A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

CARTA DE DESPEDIDA A UN COMPAÑEIRO XORNALISTA

Tal día coma hoxe,fai 61 anos, RSP atopouse coa triste noticia do inesperado falecemento dun compañeiro de redacción do xornal La Hora onde habitualmente escribía e dirixiulle estas fermosas e orixinais verbas onde lle da conta da nova da sua morte e os actos do seu posterior funeral e enterro e proponlle facer e escribir xuntos sobre unhas viaxes que tiñan apalabrado realizar e maniféstalle estar xa preparado...(RSP está a sofrir -por diversos motivos- períodos de obrigado descanso por mor da sua saúde e,de feito, neste mes de marzo de 1949 só publicou tres artigos).


21 de marzo de 1949

UNA CARTA AL ?OTRO MUNDO?:
PARA JULIO CORDERO BUSTAMANTE


Por Ramón Suárez Picallo

MI QUERIDO AMIGO JULIO: Ojalá que al recibo de estas cuatro letras mal formadas te halles gozando de perfecta salud y alegría, como yo para mi deseo. La mía buena a Dios gracias para lo que quieras mandar que lo haré con mucho gusto y fina voluntad.

Te escribo así, mi viejo amigo, jefe y compañero usando la clásica fórmula de invocación y salutación aprendida en un texto escolar que se llamaba ?La Guía del Artesano? de la que tú y yo nos hemos burlado muchas veces. Y, además, te mando esta carta sin recurrir a los buzones ni usar estampilla de franqueo, pues soy un escéptico en lo concerniente a los servicios postales de éste y de todos los otros mundos conocidos y desconocidos. De todos modos ella llegará a tu poder y yo me habré ahorrado unos cobres de mi escaso peculio.

Pues sabrás amigo Julio que la presente misiva tiene por objeto comunicarte una noticia sensacional que te afecta personalmente, y de la cual, creo que no te has enterado, pese a que tu condición de periodista de raza de buen informador y de diligente reportero. ¡Te has muerto amigo Julio! Entendámonos; lo de que te hayas muerto es un decir propio de gentes ignaras, vulgares y poco doctas frente al problema de la vida eterna dividida en tramos camineros, en estadios temporales o en capítulos de un gran reportaje. Pero, de algún modo, hay que titular el suceso. Lo que pasó fue que tu espíritu chungón, ático y humorístico con algo de Voltaire, un poco de Eza de Queiroz y un mucho de Bernard Shaw, se aburrió de vivir encerrado en la cárcel carnal que lo aprisionaba en este pobre valle de lágrimas y una noche sin decir oste ni moste, voló a otras regiones más claras y más puras donde sin duda, ha de pasarlo mejor que aquí. Y allá estás tú y tu espíritu, mientras que los que fuimos y somos tus compañeros y amigos nos quejamos amargamente por la tremenda sorpresa de la marcha sin pasaporte, sin previo aviso, sin testamento y sin despedida verbal.

Testimonio de tal queja y de la sorpresa fue tu entierro. ¡Oh amigo mío, si hubieras visto tu entierro! Si los ojos de tu espíritu no estuviesen aún alampados ante la visión de la nueva e inédita morada, harías de tu propio funeral la mejor crónica de toda tu vida periodística. Pocas veces en Chile, ni en ninguna otra parte del mundo, la muerte de un periodista ha reunido en torno a sus despojos mortuorios un concurso más universal de gentes sinceramente consternadas y adoloridas. Hubo para ti bellos discursos y hasta presentación de armas, mientras las notas solemnes, hondas y graves, de Chopin, ?cubrían la carrera?, a modo de invisible y alado manto de emoción.

Pero de todas esas oraciones ?dulce lluvia de notas y palabras amicales- hubo una grandiosa e imponente que no tuvo articulación en los labios: el llanto desgarrado y sin consuelo posible de tus hijos y de tus discípulos y amigos jóvenes que siendo de los ojos que vienen aún pueden llorar por los que se van dejando tras de sí un luminoso ronsel de gratos y armados recuerdos.

Y ahora perdóname la largura de esta carta que por ir como va, para el otro mundo, tiene ya demasiado peso y mucha y muy mala prosa; pero tú sabes ?pues me lo tienes reprochado muchas veces- ¿lo recuerdas?- que en esto de escribir suelo ser de tiros algo largos, singularmente, cuando ?como en este caso- pongo el corazón en los puntos de la pluma; y además, como todavía sigo escribiendo a mano, no sé medir dimensiones materiales ni ponderar pesos específicos. Por otra parte, esta misiva mía tiene su miaja de egoísmo. Recordarás que hace pocos días me prometiste en tu oficina un viaje a lo largo de todo Chile en el que yo debía narrar varias historias de las que tú naturalmente no creías ni una sola palabra; pero que te gustaban mucho como invenciones mías más o menos ingeniosas. A mi vez te había yo prometido a ti un viaje por mi España haciéndole cruz a toda la Península Ibérica, de A Coruña a Málaga y de Barcelona a Lisboa. No me resigno a cancelar estos viajes. Sólo que ahora, por causa de tu marcha, los iniciaremos desde otro punto de partida; desde algún lugar del Alem infinito; desde esa grande heredad sin linderos de la que te pido me reserves un buen pedazo pues estoy ya preparando las alforjas para ir a tu encuentro. Haremos el gran viaje y escribiremos de él, en estrecha colaboración, una crónica que causará sensación en todos los medios periodísticos de ese otro mundo donde moras. Será nuestra mejor información. Los títulos, los subtítulos y la censura previa correrán de tu cuenta.

¡Hasta entonces viejo amigo, querido compañero y muy respetado jefe!


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile o día 21 de marzo de ... 1949)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 21-03-2010 01:43
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0