A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

EXCAVACIÓNS EN COMPOSTELA
RSP comenta con graciosa sorna os achados que se están a facer no subsolo da catedral onde apareceron mostras importantes. Neses anos estábase a falar de se os ósos atopados eran os do apóstolo e comenta a graciosa anécdota ao respecto aínda que nas nosas pescudas sabemos que o arcebispo na época en que apareceron os supostos restos de Santiago non era galego -Miguel Payá-, e os que sí o foron Manuel Lago entre 1923-1925, non chegou a cardenal e adicouselle un Día das Letras Galegas en 1973, e Fernando Quiroga entre 1949-1971 foi nomeado cardenal en 1952, data posterior a este artigo.


27 de febrero de 1950

EXCAVACIONES EN COMPOSTELA


Por Ramón Suárez Picallo

En la ciudad universitaria y archiepiscopal de Santiago de Compostela se celebrará en breve un Congreso Internacional de Prehistoria y Arqueología, según informa el ilustre Profesor de esas eruditísimas materias, doctor Luis Pericot.

Y asegura el sapiente dómine que en esa gran tenida serán conocidas y estudiadas por los especialistas, verdaderas maravillas halladas en recientes excavaciones hechas en la subtierra de su famosa Catedral.

En efecto, la célebre Basílica Jacobea es desde hace más de un siglo objeto de gran curiosidad por parte de los arqueólogos, empeñados en hallar cosas extraordinarias más debajo de sus sólidos cimientos. Y así aparecieron originalísimos documentos, como por ejemplo, el comedor de su primer Arzobispo, don Diego Gelmirez ?1100 a 1200? una preciosidad del románico civil, cuyos personajes, verdaderos decorativos en granito vivo y pulimentado, en vez de músicos de la Corte celestial, profetas y apóstoles, con cocineros portando empanadas de lamprea, cabritos asados, y como postre grandes cetas de racimos de uvas.

Poco después de este extraordinario descubrimiento, llegó a la Diócesis Apostólica un ilustre Cardenal dionisíaco y epicúreo muy docto en Sagradas Teologías, pero más docto aún en el buen comer y mejor beber. Estaba por entonces en tela de juicio la autenticidad de los restos de Santiago el Mayor, Santo penate del templo y del país, y su eminencia ordenó a un grupo de sabios que se hiciesen, al respecto, nuevas y minuciosas investigaciones.

Y un día, estando el Emérito purpurado durmiendo la clásica siesta española, después de un copioso almuerzo, fue perturbado su plácido descanso por los gritos jubilosos y entusiastas de su Secretario de Cámara, eminente arqueólogo que había participado en las nuevas excavaciones.

-¡Monseñor!, ¡Monseñor! Lo hemos encontrado y es indudablemente auténtico ?gritaba el erudito escriba diocesano?.

Monseñor el Cardenal Arzobispo abrió los ojos, y en ese estado nirvánico del duermevela, preguntó con voz lánguida:

¿El qué habéis encontrado, hijo mío?

-El cuerpo del Apóstol ? respondió el secretario.

-Pues seguid trabajando hasta que encontréis el del caballo blanco de la batalla de Clavijo, y avisadme después.

En España hay dos versiones incompatibles de Santiago Apóstol: el dulce y manso peregrino, con cara de campesino agobiado por los foros y los tributos, con humildes sandalias en los pies y bordón del país de Judea, predicador del amaos los unos a los otros; y el otro, adalid guerrero, montado en brioso caballo blanco, matando moros a diestro y siniestro, en la batalla de Clavijo. En Galicia nadie cree en la existencia del de Clavijo ni de su batalla, invención mitológica de Castilla, en su guerra contra el moro infiel. Y el Cardenal Arzobispo de nuestra anécdota era gallego y por eso ordenó a su Secretario seguir excavando hasta encontrar al caballo, mientras él seguía gozando de su plácida siesta.

Es de esperar que en este anunciado Congreso, además de los restos del santo Apóstol, sean exhibidos los de su caballo. Y si no es así, que sigan excavando.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 27 de febreiro de... 1948)
Este artigo aparece tamén na escolma LA FERIA DEL MUNDO, publicado `polo CCG no ano 2008.
Sobre os restos do apóstolo
Reproducción do artigo no libro LA FERIA DEL MUNDO
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Galicia - Publicado o 27-02-2010 12:55
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0