A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

FONTES DE SODA EN CHILE

As fontes de Soda, das que nos fala RSP en 1948, son en realidade chiringuitos, ou como di el "tugurios" onde se despacha "comida rápida".Como se ve ao ler o artigo RSP está totalmente en contra destos "enemigos públicos número uno da saúde e do bo gusto..."

2 de noviembre de 1948
DIATRIBA INÚTIL
LA FUENTE DE SODA


Por Ramón Suárez Picallo

Un desprendido viajero, recién llegado a Santiago de Chile observaba muy agudamente este contrasentido; que los negocios más numerosos de la ciudad, son las llamadas Fuentes de Soda, en las cuales no se vende soda, ni se sabe siquiera lo que la soda puede ser, como cosa vendible en ellos.

Y el hombre se preguntaba. ¿Qué es, en realidad una fuente de soda en la que la soda es absolutamente desconocida?

La definición es muy difícil de dar, si el definidor carece de imaginación: No es una taberna, no es un restaurante, no es un bar, no es un café, no es una cantina, ni es siquiera una borrachería. ¿Qué es entonces? Es sencillamente, un tugurio reducido, en el que se venden las cervezas más malas del mundo, los refrescos más insípidos, hechos con polvos que apestan a botica y unos ?sandwiches? que por su insipidez de corcho despreciaría un buen perro de casa decente. Todo ello, comido y bebido, colgado de un mostrador, con asientos duros, incómodos y a veces giratorios como los viejos ?potros? que se usaban para herrar caballerías. En cuanto al ?personal? que los sirve, ¡ahí es nada! Los dueños o las dueñas son, generalmente, personas sanas y robustas en la flor de su edad, por las que están clamando los campos, las fábricas, los talleres y los hogares con niños abandonados; gentes que, como decía cierto humorista ?trabajan mucho en cosas inútiles para no trabajar en nada provechoso?. Los empleados y las empleadas, por ahí le van. Hay que ver con qué olímpico desprecio miran y sirven a la incauta clientela que se les acerca, de cuando en cuando con hambre o con sed, creyendo que allí pueden comer o beber como personas civiles y civilizadas.

Hace poco tiempo un Ministro de Estado chileno, anunció un alto y grande propósito gubernamental: combatir y extirpar, si ello fuese posible, todo cuanto signifique dilapidar sin provecho ninguno, los jornales, los sueldos, los salarios y aún las pequeñas rentas de los chilenos de recursos modestos. Pues bien, una de las mejores maneras, a nuestro juicio, de lograr finalidad tan notable, sería suprimir de un solo golpe, todas las fuentes de soda de Chile. A menos que, alguien sea capaz de demostrarnos que tales negocios prestan algún servicio, individual o colectivo, a algún ciudadano de la República, como no sea a sus propios dueños parásitos por vocación y por profesión, en cuyo caso estamos dispuestos a rectificar lo dicho.

Por otra parte, tenemos entendido que el Comisariato, la Municipalidad y otros organismos más o menos gubernamentales, suelen intervenir en lo de limitar o extender patentes y autorizaciones para la continuidad o supresión de ciertos negocios, a la vista de su utilidad o de su inconveniencia. Es este caso de las fuentes de soda, jamás entenderemos a santo de qué se multiplican, más que los hongos en todos los barrios ?ricos o pobres? de todas las ciudades de Chile; en la puerta principal del conventillo, al lado de la fábrica, frente al teatro, en la misma acera y a pocas puertas de la Escuela, delante, de lado y detrás de la Universidad, y en algunos casos, en los mismos aledaños de la Iglesia.

La fuente de soda, el enemigo público número uno de la salud y del buen gusto de la población ?que a fuer de absurda ni siquiera despacha soda- es una especie de adefesio y de contrasentido, como comercio inútil y como algo peor; como en un lugar donde se paga por no comer, por no beber, por no poder sentarse cómodamente y por ver caras siempre hoscas y hostiles, invitando al transeúnte a marcharse de allí cuando antes, hambriento, sediento y malhumorado.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 2 de novembro de ... 1948)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 02-11-2010 00:32
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0