A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ESPECULADORES

No ano 1947, en Chile, preocupaban os prezos excesivos e abusivos nos articulos de uso común e diario.Hoxe, 54 anos despois, a especulación, os especuladores e intermediarios siguen a intervir nos mercados de moitos lugares e países...


30 de agosto de 1947

LA ESPECULACIÓN


Por Ramón Suárez Picallo

La cosa esta vez parece que va de veras. La gran batalla contra la especulación ?enemigo número uno de la economía y de la salud del pueblo chileno? está en pleno apogeo. No se trata, según todas las evidencias, de una escaramuza más, sino que de una lucha en toda regla, con todas las armas, sin tregua ni cuartel, caiga quien caiga.

Los poderosos ejércitos combatientes están inicialmente formados por los pocos temibles funcionarios del Comisariato, por los carabineros, ya de más cuidado; y por los abnegados agentes del Servicio de Investigaciones. Mas, hétenos aquí, que a tal milicia, acaba de agregarse ahora una fuerza imponderable, de incuestionable eficiencia en la ruda lucha planteada; una Asociación Nacional de Dueñas de Casa, con filiales en los barrios, en las villas y en las ciudades de todo el país, encargadas de vigilar, de denunciar y de protestar ante toda clase de precios abusivos de artículos de primera necesidad, desde el pan y las papas, hasta las remolachas.

La vigorosa y benemérita legión femenina, que surge a la lucha por la iniciativa de la señora Rosa Markmanm de González Videla, esposa del excelentísimo señor Presidente de la República, quien como ama de las más grandes casas de Chile, asume la rectoría de la Asociación y da normas sobre el modo de actuar de sus células, en combinación con las esposas de los alcaldes de las Comunas, que son presidentes de ellas, por derecho propio.

La Asociación filial de cada Comuna o barrio, designará varias inspectoras ?ad hororem?, encargadas de fiscalizar, denunciar y aún reprimir, si se da el caso, los abusos de los comerciantes delincuentes que venden a 10 las cosas que compran a dos, perturbando así la vida colectiva en uno de sus aspectos más vitales y difíciles en estos decisivos momentos.

La simpática iniciativa de la ilustre dama chilena, ha caído admirablemente en el ambiente de las dueñas de casa que la aplauden a manos batientes; porque ella pone el asunto en la jurisdicción de las únicas personas que saben en verdad de lo que se trata, y porque viene como llover sobre mojado. Y si el Generalísimo de la singular y denodada contienda por el bienestar público, don Teofilo Gómez, le da a la arriscada milicia femenina, medios y facilidades y manga ancha para actuar, ya pueden los tunantes de la especulación irse liando los petates para un próximo e irremediable veraneo forzoso en... la punta más alta del cerro.

Ahí es nada, si las señoras enfurecidas, y con razón, pueden ejercer su autoridad con los que las despluman diariamente en forma inmisericorde, dándoles gato por liebre y haciéndoles pagar a tocateja liebre por gato.

Mientras tanto, es muy de desear que la novísima Asociación de Dueñas de Casa comience su batalla, porque, ¡la verdad!, pese a las drásticas medidas del Gobierno, se sigue especulando descarada y escandalosamente, a veces en las propias narices de los funcionarios represores. En algunos mercados de la ciudad se especula con el pescado, y con las legumbres. Días pasados un empleado del Comisariato preguntó a una puestera a cómo vendía las betarragas, las zanahorias y las cebollas; la interrogada dijo que a tanto, pero cuando el funcionario se retiró, la vendió a 60 centavos más por unidad. Una señora protestó; era extranjera y la vendedora le dijo que fuese a protestar a su tierra y que si no quería la mercadería que la dejase. Las demás señoras se callaron en muda solidaridad con la vendedora y pagaron sin chistar los precios abusivos.

En casi todos las almacenes de abarrotes hay a la vista listas de precios de los artículos de mayor consumo; pero cuando se piden le contestan al cliente que eso está agotado y que en cambio hay otros que cuestan mucho más. Y así sigue, rueda te rueda, la abominable especulación, hasta que las dueñas de casa no se dispongan a ponerse en jarras y zumbarle por la cabeza al comerciante desaprensivo, por lo menos las pesas de todas las balanzas, que encuentren a mano, sin perjuicio de que luego después lo anuncien por la vía legal para que lo manden a veranear a lo dicho...

Ojalá que esta Asociación de Dueñas de Casa, cuyo nacimiento saludamos con alborozo, ponga en la batalla decisiva que está librándose un poco de ?acción directa y física?, dándole cierta agilidad necesaria a las disposiciones legales dictadas al respecto. Recuérdese que en esto de las leyes, también puede ser válido el viejo dicho pedagógico: ?La letra con sangre entra?.

(Artigo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile, tal día como hoxe, 30 de agosto de...1947)
Vero outro artigo de RSP sobre os especuladores
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 30-08-2011 00:42
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0