A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

PRIMEIRO ARTIGO DE RAMÓN SUAREZ PICALLO,SINDICALISTA, NA ARXENTINA.

HERNÁN DÍAZ, investigador e historiador arxentino,con sabedoría, meticulosidade e rigor, está a estudiar e difundir dende a FEDERACIÓN DAS SOCIEDADES GALEGAS o mundo da emigración galega en Arxentina e xa deiuxou constancia delo cando -vai para tres anos- publicou un completo, documentado e interesantísimo traballo sobre a HISTORIA DA FEDERACIÓN.
O seu entusiasmo pola historia, levouno a publicar traballos sobre o movemento obreiro arxentino así como as oríxes do socialismo europeo.
Participou en Sada nas II Xornadas dos Irmáns Suarez Picallo de outubro 2008 (cando a traída dos restos de Ramón) e falounos do último libro que publicou na Arxentina "Ramón Suárez Picallo. Años de formación política", e que desexamos ver publicado algún día aquí en Galicia. Agradecemos a xentileza de Hernán Díaz por nos permitir adiantar parte do seu contido publicando os artigos que RSP difundiu na prensa Arxentina nos anos 1917-1931.
Comezamos polo primeiro artigo coñecido de Ramón Suárez Picallo e, publicado no xornal "Adelante" o 15 de febreiro de 1917 e titulado:



MOVIMIENTO JUVENIL SOCIALISTA


Conviene, ya que se ha actualizado el tema, y los afiliados del P.S. han de hacer conciencia para emitir su voto en la incorporación al estatuto de dos cláusulas que al movimiento juvenil se refieren, hacer algunas consideraciones que sirven de antecedente en esta cuestión.
Urge en primer lugar destruir un argumento que se pretende fundamental. Qué causas, circunstancias o acontecimientos provocan la aparición del movimiento juvenil en Europa. Preténdese sin verdad ni razón que ella sea la tardía adquisición de los derechos políticos, que se realiza en los países europeos en edad que varía entre los 21 y los 25 años.
Afirmar esto, hacer de ello una diferencia fundamental con nuestro país y convertirlo en la razón de ser del movimiento juvenil es afirmar, y categóricamente, el desconocimiento ?absoluto? de su origen, de su desarrollo y de su actividad. Desconocimiento confesado por el autor del proyecto al solicitarle, el que esto escribe, una conferencia sobre el tema.
Y ya que partidarios y detractores han usado de antecedentes extranjeros, puntualicemos éstos. Los hechos son, por otra parte, la negación más elocuente del argumento esgrimido para justificar la represión de nuestro movimiento. Y entremos ya en materia.
Es altamente sugestivo que sea cuna de la organización juvenil socialista Bélgica, en el año 1886. Operábase por aquellos años en este país una intensa represión, tan brutal cuanto eficaz del movimiento obrero, represión que, iniciada mucho tiempo antes, culminó ?en el año del terror de 1886, en que la burguesía belga advirtió toda la importancia del interrogante social, a la luz de sus castillos y de sus fábricas incendiadas?.2 La historia del movimiento obrero desde mediados del siglo pasado hasta 18663 es una serie ininterrumpida de sangrientas represiones de revueltas, de hambrientos. Marchienne, Charleroi, Geraing, Borinage, Berviers, Jemappes, Ostende, Gante y muchas otras son las más conocidas masacres obreras. Y el instrumento ciego de esta reacción lo constituyen obreros, exclusivamente obreros, ya que los poseedores de 1.600 francos obtenían excepción por rescate. Nada extraño, pues, que se procurara desde un principio arrancar a la burguesía la terrible arma que constituyen los proletarios uniformados. Esta circunstancia provoca la organización del primer núcleo juvenil en noviembre de 1886.
Rápidamente difundidas, las juventudes dedícanse con entusiasmo y energía a la difícil y noble tarea que se habían impuesto.
La nueva organización con dos meses escasos de vida consigue, gracias a la importante ayuda material de la Federación Socialista de Gante, la publicación de su órgano Recluta, y meses después, setiembre de 1887, de un periódico análogo, el Cuartel.
La Federación Juvenil de Bruselas, con la ayuda financiera del Comité Ejecutivo del P.S., publica en enero de 1888 El Conscripto, y obligada por las circunstancias, lo hace en dos idiomas por ediciones dobles.
El entusiasmo de los jóvenes y el apoyo decidido del P.S. restan grandemente eficacia a las activas persecuciones policiales y, a pesar de ella, las organizaciones aumentan en número y en afiliados y sus varios órganos de publicidad ?que contaban, en general, de 16 a 20 páginas? llegan a tirajes elevadísimos (80.000 ejemplares el Cuartel).
Al mismo tiempo su actividad es ampliada, dedicándose no pocas energías a la acción educativa y más tarde a la protección del aprendiz.
En 1902 se suprime todo límite de edad para sus afiliados. Y recoja el dato nuestro impugnador. En el mismo año el P.S., en congreso celebrado en Lovaina, resuelve, por unanimidad, fomentar la organización de juventudes, la ayuda a las ya existentes, la colaboración en sus agitaciones, la difusión de la prensa juvenil y su representación en el seno de las Juntas provinciales y Comité Ejecutivo de dos delegados de la Federación de Juventudes Socialistas con derecho a voz y voto.
Tendencias anarquistas y herveístas nunca prosperaron en las organizaciones juveniles belgas.
La eficacia de su acción fue oficialmente reconocida. El general Brassines, ministro de guerra de Bélgica, en un informe elevado al P.E., declaraba que la acción juvenil socialista había sido de efectos ?deplorables?, produciendo en el ejército un estado de conciencia que lo inhabilitaba para la intervención en el movimiento obrero.
De la naturaleza de su acción da cumplida cuenta el manifiesto que transcribimos, previa traducción que le ha quitado elocuencia y belleza:

¡Recluta!
Mañana serás soldado. Hoy eres todavía trabajador, y podemos nosotros, jóvenes obreros, dirigirnos a ti, hablarte con toda franqueza, y, con nuestro fraternal saludo, dirigirte nuestro último consejo antes de ingresar al cuartel.
Al corresponderte por ciega casualidad un número malo, habrás maldecido la vergonzosa ley que te arranca a tu familia y a tus camaradas de trabajo. Tu conciencia se habrá rebelado ya contra la infame ley que en la edad más hermosa de tu vida te encierra en un cuartel, mientras que los hijos de los ricos se han librado de lo que ellos llaman ?el más sagrado de los deberes?, comprando su libertad por unas cuantas monedas de oro que han robado a tu trabajo. Tú habrás maldecido a la clase que en su beneficio te obliga a trabajar, y para ella te hace soldado; a la clase que te impone la esclavitud del salario, primero, y te sume luego en la esclavitud del cuartel. Tú sabes que en el cuartel se te educa para hacer de ti un instrumento que a la orden de un superior asesina a sus conciudadanos, para hacer de ti fiel guardián del gobierno y de los capitalistas que forjan el oro de su ganancia sobre la miseria tuya, de tu familia y de tus camaradas de clase.
En caso de una guerra, de una revolución o de una huelga, te ordenarán tirar sobre los que como tú son trabajadores, que tienen tus mismos intereses, deseos e ideales. Para eso, y nada más que para eso debes tú ir al cuartel. Una vez allí presta tus servicios tan bien como puedas: tienes en ello mucho que ganar y nada que perder. Condúcete bien, sé bueno y solidario con tus camaradas. No pierdas oportunidad de explicar a tus compañeros por qué están en el cuartel, para qué sirve el ejército y qué se exigirá de ellos. Si haces esto tu odio al militarismo no será estéril. Porque dentro y fuera del cuartel, somos los obreros la mayoría, y tan pronto como tengamos conciencia de ello, seremos fuerza invencible. No olvides que tú y todos los que reciben un fusil para aprender a manejarlo sois obreros. No olvides que los obreros de uniforme jamás deben tirar sobre sus hermanos que visten la blusa de trabajo.
No olvides nunca, en la huelga, en la guerra o en la revolución, cuando tengas en frente a los obreros y a tu espalda el revólver del oficial, que los trabajadores de todos los países tienen una sola bandera, una sola patria y un solo:
¡Viva el socialismo!

Dos Congresos de la Internacional Obrera (París, 1900, y Amsterdam, 1904) aprueban la organización juvenil y, reconociendo su eficacia para la acción antimilitarista, la recomiendan a las secciones donde aún no existen.
El movimiento juvenil en Bohemia iníciase por causas análogas a las que le provocaron en Bélgica.
El desarrollo de la actividad juvenil fue reconocido eficaz y conveniente como actividad normal en el movimiento obrero, y su organización se impuso con el aplauso y apoyo de los respectivos partidos socialistas en todos los países europeos sin que circunstancias anormales lo requirieran especialmente. En Austria-Hungría en 1894. En Francia en 1900, movimiento a veces entusiasta, pero poco persistente por característica psicológica de la juventud en ese país. En 1901 en Suiza e Italia, modelo en esta última por su actividad e importancia. En 1903 en España y Alemania; en ésta, a pesar de que leyes especiales la prohibían. En 1898 en Bulgaria y Noruega. En Suecia existe desde 1886. Por su gran importancia, su sorprendente progreso y lo complejo e inteligente de su acción, merece una descripción especial que espacio y tiempo no nos permiten dedicarle hoy.
Contaron las juventudes en diversos países, especialmente en Austria, con el apoyo financiero de las organizaciones gremiales, que reconocieron en todo su valor la eficacia de su acción.
En general, con la excepción anotada de Bélgica, se limita la edad de sus asociados a 30 años, no obstante adquirirse los derechos políticos mucho antes.
En el informe del Secretariado internacional, en folletos periódicos y artículos que al movimiento juvenil se refieren, nunca se menciona entre las causas de su existencia o su razón de ser la edad de ciudadanía. La ?fundamental? circunstancia en las primeras líneas anotada es un descubrimiento genuinamente ?criollo?. También lo es el proyecto de modificación de los estatutos, estableciendo un sistema de organización juvenil que no tiene precedente alguno en el movimiento obrero mundial.
Felicítense nuestros nacionalistas.

R.S.


1. Adelante!, nº 8, 15 de febrero de 1917, pg. 4.
2. Ramón Suárez no indica la fuente de la cita, de la misma manera que omite señalar el origen de la amplia información que despliega en el artículo. Como sugiere más adelante, es posible que contara con literatura en francés.
3. Pareciera ser una errata por 1886, año que se reitera en el resto del artículo.
4. Esta afirmación sugiere que Ramón Suárez mismo tradujo el texto del francés o, al menos, contaba con el original para poder comprobar que el texto castellano perdía en elocuencia.

Federacion Sociedades Galegas na Arxentina
Comentarios (0) - Categoría: Textos históricos - Publicado o 17-12-2009 00:40
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0