A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

FREI BENITO FEIJÓO
Ante a petición dun estudiante solicitandolle información sobre o Padre Feijóo, RSP publica este artigo, tal día como hoxe pero de hai 60 anos, sobre o frade benedictino Benito Jerónimo Feijóo e Montenegro, natural de Casdemiro (Ourense). Non é este o único artigo que publicou sobre o frade Feijóo,pois xa no ano 1943 con motivo de cumplirse o 267 aniversario do seu nacemento, RSP adicoulle un amplo e documentado artigo que engadimos a continuación.


31 de marzo de 1950

EL PADRE FEIJÓO


Por Ramón Suárez Picallo

Un joven estudiante del sexto año de humanidades nos pregunta quién fue, qué fue y qué hizo el Padre Feijóo. Y agrega a su pregunta : Nos toca como punto inicial en los estudios de Literatura de nuestro último curso, hablar de la vida y de la obra del ilustre monje español, y no son muchas ni muy claras las noticias que tenemos al respecto. Por lo demás -continúa nuestro preguntón? así como en algunos diarios se da como información el Evangelio del día, no estaría de más que se diesen, para informe de los estudiantes, notas sobre los temas humanísticos y literarios que debemos estudiar.

Ustedes, los periodistas, suelen hacer amenos y agradables los problemas más abstrusos e intrincados. ¿Quiere usted decirme algo acerca del Padre Feijóo?

Y nosotros, que agradecemos toda pregunta, insinuación y sugerencia que pueda darnos pie para hacer nuestro trabajo cotidiano, contestamos muy gustosos la pregunta de nuestro joven amigo.

Fray Benito Jerónimo Feijóo y Montenegro nació en la aldea de Casdemiro, feligresía de Santa María de Melías ?provincia y distrito de Ourense? el día 8 de octubre de 1676 y murió en Oviedo el 26 de septiembre de 1764.

Escribió acerca de Astronomía, Medicina, Artes Plásticas, Geografía, Economía, Filosofía, Metafísica, Matemáticas, Historia Natura y Derecho Político. Combatió con ardor las supersticiones de su tiempo ?los milagros, el mal de ojo y los hechizos, siempre dentro de la más estricta doctrina católica? por lo cual tuvo que habérselas con la Iglesia española y con la Inquisición en un célebre juicio del que salió bien y a muy duras penas.

Era por entonces Pontífice Romano Benedicto XIV, quién tenía de Secretario al ilustre Cardenal Quermi; éste declaró, en documento publico memorable que si no supiese el idioma castellano, lo aprendería sólo para poder leer en su lengua original, una de las Cartas Eruditas del benedictino Fray Benito Feijóo y Montenegro. La Santa Sede interfirió el proceso, para evitar la condena del insigne polígrafo, y por eso fue a la cárcel.

Pero tuvo aún otros méritos el eminente sabio, junto con su hermano de hábito Fray Martín Sarmiento, inició el renacimiento de una de las más viejas Culturas de la Península Ibérica, el delicioso cielo literario de los trovadores galaico?portugueses de la Edad Media, y la sabiduría popular de su pueblo. Escribió magníficos versos, y fue el primer hombre de sutiempo que planteó, con razones muy valederas, una tesis política según la cual los españoles de España y los españoles de América eran -o debían ser- política y jurídicamente iguales.

Tuvo feroces enemigos, especialmente religiosos de otras órdenes, alguno de los cuales dijo que el Padre Feijóo debía erigírsele una estatua glorificadora y luego al pie de ella, quemar en pira todas sus obras. El deseo de los enemigos de Feijóo ?y de la culta Orden benedictima de que formó parte toda su vida- se cumplió en su mejor aspecto. Más de veinte ciudades tienen plazas, calles y bibliotecas con su nombre, mientras que sus obras principales, editadas por Rivadeneira, de Madrid en su colección inolvidable de Autores Españoles, son hito y referencia para saber una noticia muy importante: Que la Enciclopedia Francesa tiene un claro antecedente español, Fray Benito Jerónimo Feijóo y Montenegro, en cuya casa paterna, en el lugajero de Casdemiro, hay una placa de bronce que lo inmortaliza, lo evoca y lo recuerda.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 31 de marzo de 1950)

-------------------------------------------------


8 de octubre de 1943

EL PADRE FEIJÓO


Por Ramón Suárez Picallo

El día 8 de octubre de 1676, nació en la pequeña aldea gallega de Casdemiro, feligresía de Santa María de Melías, en la comarca jocunda y anacreóntica, de las Barras del Niño (provincia de Orense) Fray Benito Jerónimo Feijóo y Montenegro conocido en el mundo culto, como el más alto valor científico, literario y filosófico del siglo XVIII español, con el nombre cariñoso y filial de El Padre Feijóo.

En Nueva York, La Habana y Buenos Aires, ciudades americanas donde viven organizados decenas de miles de gallegos, será celebrada la efemérides natal del ilustre Benedictino, con actos literarios y artísticos; y en Buenos Aires ?la ciudad gallega más grande del mundo, por residir en ella doscientos mil hijos de Galicia? aparecerá hoy, una selecta edición de trabajos poco conocidos de Fray Benito, dada por ?Emecé?, editorial gallega, establecida en la capital argentina, después de la guerra civil española, como continuación, en el exilio, de ?Nós?, la famosa Editorial de Compostela, cuyo director, Ángel Casal, Alcalde también de la vieja ciudad jacobea, fue fusilado por la insurrección antirrepublicana, a los pocos días de adueñarse de Galicia.

La cultura gallega, tiene una prócer historia, vinculada a sus famosos monasterios: Ribas de Síl, Meira, Oseira y Sobrado de los Monjes, fueron sus centros irradiadores, aparte del esplendor de Santiago, iniciado en los tiempos de don Diego de Gelmírez, su primer Arzobispo. En las tierras de Villalba, en la vieja ?Lucus Augusta? (hoy provincia de Lugo) está el Monasterio benedictino de San Julián de Samos, donde hizo sus primeros estudios y recibió a los 14 años de edad la cogulla de San Benito, Fray Benito Jerónimo Feijóo y Montenegro. Su celda de estudio y recogimiento, se conserva como una reliquia. Los viajeros que llegan hasta allí, pueden verla y algunos reposar en ella. Allí pasó días y noches el doctor Gregorio Marañón, en sus tiempos ideológicamente honorables, planeado su gran libro sobre ?Las ideas biológicas del Padre Feijóo?, y en Casdemiro, la vieja casa petrucial, donde el monje ha nacido, hace hoy 267 años, está declarada Monumento Nacional de Galicia y de España. No hay ninguna ciudad gallega que no tenga calles y plazas con su nombre y los escritores y poetas ?comenzando por el anticlerical Curros Enríquez y terminando por el santo Arzobispo Lago González? le dedicaron libros enteros.

Los gallegos amantes de la cultura ancestral de su tierra, señalan al Padre Feijóo, por su sensibilidad, su emoción estética, su sentido crítico y su excelsa sabiduría, como al proto precursor del renacimiento espiritual y literario que, a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX colocó a Galicia a la cabeza de los pueblos ibéricos. Y ven, en su amplitud de espíritu, en su heroica valentía intelectual, en su afán acucioso por los problemas peculiares de su pueblo, y en sus arremetidas contra los prejuicios y supersticiones de una Iglesia, momificada y decadente, la Resurrección de los siglos de oro de Compostela, apagados, violentamente, a partir de los Reyes Católicos hasta las cortes de Cádiz.

Pero no serán sólo los gallegos, quienes recuerdan hoy al famoso autor de ?Cartas Eruditas? y ?Teatro Crítico Universal?; serán también los demás españoles cultos, diseminados por el mundo, y los hombres de otras latitudes ?de América especialmente? que vieron a la figura del gran monje, llenar todo su siglo, como valor esclarecido, magnífico y solitario en el árido panorama espiritual español del Dieciocho, insulso borbónico, geométrico y frío.


VIDA Y PASIÓN DE FRAY BENITO

Era el Padre Feijóo, descendiente de una vieja familia, tan noble por su abolengo como por su cultura. Sus padres, quisieron que se dedicara a las Letras Sagradas, para los que mostraba gran disposición. Además de en Samos, estudió en Lerez, junto a Pontevedra, y en Salamanca. Obtuvo muy joven los títulos de Lector, Profesor y Doctor en Teología. Su grande independencia de espíritu, su agudo sentido crítico y su intransigencia frente al oscurantismo supersticioso e intolerable de la Iglesia española, de su época, pusieron en mucho cuidado a sus maestros y superiores y le acarrearon feroces enemigos. Lo combatieron, los médicos, lo sacerdotes, los gobernantes y los frailes franciscanos con fierísimo encono.

Cuando fue a Madrid, ya a los 50 años de edad para editar ?Teatro Crítico?, estuvo a punto de ser detenido y llevado al Tribunal de la Inquisición. Lo salvaron cartas muy elogiosas que le había dirigido al Papa Benedicto XIV y una muy notable del Cardenal Querini, que le decía en ella que si no supiese el español, valdría la pena de aprenderlo por leer sólo una de sus famosas ?Cartas Eruditas?. El Cardenal Querini era, a la sazón, el hombre más culto de la Santa Sede Romana. Fue atacado Fray Benito con libelos y panfletos, desde los púlpitos y aún desde las cátedras universitarias; porque él combatía toda clase de adivinos, brujos, zahoríes y buscadores de la piedra filosofal, con igual valor con que negó en redondo, los milagros de varios santos, vírgenes y demás, que nutrían las arcas de la Iglesia a costa de la credulidad popular. Su Orden Benedictina lo defendió, con ardor, y le ofreció al Generalato. Fray Benito rechazó de plano la jerarquía, para seguir siendo un ?humilde estudioso, sencillo y caritativo?.

Se defendía de sus adversarios con la fuerza de su lógica, de su talento y de su humor galaico; cuando el enemigo era de cierto volumen intelectual, lo apabullaba con un ensayo perfecto sobre el tema en discusión; pero si, por el contrario, era un indocto pelafustán, le escribía unos versos finísimos en lengua gallega o castellana, dejándolo a pan pedir. Alguien señaló al Benedicto gallego, como al maestro de Voltaire por su donosa y acerba ironía.

Obtuvo triunfos intelectuales muy sonados. El grupo selecto que rodeó a Carlos III, adoptó las ideas principales de Feijóo referentes a la reforma de la enseñanza, y, el monarca mismo, lo hizo su consejero. Exteriormente, jamás el Padre Feijóo manifestó amargura por los ataques de que fue víctima; pero íntimamente sufrió grandes amarguras por la ?ignorancia enciclopédica y voluntaria? de sus compatriotas coetáneos. Murió en el Monasterio de San Vicente de Oviedo en septiembre de 1764, es decir a los 88 años de edad.



LA OBRA

Las obras completas del Padre Feijóo, demuestran la amplitud y universalidad de su sabiduría. Pueden dividirse por las siguientes materias principales: Artes, Astronomía y Geografía-Economía y Derecho Político, Filosofía y Metafísica, Filología particular y general de España, Física y Matemáticas, Historia Natural, Literatura y Estética, Moral y Filosofía Cristianas, Medicina, Historia y Crítica histórica y además de diversos estudios sobre Folklore, leyendas y supersticiones, y muchas composiciones poéticas, algunas maestras por su inspiración y su gracia.

Todos, o casi todos sus trabajos, están reunidos en los ocho tomos de ?Teatro Crítico Universal? y en los cinco de ?Cartas eruditas?, editadas por la Biblioteca de Autores Españoles de Ribadeneira, de Madrid. Forman una verdadera Enciclopedia inigualada, por el esfuerzo que representa, por ningún otro eclerióstico del mundo. Uno de sus críticos más feroces admirando su talento y su capacidad de trabajo, y repudiando sus ideas, dijo que el Padre Feijóo debía levantársele un gigantesco monumento y, al pie de él, quemar en pira todas sus obras.

Los libros del Padre Feijóo fueron traducidos a todas las lenguas europeas y ejercieron gran influencia en los espíritus cultos de su época y de las épocas posteriores. Por disposición testamentaria, los derechos de edición le fueron legados a su querido Monasterio de San Julián de Samos. Con las rentas que han producido, se mejoró y reconstruyó la vieja casa hasta no tener nada que envidiar a muchas grandes catedrales. Samos siguió siendo fiel al recuerdo del sabio, y, aún hoy, es un notable centro de estudios y de investigación bajo la sabia rectoría del Padre Mauro, su actual Abad Mitrado. Allí están los mejores originales manuscritos del Padre Feijóo como reliquias veneradas. Y de allí parte para Galicia, para España y para el mundo, la luz de su recuerdo imperecedero.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 8 de outubro de ... 1943)


(Ámbolos artigos aparecen na escolma LA FERIA DEL MUNDO publicada polo CCG no ano 2008)
Benito Jerónimo Feijóo -Biografía
O artigo de 1950 no libro La Feria del Mundo
O artigo de 1943 no libro La Feria del Mundo
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galegos de sona - Publicado o 31-03-2010 00:23
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0