A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

FESTIVIDADE DE SAN PEDRO
En moitas parroquias de Galicia se celebra hoxe a festividade de San Pedro.
RSP evoca neste artigo, escrito hai sesenta e dous anos, a figura do apóstolo Pedro e invita e anima a Igrexa a imitar a sua sinxeleza...


29 de junio de 1950
La Feria del Mundo

Por Pick?Up (Ramón Suárez Picallo)

PEDRO, EL PESCADOR


Festeja e evoca hoy en el mundo cristiano la figura de Apóstol Pedro, el humilde pescador del Mar de Galilea, elegido por Jesús el Redentor, para que fuese el Albacea testamentario de su Doctrina a lo largo y a lo ancho de todas las tierras, conocidas y desconocidas. Después de muchos hechos y prodigios que rodean la personalidad de Simón ?que así se llamo antes de llamarse Pedro- la multiplicación de los peces, la tormenta vencida, el paso sobre las olas, vino el reniego, la negación por tres veces, y después la fe clara, sólida, iluminada, una Fe de piedra a prueba de piqueta.

?Tú eres Pedro -le dijo el maestro? y sobre esa piedra edificare mi Iglesia; y a ti te daré las llaves de mi Reino, y todo lo que atares o desatares en la tierra, atado y desatado será en las alturas?. El Testamento hizo de Pedro el Vicario de Cristo en la Tierra, el Príncipe de sus Apóstoles y el primer Pontífice de la Comunión de los fieles cristianos.

El Testamento fue cabalmente cumplido, a costa de presiones, tormentos y martirios: El pescador fue el gran Apóstol. Desaparecido el Maestro, por muerte en cruz, su continuador recorrió todas las tierras de Galilea agrupando a los fieles dispersos, consolando a los entristecidos, animando a los pesimistas y protegiendo con su autoridad moral a los desamparados. Y de pescador y de peces se lanzó a ser pescador de almas de hombres ?como le dijera el Maestro- por comarcas gentiles.

Pero su institución le indicó que era Roma, la capital del Gran Imperio, el campo adecuado para darle solidez y universalidad a la ?Eclesía? que debía levantar. Y allá llegó Pedro a cumplir la gran misión. Junto con grupos reducidísimo de adeptos, multiplicados después al ciento por uno en los tugurios más inverosímiles de los esclavos, en el laberinto de las catacumbas y a veces, en las villas y en los palacios de los más encopetados patricios, la figura enjuta, ascética, bondadosa y venerable de Pedro proyectó su sombra mágica y se hizo amada y familiar. En la yacija sobre tierra monda donde agonizaba el esclavo encadenado; al lado de la docena perseguida por la lujuria de los mandones, junto al adepto de la nueva fe, que vacilaba ante el castigo de la justicia humana; frente al Circo Neroniano donde miles de criaturas humanas eran pasto de las fieras para divertir a los poderosos de la sociedad romana, caída en las más viles depravaciones, la figura de Pedro aparecía aureolada de consuelos mágicos. Su mirada, una palabra suya, un gesto, o el ademán de bendecir era el ?Consolatrix aflictórum? universal. Y fue sobre la sencillez humilde del gran pescador que nació la gran Construcción; Pablo de Tarso, el alucinado del camino de Damasco, le daría después solidez doctrinal y universal extensión en sus sapientes y magnificas Epístolas; más tarde los Padres y después los Doctores le darían sentido dialéctico y ciencia Teológica, pero la gran figura de Pedro, el pescador de peces y de almas, sería para siempre la del Creador, después de la del Maestro.

La Iglesia de nuestros días, amiga de los poderosos y ricos en bienes materiales, evoca en las grandes catedrales, opulentas de lujo, a Pedro primer Obispo y primer Pontífice con las llaves en la mano y la triple tiara en la cabeza, símbolo de la grandeza del Poder. En cambio, no faltan humildes iglesias ?especialmente en las costas- donde se le representa y festeja en el día de hoy como a un sencillo pescador; con ambas manos extendidas llevando en cada una de ellas un pez de plata a modo de recuerdo de su primera condición humilde, cuando Jesús lo conoció sobre las aguas del Mar de Galilea y lo atrajo a su causa.

Y en estos días en que la Construcción de Pedro, fortaleza espiritual de millones de almas, es acosada por fuertes vendavales, venidos de diversas latitudes del globo, quizá convenga volver a la sencillez del primer Apóstol, a su fe clara y a su amor por los pobres, los tristes, los desconsolados y los perseguidos por todas las injusticias humanas.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 29-06-2012 01:20
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0