A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

FOLGAS MARÍTIMAS NA ARXENTINA (en 1921)
Artigo recollido por Hernán Díaz no seu libro "Ramón Suárez Picallo. Años de formación política" da editorial arxentina Alborada (2008) e que escribiu RSP tal día como hoxe pero de 1921...



DE LA GRAN HUELGA MARÍTIMA
(1)

Resistencia y solidaridad

Desde el primer momento nuestro gremio se dio perfecta cuenta de que había necesidad de recurrir como nunca a la solidaridad de todos los camaradas para salir airosos de la contienda. Era, pues, necesario organizar la resistencia en forma que nos permitiese mantenernos todo el tiempo preciso para batir al poderoso enemigo.
Todas las secciones y entidades que integran la organización de la marina mercante nacional, desde las sociedades de oficiales a la de todos los tripulantes, han organizado la resistencia. El problema estaba en evitar, hasta lo posible, el hambre [en] el gremio. Era cuestión entonces de arbitrar los medios de sostener a los camaradas en huelga con el sacrificio solidario de los que trabajaban (2).
Tomaré como base a una de las secciones, que por ser a la que pertenezco, y por permitirlo su sistema de administración, es de la que puedo obtener datos y cifras precisos. Me refiero al Sindicato de ?Mozos, Cocineros y Anexos de a bordo?.
La Caja común a bordo. Hace ya tiempo que nuestro sindicato tiene implantado el sistema de caja común, a la que nuestros camaradas llaman ?La Comuna?, para abreviar, o quizá para darle un significado ideológico, ya que en el fondo este magnífico sistema es, en pequeño, una práctica comunista. Trátase de que el personal de cámara tiene, a más de su sueldo mensual, otras entradas como ser: beneficio del bar, porcentaje de mayordomo, propinas, etc. Este dinero, antes de la caja común, pertenecía a los que lo ganaban, individualmente. Había envidia, egoísmo, reyertas, amén de que ciertas plazas tenían la perspectiva de percibir a fin de mes un sueldo extraordinario, mientras que otras, con más trabajo, percibían mucho menos. Un núcleo de compañeros, que, dicho sea de paso, han sido el alma de nuestra organización, tuvieron la feliz iniciativa de que toda entrada extraordinaria que percibían los camaradas vaya a una caja, y cada quincena o cada mes, según el buque, se reparta por igual entre todo el personal de la Sección. Costó esfuerzos pero la iniciativa convirtióse en una realidad, lográndose con ello lo siguiente: suprimir de raíz las rencillas y la envidia; educar a los camaradas en las prácticas de la solidaridad efectiva, implantando el principio de ?todos para uno y uno para todos?.
En el buque donde trabajo observaba cierto día a los camaradas, al hacer la entrega de la noche. Un compañero, que estoy seguro no ha leído nunca un tratado ni una línea de sociología, esperaba para el último hacer su entrega: se vislumbraba cierta alegría. Era que este camarada estaba seguro de ?batir el récord? en la entrega, como así fue. Este camarada había entregado 19 pesos. Hice el cálculo de lo que todos habían entregado y este camarada, que había entregado 19 pesos, percibía en el reparto 3 pesos. Su satisfacción duró todo el día y hasta a ?sotto voce? decía a los compañeros, con justo orgullo, ?hoy he batido yo el récord?. Este hecho sencillo, pero de un hermoso significado, nos demuestra cuál será nuestra alegría cuando la producción vaya a una gran caja común y todos estemos deseosos de ?batir el récord?, para el bien de todos.
Nuestro Sindicato halló en esta caja común la solidaridad pecuniaria indispensable durante la huelga. Una asamblea ha resuelto que [?] común pasase al Sindicato. Durante la huelga, a la llegada de cada buque, aparecía a bordo nuestro simpático ?ministro de finanzas?, camarada J. Calvo ?el que, a pesar de ser comunista, es aficionadísimo a los números, y en lo referente a los dineros de la organización un célebre ?tacaño? ?, munido de los correspondientes recibos [?] apertura de la caja y previa revisación de los libros ?esta caja es llevada con su contabilidad? y retiraba su porcentaje. El dinero del ?Soviet?, como dicen cariñosamente los compañeros.
Veamos los resultados en cifras: nuestra organización cuenta con 1.100 socios. Durante la Huelga ha trabajado un 40%, o sea 440 compañeros, y han entregado al sindicato, como cuota de huelga, la bonita suma de sesenta y cinco mil ciento trece pesos con ochenta y ocho centavos (pesos 65.113,88 m/n). Agréguese a esto que estos 440 compañeros permitieron a otro 35% de los compañeros el turno riguroso, es decir, que ellos trabajaron aproximadamente la mitad del tiempo de huelga. Esta entrega, sin contar las cotizaciones de $ 2 mensuales que, a pesar de la huelga, oscilaron entre 400 y 600 mensualmente. Así fue como nuestra organización hizo frente a la situación, atendiendo siempre las necesidades más perentorias de los asociados. Veamos también esto en cifras:

Préstamos hechos a los socios de febrero 1920 a feb. 1921 $ 30.449,25
Sueldos a socios que no turnaron durante la huelga
a razón de $ 60 mensuales a cada compañero $ 35.890.?
A la F.O.M. a cuenta del Restaurant $ 17.000.?
A la Unión Naval de Oficiales a cuenta gastos de huelga
de la F.O.M. $ 2.900.?
Visitas médicas a socios, de febrero 1920 a marzo 1921 $ 2.665,50
Subsidios a enfermos, entierros y pasajes a camaradas
que debieron ausentarse del país por prescripción médica $ 7.296,10
Total $ 96.200,85

Insistimos en que nuestro sindicato tiene sólo 1.100 socios, para apreciar bien el esfuerzo realizado. Nuestra organización no olvidó, como se ve, ninguno de los principios de su carta orgánica.
Cuando un camarada ha caído postrado en el lecho del dolor, la organización, cual madre cariñosa, acudió a su cabecera con sus auxilios médicos y pecuniarios; cuando en el hogar proletario la muerte ha segado una vida, la solidaridad ha llegado hasta la fosa donde serían sepultados los restos del caído; cuando el espantable bacilo de Koch se apoderó de los pulmones de nuestros hermanos, y debían ir en busca de aire, la organización facilitó el viaje. Muchísimas veces nuestras asambleas, por unanimidad, votaban, además del pasaje, otra partida para los primeros gastos de camaradas que se ausentaban.
Bellos gestos de solidaridad práctica que obligan al hombre a ser bueno.
Nos censurarán algunos ?ultrarrevolucionarios? de pico que estas cosas ?adormecen? la conciencia. Y nosotros contestamos que nuestra organización estuvo en huelga 13 meses sin notarse ninguna deserción en sus filas y que cuando tocó accionar, se accionó, como el que mejor. Es así, caro lector, como las secciones que integran la F.O.M. han mantenido el conflicto obrero más grande e importante del proletariado sudamericano.

RAMÓN SUÁREZ
(continuará)3


NOTAS DE HERNÁN DÍAZ
1. La Internacional, n° 114, 9 de abril de 1921. El ejemplar que hemos consultado tiene varios problemas de legibilidad, que hemos tratado de subsanar o que hemos reemplazado por el signo [?].
2. La huelga de 1921, al igual que la de 1924, no se trataba de una huelga general sino de un boicot a los barcos que tomaban personal ?adventicio?, o sea, no registrado en la Federación Obrera Marítima. Esto significaba que si en un barco todo el presonal era federado, sus tripulantes trabajaban. Eran estos trabajadores los que sostenían el salario de los que no lo hacían.
3. Lamentablemente no contamos con los tres números siguientes de La Internacional y no hemos podido constatar que exista esa anunciada continuación del artículo.

Comentarios (0) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 09-04-2012 00:02
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0