A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

POETAS NO DESTERRO
RSP comenta o libro "Antología de poetas españoles desterrados" con prólogo e selección do tamén dramaturgo José Ricardo Morales, que xunto a Ferrater Mora (ambolos dous exiliados en Chile) e o editor Arturo Soria e Maurico Amster fundaron en 1941 a editorial Cruz del Sur...


27 de septiembre de 1943

?POETAS EN EL DESTIERRO?


Por Ramón Suárez Picallo

Noticia de Editorial ?Cruz del Sur?, en su colección ?Raíz y Estrella?. ?Antología de poetas españoles desterrados?, encabezada por Antonio Machado, enterrado en el destierro.

Son ellos: Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, León Felipe, José Moreno Villa, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Juan Larrea, Emilio Prados, Rafael Alberti, Luis Cernuda y Manuel Altolaguirre.

José Ricardo Morales : Hizo la selección y ordenación, un magnífico prólogo, y la noticia bio-bibliográfica de cada uno de los poetas. Es, éste, un libro bellísimo de elegante prestancia, como suelen serlo todos los de ?Cruz del Sur?, el más noble y elevado empeño editorial de Chile, hecho en los últimos tiempos.

Su contenido, puede deducirse de la sola enumeración de los poetas. Si a la lista se agrega a Federico García Lorca, y a Hernández, ellos constituyen la más gloriosa floración poética que tuvo España, desde los tiempos de Lope a nuestros días, en lo que va transcurrido de este siglo. Su emoción y su significado espiritual fluye del solo título, que es, de por sí un hondo drama, considerando la fuerza tremenda que para un español, poeta además, tiene la palabra ?tierra?, para entender, por antítesis, cuanto, para él, significa ?destierro?.

Todos cuantos trabajaron en el libro ?cuyos nombre y apellidos constan en el colofón de gratitud? lo hicieron, entendiendo y sintiendo lo que traían entre manos; degustaron la belleza de su trabajo y lograron una preciosa joya de noble artesanía. Una pieza bibliográfica, en la que, el contenido y el continente, dan de sí todo cuanto pueden dar, al unísono las manos y el pensamiento y la emoción estética.


EL PRÓLOGO

José Ricardo Morales, abre el libro, con un Prólogo hondo, grave y bello, estremecido de emoción; pocas veces la lengua castellana, rayó a mayor altura, como expresión de un pensamiento hondamente sentido, ni alcanzó mayor decoro. He aquí una muestra:

?? El árbol poético español actual ?dice Morales-, de abrileña hermosura, el más lozano que desde los siglos de oro haya existido, sintió, con la guerra, desmochados y hendidos a sangre y fuego sus más espléndidos y verdecientes ramos. Su poesía, que era, como la eterna, de sangre y de fuego, ardorosa corriente, ?llama de amor viva?, letra que nos salía de la sangre, conoció la sangría y la mala muerte de sus enemigos le procuraron.

??Trágica ausencia de los enterrados la de Miguel Unamuno, Antonio Machado, Federico García Lorca y Miguel Hernández, dueños de su bien morir, vivos siempre en su obra, a cuyo mundo poético, el de sus creaciones, supieron llevar el otro mundo: el de la muerte, rondadora perpetua de nuestra literatura. Dura suerte también ?aquí, en este otro mundo, el Nuevo Mundo, el tercero, y no en discordia, sino en humanísima concordia con nosotros? la de aquellos que están fuera de sí y de lo suyo, los exiliados; la de los que no tienen sobre qué caerse muertos, no por mengua de holgura, que les sobra, ni de hacienda, que también está de más sino por falta de su razón de vida y muerte, que es la tierra, hecha viento durable en la palabra desterrados.

?A los que se tragó la tierra, los enterrados, y a los que la lejana tierra les estraga, los desterrados, hay que juntar también, aquellos poetas que en España, quedaron heridos por la, para ellos, peor de las muertes: la del silencio. Allá estarán con la lengua viva de nuestro idioma, muerta y seca, muda su viva voz inmutable, en espera y desespera de conocerle su libre curso y aventura. Con ellos, con los que callan y no otorgan, con los que dan la callada por respuesta en vida y en muerte, está nuestro pensamiento al reunir, en este haz de la Antología, a quienes tienen el venturoso privilegio de poder echar a vuelo cuanto de hermoseamiento bueno les viene a la pluma.

Como en otros siglos, en tiempos de amargor para la Patria, a los desterrados corresponde levantar la voz con que nuestra malherida España, vuela las tornas, se dirá a sí misma, y a todos, lo mucho que deba decirse. Sólo suena el río cuando agua lleva. Escuchémoslo aquí, cantando y sonando, cantante y sonante en su limpio manantial, hablando y cantando claro en el venero puro y eterno de la lírica española, fuente honda y estremecida, que si no nace ahora de la tierra asolada de España, surge de la otra tierra que es carne viva en sus mejores hijos; tierra o carne desolada y doliente, humana y conmovida de los poetas españoles en destierro?.

¿Puede decirse algo más, y mejor dicho, en torno al tema? ¡Queda dicho todo! ¡Y cómo queda dicho!

MAÑANA DE LA CRUZ
(BALADA DE PRIMAVERA)

Dios está azul. La flauta y el tambor
Anuncian ya la cruz de primavera.
¡Vivan las rosas, las rosas del amor,
entre el verdor con sol de la pradera! JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

?Ya floreció la cruz de primavera.

¡Amor, la cruz, amor ya floreció!?

Me respondió: ?¿Tú quieres que te quiera??
¡Y la mañana de luz me traspasó!?

____________ ___________

Vámosnos, al campo por romero,
vámosnos, vámosnos,
por romero y por amor?
Vámosnos, al campo por romero,
vámosnos, vámosnos,
por romero y por amor?
_________ __________

Le pregunté: ?¿Me dejas qué te quiera??
Me respondió radiante de pasión:
?Cuando florezca la cruz de primavera,
Yo te querré con todo el corazón?.

Alegran flauta y tambor nuestra
bandera,
La mariposa está aquí con la ilusión?
¡Mi novia es la virgen de la era
y va a quererme con todo el corazón!


(Artigo publicado no xornal La Hora en Santiago de Chile o 27 de setembro de ... 1943)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 27-09-2010 00:49
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0