A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

MONSEÑOR QUINTANILLA, expulsado de Pekin (1951)
30 de mayo de 1951

BUENAS TARDES
ESPAÑA EN EL MUNDO.EN LA CHINA


Por Ramón Suárez Picallo

Se anuncia desde Roma, que el Gobierno comunista chino de Peking, prosiguiendo su ?razzias? contra los misioneros cristianos que andaban por su inmenso territorio predicando el Evangelio de Jesús, ha detenido a otro grupo de ellos bajo la acusación de no ser amigos del régimen de Mao?Tsé?Tung.

Entre los detenidos aparece un hombre que nos llamó la atención, por su eufonía castellana: Monseñor Arturo Quintanilla; Obispo católico de la Provincia de Honan. El hombre nos causó sorpresa y nos dedicamos a averiguar de quién se trata, pues era muy raro hallar, en los últimos tiempos, apellidos españoles en los equipos cristianizadores del inquieto e inquietante Extremo Oriente.

Después de las viejas andanzas por aquellos remotos andurriales del ilustre jesuita navarro que se venera en todos los altares de la Cristiandad Católica con el nombre de San Francisco Javier, creíamos que por causa de su mala ventura, los misioneros españoles no habían vuelto por allí en su afán de ecumenicidad religiosa. Les habíamos dejado la ingrata tarea de cristianizar a los chinos, a los ingleses, a los franceses, a los alemanes y a los norteamericanos. El Doctor Cronin, en su bellísimo libro ?LAS LLAVES DEL REINO?, nos confirmó en tal falsa suposición, presentándonos sólo a ingleses y a yanquis en la ingente tarea cristianizadora.

Y ahí nos aparece hoy Monseñor Arturo Quintanilla, Obispo de Honán sufriendo cárcel y martirio en nombre de Cristo y de la ecumenicidad cristiana de España. ¿Quién es él? Monseñor Arturo Quintanilla nació hace ahora unos 70 años, en la provincia española de Logroño, capital de la comarca de La Rioja, tierra de buen vino, de pimientos morrones y de famosos embutidos; es decir, de bien comer y de beber mejor, que comparte, históricamente parte del país vasco, parte de Aragón y parte de Castilla. Pero, además de su pueblo natal, perteneciente a esa provincia, se llama Berceo, inmortal y sonoro nombre en la historia toponimia de nuestra Literatura, pues fue natural de allí mismo el altísimo poeta don Gonzalo de Berceo, el que escribiera en Román paladino, inmortales romances, pidiendo como único premio de ellos, el vaso de buen vino y de la buena hospitalidad riojana.

Y no deja de ser coincidencia interesante esta de que Mao?Tsé?Tung ilustre poeta chino y mandamás comunista, haya metido en la cárcel a un paisano de Gonzalo de Berceo, que además de doctor en Teología y Sagrados Cánones, es un buen poeta, erudito en letras, humanismo y latinidades. Pero, en fin, es así y fue siempre así el afán ecuménico de España, en el sentido de extender su fe por todas las tierras del mundo, dejando sobre ellas un tendal de mártires y de santos, casi todos ellos excelentes poetas.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero ... de 1951)
Sobre monseñor Arturo Quintanilla
Comentarios (3) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 30-05-2012 00:11
# Ligazón permanente a este artigo
SANTA TERESA Y SANTA TERESITA
Neste artigo RSP fala da confusión que se está a crear en Chile ante a noticia que duas irmáns de Santa Teresa viven en Francia.... Ao final resulta que a tal Teresa, non é a santa española se non que o título refirese á santa francesa.


13 de mayo de 1947

TERESA Y TERESITA


Por Ramón Suárez Picallo

Antes de ayer hemos leído en un estimado colega de la mañana un título sensacional, grandote y en primera página, que decía así: ?Dos hermanas de Santa Teresa de Jesús viven en Francia?. Leer el enunciado y dar un salto en nuestro asiento fue todo uno. Primero nos hemos indignado por la escasa importancia que el compañero titulador, rotulador, o titulero del colega, dado el hecho extraordinario, de que estén allí, vivitas y coleando, dos señoras de más o menos 400 años de edad. Después, hemos revisado minuciosamente nuestras noticias acerca de la insigne santa, doctora y poeta de Ávila, por si acaso estaban trabucadas.

Mas, no fue así. Las noticias que teníamos eran exactas. Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada, conocida entre la gente que habla y escribe castellano, como Santa Teresa de Jesús, nació en Ávila de los Caballeros, el 28 de marzo de 1515, y murió, en olor de santidad, después de muchos y muy provechosas andanzas, en la famosa villa Salmantina de Alba de Tormes, el 04 de octubre de 1582. Comprobamos, además, que la santa y fundadora tenía varios hermanos y algunas hermanas, todos muy dados a lecturas romanceras, caballerescas y místicas, de donde le vino a la autora de ?Las Moradas? su afán por las bellas letras, llegando a ser, con su amigo y coetáneo San Juan de la Cruz, uno de los más grandes poetas místicos del mundo. Fue amiga, además, del Beato Juan de Ávila, de San Francisco de Borja, de San Pedro de Alcántara y de San Luis Beltrán. Eran los felices tiempos en que en España se daban los santos con la misma facilidad con que se dan hoy los estraperlistas, los verdugos y los carceleros.

Tanto Teresa como sus hermanos -que eran el total nueve? adoptaron el apellido Ahumada; uno de ellos murió en el Paraguay en fiera batalla con los indios guaraníes; otro se vino a Chile y murió aquí, en lucha con araucanos, historiadores y heraldistas chilenos, aseguran documentación fehaciente, que todos los Ahumada de Chile descienden de la ilustre familia abulense de Santa Teresa de Jesús, incluso el que da nombre a una de las conocidas y transitadas calles de Santiago.

El paciente y piadoso lector de periódicos, se dará ahora cuenta cabal de nuestro maravillado asombro, al leer en un gran diario chileno el mencionado título; sobre todo ante la longevidad inigualada de las hermanas de Santa Teresa de Jesús ?cuya vida guarde Dios muchos años? que, de ser cierto. Merecía un título a todo lo largo y a lo ancho de la página.


EL ERROR

Después de leer el título, leímos el texto y caímos en la cuenta del error. No se trataba de la inconfundible santa española, autora inmortal de ?Camino de perfección?, ?Conceptos del Amor Divino?, ?Castillo interior? y ?Las Moradas?; de la estupenda mujer, que recorrió España de punta a cabo, discutiendo con prelados, teólogos y doctores, haciendo de sus deliquios místico ? amorosos hacía Jesús, una doctrina filosófica y una gloriosa escuela poética; de la que en sus andanzas, dio un día con la mismísima Santa Inquisición, y uno de cuyos magistrados afirmó que prefería habérselas con cien teólogos, antes que con ésta fémina inquieta, andariega, doctoral y polemista?.

No se trataba de esta magnifica santa abulense, que fue, además, artífice genial de la lengua castellana en el verso y en la prosa; se trataba de una beatita francesa, suavecita y con un poco de confitería, canonizada hace pocos años con el nombre de Santa Teresita del Niño Jesús, que según decires, hizo la mar de milagros, y tiene en Chile gran cantidad de devotos.

Cuando se produjo la elevación a los altares de la Teresita gala, hubo en España una polémica tremenda. Alguien habló que los franceses hacían a los españoles una competencia empecinada en lo de tener santos y santas con iguales nombres. Un gran escritor católico, censuró ásperamente a las beatas peninsulares, que ofrecían su devoción a la pequeña Teresita francesa, mientras olvidaban a la gran Teresona española.

Nosotros éramos entonces muy chicos y por eso no pudimos intervenir en la polémica. Después, leímos los libros de Santa Teresa de Jesús, y fuimos sus devotos incondicionales, lo cual no quiere decir que tengamos ninguna inquina contra la santita traspirenaica. Pero, eso sí, nos parece que en Chile no puede haber confusión posible entre las dos santas homónimas. Aunque sólo sea porque aquí todos los días pasamos por la calle Ahumada, que nos hace recordar el abolengo prócer de la gran Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada, conocida por cuantos saben leer, hablar y escribir castellano, con el abreviado religioso y literario de Santa Teresa de Jesús, nacida en Avila el 28 de marzo de 1515.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 13-05-2012 00:35
# Ligazón permanente a este artigo
BEATIFICACIÓN DE MARIA GORETTI
Con motivo da beatificación por parte da igrexa católica da adolescente italiana Maria Goretti(1890-1902) declarada mártir por conservar a castidade (a canonización será posterior, en 1950)RSP escribe este artigo ao respecto.


30 de abril de 1947

FLOR DE SANTIDAD


Por Ramón Suárez Picallo

La Iglesia Católica a mostrado en los últimos tiempos una notoria tendencia a enriquecer el Santoral y los Altares con nuevos bienaventurados del sexo femenino. No se trata -a nuestro juicio? de una predisposición galante de la congregación romana encargada de buscar y de hacer los santos, como podría suponer el lector malicioso y un tanto descreído. No, más bien se trata de la escasez de materia de santidad entre los pecadores conocidos y por conocer, confesables e inconfesables.

Entre las santas canonizadas últimamente, para mayor encanto de la Corte celestial, esta Marujita Goretti, tierna chiquilla de 11 años que fue fieramente asesinada por un barbarote de 18, sin duda con infames propósitos. No sabemos los méritos alegados, hechos durante la breve vida y después de la terrible muerte, por la joven santificada anteayer. Porque si fue solo por haber sido asesinada por un bárbaro, con fines nefandos y abuso de fuerza, hay en idéntica situación, a lo largo de los últimos diez años, decenas de millones de criaturas, bastantes para llenar todo el reino de los bienaventurados, por grande que sea.

Pero dejemos estas sutiles teologías para que las resuelvan los sesudos doctores y vayamos a la parte humana de la ceremonia. Asistió a ella una anciana de 83 años, lisiada y tan pobre, que tuvo que hacer el viaje de 40 kilómetros de ida y de vuelta. Entre Nettuno y su pueblo natal y la ciudad de Roma. Pues bien, la pobre anciana era nada menos que la madre de la nueva Santa, que fue a ver la glorificación de su hija. Por lo visto la gloria de los hijos no alcanza a los padres; aunque sean viejos, pobres y tullidos, tienen que viajar en tercera. ¡Y en Italia! A estas horas. Otro motivo casi suficiente, para canonizar tal hazaña.

Pero aún hubo más; el fiero asesino de Marujita, después de cumplir varios años de cárcel, se hizo santo también, o está en camino de hacerse. Ingresó a un Monasterio, y hubiera ido a Roma a presenciar la canonización de su víctima, invitado por la propia Iglesia, de no impedírselo un incidente imprevisto: el monje que debía acompañarlo, el Padre Luis, fue muerto a tiros por el indignado dueño de un repollar que lo confundió con un ladrón de berzas, en vísperas de emprender el viaje a la Santa Ciudad ¿Castigo de Dios y de la Santa? ¡Vaya a usted a saberlo!

Como se ve, no puede negársele dramatismo a la nueva flor de santidad; demasiado dramático para una santa de once años, edad en que todas las niñas son santas mientras no se demuestre lo contrario.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 30-04-2012 02:54
# Ligazón permanente a este artigo
VENRES SANTO
No ano 1944 RSP adicou uns artigos a falar da Semana Santa que se poden buscar e ler no enlace que se indica ao pé deste artigo de hoxe e no que se inclúe outro -escrito en 1949- onde hai referencias explicitas a dita celebración en Sada...


7 de abril de 1944


EVOCACIÓN DEL DRAMA DEL GÓLGOTA


Por Ramón Suárez Picallo

Después de cenar con sus discípulos, la noche del jueves, y de habérseles dado, en carne y en sangre, en el símbolo del pan y el vino de la mesa, Jesús se retiró a orar y descansar su espíritu fatigado, al Huerto de los Olivos.

Miró desde allí la ciudad de Jerusalén y presintió que en ella estaba tramándose su muerte. Contempló una vez más, el viejo paisaje bíblico, citado a todo lo largo de la historia de Israel, y volvió a orar. Sus discípulos se habían dormido y el maestro se sintió solo frente a su Destino. ?Lloró y sintió sobre su frente sudor frío?. Y entonces, lo que en él había de humano, salió a flor de labios. Tuvo miedo y pidió al Padre que apartara de sus labios el amargo Cáliz del acerbo dolor. En seguida, el Redentor se sobrepuso al Hombre y se dispuso a afrontarlo todo en cumplimiento de su misión; ?Hágase tu voluntad?.

Llegaron poco después los sayones, guiados por el discípulo traidor, y lo prendieron y condujeron ante jueces y magistrados que habían de juzgarle. Lo ultrajaron, lo coronaron de espinas, lo escupieron y abofetearon y después lo condenaron a morir crucificado en la cumbre del Gólgota, en la ingrata compañía de dos ladrones.

Cargó con su cruz a cuestas calle de la Amargura arriba, hasta llegar, casi exánime, a lo alto del Monte, trocado en patíbulo ignominioso.

Allí, despojado de sus ya desgarradas vestiduras, húmedas de sudor y de sangre, fue ceñido al madero de la muerte; sus manos que esparcieran bendiciones, que acariciaran cabezas de niños, y que, con su contacto, sanaran enfermos; y sus pies que dejaran con su huella estela de santidad peregrina sobre los senderos de Judea, fueron taladrados por duros clavos de hierro. Ya sobre la Cruz, desde lo más alto del martirio, dijo Jesús siete frases, serenas y amargas, que pasaron a la Eternidad, como las últimas de su gran Mensaje de Amor y de Paz, de Misericordia y de Perdón.

?En tus manos; Señor, encomiendo mi espíritu?, dice una de ellas; encomendaba con ella Jesús a la inmortalidad de los siglos, sus doctrinas y el ejemplo de su Vida y de su Muerte, generosas y desinteresadas. Aún latía en lo alto del leño, erguido en claridad de la tarde primaveral, el grande corazón del Cristo. Longinos, el Cinturón del Poder cesáreo, lo partió de un lanzazo y la vida terrena del Mártir se extinguió, mientras la tierra temblaba y el Sol se obscurecía en pleno día claro.

Así murió, tal día como hoy, del año 33 de nuestra Era, Jesús de Nazareth, nacido en un establo de Belén obrero carpintero en su adolescencia, Apóstol y predicador en su edad viril, portador de un Mensaje nuevo, de amor y de Fraternidad entre los hombres, y que buscó para amigos y discípulos, a unos cuantos humildes pescadores del Tiberíades.

Corrieron los siglos, y a lo largo de ellos, el poder legítimo e ilegítimo, la fortuna bien o mal adquirida, la falsa o cierta sabiduría, se volcaron sobre el recuerdo del hombre y de su Idea, desvirtuando su sencilla pobreza y su dulce humildad las más de las veces, con lujos paganos y bajos propósitos terrenales. Quienes robaron millones, le ofrecieron joyas que apenas valían miles; y quienes hicieron de la crueldad en el poder público y privado la ley de su gobierno, se arrodillaron para impetrar su complicidad: la de quien murió por predicar el ¡?Amaos los unos a los otros?! Todo eso pasó y seguirá pasando, en agravio del Cristo pobre y bondadoso, ?rodeado de matorrales de lanzas como si fuese un fiero general o encerrado en una Custodia de oro regalada por un cacique en día de elecciones? ?como decía Guerra Junqueiro¬-.

Pero, por encima y por debajo de eso, en el recanto más íntimo de las almas sencillas en el sagrario de los corazones humildes; más en las pobres ermitas de los barrios obreros y de los poblados campesinos, que en el boato lujoso de las grandes catedrales, el Mensaje del Nazareno, brilla y tremeluce , cargado de Fe y de Esperanza, puro y vibrante, como augurio de una nueva mejor vida para el género humano adolecido y torturado, por haber olvidado, quizá sus luminosas palabras.

Así lo escucha, en este Viernes Santo, el espíritu arrodillado de toda la Cristiandad, conturbada por la destrucción, la muerte el espanto, en espera de que florezca sobre toda la faz de la Tierra la Bienaventuranza de la Paz, anunciada en el Sermón Inmortal.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile pola Semana Santa en 1944)
Outros artigos referidos á Semana Santa
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 06-04-2012 01:35
# Ligazón permanente a este artigo
REPRESENTACIÓNS EN SEMANA SANTA (1944)
RSP comenta os espectáculos artísticos que, con motivo da Semana Santa se están a presentar en Santiago de Chile no ano 1944...


4 de abril de 1944

ARTE RELIGIOSO


Por Ramón Suárez Picallo

En esta Semana Santa, habrá en Santiago abundancia de espectáculos de Arte; inspirados en temas religiosos. Todos los años ocurre, más o menos, igual cosa. Los empresarios y los artistas, recurren a lo que se llaman ?obras de circunstancias?, puestas en escena, por artistas, más o menos especializados en ese género de representaciones. El tema se presta y el fervor del pueblo creyente, suple, las más de las veces, con su buena voluntad, los defectos artísticos e interpretativos. Este año se nota especial predilección por el recuerdo de las cosas místicas, y, a juzgar los anuncios al respecto, las representaciones de Semana Santa adquirirán singular relieve.

Efectivamente, habrá en el Estadio Nacional una gran representación de la Vida, Pasión y Muerte de Jesús, dirigida por el veterano, culto y ágil actor chileno Italo Martínez, con los honores, el boato y las características de famosos espectáculos europeos al aire libre, sobre el mismo tema.

En el Caupolicán, el español Juanito Leal y Nieves López Marín, piensan reverdecer viejos laureles ganados por ellos en otros grandes teatros de América, interpretando los personajes inmortales del Drama del Gólgota. Y Aníbal Reyna y María Llopart, también renovarán legítimos triunfos sobre igual tema en el Balmaceda. En el Municipal, la compañía lírica española, que allí actúa, hará también su aporte, representando el ?Hermano lobo? (motivos franciscanos) particulares del maestro Penella, cuyos preparativos están realizándose cuidadosamente para que resulte un éxito.

Por su parte, el cinematógrafo, anuncia también dos novedades de primer orden: ?Jesús de Nazareth?, en el cine Santiago y ?San Francisco de Asís? en el Continental, ambas películas mexicanas, sobre las cuales tenemos magnificas referencias y cuyas exhibiciones despertaron mucho interés.

Habrá, además, las consabidas transmisiones radiales de música sacra, sustituyendo, malamente, a algunos conciertos populares, que debían haber sido organizados, y de los cuales no tenemos noticia hasta el momento en que escribimos.

Como se ve, los medios artísticos profanos, contribuirán fuera de las ceremonias clásicas de los templos, a las celebraciones de la Semana Santa, en memoria y recuerdo del más bello y trascendental episodio de la historia religiosa de la Humanidad. Sólo es deseable, ahora, que los artistas de todos ellos, no repitan defectos, fallas, e inconsciencias de otros años, de éstas y de otras partes, actuando fuera del marco de solemne decoro que tales representaciones requieren y saltando de lo sublime del tema al ridículo de las malas representaciones de ?teatro de la legua?, con cómicos analfabetos y desaforados.

Hay, evidentemente, en todo el mundo de abolengo cristiano, un retorno a la emoción religiosa y, en Chile, se ha señalado con diversidad de manifestaciones esta emoción. Pero ella, va en busca de lo sutil, de lo depurado, de lo permanente espiritual y bello, sin la ordinariez chabacana de las truculencias verbales y plásticas, que afearon, en los últimos tiempos al catolicismo ultramontano, preocupado más de lo material y de lo terreno que de aquellas esencias espirituales que dieron al Cristianismo, además de la jerarquía de una Fe universal, el carácter de un Arte y de una Estética.

Las realizaciones artísticas de esta Semana Santa, deben pues, estar en concordancia con las corrientes de esta nueva espiritualidad cristiana.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de ... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 04-04-2012 00:56
# Ligazón permanente a este artigo
CURAS OBREROS CHILENOS EN 1944
O movemento de Curas Obreiros foi unha das experiencias máis importantes e orixinais da Iglesia no século XX.RSP fala neste artigo deste movemento do clero chileno en 1944...


17 de marzo de 1944

EL PROLETARIADO SACERDOTAL


Por Ramón Suárez Picallo

Verdaderamente impresionante, y de significación social y política muy profunda, es el movimiento reivindicacionista del clero pobre de La Serena, del que da cuenta, amplia, y documentadamente, nuestro compañero Tito Castillo, en una sensacional información publicada en ?La Hora? de ayer.

Significa, nada menos, que la aparición y manifestación -en su aspecto combativo de la lucha de clases, negada y combatida por la iglesia? dentro de la ?corporación perfecta?, que pretende ser, en el orden espiritual y jerárquico la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Efectivamente, los curas que, por vocación, por obligaciones económicas, y por competencia profesional, ?trabajo para el Altar?, proclaman el derecho de vivir decorosamente de su trabajo, al igual que los mineros, los empleados del comercio, los mecánicos y los obreros ferroviarios, pongamos por caso el ejemplo.

Y al igual que en todas las otras sociedades humanas, alegan un hecho cierto, existente en la comunidad eclesiástica como en todas las otras, base y fundamento de todas las teorías sociales y revolucionarias contemporáneas: la existencia de ricos y pobres, de ?explotados y explotadores?, de ?poseedores y poseídos?; en una palabra de ?proletarios y burgueses?. Como diría Carlos Marx, para demostrar que el desarrollo histórico de las sociedades humanas es, en resumen, ?la historia de una permanente e irreconciliable lucha de clases?.

No es nueva, por lo demás, la contienda entre el clero pobre, rural y vilego , que desempeña una función espiritual, moral y cultural, entre las capas populares de la población, y el llamado ?alto clero?, rico y opulento, alhajado y bien vestido, con rentas copiosas de él o de la Diócesis, donde ejerce su jerarquía política y de mandamás, junto a los bienquistos de la tonsura, amparando siempre a los de arriba, aunque estén tan apartados de la estricta justicia cristiana como lo está el camello del hueco de la aguja.

Pasados los tiempos primitivos de las privaciones, las persecuciones y el martirio, de los primeros gloriosos cristianos; y pasadas y olvidadas también las doctrinas socialistas proletarias de los Padres, la Iglesia se hizo doctoral, política, estatal, imperial y burguesa, identificándose, plenamente con las instituciones de la sociedad profana, cuya suerte ha corrido, y corre aún hoy.

Los grandes agitadores del humanismo y de la Reforma, salieron todos del seno mismo de la Iglesia, señalaron el desvío, y de ahí el carácter social de algunos de aquellos movimientos en diversos países.

El talento esclarecido y la viva emoción cristiana de León XIII, ante el desarrollo de las ideas y de las luchas sociales del siglo XIX, tendieron a recuperar y a remozar las viejas doctrinas ?proletarizantes? de la Iglesia, en lo tocante a la política y a la economía extra eclesiástica. Pero, dentro de la institución misma, había, y hay, una inmensa multitud de sus servidores, incluidos entre el proletario, como clase y como servidumbre económica, moral y política.

En las naciones católicas, donde la Iglesia está vinculada al Estado, y donde el clero se forma por casta y sin vocación, el conflicto no surge; pero, en aquellas otras donde la Iglesia es una simple corporación de Derecho Público, y sus miembros, son ciudadanos como los demás, servidores de los deberes y acogidos a los derechos, es natural que surja y hasta está muy bien que surja a manera de reivindicación social, amparada en el Derecho del Trabajo. Pues, ahí está, en la provincia de Coquimbo, con perspectivas de extenderse a todo el territorio nacional planteado en un conflicto social, que, para ser igualito a todos los otros, sólo falta que sus promotores se afilien a la C. T. Ch.

Su pliego de mejoras, dirigido al Arzobispado, no se diferencia ni en la forma ni en el contenido, de cualquier otro de los conocidos en el género. Podría reducirse a esta simple premisa. Trabajamos y no ganamos bastante para vivir con decoro. Mientras tanto, aquellos para quienes trabajamos, son ricos y opulentos. O, como decía un padre ?no recordamos si San Juan Crisóstomo? ?lo superfluo de los ricos es lo necesario estrictamente para que vivan los pobres?.

Saludamos, pues, al clero pobre de Chile, como parte integrante del proletariado, inclinado en la lucha de clases.Aunque rabie la prensa reaccionaria, que pide la disolución de la C. T. Ch. y clama todos los días en nombre del catolicismo contra las ?exigencias? obreras y los pliegos de peticiones de sus sindicatos.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 17-03-2012 00:06
# Ligazón permanente a este artigo
PROTESTAS DE PIO XII en 1944 por dereito de asilo.
10 de febrero de 1944

EL PAPA PROTESTA



Por Ramón Suárez Picallo


Según informaciones italianas llegadas a Berna por medios considerados como impecables por su exactitud el Sumo Pontífice Romano ha formulado una enérgica protesta ante el Embajador del Tercer Reich en la Santa Sede, por violación del derecho de refugio y asilo, cometida en el Instituto de San Pablo, en territorio Vaticano.

En efecto, fuerzas de la Wehrmacht, habrìan penetrado en el citado Instituto, y detenido, acusándolos de traición a Mussolini y a sus amos los nazis alemanes, al general Montt, ex comandante de la aviación de Sicilia, junto con otros cuatro oficiales superiores del Ejército, fascistas antes y ahora badoglistas.

Alega el Papa Pío XII, en su protesta, las cláusulas del Tratado de Letrán y acordado con el gobierno fascista, y aún podría citar textos del Concordato firmado con el gobierno nacional?socialista alemán, perseguidor de los católicos de Austria, de Polonia y de la misma Alemania; y sí aún quisiera extender algo más la universalidad de la Iglesia de Cristo, quizá pudiese recurrir a las razones que lo han movido a admitir, en la Sede de San Pedro, a un representante del Imperio Japonés, donde fue asesinado San Francisco Javier y sus misioneros cristianos, los sacerdotes y la monjas de las Indias Orientales holandesas, y donde ocurrió recientemente la horrible matanza de miles de católicos filipinos, canadienses y norteamericanos.

No se sabe qué contestó el representante diplomático del nazismo a la protesta pontificial; pero, si quisiera, podría replicarla con textos de Hitler, en los que, como programa político del Reich, figura el exterminio del catolicismo y del cristianismo. De igual manera que si la protesta fuese presentada ante representantes del fascismo italiano éstos podrían decirle:

-?No tiene Su Santidad derecho a protestar ahora. El Vaticano no quiso, o no pudo llegar a un acuerdo con los gobiernos legítimos de Italia; para resolver su viejo problema temporal tuvo que esperar el advenimiento del fascismo, con el que se entendió a maravilla. Cargue ahora con las consecuencias de haberse entendido con tal mala gente, sabiendo como era?.

Los ejemplares católicos vascos, podrían alegar, a su vez, que el Vaticano les dejó desamparados en la hora de su lucha y protegió, en cambio, con bendiciones a granel, a los nazis alemanes y a los fascistas italianos, que bombardearon el Santuario de Guernica; y los católicos republicanos españoles, que defendieron la República, tendrían motivos para recordar que el Vaticano apoyó la insurrección totalitaria de los curazos zafios, que no creen en Dios, y censuró acremente a los creyentes que no consideraban incompatible con las doctrinas de Cristo en su Patria, la existencia de un régimen de Libertad, de Democracia, y de Justicia, emanado de la soberana voluntad del pueblo, que es, según viejo aforismo, la voluntad del mismo Dios.

Y es que, la Iglesia Católica y su Cabeza Visible, perdieron, en la lucha que actualmente libra la Humanidad, una de sus mejores oportunidades. Ha olvidado el refrán que dice que ?no se puede a la vez, tocar la campana y andar en la procesión?, o sea, que no se puede concederle un dedo al totalitarismo, porque se apodera, después del brazo y del cuerpo entero. La Iglesia, como Poder Temporal y como organización política, con territorio, decisión e influencia diplomática en el conjunto de los estados organizados, ha protegido a todas las corrientes reaccionarias de Europa, a pretexto de oponerlas al comunismo, como muralla y como dique. Sólo cuando estas corrientes se le fueron encima, reaccionó, en pequeña parte, con sutilezas canónicas y frases huecas. Los últimos discursos el Papa, en una guerra a muerte entre la civilización occidental y cristiana, y la barbarie nazi, aria, nórdica y neopagana, son de una vaciedad impresionante por su falta de contenido y su ausencia de solidez doctrinal, aún con referencia a las propias doctrinas de los Padres y de los Doctores de la Iglesia.

El Papa actual, parece que no puede olvidar que fue un tiempo, Secretario del Estado Vaticano, Nuncio en Alemania y mundano viajero por varios países, haciendo diplomacia de trastienda, apoyando reaccionarios, y combatiendo, doctrinas nuevas, de las que la Iglesia debió recoger normas y provecho, porque ellas son quiéralo o no las del mundo del mañana.

Para los fieles católicos, el Pontífice Romano, define ?ex -cátedra?, en materias de la fe; representa a Cristo en la Tierra, y le son debidos, por ello, acatamientos y respetos; pero, para millones de esos mismos fieles, ese mismo Papa, como Jefe de Estado, deja mucho que desear y sus decisiones, son motivo de discusión, porque no fueron acertadas, en los orígenes y a lo largo de ésta terrible contienda.

Días pasados se habló de ello en todo el mundo; se dijo que después de la guerra, vendrá una fuerte corriente anticlerical, debido a los desaciertos de la Iglesia. Ello es, en general, absolutamente cierto, pese a cuanto se diga en contrario. Y, es cierto, también, que en esa corriente, habrá miles y millones de católicos y de cristianos, que ven con repugnancia, las concesiones que hace la Iglesia a la barbarie nipona y al furioso anticristianismo de los nazis. Dios, al concederle al hombre libre albedrío, se negó a ser dictador y abominó para siempre de la dictadura: Cristo Jesús, sus Apóstoles, no transigieron jamás, con las fuerzas del mal, cuando luchaban con las del bien; los Padres y los Doctores clamaron, contra la injusticia a los débiles, y mandaron combatirla: los derechos del hombre y los derechos de los pueblos eran, para ellos, tan sagrados, que llegaron a justificar el regicidio y el magnicidio, cuando fuese en su defensa.

¿Olvidó esto la Iglesia? Sí, lo olvidó la Iglesia como Poder temporal y político. Por eso sus protestas, hechas, hoy, con tal carácter, ya no causan impresión. La Providencia de Dios, da a cada uno lo que se merece. Incluso al Papa, como persona humana y como ente jurídico. Y, hoy por hoy, Roma, habla en ese carácter y en ese tono; como un Estado reaccionario, que recoge lo que sembró. Todo ello, naturalmente, sin que Cristo tenga nada que ver en el asunto.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, o día 10 de febreiro de... 1944)
Comentarios (1) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 10-02-2012 08:23
# Ligazón permanente a este artigo
IGREXA E POLÍTICA

RSP comenta xa en 1948 como as igrexas cristiás se adaptan e serven aos réximes políticos que gobernan nos distintos países nos que actúan sexa cal sexa o seu carácter,ou sexa, se alían co poder político...


27 de diciembre de 1948

ENTRE TAITAS ANDA EL JUEGO


Por Ramón Suárez Picallo

El Jefe de la Iglesia Ortodoxa de Rumania, Patriarca Justiniano, ha publicado una Carta Pastoral dedicada a sus fieles devotos, en la que ataca violentamente al papa Pío XII, jefe, a su vez, de la iglesia Católica, Apostólica y Romana. El señor Justiniano ?muy señor nuestro? se felicita de que el Gobierno de Rumania le haya puesto las peras a cuarto a la autoridad pontificia, denunciando el Concordato que regulaba sus relaciones con la Santa Sede. Las cosas que el jerarca ortodoxo le dice a su colega católico, son demasiado gruesas para escribirse en letra de molde.

En el fondo, no hay más que un hecho clarísimo en la polémica: la Iglesia Ortodoxa, por la cuenta que le tiene, se adapta a las modalidades políticas de los países donde actúa y sirve humildemente a los gobiernos que los controlan, cualquiera que sea su carácter: Ayer a los Zares despóticos y hoy a los amos soviéticos.

Por su parte, la jerarquía romana hace en política tres cuartos de lo mismo: Ayer sirvió a los nazis alemanes, a los fascistas italianos y a los franquistas españoles, cuando estos llevaban las de ganar; hoy sirve a las democracias siempre que estén en el Poder; y mañana seguiría sirviendo a quien mande más, cualquiera que sea su carácter.

Por todo lo cual, los creyentes de verdad, escuchan como quien oye llover, estas cartas pastorales. Y buscan, por su propia cuenta, los caminos que los conduzcan a Dios, sin cicerones ni intermediarios, empeñados en arrimar el ascua a su sardina teocrática y política, en procura de bienes temporales, que nada tienen que ver con el Reino del Espíritu.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1948)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 27-12-2011 01:00
# Ligazón permanente a este artigo
O PURGATORIO

Visión crítica de RSP sobre como entenden moitos católicos a existencia e misión de O Purgatorio en 1947.


30 de noviembre de 1947

EL PURGATORIO


Por Ramón Suárez Picallo

-?Hermano, las cosas van muy mal para nuestra Santa Madre. La impiedad cunde en forma tal, que ya casi nadie se dedica, con su óbolo y con sus oraciones a sacar ánimas del Purgatorio. Lo sé, porque en mi Iglesia las boetas y los cepillos, después de recorrer varias veces por delante de los feligreses, vuelven a la sacristías tan vacías como fueron, o con unas monedas míseras, que no alcanzan para sacar ni un cuarto de ánima. Y eso que tenemos buen cuidado en pintar cada tanto el consabido cuadrito con las pobres animitas envueltas en llamas. Pero ni con esas, hermano?.

Así expresaba su pesadumbre cierto sacerdote rural, ingenuo y bondadoso, hondamente preocupado por el sufrimiento de las almas que, antes de entrar en la gloria, tienen que estar algún tiempo redimiéndose de sus pecados en ese pavoroso punto de tránsito que se llama Purgatorio. Le decía su queja a otro compañero muy anciano, privado por su mucha edad del ejercicio de su ministerio, que mataba sus ocios dándose a toda clase de lecturas que lo volvieron un tántico volteriano y otro poco heterodoxo. El viejo cura leído y algo escéptico, redarguyó:

-?Concedo en parte que la fe no crece; pero no creo que el abandono en que van cayendo las ánimas benditas deba considerarse como una crisis general de la Religión. Lo que ocurre es que el Purgatorio y sus llamitas como elemento de exaltación de la piedad humana, está ya muy gastado.

Al fin y al cabo los que están en él, por mal que lo pasen saben que saldrán algún día de allí para gozar de la ventura eterna. En cambio, hay otras almas más miserables, sin esperanza, las que están en el infierno, cuya redención despertaría gran interés. Fíjese que son almas pudientes, con familiares ricos y en general piadosísimos. ¡Lo que no darían por sacar almas del infierno con la esperanza de que alguien, después, se ocupe de sacar la suya! Habrá que ver el modo de hacerle una puerta de salida al infierno, aunque sea pequeña. Sería una buena manera de compensar la indiferencia que hoy rodea al Purgatorio y a sus habitantes. Cavile en esto hermano como lo estoy haciendo yo.?

El diálogo quedó ahí para no pasar a teologías mayores. Los dos sacerdotes tenían razón. Las ánimas del Purgatorio, así colectivamente, están cada día más abandonadas. Aquella vieja plegaria ??Que Dios las saque de penas y las lleve a descansar?- que se decía mientras se echaban unas monedas en el cepillo, ya no se escucha: ni la oración, ni las monedas. Cuando más alguien pide por ánima determinada de un familiar, de un amigo o de un benefactor; pero, son poquísimos los que piden por todas en conjunto, conocidas y desconocidas.


UNA INICIATIVA MALOGRADA

Pero nunca faltan personas altruistas dispuestas a toda clase de generosidades a favor de las ánimas, que suplen la indiferencia en que se las tiene abandonadas. Ahí están doña Teresa Cancino y doña Andrea Vargas, amigas insignes de los habitantes del Purgatorio. En efecto, con propósitos y fines tan nobles, fundaron una Sociedad Protectora, de la que eran entre las dos, la presidencia, la secretaria y toda la lista de asociados. Y, en el nombre y representación de entidad tan piadosa y benéfica, se lanzaron las dos damas por esas calles de Dios, en busca del óbolo público destinado, según ellas, a rescatar almas del Purgatorio, premunidas de un cepillo, boeta o caja, pintada por sus cuatro lados con las estampas más conmovedoras de la cromolitografía purgatorial, que, dicho sea de paso, es muy copiosa y muy mala.

Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 30-11-2011 02:16
# Ligazón permanente a este artigo
ASASINATOS DE RELIXIOSOS CATÓLICOS EN 1942
25 de octubre de 1942
CATOLICISMO Y DEMOCRACIA


Por Ramón Suárez Picallo

Manuel Chaves Morales, periodista español católico, comenta el asesinato de Monseñor Aerts, obispo católico de la Nueva Guinea holandesa, por las fuerzas japonesas de ocupación. Se refiere también al fusilamiento de siete misioneros y de la muerte a bayonetazos de cuatro Padres Maristas y dos monjas en la zona norte de Guadalcanal dominada, asimismo, por los japoneses. De todo lo cual deduce el comentarista que tales hechos servirán para que los católicos, amigos del totalitarismo, reaccionen en sentido contrario, teniendo en cuenta que el martirio con que los japoneses castigan a los predicadores de Cristo, lo habían impuesto antes los nazis alemanes a los sacerdotes de Polonia, Bélgica, Holanda y aún a los de la misma Alemania.

Transmitimos comentario y deducción al matutino católico de Chile, que dijo días pasados que si algunos católicos, religiosos y seglares han sufrido castigos de los nazis sería por haber realizado actos ajenos a su ministerio. Hechos individuales y aislados, por lo demás, no imputables a determinado régimen.

La mayoría de los sacerdotes sacrificados en Polonia y en los demás países ocupados, lo fueron por defender de la muerte o de la tortura a las ovejas de su rebaño, que no admitían de buen grado la invasión extranjera en su patria. No sabemos si el colega católico considera tal defensa, un acto ajeno al ministerio de un sacerdote cristiano.

En cambio, sabemos otra cosa. El matutino católico chileno combatió ardientemente al régimen republicano español, atribuyéndole como tal régimen, lamentables excesos de masas populares enfurecidas por una agresión brutal, cometidos con algunos sacerdotes, las víctimas de tales excesos aislados, habían convertido la Cátedra del Espíritu Santo en tribuna de propaganda de una insurrección armada contra un gobierno legítimamente constituido, con representación diplomática ante la Santa Sede Romana; habían emplazado ametralladoras en los campanarios de iglesias veneradas, campanarios destinados a tocar el ?Angelus? y llamar a los fieles al Santo Sacrificio de la misa; que cargaron fusil y pistola para atacar casas de partidos y organizaciones populares, ateneos y bibliotecas, y que, por fin, cometieron la herejía de modificar el quinto mandamiento de la Ley de Dios, cambiando el mandato taxativo ?No matarás? por el condicionado ?Matarás con justicia?.

Pues bien; el matutino católico que niega su solidaridad a los católicos martirizados de Polonia por defender su patria y su rebaño, se la prestó incondicional a los sacerdotes españoles, sin acordarse jamás de pensar si éstos habían o no, cometido actos ajenos a su ministerio. En católicos así, que practican la ley del embudo, dudamos mucho que Chaves Nogales, vea su esperanza convertida en realidad. Y no le extrañe que en un templo, consagrado a San Francisco Javier ?martirizado en el Japón por predicar el Evangelio de Cristo? se haga desde su Púlpito el elogio de la escuadra japonesa. Todo puede ocurrir y cosas mucho peores se han visto ya en ese terreno.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe do ano... 1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Relixión - Publicado o 25-10-2011 00:51
# Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3] [4]
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0