A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ANUNCIO DE VODA DE ISABEL DE INGLATERRA
RSP comenta aquí o compromiso matrimonial da futura raiña de Inglaterra, princesa Isabel de Windsor. Con posterioridade escribirá outro artigo relatando a citada voda (ver enlace ao pé.)


12 de julio de 1947

COMPROMISO REAL


Por Ramón Suárez Picallo

Sus Majestades, el Rey y la Reina de Inglaterra, han comunicado a la Nación y a los Dominios que forman su gran Comunidad Británica, el compromiso de la Princesa Isabel de Windsor, su hija mayor y heredera por lo tanto de la real e imperial Corona que ellos ciñen, la más poderosa, estimada y respetada del mundo por los súbditos que le deben lealtad y acatamiento.

El anuncio se hizo en el Palacio de Buckingham con la solemnidad habitual señalada en las reglas, leyes y normas que rigen allí la vida pública y privada de las reales personas; le fue trasmitido al Primer Ministro Clemente Attlee y a los jefes de los gobiernos del Canadá, Australia, Nueva Zelanda, África del Sur y Rodhesia Meridional, para que ellos y los respectivos Parlamentos aprueben la planeada boda de su futura Reina. Desde el punto de vista humano, no deja de ser engorroso eso de que un acto tan subjetivo y tan íntimo como es el casamiento de una hermosa muchacha con un apuesto mozo de su agrado, dependa de aprobaciones gubernamentales y parlamentarias como si se tratase de una ley sobre seguridad pública o sobre tributos aduaneros.

Pero el oficio de reinar tiene sus dificultades; y una de ellas es ésta de las bodas reales, que según viejas leyes rígidas y severas, respondieron las más de las veces a través de la Historia, más que a la atracción amorosa de los cónyuges, a los intereses del Estado. Y los ingleses, desde los tremendos líos que allí se armaron con Enrique Octavo y su única mujer legítima, Catalina de Aragón, suelen hilar muy delgado en esto de casar a sus príncipes y princesas. ¡Que lo diga, si no, Eduardo Octavo, que tuvo que renunciar a la corona, por serle fiel a la señora Wallys Simpson y hacerla su legítima esposa, cuando ocupaba el trono más poderoso del mundo. Porque la ley es la ley, y por dura que sea en Inglaterra tienen que cumplirla a rajatabla, desde el Rey hasta el más humilde de los súbditos del Imperio.

En este caso para que la ley se compagine con el amor, pues el novio cuasi marido de la futura Reina y Emperatriz, según la opinión no muy autorizada por masculina, de los corresponsales, es buen mozo, en estado de merecer, rodeado de muy viriles virtudes; es oficial de la marina Británica con el grado de teniente, distinguido en la última guerra con menciones y medallas honoríficas por actos notorios de valor y de heroísmo; corre, además, por sus venas sangre real de Dinamarca, de Inglaterra, de Grecia y de Alemania y viene a ser primo de su futura mujer ya que ambos son tataranietos de la Reina Victoria. Y, a modo de propina que Dios le dio, tiene 26 años, es deportista excelente, buen bailarín, ostenta espesa cabellera ondulada, ojos azules, largas pestañas y un cuerpo de estatua griega. Así lo describen los corresponsales, y si la descripción es cierta, Felipe ?que así se llama el afortunado mortal? es para que se vuelvan locas por sus pedazos, las más castas, recatadas y hermosas doncellas del mundo, incluso la heredera de la Corona Británica.

Ella, la Princesa Isabel se merece bien semejante alhaja. Es sencilla, bondadosa, modesta y dulce como la miel que repartió a manos llenas en los hospitales de sangre de su patria durante la última guerra; fue educada en la gran escuela del dolor, en los años más duros de la Historia Inglesa, de todos los tiempos, cuando en su hogar real regía el mismo racionamiento que en todos los otros hogares de Inglaterra, y su madre le enseñaba a virar y a planchar los vestidos para que durasen más, porque las telas se necesitaban para hilas con que restañar las heridas de los combatientes.

Por eso será Isabel, además de una buena Reina, una excelente ama de casa, con lo cual va ganando mucho para su mejor aventura conyugal, el Teniente Felipe de Mountbatten. ¡Ahí es nada, hallar en estos tiempos una ama de casa, capas de acrecentar el patrimonio hogareño, en vez de despilfarrarlo!

Y por si todo lo dicho fuera poco, se asegura, además, que la real doncella, ama a su apuesto Teniente; que como primos que son ??cuanto más primo, yo más me arrimo?? fueron compañeros de juegos infantiles; y que fue entonces cuando se dieron las deliciosas tonterías que suelen decirse los muchachos y las muchachas, si se gustan mutuamente, y si no tienen delante el estorbo inaguantable de institutrices, preceptores, dueñas o ?carabinas? con los ojos constantemente vigilantes, cabalgando sobre los anteojos de carey, montados en una nariz ganchuda y antipática.

En fin, una monada real y un humano romance de amor del que Inglaterra espera las mayores venturas en el próximo porvenir, inspirada en antecedentes históricos de monarcas femeninos que hicieron sus máximas grandezas en diversos períodos de su gloriosa Historia.
Voda de Isabel de Ingalerra
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 12-07-2011 01:07
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0