A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

JORGE WASHINGTON
RSP escribe este artigo no 216 aniversario do nacemento de Jorge Washington pai da Independencia dos EE.UU. e o seu primeiro presidente.
RSP considerao "un cidadán honorable, xeneroso, desinteresado, posuidor dun grande sentido común que veu e venceu as circunstancias que lle eran desfavorables enton, para crear unha poderosa nación realista, san e xuiciosa."


22 de febrero de 1948

JORGE WASHINGTON


Por Ramón Suárez Picallo

El día 22 de febrero de 1732, nació en Bridges Creek, actual Estado norteamericano de Virginia, Jorge Washington, Padre de la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica y primer Presidente de la más poderosa nación democrática de nuestros tiempos. Hijo mayor de una antigua y noble familia inglesa, unía en su estirpe dos grandes tradiciones: militar la una y civil la otra.

Políticamente él, como todos los descendientes de los inmigrantes del ?Mayflower?, representaba el pensamiento revolucionario, tolerante y liberal de la Revolución Inglesa que tuviera concreción encarnada en los agitados tiempos de Cromwell, mucho antes de que los enciclopedistas franceses dieran al mundo las bases filosóficas de su grande y universal Revolución. Democrática y militarmente, este rico cultivador de tabaco en Virginia, anotó en su haber triunfos y derrotas de mucho volumen, frente a los franceses primero, y, más tarde ante las tropas de la poderosa Metrópolis cuando las trece colonias insurreccionadas dieron vida a la primera comunidad nacional independiente de América, inspirada en la memorable acta de Filadelfia que proclamaba la libertad y la igualdad de todos los seres humanos en el nacer, en el vivir, y en el morir.

En el orden espiritual, político e ideológico no fue ciertamente Jorge Washington personalidad de primer plano. A su lado estaban Adams, Jefferson, Madison, Hay, Knox y Franklin, sosteniendo cada cual su pensamiento en lo concerniente a la estructura de una nueva nación, aduciendo ideas, formas y principios diferentes. Washington con infalible instinto trató de coordinar las ideas discordantes, implicó en su gobierno a todos los sectores y en carácter de espíritu aglutinante fue elegido primer Presidente después de reducir a la disciplina a las unidades militares que lo habían acompañado.

Aceptó el cargo supremo muy a regañadientes y se dedicó en cuerpo y alma a darle forma y fuerza a un estado naciente, amenazado en su origen por discrepancias fundamentales en lo interno y en lo externo. Gestionó de las potencias europeas, un poco amoscadas por el arranque independentista americano, en una disputa por los impuestos al té de los descendientes de Guillermo Penn, amistades y tratados, y logró consolidar la República, sin que ?como ocurriera treinta años después en el resto de América- imperase la anarquía fomentada por los que no sabían qué hacer con La Libertad recién conquistada.

Jorge Washington ?digámoslo de una vez- no fue un militar comparable a Alejandro, a Julio Cesar, a Napoleón y ni siquiera a Bolívar; tampoco fue un estadista brillante: pero fue, eso sí, un ciudadano honorable, generosos, desinteresado, poseedor de un gran sentido común que supo ver y vencer las circunstancias que le eran desfavorables entonces, para crear una poderosa nación realista, sana y juiciosa. Quizá la tónica más estimable que le da eternidad hoy en el tiempo y en el espacio a los Estados Unidos de Norteamérica, sea la resultante de la herencia de Jorge Washington, síntesis, a su vez, del mundo lógico y práctico empapado del espíritu democrático anglosajón.

Más tarde vendrían los políticos idealistas encargados de seguir la noble tradición de Jefferson: el grande Abraham Lincoln, libertador y patriarca, y el inolvidable, inmortal y bien querido Franklin Délano Roosevelt. Y con ellos los Edison, los Poe, los Whitman y todos los otros que en las ciencias, en las artes y en las letras proclaman a los cuatro puntos cardinales la fecundidad, la fuerza y el espíritu de un pueblo ejemplar, humano y justo constituido en guardián de las últimas esencias de la dignidad humana.

Por eso compartimos en este día la emoción y el fervor del gran pueblo estadounidense, evocando con él la efemérides natalicia del padre de su gloriosa nacionalidad el gran Jorge Washington. El primero en la paz, el primero en la guerra y en el corazón de sus conciudadanos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile o 22 de febreiro de ... 1948)
Biografía de George_Washington
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 22-02-2010 00:48
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0