A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LEMBRANDO A HUGO OBERMAIER
Huho Obermaier (1877-1946) foi un eminente xeólogo e paleontólogo alemán, que estudiou en España as covas cantábrticas e asturianas e por mor da 1ª guerra acabou nacionalizado español.Froito da súa docencia xurdiu en España un grupo grandes investigadores (Carandell, Bosch-Gimpera, Martinez Santaolalla, Martín Almagro...)


28 de julio de 1947

EL PROFESOR HUGO OBERMAIER


Por Ramón Suárez Picallo

El doctor Pedro Bosch-Gimpera ex Rector de la Universidad de Barcelona, Profesor y Decano de su facultad de Filosofía y Letras, especialista en Prehistoria, Arqueología y Filología, nos comunica desde México la triste noticia: el fallecimiento en Friburgo de su maestro, el ilustre profesor alemán de nacimiento y español por elección, doctor Hugo Obermaier.

El eminente sabio, que era además, sacerdote católico, había nacido en Ratisbona (Baviera) en 1877. A comienzos del presente siglo, fue a España en misión de estudio y se quedó allí, donde escribió su obra maestra considerada fundamental en los estudios prehistóricos de todas las Universidades del mundo: ?El hombre Fósil en España?, traducida y reeditada en todas las lenguas europeas, después de la primera edición española, hecha en Madrid en 1915. En ella resume el trabajo de varias décadas en una síntesis perfecta que abarca la Geología, la Paleontología y la Arqueología, ciencias que dominaba a la perfección.

Rodeado de un grupo de discípulos dilectos, puede decirse que fue el creador en España, de una generación de especialistas en estas materias. Recorrió de punta a cabo la Península, aprovechando el ingente material existente allí, sistematizándolo en estudios luminosos de valor permanente.


SUS TRABAJOS

Se formó en Alemania y en Austria, con el geólogo Penck y el prehistoriador Honermes; colaboró con el primero en el estudio del glaciarismo de los Alpes, fundamental para la cronología del paleolítico europeo; durante su época de profesor en la Universidad de Viena exploró la cueva de Willendorf en donde realizó el sensacional descubrimiento de la escultura auriñaciense llamada ?La Venus? y excavó también la cueva de Lesing en Baviera; publicó la obra ?Der Mensch der Vorcit? (Berlín, 1912) que fue su primer trabajo de síntesis. Al fundarse el Instituto de Panteología Humana de París por el Príncipe de Mónaco, fue agregado a él y colaboró allí con Boule y Breuil, con el último de los cuales le unió siempre una amistad entrañable y una colaboración en el estudio del arte rupestre español, que habrá de dar importantes frutos. Desde 1909 puede decirse que sus principales actividades las dedicó a España y excavó con los colaboradores del Instituto, entre los cuales se contaba especialmente, además de Breuil, Alcalde del Río y el Padre Sierra, las cuevas del Castillo (en Puente Viesgo), de Hornos de la Peña, de Valle y de la Pasiega, estudiando al mismo tiempo su arte rupestre. La guerra de 1914 le impidió volver a París y quedó radicado en España, en donde fue uno de los elementos más activos de la ?Comisión de Investigaciones Paleontológicas, y Prehistóricas?, formada por la Junta para ampliación de Estudios, y que funcionó en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en íntimo contacto con sus eminentes naturalistas presididos por el inolvidable don Ignacio Bolívar. Allí Obermaier formó con algunos de ellos ?especialmente el malogrado Pedro Carandell? una escuela que se dedicó al estudio del glaciarismo en España. De esta labor son frutos las importantes monografías sobre el glaciarismo de la Sierra del Guadarrama, de los Picos de Europa, de la Sierra de Gredos, de Sierra Nevada, algunas publicadas juntamente con Carandell. Entonces inicia también la colaboración con el distinguido colaborador de la prehistoria asturiana Conde de la Vega del Sella, contribuyendo con él al estudio de la cultura mesolítica llamada ?asturiense? y al de otras cuevas del Norte de España. También realizó excavaciones en localidades de épocas posteriores, como en el poblado neolítico de Las Carolinas, cerca de Madrid, y en varios importantes sepulcros megaliticos. Estudió también entonces el importante grupo de pinturas rupestres levantinas de la ?Valitorta? cerca de Albocácer y de Morelia, en la provincia de Castellón.

Nombrado catedrático de Historia primitiva del Hombre de la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid, desarrolló una importante labor pedagógica continuadora de la ya iniciada en el Museo. De él procede una brillante escuela de prehistoriadores (P. Wernert, Pérez de Barradas, García Bellido) y su influencia irradió a toda España. Sus estudios se extendieron al arte ibérico, continuando los referentes a la arqueología paleolítica y al arte rupestre. En cuanto al último, publicó sus importantes estudios, sobre las pinturas últimamente descubiertas en las provincias de Cuenca y de Castellón y consolidó y puso en valor las ya célebres de la cueva de Altamira, que por el mal estado del techo, estaban amenazadas de destrucción, realizando allí nuevas excavaciones y publicando una nueva monografía ?La caverna de Altamira?, Madrid, 1928, con una edición inglesa.

Además de ?El Hombre Fósil?, en los años de su actividad en España, publicó (en Espasa Calpe?, un libro de texto de Prehistoria, del que en los últimos años han aparecido nuevas ediciones, hechas en colaboración con García Bellido: ?El hombre prehistórico y los orígenes de la Humanidad?. Al mismo tiempo en que sus publicaciones españolas desarrollaba también una intensa labor en revistas extranjeras ?en las que dio a conocer continuamente los progresos de la Prehistoria española? y redactó todos los artículos referentes al paleolítico en la monumental enciclopedia publicada por Max Ebert en Berlín; Reallexikon der Vorgeschichte, en los que los materiales españoles son adecuadamente valorados dentro del marco de la Prehistoria general.


DEMÓCRATA Y LIBERAL

A la muerte de Ebert, la Universidad de Berlín lo nombró para desempeñar su cátedra. Rechazó Obamaier el tentador ofrecimiento por dos motivos: por sentirse definitivamente arraigado a la vida intelectual española y porque la política alemana se inclinaba ya decididamente al nazismo que le repugnaba a sus sentimientos democráticos y liberales, pese a su condición de sacerdote.

Al iniciarse la guerra civil española, estaba en camino hacia Oslo, como delegado al Congreso Internacional de Prehistoria, celebrado allí. Cerrada provisoriamente a causa de la tremenda conmoción la Universidad Central de Madrid, e imposibilitado de continuar sus estudios en la Península, permaneció en el extranjero continuando sus trabajos. Al final de la guerra se estableció en Suiza. Invitado a volver a España no acepto el ofrecimiento, por considerar al régimen allí imperante incompatible con la libertad de la cátedra y de la cultura, contrario además a sus propios sentimientos.

Fue entonces, cuando, perdida la esperanza de volver a España en un régimen de libertad, aceptó la cátedra de prehistoria que le ofrecía en forma reiterada la ilustre Universidad de Friburgo. Desde allí, considerándose un refugiado español más, mantenía relaciones constantes con los colegas y discípulos que lo veneraban, exiliados en todos los países de Europa, Africa y América.

El doctor Bosch-Gimpera, de cuya comunicación tomamos la mayoría de los datos de esta reseña, ha promovido entre los profesores españoles y americanos de toda América, un movimiento para que al Profesor Obermaier, modelo de maestro, de sabio y de hombre leal, demócrata y de bien, se le tribute un adecuado homenaje, mientras sus restos no puedan llevarse a España y ser recibidos allí con los debidos honores, en el ambiente de libertad y de paz civil que le permitieron a él y a sus discípulos llevar a cabo trabajos ingentes y de valor permanente, en servicio de la ciencia que enseña a saber de donde venimos, para saber algo acerca de a donde vamos.
Breve biografía de OBERMAIER
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (intelectuais) - Publicado o 28-07-2010 08:17
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0