado, ultrajado y ahorcado en el Cuzco, por el que fuera su socio de aventura, considerado por él, el mejor de sus amigos; ambicioso de inmortalidad y de gloria, se lanzó tierras abajo en busca de la comarca austral del Continente virgen ?Chile- que se le presentó desértico, árido e inhóspito y, quizá, por impaciencia excesiva o por no haber llegado bastante lejos en su viaje, tuvo que volverse al Perú derrotado y pesimista para hallar allí, poco después, muerte infamante; por último es quizá Almagro, el menos conocido y agasajado en su propia tierra de todos los españoles que formaron parte de las expediciones descubridoras y conquistadoras. A tal punto que, cuando el gobierno Republicano español, de acuerdo con el representante diplomático de Chile en Madrid, acordaron tributarle un homenaje, tuvieron que revolver Roma con Santiago, para hallar en la propia ciudad de Almagro, perteneciente a la Provincia de Ciudad Real, vestigios, noticias o recuerdos de su hijo esclarecido. La documentación chilena y peruana, sirvieron para salvar la laguna histórica y hoy la villa manchega, famosa por sus encajes, tiene una de sus principales calles bautizada con el nombre de Don Diego, el primer descubridor de Chile. Y es que el amigo de Pedrarias, de Vasco Núñez de Balboa y de Francisco Pizarro fue protagonista principal y vencido, de la primera guerra civil entre españoles, producida en América. Su razón, o la razón de sus adversarios, en la ruda contienda fratricida, importan poco; lo que importa, a los efectos de la glorificación histórica, es el haber sido vencido o triunfador, y Don Diego de Almagro no pudo sumar ningún triunfo en su vida al origen oscuro y humilde de su cuna. Pero todo esto lo suple el claro y generoso entendimiento de los historiadores chilenos que recuerdan al primer español que tripó sus tierras y pronunció sobre ellas la oración, la protesta o la blasfemia en la profunda lengua castellana. Y éste se llamaba Don Diego de Almagro, paisano ilustre de Don Quijote de la Mancha.


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile o 14 de febreiro de ... 1948)
Biografía de Diego de Almagro
Descubrimiento de Chile
La Ligua
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 14-02-2010 09:48
# Ligazón permanente a este artigo
Breve historia de Sada (IV)
M. Pérez Lorenzo


4. Idade Contemporánea

A Idade Contemporánea suporá a creación do actual municipio de Sada, xa que con anterioridade as parroquias que hoxe o compoñen non gardaban ningunha vinculación político-administrativa entre si, máis que a de pertenceren á Xurisdición de Miraflores. A aprobación da Constitución de Cádiz no 1812 e a posterior actividade lexislativa das Cortes supoñen a implantación unha nova división administrativa e a creación de novas institucións territoriais. É entón cando nace o Concello de Sada, con vixencia ata o retorno do monarca absolutista Fernando VII no 1814, e integrado na provincia única de Galicia. Tras un breve intervalo, o do Trienio Liberal (1820-1823) no que Concello volve a existir, será definitivamente organizado no 1836, coa aprobación o 6 de xuño da división municipal pola Deputación da Coruña, e coa segregación de Lubre, antes adscrita a Sada e agora a Bergondo. Encadrarase no partido xudicial de Betanzos e na provincia da Coruña. Comeza pois a existir unha política municipal, á marxe xa das institucións xurídicas e políticas do Antigo Réxime.

Na Guerra de Independencia contra as tropas napoleónicas, durante a cal recobraron as súas funcións defensivas as baterías de Fontán e Corbeiroa, Sada desempeñou un papel significado, se damos por certas as palabras de Manuel Lugrís Freire. Un episodio da mesma tivo lugar na vila, cando o rexedor de Miraflores Rafael Colmelo afundiu a lancha na que transportaba á outra marxe da ría a un grupo de franceses, sacrificando a súa vida e evitando así unha concentración de tropas na posterior batalla de Ponte Sampaio[1]. Asemade, foi durante a ocupación francesa cando se constituíu en Osedo e Mosteirón unha sociedade gandeira, a máis antiga da que se teña coñecemento en Galicia. Os veciños de ambas parroquias uníanse para procurar o mutuo amparo, ?con motibo de la extracción que de tiempos a esta parte se haze de toda clase de Ganados Bacunos para el consumo y manutención de los ejércitos y aun otros que mueren de muerte natural?, acordando indemnizar aos prexudicados en proporción ás súas perdas[2].

Durante a primeira metade do século XIX, desenvolveranse as institucións municipais, das que temos escasa información, xa que os primeiros libros de actas conservados datan do 1849. A casa consistorial estaba situada na parroquia de Mondego, onde tiñan a súa residencia ou as súas quintas de recreo familias de gran influencia, o que suscitará protestas e altercados.

A política municipal obedecía entón aos cambios que se producían a nivel estatal, vía alzamento militar ou vía eleccións. Así, coa Revolución de 1868, que puña fin ao período isabelino, constitúese en Sada unha Corporación democrática, cun republicano, Salvador Casanova Martí, como alcalde. Posteriormente, durante a I República, asumirá o mando o republicano federalista Casimiro López Gándara, co que o municipio participará no movemento cantonalista, declarando a súa independencia do estado e dotándose dunha milicia propia, os ?voluntarios de la República?, que serán finalmente dobregados polas forzas estatais, ficando como alcalde o conservador Francisco Posse Nicolich.

A Restauración borbónica ocasionará o asentamento do modelo de turnismo político, no que dous partidos principais, Liberal e Conservador, alternaranse no exercicio do poder con algúns intervalos de gobernos republicanos. Destacarán alcaldes como Antonio Domínguez Fariña, Ángel López Vidal ou Jaime Casanova Miravent.

Tamén xurdirán os primeiros movementos sociais organizados. Na primeira década do século XX crearanse as primeiras sociedades agrarias e mariñeiras, e chegará a Sada o movemento solidario, impulsado por Lugrís Freire, e que no municipio adquirirá un carácter anticlerical e anticaciquil. Xa nos anos dez fundaranse algúns sindicatos de tendencia anarquista, así como numerosas asociacións recreativas e culturais.

Os anos vinte suporán para Sada unha época de avances, ao establecerse, logo da construción da liña de tranvía que a unía coa capital herculina, como o principal lugar de recreo e veraneo de numerosas familias coruñesas. Ademais, a actividade das fábricas conserveiras estaba en plena puxanza. As ofertas de lecer aumentarán, coa creación de salóns de baile, cines, restaurantes... E ata o entramado educativo verase notablemente reforzado grazas á obra dos emigrantes sadenses en New York, que financiarán a construción das escolas laicas de Sada y sus Contornos[3]. De feito, foi o de Sada un territorio de emigración extraordinaria, con destino principalmente a Cuba, Arxentina e sobre todo EEUU, lugar de residencia do 84% dos sadenses que estaban emigrados á altura do 1935[4]. Nos anos 10 e 20 verán luz varias publicacións periódicas, entre as que destaca a revista Mariñaña[5].

Da prosperidade que se adiviñaba nesta época dános unha boa idea o seguinte texto de Manuel L. Freire-Calvelo:
Sada es una villa que se moderniza y prospera sensiblemente de día en día. A la belleza de la ría, comparable a los lagos suizos e italianos, une el modernísimo espectáculo de los chalets y casas de quinta y de recreo que por doquier surgen como caprichosos monumentos que adornan un inmenso vergel.
La línea de tranvías eléctricos que la une a La Coruña, pone a las mariñas y a su villa en continuo contacto y convivencia con la capital de Galicia [?].
Qué jaleo, que barullo, que incesante movimiento, qué ir y venir, los domingos, del paseo de los muelles a las avenidas de Barrié de la Maza y Progreso a los salones de bailes y teatro ?Moderno? y ?Español?. Luego a los conciertos de ?La Terraza? y ?Alameda?. De noche a los debuts y sesiones de cine de los salones ?Moragra? y ?Couceiro?. Por las calles no se puede andar: ríos de gentes, tranvías y autos. [?]
La vida es bella y el hermoso y templado clima de Sada invita a vivirla.
[6]

A chegada da II República suporá o reflorecemento dos movementos sociais, coa construción dun armazón sindical de inspiración anarquista que agrupaba a unha porcentaxe moi significativa da clase traballadora, e a creación de entidades societarias e partidos políticos de todas as cores. Ademais, Sada contará cun fillo seu nas Cortes, o deputado Ramón Suárez Picallo, notable xornalista e orador. O asociacionismo cultural gozará de gran puxanza, procurando achegar o coñecemento ás clases traballadoras. Neste sentido cabe destacar a actuación do Ateneo de Cultura Política y Social, presidido polo galeguista Xohán Antón Suárez Picallo.

A sublevación militar de xullo de 1936 porá fin a ese proceso de expansión a varios niveis, coa desarticulación do armazón societario e o exercicio dunha represión sen precedentes sobre a poboación civil. A economía resentirase profundamente, e producirase un descenso demográfico importante, desde os case 9.000 habitantes de 1936 aos apenas 7.000 con que contaba Sada en 1950. A vella residencia de Emilia Pardo Bazán, as Torres de Meirás, xunto cunha apreciable porción de terreo colindante, será adquirida por medios fraudulentos e coercitivos e doada no 1938 ao xeneral Franco, que a empregará como residencia estival[7].

Nos anos 40, como consecuencia do esmorecemento económico doutros sectores, terá o seu auxe a industria da produción de ladrillos e tellas, co funcionamento de preto dunha ducia de telleiras nas inmediacións do humidal das Brañas, de onde se extraía o barro. Será tamén a finais desa década, no 1949, cando o pintor e ceramista Isaac Díaz Pardo cree a fábrica de Cerámicas do Castro, no Castro de Samoedo, cunha produción que destaca a nivel internacional pola súa calidade e orixinalidade. Nos anos 70, asociados ás Cerámicas do Castro, nacerán o Museo Carlos Maside, que agrupa unha importante pinacoteca de artistas galegos contemporáneos, e Ediciós do Castro, unha das principais editoriais de Galicia.




[1] Lugrís Freire, M.: ?Pola Patria. Episodio da Guerra de Independencia en Galicia?, Revista Gallega, A Coruña, 01/05/1898.
[2] Núñez-Varela y Lendoiro, J. R.: ?Constitución de una sociedad ganadera en 1809?, Betanzos e a súa comarca, 10/2003.
[3] Gayoso Barreiro, M.: 1928-2008. Sada y sus Contornos. 80 aniversario da escola, Deputación Provincial da Coruña, A Coruña, 2008.
[4] Pérez Rey, N. e García-Rodeja Arribí, C.: ?Mulleres galegas na emigración: das Mariñas a Nova York?, Actas do VII Congreso Internacional de Estudos Galegos. Mulleres en Galicia. Galicia e os outros pobos da península. Barcelona 28 ó 31 de maio de 2003, Ed. de Helena González e M. Xesús Lama, Ediciós do Castro, AIEG, Sada, 2007.
[5] A revista Mariñana, que tirou un total de 26 números entre o 1925 e 1926, pódese consultar completa na páxina web do Concello de Sada (http://www.concellodesada.com).
[6] Freire-Calvelo, M.: ?Villas gallegas?, El Eco de Galicia, La Habana, 12/10/1926.
[7] Para máis información, pódese consultar o interesante blogue O pazo de Meirás (http://www.blogoteca.com/pazomeiras), que con gran acerto coordina e realiza Carlos Babío.
Historia sintética de Sada (I)
Historia sintética de Sada (II)
Historia sintética de Sada (III)
Comentarios (0) - Categoría: Historia local - Publicado o 13-02-2010 09:56
# Ligazón permanente a este artigo
LAMAS CARVAJAL
Con motivo do primeiro centenario do nacemento do ilustre e popular poeta cego, Valentín Lamas Carvajal, RSP escribe este artigo dende Chile, comentando os actos que están a preparar en Bos Aires a este orensano universal autor do "Catecismo do labrego" (1889) e do xornal "O tío Marcos da Portela" que saíu ao prelo un 7 de febreiro hai cento catro anos.
12 de febrero de 1950

EFEMÉRIDES LITERARIA
VALENTIN LAMAS CARVAJAL, EL POETA CIEGO DE GALICIA


Por Ramón Suárez Picallo

Manuel Curros Enríquez, Rosalía Castro y Eduardo Pondal, forman la gran Trilogía poética del renacimiento literario de Galicia en la última mitad del siglo XIX, después del apagamiento de la voz de los cancioneros galaico?portugueses de la Edad Media.

Curros fue la emoción política, civilista y republicana; Rosalía la ternura lírica, la emoción del dolor, la saudade hecha versos y Pondal el bardo de las profecías célticas, sonoras y rudas como el mar de su costa de Bergantiños.

Al lado de ellos humildemente floreció una porta de los llamados menores; Valentín Lamas Carvajal, que representaba en el gran ciclo, gracia popular, los decires amables y jocundos de la mocedad campesina, la ironía política de los refranes de los refranes y la actitud de los ciegos de catedrales y romerías, pues él, ciego también, los entendía como nadie. Y mientras los otros acumulaban libros que hoy, hacen antología, el ilustre ciego de Orense, publicaba en un periódico satírico que él mismo dirigía ??O Tío Marcos de Portela?? lo mejor de tu ingenio. Era uno hojilla volandera, impresa en papel de colores, que recorrió todas las ferias, fiestas y romajes de la región. Allí publicó su famoso ?Catecismo del labriego?, hecho a base de las mismas preguntas y respuestas del texto del Padre Astete. El célebre ?catecismo? del poeta ciego fue aprendido, cantado y recitado de memoria en toda Galicia, y se hicieron de él tirajes mayores de los cincuenta mil ejemplares, en los tiempos del catecismo de los Bugallal y de los Riestra, en época de elecciones.

Al revés de los otros poetas ?Rosalía, Curros y Pondal? que escribieron indistintamente en gallego y en castellano, Lamas Carvajal, escribió sólo en gallego; en un delicioso gallego popular, empapado de amor, de ternura y de gracia. Su amor, a la dulce había nativa, la expresa en estos versos.

?Fálame n?esta lingua amorosiña
que celestiales armonías tén;
Fálame na doce lingua da terriña
se é que me queres bén...?.

La trilogía antes citada se llamó el grupo de ?Los Precursores?. A comienzos de este siglo, apareció el de ?Los Continuadores?; Caballinas, Noriega Varela, Taibo, Lugrís Freire y Eladio Rodríguez y González, seguido ya de una elite de ensayistas, novelistas y críticos. Estos fueron los encargados de jerarquizar a Lamas Carvajal en el panorama literario de Galicia, colocándolo a la misma altura de sus tres grandes coetáneos. Alguien recogió cariñosamente sus versos e hizo con ellos un delicioso tomo; ?Espiñas, follas e flores? (Espinas, hojas y flores), nombre que adoptó después uno de los más perfectos coros populares de Galicia.

Por estos días se cumple el primer centenario de su nacimiento en la ciudad de Orense, y sus paisanos de todo el mundo le rinden por ello devoto tributo de homenaje. En Buenos Aires, el Centro Orensano, la Federación de Sociedades Gallegas, el Centro Gallego y la Asociación de Escritores y Artistas de Galicia, presiden el recuerdo de las efemérides.

Eduardo Blanco-Amor, comproviciano del poeta, fue encargado de hacer una selección de sus versos y prosas que será publicada a todo lujo, con ilustraciones de Castelao, Carlos Maside, Manuel Colmeiro y Luis Seoane, representantes de tres generaciones de artistas plásticos gallegos.

Además, está abierto un concurso literario sobre las siguientes bases, en el que pueden participar todos los escritores de España y de América:

TEMA UNICO: ?El pensamiento patriótico gallego.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 12 de febreiro de ... 1950)
Valantín Lamas Carvajal
Sobre o Tío Marcos da Portela
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galegos de sona - Publicado o 12-02-2010 10:06
# Ligazón permanente a este artigo
PRIMEIRA REPÚBLICA ESPAÑOLA
Nesta data, RSP lembra a proclamación da I República así como a sua corta supervivencia en España e analiza o por que da tal situación. Nunha breve síntesis presenta a realidade dos distintos países europeos, e comenta que, a pesares da sua brevidade, deixou unha semente que agromaria novamente uns 60 años máis tarde.
No segundo artigo, comenta a celebración no ano 1950, da efeméride no Centro Republicano de Santiago de Chile coa presenza da neta de Nicolás Salmerón.


11 de febrero de 1944

11 DE FEBRERO: LA PRIMERA REPÚBLICA ESPAÑOLA


Por Ramón Suárez Picallo

Tal día como hoy, del 1873, fue proclamada la Primera República Española. El suceso histórico, fue la culminación de un período de decadencia nacional, iniciado con el advenimiento al trono de España de las dinastías extranjeras de Austrias y Borbones. Con ellas comenzó España, una agonía, que sólo pudo atenuar, en ciertos instantes, el genio creador y heroico de su pueblo. La gran epopeya contra Napoleón, sólo fue posible, gracias a que desapareció ?entregado al invasor? el Estado y la Monarquía. En pocos países se dio, como en España, la definitiva incompatibilidad entre pueblo y gobierno; la rotunda antinomia, se mantuvo durante taodo el siglo XIX, hasta el destronamiento de Isabel II, el breve reinado de don Amadeo de Saboya, y luego la proclamación de la República de 73.

Las nuevas doctrinas de la Enciclopedia y de la Revolución Francesa, consagradoras de la soberanía popular, tuvieron entonces promulgación oficial en España, en la fórmula republicana de Gobierno. Causas que se examinan más adelante, determinaron su momentáneo fracaso; pero el gesto quedó en la Historia, sirviendo de ejemplo y punto de referencia no borrado aún hoy.


ESPAÑA Y EL MUNDO EN 1873

Cuando advino el nuevo régimen español, era el mundo un hervidero de ideas y un ingente taller de realización. Francia estaba comenzando a superar, con la consolidación de su Tercera República, la crisis revolucionaria que iluminara nuevos caminos, para el género humano. Italia se unificaba bajo leyes e instituciones liberales, después de anular el poder temporal de los Papas. La gran Reina Victoria de Inglaterra, daba los últimos retoques a un grande Imperio. En Alemania se abría el período de la ?Kulturkampf?. Los Estados Unidos de la América del Norte, restañaban las heridas de su guerra de sucesión, y de la Libertad de los esclavos, e iniciaban el período pionero sus grandes y maravillosas creaciones. Y las naciones libres de la América española, consolidaban, definitivamente, sus instituciones democráticas, hijas, en espíritu y en esencia, de los antañones fueros populares españoles.

En tal instante, nació la República del 73. No había sido traída a hombros de una emoción popular, como la de 1931. Surgió de una decisión parlamentaria, frente a dificultades de tipo dinástico. No se respaldaba sobre grandes partidos políticos, ni organizaciones obreras. No contaba con una sólida fuerza militar que la defendiese; por el contrario, la milicia, desquiciada por la práctica endémica de la guerra civil, del golpe de mano, y del ?pronunciamiento?, era su peor peligro, que habría de matarla.

Una Iglesia fanática, zafia y descreída, acostumbrada a conspirar contra el Estado, para mediatizar sus decisiones; una clase terrateniente semifeudal, y un incipiente capitalismo sin grandeza, sin iniciativa y sin conciencia política, se contaban también como enemigos del nuevo régimen, nacido con el sello de lo transitorio, y del ?mal menor?.

Sólo una gloriosa ?élite? de hombres ejemplares sostenía a la República; oradores, escritores, humanistas y maestros, admirables por su austeridad, pero escasamente políticos y mal avenidos entre sí, eran sus únicos devotos, apoyados por núcleos populares, inorgánicos y dispersos. Frente a ellos conspiraban día y noche los adictos del régimen caído, en espera de su oportunidad, que habrían de facilitarle, en buena parte, los mismos republicanos incapaces de ponerse de acuerdo acerca del perfil constitucional del Estado nuevo.

La República duró apenas un año durante el cual tuvo cuatro presidentes: Castelar, Pi Maragall, Figueras y Salmerón. Este último, renunció su cargo por no firmar el ?cúmplase? a una sentencia de muerte, pena que repugnaba a sus ideas filosóficas.

El general Pavia puso fin a la República, ocupando militarmente su Parlamento. Poco después, otro general, Martínez Campos, proclamaba en Sagunto la Restauración Monárquica en la persona de Alfonso XII hijo de la Reina destronada por Prim, en 1869.


SEMILLA Y EJEMPLO

Fugaz y todo, la República Española de 1873, dejó su semilla en el alma popular. La austeridad de sus hombres, el recuerdo de algunas de sus leyes, la creación de nuevos partidos políticos y de organismos obreros y culturales, y la labor de una generación de intelectuales democráticos, junto, todo ello, con una renovada cadena de errores de la persona reinante, fueron el riego de lo que habría de fructificar, en la mañana primaveral del 14 de abril de 1931

Siguiendo una tradición, religiosamente observada en España y en América, a lo largo de tres cuartos de siglo, los españoles de Chile, bajo el patrocinio del Centro Repúblicano de Santiago, rendirán, mañana por la noche, su homenaje a la Efemérides patria. A los hechos del 73, habrán de agregar otros hechos sobrevenidos después, frescos aún, en el dolorido recuerdo de las gentes. Hechos que determinan que la crisis nacional de España, sigue en pie, sin solución, agravada cada día que pasa.

Hoy como en 1873, el pueblo español, o mejor dicho, los pueblos de las Españas, no tienen otra salida para labrar su grandeza, que la de entonces: la forma democrática y republicana de Gobierno. Todas las otras que se busquen, serán inútiles y contraproducentes, porque no contarán con el apoyo de lo único que en España es eterno, fuerte, creador, generoso y heroico: el pueblo, único camino por donde discurren hacia la solución las grandes crisis históricas, sin arbitrarias componendas, sin extraños remedios ajenos a su genio y a su espiritualidad.

Como en 1873, en 1931 y en 1936, la Nación y lo Nacional, en España, sólo tienen una síntesis: La República. Sea ésta afirmación, el homenaje a cuantos en España, desde la Primera República hasta hoy, lucharon y murieron por defender la Libertad.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 11 de febreiro de ... 1944)


-------------------------------------------------


12 de febrero de 1950

EFEMÉRIDES ESPAÑOLAS


Por Ramón Suárez Picallo

Ayer, 11 de febrero, se celebraba una gloriosa efemérides política y democrática de España. La proclamación de su Primera República, hecho ocurrido en el año 1873, después de más de tres cuartos siglos de ruda lucha entre liberales y absolutistas.

Y en amable recanto democrático de la ciudad de Santiago de Chile, en la Casa del Centro Republicano Español, se reunió en torno a una mesa de almuerzo amable y bien servido, un grupo de personas dispuestas a evocar aquel acontecimiento.

Presidió el ágape, como en años anteriores, la señora Catalina Salmerón, de Agustín Cano, nieta de don Nicolás Salmerón, el ilustre filósofo, jurista y profesor que renunció a su cargo de Presidente de aquella república gloriosa, filosófica, intelectual y humanista, por no querer ponerle el ?cúmplase? a una sentencia de pena de muerte recaída en un soldado raso.

Hubo, naturalmente cariñosas evocaciones para don Emilio Castelar, don Francisco Pi y Margall y don Estanislao de aquel régimen fugaz, el cual, pese a su brevedad cronológica ?apenas de un año? hace hito histórico en la Historia política de España.

A los postres alguien preguntó:

¿Por qué los españoles nos reunimos para celebrar acontecimientos fracasados?

La respuesta saltó espontánea:

Porque tras de esos acontecimientos, fracasados y todo, está siempre latente un gran gesto moral. Y la República Española del 73, ante que una viable realización política material, fue un gran gesto moral de los hijos más ilustres de España, que se llamaban, entonces, Figueras, Salmerón, Pi y Maragall, Cristino Martos y Castelar.

Y es que por algo, cuando se habla de un grande y generoso gesto, se recuerda la frase del poeta: ?España y yo somos así, señora...?.

Es decir, que perdemos la causa y ganamos el gesto.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 12 de febreiro de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 11-02-2010 08:40
# Ligazón permanente a este artigo
Breve historia de Sada (III)
M. Pérez Lorenzo


3. Idade Moderna

Durante a Idade Moderna, as parroquias que hoxe configuran Sada estarán integradas na xurisdición de Miraflores. A poboación da vila e as súas inmediacións experimentará un notabilísimo ascenso entre a segunda metade do século XVII e o final do período, pasando de apenas un centenar de habitantes a máis de mil.

Pero ademais, os séculos XVII e XVIII supoñen o despegue económico de Sada. Grazas aos traballos de Antonio Meijide Pardo, coñécense con bastante profundidade as dúas grandes industrias que floreceron naquela época: a téxtil primeiro, e a da salga de peixe despois[1].

A primeira de ambas as industrias, que abarcaría o período comprendido entre os anos 1674 e 1762, foi impulsada polos flamencos Baltasar de Roo e Adrián Kiel. No 1674 fundarían unha fábrica de enxarcia e lona. Comezaron contratando maioritariamente a persoal especializado de orixe flamenca, para pronto incorporaren a boa parte da poboación sadense. A fábrica fornecía de teas e cordeis á Real Armada. Co obxecto de garantir a súa seguridade construiríanse as baterías defensivas de Fontán primeiro e Corbeiroa despois, que hoxe conforman o escudo de Sada. Esta puxanza crebaríase á morte dos fundadores, pois os seus descendentes non tiñan capacidades nin entendemento entre si para continuar á fronte. Finalmente, a propia Coroa fíxose cargo da fábrica, xa como Real Fábrica de Jarcia y Lona, revitalizándoa en gran medida. No entanto, no 1762 sería trasladada a Ferrol, nunha ría máis facilmente defendible ante un posible ataque marítimo de Inglaterra. Aproveitando o éxito da primeira fábrica, Roo e Kiel puxeron en funcionamento no século XVII outras dúas empresas similares: unha fábrica de mantelería e lenzos, surtidora así mesmo da Casa Real, introducindo o cultivo do liño en Galicia; e outra de panos, confeccionando produtos de excelente calidade.

Co declive da produción téxtil e o traslado da Real Fábrica a Ferrol, Sada sufriría un importante decaemento económico. É neste momento de crise cando se comezan a establecer un crecido número de empresarios ou ?fomentadores? de orixe catalá para desenvolver a súa industria da salgadura do peixe na nosa xeografía. Desde as últimas décadas do século XVIII e durante a primeira metade do XX levantarían as súas fábricas nos núcleos de Sada e, sobre todo, Fontán. A chegada dos cataláns a Sada supuña a recuperación dun sector produtivo fundamental na súa economía: o pesqueiro. Así, os denominados ?mareantes? pasaban a traballar para as fábricas de salgadura, asinando contratos que os vinculaban a elas. O nivel cuantitativo das producións sería realmente alto, aínda que os seus grandes beneficiarios serían os propios empresarios cataláns.

Nesta segunda metade do século XVIII residiu de xeito intermitente en Mondego, nun pazo da súa propiedade, o polígrafo ilustrado Joseph Cornide, promotor de diversas iniciativas de gran interese. Así, nas súas fincas de Mondego experimentará coa cría de vermes de seda e con diferentes cultivos, na súa intención de modernizar a agricultura galega[2]. Na vila de Sada tería establecido un teatriño no que se representaran pezas en galego, segundo transmite Leandro Carré[3].

A fonte máis completa e interesante para a Sada do século XVIII é o Catastro de Ensenada, que nos ofrece, entre outros moitos datos, información acerca da agricultura, un sector fundamental e ao que se dedicaba a práctica totalidade da poboación nas parroquias rurais e unha porcentaxe moi estimable na de Sada. Os cultivos máis estendidos eran os cereais e as viñas, cunha unha importante produción vinícola[4].




[1] Meijide Pardo, A.: ?Aportación a la historia industrial coruñesa: las fábricas textiles de Sada (1675-1762)?, en Revista do Instituto José Cornide de Estudios Coruñeses, nº 1, A Coruña, 1965, e ?La economía marítima de Sada y Fontán en la época precapitalista. Los salazoneros catalanes?, en Anuario Brigantino, Betanzos, 1995.
[2] Abascal, J. M., e Cebrián, R.: Los viajes de José Cornide por España y Portugal de 1754 a 1801, Real Academia de la Historia, Madrid, 2009.
[3] Carré Alvarellos, L.: ?Apontamentos para a historia do teatro galego?, Boletín de la Real Academia Gallega, nº 235-240, A Coruña, 01/10/1931.
[4] Unha lectura completa e analítica do Catastro de Ensenada poderá darnos no futuro unha visión moi completa da Sada de mediados do século XVIII.
Ver Historia sintética de Sada II
Ver Historia sintética de Sada I
Ver Historia sintética de Sada IV
Comentarios (0) - Categoría: Historia local - Publicado o 10-02-2010 13:57
# Ligazón permanente a este artigo
AS BALEAS

Aproveitando a noticia que, unha balea penetrou na bahía de San Francisco en California, e tamén o que fixeron as autoridades para conducila de novo ao mar aberto, RSP manifesta nestre breve artigo unha profunda estima por este mamífero mariño perseguido por tódolos mares do mundo e hoxe en día en perigro de extinción.


9 de febrero de 1948

ELOGIO DE LA BALLENA


Por Ramón Suárez Picallo


Todos cuantos en nuestras remotas mocedades hemos sido marinos en los dos grandes océanos del mundo , tenemos por la ballena una vivísima estimación. El enorme cetáceo tienen para nosotros la simpatía cordial que tienen los hombres grandes y gordos libres de todo complejo de inferioridad; un poco de tontaina y un mucho de bobalicona ?como la tonina, el delfín y la tola- anda a la buena de Dios, al tuntún por sobre las aguas sin hacerle daño a nadie. Cuando más se echa al aire un gran resuello a modo de montaña espumosa y líquida para que se asusten los otros peces y aún las gentes que no la conocen.

Y, no obstante estas tan estimables condiciones de la ballena, es, en nuestros días, el animal marino más perseguido por la codicia del hombre. Tras de sus bigotes de ballesta, de sus gruesos tocinos grasosos, de sus dientes marfilinos , de su tersa piel y de las vitaminas y proteínas de sus vísceras, cruzan el mar de polo a polo grandes escuadras ballenicidas, llevando como vanguardia el alevoso arpón o la infame pieza de artillería; frente a lo cual el noble y pacífico gigante de los mares, quizás por una intuición equivocada, se quiere refugiar en los puertos de las grandes ciudades en busca de una protección, casi siempre difícil de lograr.

Y decimos ?casi?, porque, alguna vez, el refugio buscado no se le niega; tal le ha ocurrido a un magnífico ejemplar que se metió hace unos pocos días, en la bahía de San Francisco de California, después de haber corrido una muy arriesgada aventura. Se situó entre dos grandes transatlánticos anclados allí, se la alimentó adecuadamente y cuando quiso salir no halló la ruta franca. Fue entonces, cuando las autoridades marítimas californianas demostraron su vieja estirpe navegante. Habilitaron un potente remolcador que guió a la ballena hasta salir a la mar libre, despidiéndola con amistosos hurras y clamorosos aplausos y el augurio de un buen viaje.

No conocemos el lenguaje de las ballenas, pero, si acaso tienen lenguaje, es seguro que ésta que fue a dar a la bahía de San Francisco, ha dicho a sus guiadores: Muchas gracias amigos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 9 de febreiro de ...1948)
Sobre as baleas
As baleas en perigro de extinción
Ler outro artigo de RSP sobre as baleas
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Natureza e Medio Ambiente - Publicado o 09-02-2010 00:43
# Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3]
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0