A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

MAXIME WEYGAND

Durante a II Guerra Mundial Maxime Weygand(1867-1965) foi xefe das Forzas do Cercano Oriente, comandante en xefe de todas as Forzas do imperio francés. Non logrou solucionar a penosa situación na que se atopaba Francia a pesares do seu empeño. Á firma do armisticio, ocupouse do Ministerio de Defensa no Goberno de Pétain; despois representou ao goberno de Vichy. Os alemán detiveronno en 1942, cando o desembarco de Marrocos e Arxelia polos aliados, e trasladáronno a Alemania como rehén. En 1948 quedou en liberdade sen cargos e con todos os seus dereitos e privilexios.
RSP escribe este artigo cando Weygand está preso en Alemania.



3 de mayo de 1944

MAXIME WEYGAND


Por Ramón Suárez Picallo

Mientras en los círculos de la Francia Libre y Combatiente, residente en Argel, reaparecen diariamente nombres de franceses destacados, eclipsados antes por la gran catástrofe de su patria y repuestos ahora a las tareas de trabajar por ella, en ?la otra Francia?, en la de Vichy, un tupido velo cubre la suerte de otros que, en su día, ocuparon el primer plano en la vida pública de la gran nación.

Entre los personajes así ocultos, silenciados y arrinconados, desde hace meses y años, figuraba el general Maxime Weygand, Comandante en Jefe de los ejércitos franceses, en el instante de la entrega de Compiegne, y fundador y organizador de los del África, hoy en pie de guerra al lado de las democracias, bajo la dirección suprema del insigne general De Gaulle.

El general Weygand fue, toda su vida, un hombre misterioso. Se dice que el ?misterio? comienza en su propio nacimiento, en un país que no es Francia. De padres no franceses y de estirpe real e imperial; sigue en el colegio militar de Saint Cyr, donde es educado y sostenido en un alto tren principesco, sin que se supiese quien lo sostenía; continúa, cuando fallece la romántica y desventurada ex Emperatriz Carlota de México, y él preside, ostensiblemente, sus funerales. Se acrecienta el ?misterio? cuando es llamado para dirigir él ejercito francés, días antes del triste armisticio, y lo entrega a los nazis sin pelear; y, cuando después se le propone marchar al África, donde había una fuerza de 500.000 hombres, organizados por él, que le obedecían ciegamente, y que hubieran levantado allí bajo su dirección la bandera de combate contra los invasores de Francia, a lo que Weygand se negó rotundamente.

Se dijo, entonces, y siguió diciéndose después, que Máxime Weygand, monárquico, reaccionario y filofascista, formaba parte de la pandilla infame de vendepatrias que traicionaron a la República Francesa, entregándola humillada y ofendida, esclava y maniatada, a los nazis alemanes, para que hiciesen de ella un apéndice sometido del Tercer Reich.

No obstante tales antecedentes, aún había gentes, en Francia y fuera de Francia, que no creían en la traición del general, y esperaban de él un gesto que reivindicara su nombre y su honor de soldado francés. No se produjo el gesto esperado. Mientras tanto los nazis, practicando aquello de que ?el traidor no es menester, siendo la traición pasada?, metieron preso a Weygand en un campo alemán de prisioneros, según breve noticia publicada a la sazón. Cayó sobre él, desde entonces, el más ominoso silencio; nadie lo recordaba, hasta que ayer dio su nombre la radio británica. Informando que Pierre Laval, el jefe de la pandilla traidora de Vichy, está negociando con los alemanes su posible libertad.

?Laval ?dice la noticia en referencia- espera utilizar a Weygand para reforzar su posición y neutralizar con él, el creciente desprestigio que ha caído sobre el Mariscal Petain?; piensa el auvernés , de piel y alma negra, que Weygand, a cambio de su libertad, apoyaría las milicias traidoras de Joseph Darnand, encargadas de aplastar el movimiento patriótico del pueblo francés en su valerosa lucha de resistencia. Como se ve, una especie de ?toma y daca? entre traidores, único género de relación posible entre gentes de la abominable moral lavaliana . No se sabe si Maxime Weygand ha prestado o no su consentimiento a la indecente negociación. Su cautiverio no es Jordán bastante para redimirlo de sus pecados; pero podría ser una circunstancia atenuante, si supiese mantenerlo con decoro, para el día del juicio, que Francia abrirá a quienes no cumplieron con la promesa y con el deber sagrado y jurado de defenderla de sus impíos enemigos. La entrada de Weygand en la ?combinación? lavaliana, vendría a confirmar, indubitablemente, la trayectoria de una vida tortuosa, coronada con la traición suprema, en víspera de la jornada decisiva. No asombraría a nadie tal actitud. Su nombre saldría del silencio ominoso en que lo mantenían, para entrar, de un salto, en la picota infamante del escándalo y en el primer lugar de la lista de los traidores, donde hasta ahora ocupaba sólo un segundo término, en relación con otros de igual significación para Francia.

Mientras tanto, es muy posible que los alemanes no le ?concedan? la libertad. Por aquello de que ?el que hace un cesto hace cientos...? habrán de pensar, que si Weygand traicionó a Francia, que lo aupó, lo mimó y lo colmó de honores, no hay razones bastantes para suponer que, si la ocasión le es dada, deje de traicionar, también, al Tercer Reich. ¡Qué el caso es empezar la ?cuesta abajo?! Después ?todos los santos ayudan? a caer por la pendiente.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal dia como hoxe pero... de 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Francia) - Publicado o 03-05-2012 09:44
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0