A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

SOBRE O CARDENAL CHILENO JOSÉ Mª CARO RODRÍGUEZ
Dura e sagaz crítica de RSP aos comerciantes chilenos polo agallaso ao cardenal Caro Rodríguez...


11 de julio de 1947

EL BUEN PASTOR Y SU BÁCULO


Por Ramón Suárez Picallo

El Comercio Minorista de Chile obsequiará próximamente al Eminentísimo señor Cardenal Arzobispo de Santiago, Monseñor José María Caro Rodríguez, con un hermoso báculo pastoral. Trátase, según noticia publicada en el órgano oficial del catolicismo chileno, de una valiosa joya, tanto por su valor artístico, como por el intrínseco de los materiales de que está construida: marfil purísimo, oro de mejor ley, plata fina y algunas piedras preciosas.

Estamos verdaderamente impresionados ante el gesto de generoso desprendimiento de los comerciantes minoristas; ellos, que compran a tres y venden a diez las cosas, sin ponerles nada, sino que más bien quitándole algo en calidad y en peso especifico, se echan de esta vez la casa por la ventana agasajando al Emérito purpurado chileno. Muchos y muy graves son los pecados de los comerciantes minoristas al por mayor en estos momentos de especulación y de usura desaforadas; pecados capitales, además de los que Dios perdona rara vez; mas aún así de estar en nuestras manos la facultad crónica de conceder absolución, bendición e indulgencia, les perdonaríamos a los comerciantes minoristas chilenos en cincuenta por ciento de sus culpas, ante la dedicada finura de obsequiarle un báculo, el más bondadoso sencillo, cristiano y santo pastor de almas de toda la Cristiandad. Eso sí, siempre que la absolución e indulgencia concedidas, fuesen condicionadas por el previo ?examen de conciencia, contrición de corazón, confesión de boca y satisfacción de obra?, y todo coronado con el finísimo propósito de enmienda ?E si non, non?.

Mientras tanto, no creemos que a Monseñor José María le conmueva mucho el lujoso regalo. Él es hombre de origen modesto, amigo de los pobres, de los tristes y de los desamparados, predilectos y bienqueridos a los ojos de Dios. No van con él ni con su claro espíritu jesuscristiano, los alardes de riqueza, representados en el oro, la plata y las piedras refulgentes. Más que todo eso, valen para el deleite de sus ojos, de su corazón y de su alma, el agua clara de los manantiales, bebida de bruces sobre la fuente pura, o absorbida en el cuenco de las manos que nunca pecaron; y más que un báculo de finos metales, cabe el viejo callado de tosco palo, de Judea, en el que aparece apoyado Jesús, al lado de la oveja que sería perdida, feliz de haberla recobrado para su rebaño.

Tal como se dice en el texto evangélico, hemos conocido ?por sus frutos?, al ilustre Príncipe Chileno de la Iglesia Católica; y un día tuvimos el honor singular de besar su anillo episcopal en la redacción de nuestro diario, y de escuchar de sus labios bellas y dulces palabras, que tenían el eco y el sabor añejos del tiempo de los Apóstoles. Y hemos confirmado entonces, una vieja opinión nuestra, expresada varias veces en esta misma columna; que si en algunos países, agitados y conmovidos por los efectos terribles de la guerra civil hubiese diez prelados de la estirpe cristiana y del prestigio de Monseñor Caro, vivirían hoy esos países, pacíficamente al amparo de la Ley, apartados de la fiera batalla que hace del hombre el lobo del Hombre, y sin que sobre su tierra sagrada, se hubiese proyectado la sombra siniestra de Caín, el fraticida.

De todos modos, no deja ser significativo que un vasto sector económico, político y social de la colectividad chilena, habitualmente adversario en la práctica, de su régimen político y de sus instituciones democráticas, le regalen al Jefe de la Iglesia ?que es el más demócrata de sus jerarcas? un pacífico e inofensivo báculo pastoral. Porque en otras tierras, sedicentes católicas y cristianas, el regalo a los prelados suele ser de índole bien distinta, por cierto; les regalan textos rudos y pavorosos, justificativos de la tiranía, rotundamente opuestos a la infinita misericordia de Dios, quien por no haber querido ser dictador, le concedió al hombre, hecho a su imagen y semejanza, el inestimable bien del libre albedrío o que les regalan algo peor aún: armas homicidas, materiales y espirituales, que dividen a la Grey Cristiana, en bandos rencorosos e irreconciliables, contrarios a la paz del espíritu, del hogar y del corazón, sobre cuyas bases debe descansar la familia individual y el hogar nacional que tiene a Cristo por Patrono, por Maestro y por Pater Familiae.

En este orden, Chile es hoy un país bellamente original, que distingue entre lo que es de Dios y lo que es del César.


(Artículo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de ... 1947)
Sobre o cardenal Jose Mª Caro Rodríguez
Outra biografía do cardenal Caro Rodríguez
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 11-07-2012 02:44
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0