A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

O WOLFRAM EN GALICIA (1944)

Mulleres recollendo wolfram nunha praia de Barbanza. Década de 1940 (De http://certo.es/)


WOLFRAM Y DIPLOMACIA



RSP adica esta artigo á industria mineira do wolfram en Galicia en plena II Guerra Mundial como medio de riqueza e progreso e coa presencia dos alemáns dende comezos do século XX e curiosos e inverosímiles acordos...

6 de mayo de 1944

Por Ramón Suárez Picallo

Cuando hace más o menos medio siglo, se descubrieron en Galicia ?en la provincia de Lugo dos de ellas- algunas minas de wolfram, las gentes se pusieron muy contentas, aun sin saber, de modo cierto, para que podía servir aquel mineral de nombre tan raro. Galicia, país de emigrantes por causa de un fenómeno de superpoblación en época de escasez de tierra, enviaba mineros a otras tierras de España; a Asturias, a Río Tinto y a Almadén, especialmente, porque ella no tenía minas. Dícese, por algunos historiadores, que tuvo zinc en tiempo de las navegaciones fenicias, pero sus fuentes quedaron ocultas a las posteriores generaciones.

Por eso alegró mucho a sus gentes, el descubrimiento del Wolfram, que le daba a Galicia categoría minera, aunque fuese de poco volumen. Más tarde, como en todas partes ?por la lucha entre la mina y el valle- se arrepintieron alguna vez de haberse alegrado. La mina en aquel país de labranzas y ganados, era un anacronismo y un contrasentido, con sus problemas y los modos de ser y de vivir de los mineros, ?debajo de la tierra como topos, para, quienes habían vivido sobre de ella como cristianos?.

Pero, los técnicos declararon que el Wolfram era cosa preciosa, portadora de riqueza y de progreso, y el hermoso ?Valadouro? -Valle de oro- entre Viveiro y Ribadeo, fue perforado y cruzado por las vías estrechas de vagonetas, cargadas de mineral de nombre raro. Y hoy, ahí está el Wolfram, siendo principal personaje -junto con los espías alemanes- en difíciles negociaciones diplomáticas, sirviendo de base a inverosímiles acuerdos y tratados. Su importancia es tal, que no se sabe si el Wolfram ?fue a más? o si la diplomacia ?se vino a menos?. Los mineros que lo extraen creen, seguramente, que es la diplomacia la que descendió hasta el mineral, en una vertiginosa caída. Y aún es posible que blasfemen contra quienes lo descubrieron, en rotundas interjecciones.


EL CAMINO DEL WOLFRAM

Un humorista -y en Galicia los hay muy buenos- podría escribir un libro, que versase sobre el Wolfram, como elemento conciliador entre cosas inconciliables; entre democracia y totalitarismo, entre Libertad y Tiranía, pongamos por caso. Tomando como base el reciente acuerdo anglo-hispano-norteamericano, daría a la estampa un esperpento valleinclanesco, con fondo de viejo ruedo ibérico adosado a la inglesa, capaz de lograr un premio literario. Portugal, España y Francia eran los caminos del Wolfram hacia el Tercer Reich. Ellos acaban de quedarles cerrados. Se los veda, una especie de ?no pasará?, si no es por kilos y gramos, previamente contados y pesados como si se tratase de resolio o de piedras preciosas. ¡Quién había de decirle al duro tungsteno, que sus viajes serían regulados por las Cancillerías, cual si fuese un Carlton Hayes o un Sir Samuel Hoare! ¡Francamente no podía el Wolfram llegar a más, ni sus ?reguladores? a menos!

Pero, como por todos los caminos se llega a Roma, y ahora son tiempos de viajar con falsos pasaportes, el Wolfram, seguirá viajando por los antiguos o por otros caminos. ¿Qué no? A las pocas horas de firmarse el tratado, se anunció, oficiosamente, desde Moscú, que en El Ferrol, San Esteban de Pravia, Santander y San Sebastián, hay muchos ?turistas? alemanes con profesión de aviadores y conductores de vehículos pesados. Los puntos citados son caminos hacia la frontera francesa. ¿Nuevo camino del Wolfram? Bien pudiera ser que su ascenso a la categoría de instrumento diplomático, lo quitase de viajar en trenes lentos y pesados, y lo ponga a viajar en auto, o en autobús, o en avión, ahora que los norteamericanos facilitan la gasolina para tales medios de transporte.

Pero, también, pudiera ser que los de Moscú se equivocasen; y, que los que ellos creen ?turistas? alemanes, sean en realidad los ?controladores?, ?pesadores? y ?aduaneros?, encargado de medir, pesar y sopesar, en la frontera, arroba por arroba, libra por libra, onza por onza y adarme por adarme, el Wolfram, que, según las clausuras del acuerdo citado, tiene libre tránsito en ruta hacia el Tercer Reich.

Sea una cosa, o sea, la otra, es cuestión de felicitar al Wolfram, superior en jerarquía a la Democracia, a la Libertad, al Derecho Internacional, a la Carta del Atlántico y hasta el mismísimo Evangelio. Gritemos pues, todos a pulmón pleno: ¡Viva el Wolfram! ¡Y a no blasfemar contra él, porque la blasfemia, además de cosa fea, es un pecado mortal!

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe, 6 de maio de... 1944)
Sobre o wolfram no Barbanza
O Wolframio en Galicia
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 06-05-2011 00:01
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0