A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ROMA EN 1942
Ante a posibilidade dun bombardeo de Roma por parte dos aliados se falaba de distintas posibilidades de protección da mesma. RSP da a súa versión ao respecto. No gráfico que se acompaña aparece a ubicación de distintos edificios previstos para a EUR (Exposición Universal de Roma en 1942) diseñada polo goberno fascista para commemorar os vinte años do reximen e que non chegou a celebrarse polo desenrolo da II Guerra Mundial...


7 de diciembre de 1942

ROMA CIUDAD ABIERTA



Por Ramón Suárez Picallo

Quienes tienen en ello mucho interés están especulando estos días a costa de Roma. El Gobierno italiano, tomando como base el discurso de Churchill, prometiendo un bombardeo ?científico? de sus ciudades, si Italia no pide la paz, está negociando sobre la base de la celebridad universal de la Ciudad Eterna. Ha ordenado cierto grado de evacuaciones de ella, y en Suiza se comenta la posibilidad de que sea declarada Ciudad Abierta, a los efectos de librarla de toda agresión.

Por otra parte, en medios escasamente católicos y menos cristianos se airean con gran entusiasmo supuestas protestas y declaraciones del Sumo Pontífice, según las cuales estaría dispuesto a permanecer en la Ciudad de Pedro, cualquiera que fuera su suerte; cuando mucho se trasladaría a la antigua Basílica de San Juan de Letrán, sede de los primeros obispos de la Iglesia Católica, conferida en propiedad a la Santa Sede, en el tratado de su nombre y por el cual el fascismo regularizó sus relaciones con el Vaticano.

En todo esto, se hace una lamentable confusión con propósitos fáciles de identificar. Se hace una especie de ?mezcla?, que puede ser valedera para quienes no conozcan la topografía urbana de Roma. Se procura impresionar a las gentes hablándoles de bombarderos que destruirían, por ejemplo, la gloriosa Cúpula de Miguel Ángel, los tesoros artísticos vaticanos y, quien sabe sino? los sepulcros de los santos mártires y Padres de la Iglesia. Y no hay tal cosa. Roma son tres ciudades distintas, absolutamente diferentes y perfectamente deslindadas entre sí: la antigua Roma monárquica, republicana e imperial, convertida hoy en magnífico Museo para turistas; la abigarrada Roma Vaticana, y la Roma moderna, capital de Italia, esta última llena de cuarteles de camisas negras, de depósitos de armas y municiones y sede del gobierno fascista y escuela de agresión. Todo el mundo conoce estas tres Romas.

Y, a menos que hayan instalado cañones y ametralladoras antiaéreas en el ?Forum?, en el Arco de Constantino, o en las columnas de Séptimo Severo, la vieja Roma clásica, no es objetivo militar para bombardeos; es además claramente distinguible porque está acotada cuidadosamente y sus ruinas gloriosas se distinguen desde todos los puntos. Tampoco es de suponer que las estatuas de la Plaza de San Pedro, ni su Basílica famosa, ni el obelisco de Sixto XV, que caracterizan la Ciudad Vaticana estén fortificadas ni oculten depósitos de armas y municiones. Pío XII, antes de ser Papa, fue un diplomático magnífico y sabe todo cuanto hay que saber en Derecho Internacional y en todos los otros derechos.

En cuanto a la otra Roma, la capital de Italia, ya varía el cantar. Allí hay de todo cuanto pueda ser objetivo militar en un país que declaró la guerra a otros países. Y por haber hay incluso un gigantesco monumento al ?otro? Víctor Manuel deplorable como obra de arte.

A no confundir pues las Romas ni lo otro. Porque entre muchas otras conservamos la ilusión de volver a visitar la Ciudad Eterna. Y estamos seguros de encontrar intacta la Cúpula de San Pedro, el obelisco y todo lo demás que debe estar intacto.

Eso sí no tenemos la misma seguridad en lo que se refiere a los cuarteles fascistas, ni siquiera al monumento a Víctor Manuel. Es posible que esto desaparezca de un modo o de otro. A pesar de lo cual Roma seguirá siendo la Ciudad Eterna.
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Segunda Guerra Mundial (Italia) - Publicado o 07-12-2011 01:00
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0