A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

Sobre DELINCUENTES (Chile 1947)

8 de septiembre de 1947

BATALLA CONTRA LA DELINCUENCIA


Por Ramón Suárez Picallo

Las patrullas volantes de Carabineros de Chile, que actúan en zonas rurales, asoladas y aterrorizadas por bandas organizadas de maleantes ?atracadores, ladrones y asesinos y de la peor índole? están realizando una magnífica labor, digna del aplauso y del estímulo incondicional de todas las personas honorables.

En efecto, en menos de ocho días, a tiro limpio, y en rudas batallas campales, han liquidado a cinco o seis delincuentes, mandándolos al otro mundo, con la más viva complacencia de los vecinos honestos de las comarcas afectadas, que en este caso, prestaron a los representantes de la autoridad ?abnegados defensores de las vidas y de los bienes ajenos? toda clase de ayudas y de cooperaciones.

El hecho es muy digno de subrayarse, en estos momentos que el Supremo Gobierno de la República, está empeñado en una campaña trascendental de moralización nacional, y extensiva a todas las capas, clases y zonas de la ciudadanía, para erguir al país de un estado de depresión pública a punto de hacerlo caer en profundos abismos morales y espirituales.

Porque, efectivamente, la delincuencia en sus aspectos más innobles, aumento en los últimos tiempos en Chile en progresión pavorosa, sin que las viejas leyes punitivas dispongan de medios rápidos, eficaces y expeditivos para reprimirla y exterminarla. Las fuerzas del orden público tropiezan a cada minuto con normas jurídicas que traban y limitan estrictamente sus actuaciones, tomadas estas normas de ambientes extraños, totalmente distintos y opuestos al hampa chilena, que es de las más temibles del mundo, cuando se les da por hacer de las suyas. Días pasados se habló precisamente del tema en un editorial de ?La hora? en el que se decían unas verdades de a puño: Que las leyes penales y procedimentales chilenas no pueden continuar cuidando y guardando más la honra e integridad personal del delincuente, que la paz y la seguridad del ciudadano honrado; y que las normas generosas de la libertad condicional, la remisión de la pena, el indulto, y otras medidas humanas y generosas previstas en los textos, no deben ser aplicables a los delitos inspirados en móvil indigno, como lo son el robo, el hurto, la estafa, el atraco a mano armada, el cogoteo, el asalto con homicidio y con estrago, que ?enriquecen?, cada año con mayor caudal, las estadísticas de la delincuencia chilena.

Hay, además, a favor de los delincuentes vulgares, otro elemento de carácter imponderable, que los anima y estimula: una especie de ?vaga e imprecisa? simpatía popular, nacida en las más bajas capas del populacho, dispuesta siempre a inclinarse hacia la parte del ?pobrecito ladrón?, y en contra de la autoridad, sobre todo si está borracho o se hace el borracho por conveniencia para operar más a sus anchas. El hecho deplorable y deprimente, lo hemos comprobado muchas veces personalmente, en góndolas, micros y carros, atestados de ?pungas? conocidos, rodeados de ?damas?, y a veces protegidos por los maquinistas y cobradores.

Esta inconfesada simpatía por amigos de los bienes ajenos, no es, por lo demás, cosa privativa de Chile; los ?Niños de Ecija?, José María, ?El Tempranillo?, Diego Corrientes, Luis Candelas, y Mamed Casanova, fueron en España, ?bandoleros ilustres?, cantados y elogiados en historias y romances; su directa herencia chilena fueron los ?Pincheiras?, ?El Huaso Raimundo?, ?El flaco Manuel?, ?El ajicito? y la figura real y literaria a ratos generosa de Joaquín Murieta, que tuvo por escenario de sus hazañas las tierras de California. Todos estos personajes ?espiritualmente muy superiores a los bandidos de hoy, representados por el ?Torito?, porque ellos no asesinaban a mujeres, a niños ni a ancianos? están hoy fuera de órbita, desde que el romanticismo bandolero dejo de ser literatura tolerable. Sus figuras tienen un solo encaje, señalado en el Código Penal, o en el buen sentido moral de las gentes honestas, que piden a gritos su exterminación, lisa, llana y sumarísima, sin mayores consideraciones a las garantías procesales que no se hicieron para ellos.

Al conjuro de la consigna de ?pena de muerte al ladrón?, Carabineros de Chile debe continuar su benemérita ?razzia? a tiro limpio. Francisco Cayumán Curín, caído en cumplimiento de su deber días pasados, debe ser seguido de la pena de muerte, de por lo menos cien bandoleros, entre los muchísimos que andan sueltos por los campos y por las ciudades. Así contribuirán eficientemente al éxito de la campaña del Gobierno de la República tendiente a levantar a Chile de la postración moral en que se halla.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal dia como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 08-09-2013 23:05
# Ligazón permanente a este artigo
CORSARIOS E PIRATAS EN 1942
13 de agosto de 1942

CORSARIOS Y PIRATAS


Por Ramón Suárez Picallo


Toda la prensa de ayer publica una noticia de Brasil anunciando la presencia de un corsario alemán por aquellas latitudes. No es nada extraño ni nuevo. El corsario es tan viejo como la navegación. El común de las gentes lo confunde con el pirata. Tal le ocurría ayer a un amigo nuestro comentando la noticia aludida. Estaba empeñado en hablar de ?barco pirata? lo amenaza la navegación en el Atlántico Sur.
¡No señor, no! Hay una ligera diferencia, como la hay en robo y hurto, por ejemplo aunque para la víctima el resultado es el mismo: queda sin su cosa, con robo o con hurto.
El corsario hace lo mismo que hacía el pirata, o más aún siempre que pueda. Pero el pirata lo hacia por cuenta propia y el corsario lo hace por cuenta de un gobierno en guerra, contra la navegación de gobiernos enemigos. El pirata no llevaba bandera de nación alguna; ni rótulo de matricula, ni rol oficializado y no obedecía a Rey ni a Roque. El corsario en cambio cuando le conviene usa la bandera de otros países, cambia de nombre y matricula en alta mar, se pinta y despinta y varía hasta el número de sus chimeneas. Y hasta hace llamadas de auxilio para atraer a incautos enemigos. Pero lo hace todo eso sí esta de acuerdo con el gobierno de un país.
En una palabra el corsario es un ?pirata oficializado?. Por eso los clásicos castellanos los confundían con frecuencia, sobre todo cuando pertenecían al infiel marroquí. Hoy no pueden confundirse. Un tratadista de Derecho Marítimo se indignaría con la confusión. Del mismo modo que un panelista distingue el robo del hurto, hay que distinguir entre corsario y pirata. Aunque para la víctima sea igual el resultado. Pirata o corsario el barco que ronda las costas de Brasil hará de las suyas, siempre que lo dejen naturalmente.


(Artigo publicado no xornal La Hora de Santiago de Chile tal día como hoxe pero de ...1942)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 13-08-2013 15:14
# Ligazón permanente a este artigo
NAUFRAXIOS
En 1944 RSP comentaba a noticia dun naufraxio frente á costa chilena de Huascos e analizaba as posibles causas do mesmo, incidindo principalmente nas deficientes medidas de seguridade de moitas naves mercantes, e que curiosamente aínda hoxe casi 70 anos despois, son motivo de novas desgracias...


3 de marzo de 1944

LA TRAGEDIA DEL ?TOQUI?


Por Ramón Suárez Picallo


Escribimos estas líneas, en Valparaíso, bajo la impresión de que los 22 desaparecidos del ?Toqui?, entre pasajeros y tripulantes, han perecido ahogados en el naufragio de la pequeña nave mercante chilena, zozobrada frente a Huasco.

Efectivamente, las autoridades marítimas y los medios técnicos del puerto, después de realizar grandes y abnegados esfuerzos en la búsqueda de los supuestos sobrevivientes, con naves de la armada y mercantes, aviones y barcas pequeñas, han desistido de continuar su noble empeño, dándolos por perdidos definitiva e irremediablemente.

La tragedia marinera ha conmovido profundamente a las gentes que aquí viven del mar, en el mar y para el mar, y puso una nota de luctuosa tristeza en el ambiente, alegre y veraniego, de esta ciudad de mareantes. La solidaridad ancestral, tan vieja y tan ancha como el mar y el mundo, existente entre los que se juegan la vida en la ruleta incierta de las olas y los vientos, está puesta de manifiesto en la angustia, la espera y la desesperanza, que se reflejaba en las caras ribereñas y en los enormes esfuerzos realizados, por todos, estos últimos días en procura del rescate de las vidas preciosas de los náufragos.

Pero el mar, que suele ser, a la vez, padre y verdugo, es inflexible cuando se propone cobrar en vidas humanas, sus diezmos y sus primicias, y ningún país, de cuantos viven a su vera, puede verse libres de estos tributos, cobrados a rajatabla.

¿Por qué naufragó el ?Toqui? La pregunta anda de boca en boca, y se formulan, a manera de respuesta a ella, las más variadas hipótesis. Se dice que, hace mucho tiempo que ese buque debía haber sido retirado de la navegación, pues no reunía condiciones para seguir navegando; se agrega que, por falta de medios de transportes, sus armadores solían cargarla en exceso, movidos por la codicia, que rompe codos y traga vidas; y, aún se asegura que los encargados de dirigir la carga y descarga en los puertos, no ponen en su tarea ningún cuidado, queriendo significar con ello que el ?Toqui? sufrió un escoramiento fatal, al ser sacudido por el temporal, debido a las malas condiciones de estiba de las mercancías que transportaban sus bodegas.

Todo esto se dice y se comenta aquí. El obligado sumario, abierto para establecer las causas del siniestro, dirá lo que pueda haber al respecto; y, a la vista de sus conclusiones, habrán de tomarse las medidas del caso, para evitar, en cuanto ello sea posible, que tales desgracias puedan ser atribuidas a factores humanos voluntarios y, por lo tanto, corregibles.

Por de pronto, hay un hecho cierto, indirectamente vinculado con estos dramas: las empresas de navegación están utilizando, y explotando con usura, al socaire de las necesidades de guerra, un material flotante viejo, casi deshecho y altamente peligroso. A costa de ello, obtienen ganancias fabulosas, que no destinan, como sería su deber, a mejorar la marina mercante nacional sino que las embolsan. De no ser así, Chile tendría construidas a estas horas, por lo menos cien unidades mercantes nuevas, de pequeño y medio tonelaje, para cuya construcción tiene lo principal: maderas, astilleros, obreros constructores, mar y costa.

No sucede así porque los armadores ganan bastante con lo que tienen; y, antes que creadores de un tan poderoso instrumento de riqueza nacional, como lo es una marina mercante, se sienten explotadores de la riqueza que otros crearon, sin que ellos piensen acrecentarla, ni mejorarla. Y así andan, naufragan y zozobran, por estos mares de Dios, los ?Toqui? y los otros viejos ?cachirulos?, cuando debían estar haciéndose guiños al agua y al viento en algún refugio, o desguazados y trocados sus hierros en rejas de arados, en vez de andar capeando fieros temporales.

No se trata de particularizar, en torno a la desgracia que venimos comentando. Trátase del problema, en general, puesto otra vez, de actualidad con ocasión de la pérdida, de más de veinte vidas, asolagadas en el mar, frente a las costas bravas de Huasco.

Sobre las aguas que las cubren, como mortaja líquida y azul, quedan extendidas estas palabras sobre el mar, los barcos y los que viven y mueren en ellos y por ellos.

¿Por qué murieron? Preferimos creer que fueron señalados por el dedo de un destino desconocido e ignoto, como tributo obligado del diezmo y la primicia, que suele cobrar el mar, en vez de creer que fueron víctimas de la imprevisión, la negligencia y la codicia. Lo cierto es que murieron, y los que mueren así, merecen la oración de las almas, conmovidas de fraternidad marinera, a manera de responso y miserere.

(Artigo publicado no xornal La hora en Santiago de Chile, tal dia como hoxe pero de...1944)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 03-03-2013 16:44
# Ligazón permanente a este artigo
CONTRABANDO E CONTRABANDISTAS

Ante as noticias aparecidas na prensa da época (ano 1946) RSP manifesta a sua opinión sobre o contrabando e os contrabandistas...


18 de diciembre de 1946

CONTRABANDO


Por Ramón Suárez Picallo

El contrabando es industria fructífera en todos los pueblos con imaginación y con cierto espíritu rebelde contra ese ogro nefando que se llama el Fisco. Por eso son famosos los contrabandistas españoles. Los andaluces de Algeciras y de La Línea, se indignan cuando se habla de reincorporar Gibraltar a la soberanía española. ¿Qué sería de nuestra industria?, dicen consternados. Los vascos no olvidan que ?Ramuntcho?, la bellísima novela de Pierre Loti, es una estupenda estampa de la vida fronteriza de su país, cuyos personajes son en su mayoría, insignes contrabandistas. Los mismos funcionarios del Estado, directores de instituciones encargadas de reprimir y evitar este delito, no se privan de convidar a sus amigos con cigarrillos y bebidas, que no recibieron el santo bautismo aduanero.

Y las damas empingorotadas y los futres elegantes para jerarquizar con cierta originalidad su vestimenta, suelen decir a sus amistades ?es género de contrabando?. Esta nuestra América, que heredó de España sus virtudes y sus vicios, heredó asimismo su afición contrabandista. Aquí como allá para el común de las gentes, el contrabando, no pasa de ser un pecado venial, cuya penitencia consiste las más de las veces en la pérdida del ?matute?, es decir, de los géneros contrabandeados. Eso sí, hay que tener cierto sentido del buen gusto y de la estética. Contrabandear un buey, unas ruedas de automóvil o unos sacos de lentejas, puede ser una abominación; pero unas piezas de seda, unas botellas de buen whisky o un lápiz legítimo, es ya otra cosa. Por eso, al leer la noticia dada de los diarios de ayer, sobre el último contrabando descubierto, tuvimos cierto escepticismo sobre el talento de los contrabandistas. Hay un lote de objetos de joyería falsa. ¿Joyas falsas? Para eso no es necesario meterse a contrabandista o, como dice el refrán: ?para tal viaje no hace falta alforjas?.

De todos modos y por muy mal que les vaya aquí, peor les iría si estuvieran en Budapest, donde antes de ayer fueron condenados a morir en la horca, dos individuos que se dedicaban al contrabando. Lo cual indica lo atrasado que están las leyes penales de la vieja Hungría y la falta de imaginación de sus jueces.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de ...1946)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 18-12-2012 01:58
# Ligazón permanente a este artigo
PREMIOS XORNALÍSTICOS
(Ilustración de Ulises para El Mundo. Suplemento especial VIII Premios Periodísticos de El Mundo)

RSP opina sobre o premio concedido polo Círculo de Periodistas de Santiago de Chile ao xornalista Saverio Sprovera por un artigo sobre un asasinato e xa sinala, nos anos cincuenta,(e hoxe ocurre igual coa chamada prensa do corazón) como noticias deste tipo, ou deportivas teñen mais relevancia que outras de carácter cultural e as publicacións que as difunden alcanzan unha maior difusión, tirada e lectores que as literarias, filosóficas ou culturais...


4 de julio de 1950
La Feria del Mundo

Por Pick?Up (Ramón Suárez Picallo)

LA NOTICIA POLICIAL


El Circulo de Periodistas de Santiago, institución representativa de nuestro gremio, abrió un concurso para premiar los mejores trabajos publicados últimamente en los diversos aspectos de la información, el comentario, la crítica y la crónica, que forman el ?corpus y el animus? de un diario moral y espiritual.

Saverio Sprovera, periodista joven, alegre y excepcionalmente dotado vocacionalmente para la profesión, se llevó el primer premio, concedido a la mejor información policial, hecha por él según el dictamen del Jurado, en la revista ?Manos arriba?. La nota premiada era una impresionante narración, con pelos y señales del asesinato del chofer Antonio Cáceres, realizado por Pedro di Giorgio, adolescente de años, hijo de un conde Italiano; más o menos millonario, que llevó a cabo su hazaña homicida, así por que si, para divertirse, sin móvil indigno de lucro ni venganza.

Si nosotros nos atuviésemos a la ética profesional dictada por los creadores de la prensa, llamada en sus orígenes, entre veras y chungas, el ?cuarto poder del estado?, tendríamos que protestar ante el hecho de que una institución tan justamente prestigiosa como lo es nuestro circulo, hubiese premiado la información perfecta sobre un horrible crimen, dejando desiertos, en cambio, otros temas de alto valor espiritual, artístico e intelectual. Pero sabemos a que atenernos sobre el particular, y no estamos dispuestos a dar coces contra el aguijón, como dice el viejo refrán. Y reconocemos que en estos tristes días en que nos toca vivir, una buena información policiaca, la crónica de un match de boxeo o la de un partido de balompié, puedan consagrar a un periodista, mucho más allá y más universalmente, que si escribiese un comentario sobre el ?elogio de la locura?, de Erasmo de Rotterdam, pongamos por caso.

Algunos neuro-psicólogos de actualidad, trataron de explicar el curioso fenómeno, de que las revistas y las novelas policiacas y deportivas, tengan hoy diez veces más lectores que las revistas filosóficas, políticas, literarias y artísticas señalando que Edgar Wallace, San Dine y Agata Cristhie, son más leídos que Shakespeare, Cervantes y Goethe, fuera de otros libros que se refieren a temas sexuales situados en el segundo plano del interés mundial, desde que Freud abordó el tema.

Y le llama al fenómeno ?dinamismovitalismo? o sea dinamismo vital; vivir en constante movimiento para el bien, o para el mal, pero siempre moviéndose, aunque no se sepa hacia donde ni para donde. Y a quienes nos hemos delectado con Orfeo y con Pitágoras, con Sócrates y con Aristóteles, con Virgilio y con Horacio, con Teresa de Ávila y Juan de la Cruz con Nervo y con Rubén, con Machado y con García Lorca, sólo nos queda dejarles paso franco y expedito a quienes nos sobrepasan y nos superan, hablando del Tucho Caldera o del estrangulador de la calle de Los Lirios; o, en el mejor de los casos, del grupo de once robustos mozos que lograron a patada limpia, meter una pelota de cuero, en un arco defendido por otros once, sólo que vestidos de distintos colores.

Mientras tanto, y sin ningún complejo de resentimiento, felicitamos, de verdad, a nuestro joven amigo y compañero de oficio, el excelente periodista, Saverio Sprovera, por el galardón que le concedió la más alta representación del periodismo de Chile, a modo de premio por una crónica perfecta, sobre uno de los más inexplicables crímenes de los últimos tiempos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1950)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 03-07-2012 23:59
# Ligazón permanente a este artigo
JUAN PALLAS, SINDICALISTA ARXENTINO
(Manifestación da USA -Unión Sindical Arxentina- en 1923)

Artigo adicado ao lider obreiro e sindicalista arxentino Juan Pallas, significado persoeiro do Movemento Sindical Arxentino do século XX...


3 de julio de 1950

JUAN PALLAS, LÍDER OBRERO ARGENTINO


Por Ramón Suárez Picallo

Bordeando los 75 años de edad, ha fallecido en Buenos Aires, Juan Pallas, agregado obrero a la Embajada de Argentina en Santiago de Chile y uno de los más ancianos líderes del sindicalismo de la vecina República. Linotipista de profesión fue de los miembros más distinguidos de la llamada ?aristocracia obrera? argentina salida de tres o cuatro gremios bonaerenses: la vieja Federación Gráfica, la Federación Obrera Ferroviaria, el Sindicato de Ebanistas, la Federación Obrera Marítima. Juan Pallas era, por lo tanto, un capítulo vivo de la Historia del Movimiento obrero argentino e hispanoamericano en todo lo que va corrido del siglo presente.

Dividido el movimiento obrero mundial en diversos sectores ideológicos, después de las discrepancias entre Marx y Backounine -socialistas y anarquistas en su origen- surgió entre las dos grandes corrientes una nueva tendencia, que tenía parte de las dos; pero que trataba de independizar a los sindicatos de toda clase de influencias políticas e ideológicas, haciéndola estrictamente apolíticos, dejando a sus militantes en libertad de pertenecer a cualquiera de ellas, fuera de la organización sindical y sin comprometer su independencia.

Esta tendencia, descendiente de las viejas corporaciones y gremios medioevales, tuvo su concreción máxima en el Congreso Obrero Franci, celebrado en Amiens en 1906 y se llamó sindicalista pura, para distinguirla del anarco-sindicalismo y del sindicalismo socialista, que buscaban en el sindicato obrero el mayor apoyo para sus ideologías respectivas. El italiano Enrique Leone y el francés Sorel fueron sus grandes teóricos. Y fue su primera creación la Confederación General del Trabajo de Francia, dirigida durante muchos años por León Johaux.

En la República Argentina la nueva posición halló de inmediato muchos adeptos, provenientes de los campos socialista y anarquista; los unos fatigados del excesivo ?politicismo? y los otros del sectarismo ideológico, que apartaban de los sindicatos a enormes masas que no eran socialistas ni anarquistas. Juan Pallas con un selecto grupo de dirigentes sindicales ?Francisco García, Sebastián Marotta y otros- se enroló en la nueva escuela que conquistó muy pronto a poderosos sindicatos de Buenos Aires, Avellaneda y Rosario de Santa Fe y dando lugar a una escisión de la F.O.R.A. (Federación Obrera Regional Argentina), que estaba orientada hasta entonces por el comunismo libertario o anarco-sindicalismo. En su noveno congreso, esta organización adoptó la posición que, a juicio de los más prominentes sindicalistas, constituiría el más brillante período del obrerismo argentino, llegando a contar en sus filas con más de millón y medio de cotizantes, durante la Presidencia del doctor Hipólito Irigoyen, que no le escatimó simpatías, ni protecciones. Juan Pallas fue durante más de 20 años uno de sus consejeros federales, su secretario, su tesorero y redactor principal de su órgano de publicidad ?La Organización Obrera?, pues Juan Pallas, modesto, sencillo y cordial, poseía además una rica cultura, adquirida en forma rigurosamente autodidáctica, aparte de la que le daba su oficio de obrero gráfico, y era, por temperamento, un magnífico periodista.

No se puede resumir en un breve comentario periodístico la accidentada, dura y heroica historia del movimiento sindical argentino que codirigió Juan Pallas desde los tiempos de Roca hasta los presentes días; cuando el ?fuero sindical? estaba en la cárcel, cuando los gobernantes consideraban delito la asociación obrera, cuando imperaban las leyes de Residencia y orden social que deportaban a los líderes o los mandaban a Ushuaia, este noble anciano, recién fallecido, ocupó los primeros lugares en la responsabilidad y en el peligro, con su innata prudencia y con su alto sentido de la responsabilidad, enemigo jurado de la gimnasia revolucionaria y de todo cuanto significase para los trabajadores esfuerzos o sacrificios inútiles.

Últimamente, el movimiento obrero y sindical argentino adoptó posiciones de todos conocidas, discutidas apasionadamente, frente a la política obrera y ?obrerisante? del Presidente Perón. Juan Pallas, discrepando con muchos de sus compañeros de lucha y de ideología, se sumó a los que apoyaron incondicionalmente esta política del Primer Magistrado de la nación trasandina. No nos incumbe a nosotros enjuiciar la actitud del viejo amigo y maestro, porque conocimos, estimamos y admiramos, siempre su limpia línea de conducta y sabemos de su íntima sinceridad, de su desinterés, de su hombría de bien y de su amor por la causa proletaria, desde que hemos escuchado sus consejos y sus instrucciones, en la calle México 2070, de Buenos Aires, hace ahora justamente, 35 años. Aquí, en Santiago de Chile, donde descansaba de sus continuadas fatigas y tareas, como agregado obrero a la Embajada de su país, conquistó, a poco de llegar afectos, cordialidades y simpatías, brindados incondicionalmente, incluso por quienes no compartían sus puntos de vista, especialmente en los medios obreros y sindicales, que le profesaban altísimo respeto y que han de sentir hondamente su fallecimiento.

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de... 1950)
Os conflictos da prensa gráfica arxentina en 1919
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 03-07-2012 00:27
# Ligazón permanente a este artigo
FRANCESCO MAZZUOLI
En ocasións, as colaboracións de RSP na prensa reducíanse a simples pés de foto como neste caso referida a unha obra de Francesco Mazzuoli,el Parmesano,(1503-1540) titulada Visión de San Jerónimo unha pintura en aceite sobre tela (343x149 cm) que data de 1526 - 1527 e se conserva na National Gallery de Londres.


26 de junio de 1951
LA FERIA DEL MUNDO

FRANCESCO MAZZUOLI

Francesco Mazzuoli es el autor de esta obra magistral que representa la visión de San Jerónimo, de El Parmesano, la que ha sido recientemente restaurada.


(Pé de foto publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero de...1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 26-06-2012 01:08
# Ligazón permanente a este artigo
OS MINEIROS (1947)

Agora que está de penosa actualidade en España o problema da minería polos recortes nas axudas á reestructuración do sector, difundimos este artigo de RSP, publicado en 1947 en Chile, no que facía referencia as deficientes condicións de traballo nas minas.
Curiosamente Pablo Neruda, tamén nun discurso en 1947 no Senado de Chile, denunciaba as condicións de vida dos mineiros do seu país...


25 de junio de 1947

DRAMA MINERO


Por Ramón Suárez Picallo

No somos amigos de la mina. Compartimos íntegramente el pensamiento que inspira a una famosa novela española ??La aldea perdida?? y a otra no menos famosa inglesa ??Cuan verde era mi valle?? tan parecidas ambas como lo son entre sí dos gotas de agua. Aparte de la que escribió en su día el Doctor Cronin, titulada ?Las estrellas miran hacia abajo?. Espeluznantes dramas, individuales y colectivos, que estremecen de cuando en cuando, a las poblaciones mineras de Asturias, del Rhur y de Gales, en Europa; Pensylvania, en los Estados Unidos; y de Concepción, Lota y Coronel, en Chile, aquí, en el Continente Americano. ?Vivir y morir asfixiados bajo la tierra, como topos, por no poder vivir ni morir al aire libre sobre ella, ?como cristianos??, según afirma la sabidora abuela, creada por Palacio Valdés .

Pero hay, en cambio, en la mina un elemento humano, el ?dramatis personae? de la tragedia, que nos conmueve hasta los tuétanos: es el minero, el buceador subterráneo, que arranca todos los días y todas las noches de las entrañas de la tierra y de más abajo del fondo del mar, su pan y el pan de sus hijos pequeños. En busca del carbón que ha de vitalizar la usina, que ha de mover la industria; y que ha de calentar la casa del rico, se tropieza habitualmente, a bocajarro, con la muerte, sintetizada, para él, en una sola palabra: Grisú. Para el técnico, la palabreja es sólo un tema de ensayo; para el Presidente del consejo de la Empresa; no pasa de ser un ?accidente? más; pero para el hombre que la enfrenta por un mísero jornal, es mucho más que todo eso: es su vida y es el pan, la sal y el calor de sus hijos, a los que deja huérfanos y ateridos de frío, una sola palabra; Grisú.

Hoy le toca a Chile, país de minas ricas y de mineros pobres, sentir sobre su carne le latigazo del rudo drama minero. Dos decenas de muertos y varias más de heridos, resumen en cifras, el resultado de la tremenda explosión del fondo del mar, en el Pique de una mina de carbón, y de cuyos dolorosos detalles da minuciosa crónica la prensa diaria.

El suceso se produce en momentos muy especiales. Cuando sociólogos de tres al cuarto, comentaristas de mala fe y escritores de tanto por cuanto, están realizando una campaña en contra de los obreros de las minas de carbón; que se exigen mucho y trabajan poco, que si piden esto, aquello y lo de más allá, que ganan demasiado, en relación con lo que ganan los ?pobres capitalistas?, que no bajaron nunca al fondo de la mina.

¿Y ahora? Ahí están veinte muertos y más de treinta heridos, quemados y semiasfixiados adverando sus diatribas antiobreras y anticristianas -¡ellos que se dicen católicos!- ¿Se paga eso? ¿Tienen precio esas vidas útiles, en dinero contante y sonante? En tal caso, deben fijárselo ellos; a tanto cada cuerpo, a tanto cada alma, y a tanto el hambre, el frío, la orfandad y el desamparo de cada niño huérfano. Y después, que rindan cuentas de esos precios, ante el justo e inexorable Tribunal de Dios.

Mientras tanto, nosotros, inclinamos el cuerpo y el alma ante los cadáveres de las víctimas del gran grisú de las minas de Lota, y les decimos a modo de responso: No sabemos si producíais más o si producíais menos. Sabemos de cierto, eso sí, que habéis muerto debajo de la tierra como topos, por no poder vivir como personas sobre ellas. ¡Paz en vuestras tumbas y paz para vuestras almas, hermanos mineros, hurones en las obscuras entrañas de la tierra para que otros, que nunca se toparon con el grisú, alumbren y calienten sus casas ricas! ¡A lo mejor, vuestros niños huérfanos, pedirán en sus puertas venturosas, una limosna por amor de Dios!

(Artigo publicado no xornal La Hora,en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 25-06-2012 02:02
# Ligazón permanente a este artigo
MIO CID NO CINE
11 de junio de 1951
BUENAS TARDES

Por Pick-Up
(Ramón Suárez Picallo)


VIDA Y RESURRECCIÓN DEL MÍO CID CAMPEADOR


Se nos anuncia desde Madrid que una fuerte Empresa Cinematográfica española está a punto de ofrecerle al mundo, una versión en el celuloide, de la vida, andanzas y hazañas del Mío Cid Campeador.

Para lograr el alto propósito de consagrar en el Séptimo Arte la figura de Don Rodrigo Díaz de Vivar, se ha reunido un distinguido grupo de actores, de historiadores, de músicos y de poetas, empeñados todos ellos en lograr una obra maestra, propia del personaje de que se trata. Personaje simbólico, representativo de Castilla, que era en sus tiempos una ?nación naciente?, llamada a ser después, madre de otras muchas naciones a lo largo y a lo ancho del mundo conocido y desconocido. Trátase de una empresa de largos alcances, y por eso, además de las aportaciones individuales de valores artísticos e intelectuales, se gastarán en ella 50 millones de pesetas, contantes y sonantes, suma equivalente, más o menos, a los 160 millones de pesos chilenos.


EL MÍO CID EN CHILE

La proyectada película del Mío Cid, seguirá el guión geográfico de las andanzas del legendario personaje: Vivar, Burgos, Cardeña, Aragón, Valencia, Coimbra de Portugal, Toledo, León, Galicia y Andalucía.

Pues bien, según noticias que tenemos a la vista, los realizadores de la obra de la que damos noticias, han utilizado para ella, muchos materiales de información, de interpretación y de exégesis, reunidos y publicados en Chile; en primer lugar, el precioso libro de Vicente Huidobro, titulado ?Mío Cid Campeador (Hazaña)?, considerado como fundamental, en toda la Bibliografía novelesca cidiana de los últimos tiempos; después un texto del Profesor Eleazar Huerta , glosando verso por verso, el famoso Poema del Juglar de Medinacelli, un tal Pedro Abad, que lo escribió, según todos los indicios, allá por el año de gracia de 1140, cuando el personaje era aún presencia viva en todas las tierras peninsulares.

Por último, hubo en Chile una última versión teatral, muy discutida, por cierto, del célebre personaje, hecha por Camilo Pérez de Arce, y premiada últimamente, con un alto galardón, por la belleza de su lenguaje y por el alto espíritu que la animó. Y de ahí que en esta Resurrección histórica, artística y literaria del señor de Vivar, vencedor de Imperios y conquistador de ciudades y de reinos, tenga Chile una buena parte.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile tal día como hoxe pero de... 1951)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 12-06-2012 02:00
# Ligazón permanente a este artigo
OS XORNAIS, SALVAVIDAS PARA OS TRANSEÚNTES

RSP comenta a teoría do Xefe do Consello Superior de Seguridade de N. York que sostén que un xornal na man pode ser un bo elemento de protección para os transeúntes... aínda que -según RSP- en Santiago de Chile sería unha temeridade poñer en práctica dita experiencia...


6 de junio de 1947

EL DIARIO COMO SALVAVIDAS


Por Ramón Suárez Picallo

Mister W. C. Cole, Presidente del Consejo Superior de Seguridad de Nueva York, asegura que un diario puede ser un excelente salvavidas para el transeúnte siempre que lo lleve en la mano, con cierto garbo y donaire, braceando ágilmente y haciendo al aire una especie de Código de Señales.

He aquí la teoría del señor Cole, expuesta en una interviú periodística:

Las personas que crucen las carreteras y pasen por las calles urbanas y los caminos suburbanos en la penumbra, están menos expuestas a ser atropelladas por un automóvil, si llevan un diario en la mano. El papel blanco, con el movimiento natural de la mano cuando camina el transeúnte, es una eficaz advertencia al automovilista, de la presencia del peatón.

¡Muy optimista en su afirmación el citado mandamás neoyorquino! Porque si viniese aquí a Santiago de Chile y cruzara ciertas calles centrales con un diario en la mano, no quedaban de él ni los rabos. Y, si por tentación del diablo, se les diese por irlo leyendo, aunque fuese por la acera, es seguro de toda seguridad que no llegaría sano y salvo a su destino.

Hay que ver como las gastan aquí los choferes, lanzados por calles y caminos. Aún yendo sin nada en la mano, y con los cinco sentidos puestos en el cruce de una calle se corre el riesgo de quedar despanzurrado en su pavimento, cuanto más si se lleva el diario en la mano, con una noticia interesante. No digamos ya el diario; el cuerpo de redacción y aún el edificio con máquinas y todo, donde se imprime, son capaces de llevarse por delante los choferes de estos pagos, envueltos en la emoción de la velocidad.

Mister Cole pertenece a un país, en cuyos restaurantes, paraderos y mesones de los caminos, se pregunta siempre a los viajeros quién es el chofer, para no servirle más que naranjada, coca-cola o gaseosas; aquí, en cambio, el chofer es quien se echa al coleto la primera botella de vino tinto para que vaya ?bien alumbrado? en el viaje.

De todas las maneras, sus declaraciones son muy interesantes para nuestro gremio periodístico. Sabíamos que un diario es un vehículo de cultura, una fuente de información, y a veces, un punto de orientación y de referencia sobre trascendentales problemas sociales y políticos. Él nos revela ahora que, además de todo eso, puede ser un buen salvavidas capaz de preservar al honesto gremio de los peatones de una muerte irremediable bajo las ruedas de un cacharro vil que se llama automóvil.

(Este artigo apareceu publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile, tal día como hoxe pero do ano...1947)
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (outros) - Publicado o 06-06-2012 02:54
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0