A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

SANTA, 1ª película sonora mexicana (1931)
Hoxe RSP comenta un curioso e divertido incidente que sucedeu nunha localidade colombiana cando un empresario invitou a presenciar a película Santa a párrocos e relixiosos, convencido que, só xa polo nome, (pois descoñecia o contido do film)sería unha obra piadosa que axudaría a converter as almas maís alonxadas da Igrexa...aparte dun éxito de recadación.Máis o argumento da película non tiña nada que ver con nome...


30 de junio de 1947

UNA SANTA SIN SANTIDAD


Por Ramón Suárez Picallo

En el pueblo de Tumaco, perteneciente al Departamento de Cauca, en Colombia, ha ocurrido días pasados un incidente muy pintoresco. El empresario del teatro local, recibió una película mexicana titulada ?Santa?, destinada a ser exhibida allí en calidad de acontecimiento extraordinario. Y, ni corto ni perezoso, el honorable comerciante de películas pensó inmediatamente en un éxito de taquilla, dado al carácter de la obra, tan sugestivamente bautizada ?¿Santa?? Se trata sin duda ?pensó él, antes de ver la película? de una obra piadosa y edificante, capaz de conmover y de convertir a las piedras más duras, y de ponerlas al Servicio de la Santa Madre Iglesia, de sus mandatos y sus dogmas. Fiado en tal suposición invitó a presenciar el estreno de la película al cura párroco, a los honorables padres de familia de la localidad, y a los miembros de las Congregaciones religiosas locales, convencido de que ?Santa?, era una obra ejemplar, de ?discreto solaz y honesto esparcimiento?, hecha para la mejor ejemplaridad religiosa y moral.

Tremendísimo error del aprovechado y analfabeto empresario. ?Santa? es el nombre de pila de la muchacha que protagoniza la película. Es una chiquilla campesina, candorosa e ingenua, deshonrada por un ?niño bien? de buena y rica familia, perteneciente toda a la Acción Católica del lugar, monaguillo, auxiliar y especie de mano de derecha del señor cura párroco. Abandonada por los amigos y familiares de quienes la llevaron a la deshonra, ?Santa? abandona el pueblo y se va a la ciudad, a donde va a ser dueña y señora de una casa que llamaremos, para no ofender al casto lector, de ?señoritas de educación descuidada?. Allí llega un día mucho después el catolicísimo y ?honorable? pillete, que fuera causa de su desgracia. Es un político, un dirigente, una especie de ?esperanza de la patria?, según el sapiente dictamen, de los hombres de orden y de pro, que lo auparon, y lo consagraron como jefe.

?Santa?, con cruel y gracioso donaire, se burla del ?honrado? tunante, y le asegura que no llegará a donde quiere llegar, sin contar con ella y con su influencia aún siendo lo que ella es y como es. Y el hombre, puntal de las instituciones, la utiliza como escalera para subir a las alturas, y desde allí pontificar y definir sobre temas de moral y de buenas costumbres.

Tal es, a grandes rasgos trazados, el tema de la película ?Santa?. No es, como se ve, adecuado para invitar a su estreno al cura párroco ni a los reverendos padres de una Congregación religiosa. Por eso, tanto el cura como los monjes invitados al estreno, salieron pitando del salón donde se exhibía la cinta; y, pocas horas después el teatro fue apedreado e incendiado por una turba de fanáticos. Si anduviese por allí el bueno y dulce Rabí de Galilea, repetiría sin duda su dicho inmortal ?Quien esté libre de culpa, que arroje la primera piedra?. Los brazos quedarían en el aire y las piedras sin lanzar, porque en orden a estas cosas, ?en todas partes de cuecen habas y en Colombia calderadas?.

Mientras tanto, sepan los empresarios de teatro, que hay que ver las películas antes de invitar a presenciarlas a ciertas gentes de pro; porque así como el hábito no hace al monje, tampoco el nombre califica el contenido de la cosa; y a veces bajo el nombre de ?Santa?, no existe poca ni mucha santidad como parece ocurrir en la película exhibida en Tumaco, departamento de Cauca, República de Colombia.


(Artigo publicado no nornal La Hora, en Santiago de Chile o día 30 de xuño de... 1947)
Comentarios (2) - Categoría: RSP-Tal día como hoxe... - Publicado o 30-06-2011 02:06
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
2 Comentario(s)
1 No le entendi#blgtk08# nada
Comentario por (12-05-2014 19:15)
2 No le entendi#blgtk08# nada
Comentario por (12-05-2014 19:15)
Deixa o teu comentario
Nome:
Correo electrónico: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0