A. C. Irmáns Suárez Picallo - Sada


Este blogue nace co obxecto de difundir a actividade da A. C. Irmáns Suárez Picallo, así como de recuperar e por a disposición do público diversos materiais de interese sobre o noso pasado,ao tempo que damos a coñecer os artigos escritos por Ramón Suárez Picallo e outros autores sadenses.
Estruturamos o blogue en varias seccións, nas que terán cabida noticias de actualidade sobre as nosas actuacións, artigos, textos históricos, fotografías...


Visitas (desde o 05/08/2010)





Únete a nós!
comisionsuarezpicallo@gmail.com
 CATEGORÍAS
 GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGUES GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

VICTORIO CODOVILLA
Victorio Codovilla,dirixente arxentino e membro fundador do Partido Comunista nese pais,coincidiu con RSP nos anos 1917-1923 nas actividades sindicais e políticas como ven nos indica Hernán Díaz no seu artigo publicado no libro "Ramón Suárez Picallo.A voz esquecida do galeguismo" e do que poñemos o enlace ao pe deste artigo.
Pois ven, en 1944, Victorio Codovilla visita Santiago de Chile e RSP adícalle estas palabras de lembranza...


23 de mayo de 1944

SALUTACIÓN A VICTORIO CODOVILLA


Por Ramón Suárez Picallo

Victorio Codovilla, ?el gringo Codo?, como le llamábamos cordialmente, quienes lo conocimos y tratamos en 1917, 18, 19, 20 hasta el 1923, está en Santiago de Chile, en tránsito para México, donde piensa fijar su residencia.

La presencia del famoso líder popular y democrático aquí, con salud y libertad, significa un triunfo de la solidaridad espiritual y política de América, puesta al servicio de los demócratas. ¡Una cosa rara, casi excepcional, sabiéndose, como se sabe, que ciertas democracias, llamándose y proclamándose tales, genéricamente, no tratan bien a sus mejores servidores específicamente hablando!

Chile, con Colombia, México, Uruguay y Costa Rica, son en nuestra América Democracias auténticas, por dentro y por fuera, tanto en la cáscara como en el meollo, emanadas de la voluntad popular; de ahí que, en ellas cuentan como elemento principal los demócratas, que las sirven y las defienden, en contraste con aquellas otras en las que esos mismos demócratas, lo pasan del todo mal, en las cárceles, en los campos de concentración, o perseguidos, controlados y vigilados, igual o peor que lo serían en los más abominables regímenes totalitarios.

Chile es una democracia auténtica. Por eso está con ella Victorio Codovilla, como huésped bien querido y respetado, traído en alas de aquella solidaridad a que antes aludimos. Para su arribo a estas tierras, que son y serán siempre ?el asilo contra la opresión?, de que supieron en su día Alberdi y Sarmiento, y de que sabemos varios miles de hombres en los días de hoy, de Suárez, Pérez y Rodríguez, trabajó todo Chile: sus obreros, sus campesinos, sus marineros, sus mineros, sus legisladores, sus escritores, sus periodistas, sus artistas y sus poetas; es decir, todos aquellos elementos que cuando gozan, como aquí, de libertad para expresarse, constituyen la sustantividad de una democracia verdadera. La libertad de Codovilla fue un clamor de todo Chile, venturosamente recogido y hecho realidad, por su Primer Magistrado, que es también, el primer demócrata de su Democracia viva y palpitante.

Codovilla merece, en verdad, este esfuerzo; no es del caso hacer aquí su perfil biográfico. Las biografías tienen casi siempre, cierto aire de muerte. Y Victorino Codovilla es vida vigorosa, inquieta y cálida, y seguirá siéndolo por mucho tiempo, para bien de la democracia y de la justicia social, cualquiera que sea la latitud donde él se halle.

Le conocimos cuando era un mozo serio, discutiendo graves problemas doctrinarios; le conocimos más tarde siendo editor de periódicos y folletos, y administrador de publicaciones que, raramente, salían en su fecha prefijada; le vimos luego líder y orientador, y más tarde, combatiente por la libertad y la justicia, en tierras que no eran las suyas, consecuente con el principio de que la justicia y la libertad por ser patrimonio universal de la civilización, deben ser defendidas en todo lugar donde fuesen agredidas y atacadas: España o la India, Argentina o Yugoslavia, la China o el Borneo.

Circunstancias que no es del caso examinar aquí, nos apartaron un día de Victorio Codovilla y de su posición política, después de varios años ?¡años inolvidables por cierto!? de trabajos, de esperanzas y de ilusiones comunes; pero de la separación, quedaban en pie, los días de generosa juventud, dada y ofrendada en jornadas de comunidad ideal por un mundo mejor. ?Jamás nos encontraremos en trincheras enemigas, aunque esas trincheras puedan ser distintas?, dijo alguien entonces. Así fue, gracias a Dios; y, como ?el mundo es un pañuelo?, nos encontramos los hombres en cualquiera de sus esquinas, especialmente aquellos que no quieren renunciar nunca, a su juventud ni a su estirpe original.

Por eso, la presencia en Chile de Victorio Codovilla, el ?gringo Codo?, transeúnte aquí y viajero de América y del mundo, tras de una meta señalada con una estrella, nos recuerda el viejo dicho árabe: ?Los hombres siempre se encuentran, las montañas son las que no se encuentran nunca?. Eso diría hoy Luis Emilio Recabarren , el viejo y común amigo, de Estados Unidos 1056, de Chacabuco 678 y de otros muchos lugares, donde se soñaba y se vivía en la ciudad de Buenos Aires, otrora mirador universal de ilusiones y de inquietudes.

Muchas lluvias y muchos soles empaparon y calentaron el mundo desde aquellos lejanos días. ¡Lluvia de sangre y de muerte cayó sobre los cuerpos y las almas, y hay quien lleva, por eso y para siempre, frío en los huesos!

Pero el recuerdo queda. Está aquí el recuerdo, simbolizado en las manos abiertas y extendidas para un apretón cordial y humano, de afectuosa fraternidad. Y la ilusión está también, la esperanza en un mundo mejor, libre del miedo y libre de la miseria, libre de las fuerzas del mal, y del terror, con los caminos todos libres y abiertos para que por ellos transite el viajero, que lleva en sus labios la ardiente palabra solidaria, y en la frente la estrella señera del Ideal y del Bien.

¡Salutaciones pues, a ese viajero, que ?hoy aquí?, se llama Victorio Codovilla!

(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 23 de maio de 1944)
Artigo de Hernán Díaz
Partido Comunista argentino
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 23-05-2010 00:16
# Ligazón permanente a este artigo
RODOLFO GONZÁLEZ PACHECO
Rodolgo González Pacheco, foi un dos principais axitadores e propagandistas do anarquismo arxentino. Orador político por excelencia. Percorreu todo o pais para falar.RSP, que acudiu en Chile a unha conferencia que sobre teatro impartiu González Pacheco o califica decindo que puxo os seus talentos ao servicio do anarquismo e lembra sobor de todo este aspecto de orador, axitador de masas, lider sindicalista, aparte de recoñecido autor e director teatral...


13 de mayo de 1944

RODOLFO GONZÁLEZ PACHECO


Con devoción cordial, y el espíritu predispuesto para los recuerdos, hemos escuchado en la Universidad de Chile, una charla de Rodolfo González Pacheco, sobre ?Teatro y Florencio Sánchez?. Por excepción, esta vez, nos importaba, tanto como la conferencia en sí, la presencia humana del orador: su cara, su gesto, sus manos, y, sobre todo, su estado de ánimo, hablando aquí, en Chile, donde, en su día, Sarmiento y Alberdi, hallaron el ?asilo contra la opresión?, ofrecido a todos los espíritus libres, desde las estrofas vigorosas de la Canción Nacional.

Los diarios presentaron a González Pacheco como ?autor teatral argentino?, como ?escritor y periodista?, como poeta y como otras cosas más, según el modo de verlo de cada uno, a través del color del cristal de sus prismáticos. Nosotros queremos ampliar esos títulos ?que los tiene y muy legítimos? con otro que lo caracteriza vigorosamente en la historia social y cívica de la República Argentina, en todo lo que va corrido del presente siglo: como apóstol de un ideal de redención humana, al servicio del cual puso su pluma y su palabra, su vida y su libertad personal, cada vez que el servicio de ese ideal se lo ha requerido.

En efecto, Rodolfo González Pacheco y Alberto Ghiraldo ?este último residente también en Chile? representan a un grupo de intelectuales argentinos, románticos, generosos y desinteresados, que pusieron sus talentos y sus mocedades, al servicio del anarquismo. Teniendo por maestros a Backounin, Kropotkine, Malatesta, Juan Grave, Sebastián Faure y cien más. Pariguales a ellos, sirviendo otras ramas de más o menos idénticos ideales, Alfredo Palacios, Mario Bravo y Juan Bautista Justo, predicaban el socialismo por calles y plazas de la ?gran aldea? que era entonces Buenos Aires. Y en la vieja ?FORA? (Federación Obrera Regional Argentina), Sebastián Marotta, Baustista B. Mansilla y Francisco Javier García, orientaban, sindicalmente, cientos de miles de obreros organizados. Escribían, un poco desde el Olimpo, José ingenieros, Lepoldo Lugones y Manuel Ugarte. ?La vanguardia?, ?La protesta? y ?La protesta humana?, con ?La antorcha? y ?El hombre?, eran sus representantes en la prensa, además de ?Ideas y Figuras?, los versos de Ghiraldo, de su ?Cancionero revolucionario? y de ?Música prohibida?, eran de recitación obligada en todas las veladas proletarias, mientras cien oradores en ciernes, inspiraban sus arengas en el libro ?Carteles?, de González Pacheco, el más popular y difundido libro de soflamas publicado en toda América. Simón Radowitzky, el ajusticiador de Falcón ?el terrible jefe de policía de las matanzas de 1909? que no habían podido condenar a muerte por menor de edad, era llamado en el terrible penal de Ushuaia, ?El ángel del presidio?, ?Huelga, boicot, lockout y label?, eran palabras familiares en los centros obreros de Buenos Aires y Rosario de Santa Fe, que con Ancona y Barcelona, eran especies de Mecas del Ideal. Las cordiales despedidas tenían una frase sacramental: ?Salud y Revolución Social?. Ingenuo y romántico y todo, aquel ?infantilismo revolucionario? ?como le llamarían los sesudos teóricos de nuestros días? dio a la cultura argentina, poetas, novelistas, dramaturgos y ensayistas y no fue ajeno a él, el propio Rubén Darío y, obrando como revulsivo colectivo, significó mucho en orden al estudio de los problemas sociales y a la orientación democrática de la política argentina y en su legislación obrera.

El sector anarquista, tenía particular afición al teatro, como vehículo de ideas humanizadas, destinadas a llegar al alma de las masas. ?Los muertos ?, ?Barranca abajo?, ?Mi hijo el doctor?, y ?Los derechos de la salud?, de Florencio Sánchez, eran guía y Evangelio de lo que entonces se llamó ?Teatro de Ideas?. González Pacheco y Ghiraldo ??Las víboras?, ?Inundación?, ?Alma gaucha?, etc.- fueron continuadores del gran teatro bohemio uruguayo. Más tarde, Martínez Cuitiño, González Castillo, Martínez Paiva, Defillipis Novoa, Edmundo Guibourg y otros, habían de seguir las huellas, enriqueciendo el teatro rioplatense, con obras de primer orden, ya encarriladas en nuevas formas y en nuevas ideas.

González Pacheco, siguió fiel a sus devociones teatrales, y tanto como autor, merece ser llamado maestro, en su calidad de animador, orientador y director. Recordamos que, después de muerto Tallaví, la mejor representación de ?Espectros? en lengua castellana, la hizo el gran actor José Gómez, bajo la dirección de Pacheco. En una famosa temporada de teatro Universal organizada por él.

Su vocación lo llevó a España, a hacer teatro en plena guerra civil. Creemos que sufrió allí desilusión. Las duras realidades de la guerra, chocaron con sus concepciones idealistas en lo político, en lo social y hasta en lo literario.

Viéndolo y escuchándolo, estos días, aquí en Chile, se nos vinieron a la memoria todos esos viejos recuerdos de tiempos idos. Y nos hizo reflorecer esperanzas en un mundo nuevo de hombres libres, tal como lo soñábamos por entonces. Un mundo donde el arte y el artista sean considerados bienes espirituales preciosos, guardados y jerarquizados en la sociedad humana, como imponderables, incoercibles e inaprehensibles.

¡Juntos con nuestra salutación, vaya, pues, a González Pacheco, el testimonio de nuestra gratitud por el hermoso recuerdo!


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 13 de maio de ... 1944)

Máis sobre González Pacheco
Pequena biografía de González Pacheco
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 13-05-2010 00:32
# Ligazón permanente a este artigo
PASAMENTO DE FRANCISCO CAMBÓ
Con motivo do pasamento de do catalán Francisco Cambó RSP, adícalle este artigo no que conta a súa intervención na vida política catalana así como os seus abaneos políticos. Destacou sen embargo, como un importante mecenas da cultura catalana.
RSP xa lle adicara outro artigo por mor da visita que fixo a Buenos Aires en febreiro de 1943.


5 de mayo de 1947

DON FRANCISCO CAMBÓ


Por Ramón Suárez Picallo

En Buenos Aires, donde tenía cuantiosos intereses, ha fallecido el multimillonario y político catalán, don Francisco de Asís Cambó, figura de grandes y altos relieves en la vida pública de Cataluña y de España en los últimos 50 años.

Judío chueta de origen, católico ?a posteriori?, monárquico o republicano según las circunstancias, dirigió un poderoso movimiento de opinión en su país, a través de un gran partido político catalanista, fundado por Prat de la Riba, con la finalidad de restaurar la vieja nacionalidad catalana, destruida en 1714 por Felipe V, el primer Rey Borbón de las Españas. Se llamaba este partido la ?Lliga Catalana?.

Era, en sus orígenes, aquel partido, una comunidad espiritual, cultural y patriótica; pero su nuevo jefe lo convirtió en un organismo representativo de la plutocracia industrial, y lo sustrajo a todas los avances políticos y sociales, de la magnífica Cataluña de nuestros días. Hizo de la ?Lliga? famosa un partido de clase.

Por eso en política, fue Cambó una constante contradicción. Apoyó en su día a la Solidaridad Catalana y a la Asamblea de Parlamentarios frente a las veleidades absolutistas de Alfonso XIII; durante la dictadura del General Primo de Rivera, escribió contra ella un libro antológico y lapidario titulado ?Las Dictaduras?; pero cuando la República se insinuaba como única salvación nacional, a modo de rectificación de los grandes errores históricos, Cambó reafirmó su fe monárquica. De ahí que se hiciese clásico en Cataluña y en España el principio de pensar en forma distinta de cómo pensaba Cambó, para dar en el clavo. Mucho de sus honores sirvieron a la República honestamente; pero él y los grandes capitostes de su partido, salvaron la insurrección de Franco, con varios cientos de millones de pesetas, que le sirvieron al Caudillo en el exterior para tener altamente cotizada una moneda que no contaba con ninguna garantía efectiva, toda vez que el oro del Banco de España estaba en poder del Gobierno republicano.

Últimamente, Cambó y los suyos dieron un nuevo viraje, convirtiéndose en líderes de la Restauración Monárquica, y se hicieron la cabeza visible de la gran industria española contra el régimen del Caudillo, a través de Juan Ventosa y Calvell, segundo de a bordo en la nave camboísta. Fue pues, don Francisco de Asís Cambó, un grave obstáculo político a la Cataluña republicana y avanzada, que dirigieron en sentido opuesto, Francisco Maciá, el Presidente Santo, y Luis Companys, el Presidente Mártir.

En cambio, en el orden cultural tiene don Francisco Cambó un altísimo lugar en la historia de Cataluña. Solterón y millonario, vivía en un magnífico palacio de la Vía Layetana de Barcelona, convertido en Museo y Biblioteca opulentísima. A bordo de su yate ?Anfitrita?, viajó todo el Mediterráneo varias veces, y traía de cada uno de sus viajes verdaderas maravillas de Arte destinadas a enriquecer su refugio. Por disposición testamentaria todos esos tesoros, pasan a ser propiedad de la ciudad de Barcelona.

Con su dinero creó la ?Bernart Metje?, encargada de traducir directamente de sus lenguas originales al catalán, las obras maestras de los clásicos griegos y latinos. La misma institución premiaba anualmente los mejores libros de versos catalanes, las mejores novelas y los mejores ensayos sobre arte, escritos en idioma vernáculo. El Instituto de Estudios Catalanes, el ?Palau? de la Música y los coros y orfeones gozaban de igual regalía como elementos de la cultura de su pueblo.

Fue además, don Francisco Cambó, un Mecenas y un protector de la juventud intelectual de su país; muchos grandes políticos, artistas y profesores catalanes de nuestros días ?hoy adversarios políticos de Cambó y de su partido? dieron sus primeros pasos en la vida del arte y de la cultura, bajo la protección de aquellas instituciones que hacen capítulo en la vida histórica de Cataluña.

Vimos a Cambó la última vez en un atrio de la Iglesia de la Comarca de Vallés, bailando una Sardana a la salida de la misa. Hacía rueda colectiva, como uno más en la hermosa danza popular. Daba la mano derecha a una robusta ?noya? campesina, y la izquierda estaba enlazada con la de un mocetón de una fábrica de tejidos de Sabadell. Era la danza, todo el símbolo de un pueblo, unido en el delicioso pespunte del arte popular, que formó a su conjuro una democracia política, que no morirá nunca jamás.

Este Cambó, dado al arte y a las bellas letras, vivirá siempre en el recuerdo de sus compatriotas; el otro, el político siempre trabucado, ha muerto en Buenos Aires, antes de ayer, lejos de su dulce Cataluña como un exiliado político cualquiera de Lérida, de Tarragona, de la Ciudad Condal o de Gerona.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 5 de maio de ... 1947)
Ver o artigo no libro LA FERIA DEL MUNDO
Outro artigo de RSP sobre Francisco Cambó
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 05-05-2010 00:52
# Ligazón permanente a este artigo
JORGE WASHINGTON
RSP escribe este artigo no 216 aniversario do nacemento de Jorge Washington pai da Independencia dos EE.UU. e o seu primeiro presidente.
RSP considerao "un cidadán honorable, xeneroso, desinteresado, posuidor dun grande sentido común que veu e venceu as circunstancias que lle eran desfavorables enton, para crear unha poderosa nación realista, san e xuiciosa."


22 de febrero de 1948

JORGE WASHINGTON


Por Ramón Suárez Picallo

El día 22 de febrero de 1732, nació en Bridges Creek, actual Estado norteamericano de Virginia, Jorge Washington, Padre de la Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica y primer Presidente de la más poderosa nación democrática de nuestros tiempos. Hijo mayor de una antigua y noble familia inglesa, unía en su estirpe dos grandes tradiciones: militar la una y civil la otra.

Políticamente él, como todos los descendientes de los inmigrantes del ?Mayflower?, representaba el pensamiento revolucionario, tolerante y liberal de la Revolución Inglesa que tuviera concreción encarnada en los agitados tiempos de Cromwell, mucho antes de que los enciclopedistas franceses dieran al mundo las bases filosóficas de su grande y universal Revolución. Democrática y militarmente, este rico cultivador de tabaco en Virginia, anotó en su haber triunfos y derrotas de mucho volumen, frente a los franceses primero, y, más tarde ante las tropas de la poderosa Metrópolis cuando las trece colonias insurreccionadas dieron vida a la primera comunidad nacional independiente de América, inspirada en la memorable acta de Filadelfia que proclamaba la libertad y la igualdad de todos los seres humanos en el nacer, en el vivir, y en el morir.

En el orden espiritual, político e ideológico no fue ciertamente Jorge Washington personalidad de primer plano. A su lado estaban Adams, Jefferson, Madison, Hay, Knox y Franklin, sosteniendo cada cual su pensamiento en lo concerniente a la estructura de una nueva nación, aduciendo ideas, formas y principios diferentes. Washington con infalible instinto trató de coordinar las ideas discordantes, implicó en su gobierno a todos los sectores y en carácter de espíritu aglutinante fue elegido primer Presidente después de reducir a la disciplina a las unidades militares que lo habían acompañado.

Aceptó el cargo supremo muy a regañadientes y se dedicó en cuerpo y alma a darle forma y fuerza a un estado naciente, amenazado en su origen por discrepancias fundamentales en lo interno y en lo externo. Gestionó de las potencias europeas, un poco amoscadas por el arranque independentista americano, en una disputa por los impuestos al té de los descendientes de Guillermo Penn, amistades y tratados, y logró consolidar la República, sin que ?como ocurriera treinta años después en el resto de América- imperase la anarquía fomentada por los que no sabían qué hacer con La Libertad recién conquistada.

Jorge Washington ?digámoslo de una vez- no fue un militar comparable a Alejandro, a Julio Cesar, a Napoleón y ni siquiera a Bolívar; tampoco fue un estadista brillante: pero fue, eso sí, un ciudadano honorable, generosos, desinteresado, poseedor de un gran sentido común que supo ver y vencer las circunstancias que le eran desfavorables entonces, para crear una poderosa nación realista, sana y juiciosa. Quizá la tónica más estimable que le da eternidad hoy en el tiempo y en el espacio a los Estados Unidos de Norteamérica, sea la resultante de la herencia de Jorge Washington, síntesis, a su vez, del mundo lógico y práctico empapado del espíritu democrático anglosajón.

Más tarde vendrían los políticos idealistas encargados de seguir la noble tradición de Jefferson: el grande Abraham Lincoln, libertador y patriarca, y el inolvidable, inmortal y bien querido Franklin Délano Roosevelt. Y con ellos los Edison, los Poe, los Whitman y todos los otros que en las ciencias, en las artes y en las letras proclaman a los cuatro puntos cardinales la fecundidad, la fuerza y el espíritu de un pueblo ejemplar, humano y justo constituido en guardián de las últimas esencias de la dignidad humana.

Por eso compartimos en este día la emoción y el fervor del gran pueblo estadounidense, evocando con él la efemérides natalicia del padre de su gloriosa nacionalidad el gran Jorge Washington. El primero en la paz, el primero en la guerra y en el corazón de sus conciudadanos.


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile o 22 de febreiro de ... 1948)
Biografía de George_Washington
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 22-02-2010 00:48
# Ligazón permanente a este artigo
FRANCISCO CAMBÓ

RSP, coñecedor da estadía de Francisco Cambó en Chile adícalle este amplo artigo para comentar a sua figura e actividades que, como mecenas e como político desenrolou durante a monarquía, coa dictadura de Primo de Rivera, coa instauración da II República, na guerra civil, e nestos primeiros anos de goberno franquista cando xa non residía en España e sí estaba vinculado coa Arxentina.
.

1 de febrero de 1943

DON FRANCISCO DE ASÍS CAMBÓ


Por Ramón Suárez Picallo

Haciendo veraneo en una de sus playas más bellas, encuéntrase en Chile, el viejo político y opulento millonario catalán don Francisco de Asís Cambó. Algunos órganos periodísticos, dieron la noticia, en el lugar más discreto y recatado de sus Notas de Sociedad, lo cual quiere decir, que a don Francisco no le interesa poco ni mucho, que se haga publicidad en torno a su estancia en esta vera del Mar Pacífico.

En otros tiempos, el famoso personaje, veraneaba en su magnífico yate bautizado con sonoro nombre clásico, en su luminoso Mar Mediterráneo. Pero aquel mar está vedado hoy a los recreos placenteros, cubiertos de fuego y sangre, y minados de submarinos los dominios profundos de la Madre Anfitrite, de sus tritones y de sus nereidas. Y don Francisco de Asís, financiero, político, escritor y ?bonvivent?, no es hombre de armas llevar ni traer, y por eso busca deleite y descanso en estos mares ?pacíficos aún- del Sol poniente, entre un discreto incógnito, que es la mejor manera de pasarlo bien.

Mas, como él es hombre de los que hacen noticia y comentario, no podrá irse de Chile ?se dice que sale el día 4 para Buenos Aires- sin el nuestro. Cambó es una de las más destacadas y ?difíciles? personalidades de la Cataluña de este siglo. Antes de la guerra civil, sus millones se contaban por miles, colocados dentro y fuera de España, en florecientes y poderosas empresas internacionales. Era el representante típico de una burguesía -la catalana- emprendedora, culta y hasta un poco artística. Porque Cambó en sus buenos tiempos, fue uno de los pocos ricos españoles que supo hacer útil e interesante su dinero. Mecenas de artistas e intelectuales de escasos recursos, creador y sostenedor de la Fundación Bernat Metge -que tradujo y publicó, en catalán lo más extraordinario de los clásicos greco-latinos-; donador de premios a los escritores jóvenes, que escribían en catalán; protector del ?Palau de la Música Catalana?, por donde desfiló la flor y nata de los músicos de toda Europa en los últimos tiempos; aupador del Instituto de Estudios Catalanes, que renació en la arqueología, en el folklore y en las artes populares, la personalidad espiritual de Cataluña; comprador de cuadros magníficos- que a veces resultaban falsos? para donarlos al Museo Público de su ciudad; fundador y propietario de uno de los mejores diarios de España -?La Veu de Catalunya?-, todo eso, y aún más fue don Francisco Cambó, para la rica espiritualidad catalana. Nadie en su país, ni siquiera los más encopados adversarios le niegan su jerarquía de gran señor del dinero y de la cultura. Y muchos de ellos, no se recataban de hacer tertulia con él, en su gran casa de la vía Layetana de Barcelona -una maravillosa Pinacoteca, una Biblioteca riquísima y un hermoso jardín mediterráneo en la alta terraza- para hablar de lo humano y lo divino.

Políticamente, en cambio, Cambó, raras veces dio en el clavo. Catalanista de derecha, era el jefe de la ?Liga regionalista? que tuvo en los últimos años de la Monarquía enorme influencia; se aseguró en su día, que Primo de Rivera, para instaurar su dictadura, se apoyó en ella. Primo de Rivera la disolvió después, y Cambó escribió un magnífico libro titulado: ?Las dictaduras? en el que ponía al bondadoso general y a sus adláteres, como digan dueñas. La dictadura era el fin de la Monarquía, pero Cambó no lo vio así, y pocos días antes del advenimiento del nuevo régimen, se declaró fervoroso monárquico y aseguró que la República no vendría. Desde entonces, Cambó, sentó plaza de profeta al revés, y todo el mundo adoptaba la posición opuesta a los vaticinios del político catalán. La República vino y la ?Liga? de Cambó, colaboró con ella. Estelrich, Rahola y Ventosa y Calvell, votaron por el Estatuto Catalán, la Constitución y otras leyes orgánicas del nuevo régimen, sin mayores discrepancias con los otros catalanes de Izquierda. Pero Cambó y sus hombres ?todos extraordinariamente inteligentes- dieron siempre la sensación de una colaboración provisional y poco de fiar.


EL ?BIENIO NEGRO?

El período precursor de la guerra civil se abrió en España durante el ?bienio negro? de Lerroux y Gil Robles. En la crisis revolucionaria de octubre de 1934, fue arrasado por el Gobierno de Madrid, todo el organismo político, cultural y jurídico de la Cataluña autónoma, por la que Cambó luchara toda su vida; pese a ello, la ?Liga? colaboró , esta vez, con cierto fervor, con aquel régimen desvirtuado de la República, de cuyo orden jurídico de la Cataluña Autónoma, con Luis Companys a la cabeza, fueron a parar al Penal de Santa María de Cádiz, a cumplir una condena por 30 años y un día, por el delito de rebelión militar. La condena no se cumplió. Las elecciones de febrero de 1936, dieron al Frente Popular en Cataluña ?al igual que en el resto de España- el más grande triunfo electoral registrado en su historia política. Portela Valladares, presidente del Consejo de Ministros, gallego de origen, pero con residencia de muchos años y con cuantiosos intereses en Cataluña, anunció, el mismo día de las elecciones, que Luis Companys y sus demás compañeros- elegidos diputados casi todos- serían puestos inmediatamente en libertad. Companys y los suyos salieron de la cárcel, y desde Cádiz a Barcelona fueron triunfalmente paseados en medio del clamor popular. La gran capital catalana, tributó a su Presidente Companys ?el ?Presidente Mártir? fusilado o agarrotado por el actual régimen- un recibimiento apoteósico. Todas las floristas de la Rambla, volcaron su bella mercancía sobre el pavimento. Por encima de la policroma alfombra, pasó de pie, descubierto, pálido y desencajado por la emoción el preso de Santa María, rumbo al Palacio de la Generalidad a ocupar el solio de Casanovas y Maciá.

Unos días antes de estos acontecimientos, salía, discretamente, en un hidroavión rumbo a Italia, don Francisco de Asís Cambó. Su Partido de Cataluña y los Partidos que le eran paralelos en el resto de España, habían sido derrotados de punta a cabo; sabía Cambó que las Derechas españolas, tenían preparada la insurrección armada para el caso de que las elecciones les fueran adversas. Sólo era cuestión de darle los últimos toques al plan, y fijar la fecha del levantamiento. Él estaba a verlas venir, y como no era hombre de armas llevar, salió de España, para volver a entrar y después volver a salir; fácil le era hacerlo, a quien tenía como medios de traslado, tres autos de las mejores marcas del mundo, un yate espléndido y un hidroavión.


LA GUERRA CIVIL

Al producirse la guerra civil, don Francisco Cambó no estaba en la Península. Su nombre, fue muy llevado y traído en uno y otro bando. Se lo vinculó, incluso, a una extraña paradoja monetaria: la peseta republicana, avalada por una magnífica cobertura en oro sellado, valía menos que la peseta del otro bando ?que no tenía garantía- en la Bolsa internacional. Las malas lenguas, dijeron, por entonces, que en el ?milagro? estaba implicado el nombre, el dinero y el tecnicismo notorio de Don Francisco Cambó, junto con Don Juan March y el Duque de Alba, financiando la aventura insurreccional.

Triunfó la insurrección y muchos hombres de Cambó colaboraron en el ?nuevo orden?; otros, en cambio, fueron impíamente fusilados. Alguno de éstos, descubierto ante el piquete, después de confesar y comulgar y ayudar a la misa en capilla, marchó para el otro mundo con estas dos palabras en sus labios: ?Jesús, Cataluña?. La lengua catalana, tan amada de Cambó, ha sido prohibida; la exquisita cultura de su tierra, que él fomentara, está proscrita por separatista y subversiva; las estatuas de Cánovas y Prat de la Riba fueron destruidas; están llenas las cárceles y tristes, como nunca, las calles, otrora alegres y hervorosas de la maravillosa ciudad condal; desde Port Bou a la desembocadura del Ebro, la costa luminosa de la dulce Cataluña, está despoblada de sardanas y sonrisas. No es aquél un sitio apto para los plácidos veraneos de un multimillonario, de fino espíritu. Por eso, sin duda, buscó unos días de reposo en este otro lado del mundo, que se llama Hemisferio Occidental.

Y, después del semiincógnito, de que don Francisco de Asís quiso rodear su estada a la orilla del mar de Balboa, el descanso hubiera sido perfecto, si no fuera interrumpido por las visitas de una alta personalidad diplomática, que, seguramente, no fue a hablarle de Maragall ni de Mosén Chinto Verdaguer. La interrupción fue una lástima porque al veraneante, le esperan días de mucho ajetreo, en su próximo viaje a Buenos Aires -sede de cuantiosos intereses suyos- donde le hablarán de altas finanzas, de alzas y bajas de acciones, de problemas monetarios, de importaciones y exportaciones; y quien sabe si, en plan de enredarle la cabeza, no le hablan, también de la restauración de la monarquía de don Juan III. Puede que de todo eso y aún de más cosas, le hablen allí.

Ya ve el paciente lector, como detrás de una recatada noticia social, dando cuenta de la estada de un veraneante en Pucón, se puede ocultar una personalidad con envergadura bastante para hacer, sobre ella, un comentario dominguero, queremos creer, que de cierto interés periodístico.

Biografía de Francisco Cambó
Cambó na enciclopedia Rialp
Doazón de Cambó ao Museo do Prado
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 01-02-2010 01:32
# Ligazón permanente a este artigo
MAXIMO LITVINOV
Maximovich Maxim Litvinov (xullo 1876-decembro 1951) foi un ruso - xudeu diplomático soviético e revolucionario destacado.
Despois da Revolución de Outubro de 1917 a Litvinov, nomeáronno representante do goberno soviético en Gran Bretaña. Stalin rexeitou a Litvinov no ano 1939, crendo que, como xudeu non podería chegar a un acordo coa Alemania nazi. Desde decembro de 1941 ata xullo do 1943 foi embaixador soviético en Washington -e nesta etapa é cando RSP escribe este artigo a causa dunha posible viaxe de Litvinov pola América Latina- e, a continuación, o comisario adxunto de Asuntos Exteriores desde 1943 ata a sua xubilación en 1946.



15 de enero de 1943

MAXIMO LITVINOV


En círculos diplomáticos continentales, se insinúa la posibilidad de que Máximo Litvinov, Embajador de la Unión Soviética en Washington, haga un breve viaje por América Latina en procura del establecimiento de relaciones diplomáticas con su país. El momento del viaje es bien oportuno. Las épicas hazañas, del ejército rojo, a punto de decidir el resultado de la gran contienda; la leal actitud política de la URSS, adherida a las democracias Occidentales, en las tareas de la guerra y en los principios esenciales que regirán el mundo en la Paz, y el magnífico espectáculo de su pueblo unido como un bloque granítico en la defensa de su patria, han borrado muchos prejuicios y variado muchas opiniones, en torno al gran país socialista. Por otra parte, diplomáticos de alto fuste, jerarcas eclesiásticos, técnicos militares y especialistas en cuestiones económicas, han aportado recientemente valiosos testimonios, acerca de lo injusto que fue el mundo burgués enjuiciando el suceso ruso. Hoy, la Unión Soviética, es un resorte maestro en la maquinaria del mundo y una valiosa zona en el caudal de su espiritualidad política. De ahí la oportunidad de que Rusia viaje por el mundo, con viajeros propios auténticamente suyos, mucho más interesantes que las interpósitas personas, que, con la mejor buena fe, no le hicieron favor, hablando en su nombre.

Y en cuanto al hombre, difícilmente tendría a mano la URSS a otro más competente y apto que Máximo Litvinov. Diplomático de primer plano en el mundo, hombre de extraordinaria cultura, profunda y extensa, cautivante por su exquisito don de gentes, el ex Comisario del Pueblo para los Negocios Extranjeros, hoy Embajador en Washington, conoce, como muy pocos hombres de su tiempo la armazón y los hilos visibles e invisibles, de la Diplomacia contemporánea. Representa, dentro del gobierno bolchevique, el ala europea, en el sentido espiritual y político. Recuérdese que cuando los creadores de la Sociedad de Naciones dejaban languidecer a la institución y abandonaban, por claudicante cobardía, la idea que le era vital, de la ?seguridad colectiva?, fue él quien quiso infundirle alientos sabiendo que su caída era la guerra sin remedio. Y propugnó, con ahínco, una alianza sincera y sólida con los ?países no agresores?. En un momento -aún hoy difícil de enjuiciar- de la política soviética, en el que sus puntos de vista, parecían desplazados. Hechos posteriores le dieron la razón, y Máximo Litvinov, vuelve a ser, no sólo en la Rusia Soviética, sino que, en la política internacional del mundo, una gran figura de hoy y de mañana.

De confirmarse los rumores acerca de su viaje por América Latina causará más de una sorpresa, ¡Cómo en su tiempo las causó en Europa! ¡Ginebra, Génova y Rapallo, lo recuerdan vivamente! Litvinov es hombre de dar sorpresas, aún a los más decididos adversarios del régimen político imperante en el país que representa. Y casi siempre da sorpresas agradables y que hacen exclamar a las gentes: ¡pues, no es tan fiero el león como nos lo habían pintado!


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 15 de xaneiro de ...1943)
biografia de MAXIMO LITVINOV
Mais datos de Maximo Litvinov
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 15-01-2010 00:54
# Ligazón permanente a este artigo
JUAN NEGRÍN LÓPEZ
Ramón Suárez Picallo, sofre como moitos republicanos a dureza , sinsabores e ingratitude do exhilio,e coñecedor das inxustas críticas e fadadurias que se están a dicir nos distintos medios do derradeiro Presidente do Goberno Republicano Dr. Negrín escribe dende Chile a comezos de 1943, este corto artigo na sua defensa, valorando as cualidades e virtudes que como persoa o caracterizan.
A fotografía que ilustra este artigo pertenze a portada lo libro do que é autor G. Jackson e foi editado pola editorial Crítica en 2008.



9 DE ENERO DE 1943

EL DOCTOR NEGRÍN



Por Ramón Suárez Picallo



Don Juan Negrín, Presidente del último Gobierno republicano español, es uno de los políticos más discutidos de Europa, incluso entre los propios republicanos españoles. Médico ilustre, profesor de Fisiología de la Universidad Central de Madrid, diputado republicano por sus Islas natales, las Canarias, ex Ministro de Hacienda y de Defensa Nacional, Premier del último Gobierno de 1ª República, es, además de todo eso, uno de los más deliciosos conversadores de España.

Los clásicos griegos y latinos, el siglo de oro español, o las ?folias? populares de Canarias, mezclado con las virtudes de las vitaminas ?C? o ?K?, le son temas igualmente familiares, en inglés, en alemán, en francés o en español. Pecador de varios pecados capitales, -entre otros el tercero y el quinto-, tiene la ?manga ancha? de todo pecador, para juzgar pecados ajenos. El doctor Negrín pertenece, políticamente, al Partido Socialista Obrero Español, cuyos correligionarios, -educados en la escuela austera de Pablo Iglesias-, no le perdonan sus ?deslices? pecaminosos. Pero nadie le niega, ni siquiera sus enemigos más encarnizados su talento y sus condiciones de ?casseur? de primer orden.

Decimos todo esto del doctor Negrín, porque, de un tiempo a esta parte su persona y su nombre están siendo tema de las más sorprendentes conjeturas, dentro de la zona del Eje totalitarlo donde lo miran con ojos poco amistosos. A poco de ocupar los aliados el Marruecos francés, lo dieron como presente en Casablanca, organizando una legión de combatientes españoles dispuesta a entrar en la zona española, en la que tendría la intención de organizar un gobierno republicano, reconocido por las Democracias; lo vieron después en Tánger, usando un extraño disfraz musulmán, conspirando a más no poder; más tarde se atribuyó a su presencia en África, la reunión de los Cancilleres de España y Portugal, aliándose, estrechamente, para combatir las siniestras intenciones del médico canario, mientras ayer, una agencia italiana lo da como conferenciando con el general norteamericano Eisenhower, y con el Embajador de Su Majestad Británica en Madrid, Sir Samuel Hoare.

Mientras tanto, fuentes republicanas españolas altamente autorizadas, aseguran que el doctor Juan Negrín no se ha movido de Londres, donde reside desde la caída de la Francia Republicana.

No obstante, la agencia oficial italiana, con una falta de imaginación que mete miedo, pregunta: ¿Qué hace en África el doctor Negrín? ¿De qué habla con el general norteamericano Eisenhower? Y todo, por no preguntárselo directamente al interesado. Si lo hicieran, él habría contestado, con su habitual gracejo:

-¿En África? Pienso visitar la Meca, aunque sea en carácter de infiel. Y en cuanto al general norteamericano, hemos hablado de las vitaminas ?A?, ?B? y ?C?, además de la importancia de la vena aorta en la circulación general de la sangre.

A todo esto, el doctor Juan Negrín, sin comerlo ni beberlo, sin moverse de Londres, según unos para bien, y para mal según otros, es el más popular de los canarios después de Pérez Galdós, que era paisano suyo.


(Artigo publicado no xornal La Hora, en Santiago de Chile o día 9 de xaneiro de... 1943)
Cronobiografía
Sobre D, Juan Negrín
Más sobre D. Juan Negrín
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 09-01-2010 01:24
# Ligazón permanente a este artigo
ANTONIO SANTAMARÍA LÓPEZ, ALCALDE DE FERROL
2 de enero de 1950

ANTONIO SANTAMARÍA


Por Ramón Suárez Picallo

En la ciudad de Nueva York, donde residía como exiliado político, falleció recientemente, Antonio Santa María López, que fuera Alcalde republicano y socialista, por rigurosa elección popular, de la ciudad española y gallega de El Ferrol.

El Ferrol es una fortaleza militar, Gran Base Naval de España, famosa por su ría, por la belleza de sus alrededores y por las personalidades ilustres que nacieron en ella: Concepción Arenal, la gran penalista, don José Canalejas y Méndez, el gran político monárquico, y Pablo Iglesias, el noble fundador, director y patriarca del socialismo español, eran ferrolanos... de nacimiento, así como grandes poetas, músicos y almirantes. Nació también allí el actual jefe del Estado Español, General Francisco Franco Bahamonde.

Por su categoría, la Alcaldía de la ciudad había sido siempre desempeñada por personalidades de alta significación social, política o militar. Hasta que, a poco de proclamarse la República, fue elegido para el cargo, este Antonio Santa María López ?que acaba de fallecer en Nueva York-, obrero mecánico de los Arsenales, socialista y miembros dirigente de la Unión General de Trabajadores de España. Hombre culto, cordial, bondadoso y austero como un monje, disfruto de la estimación, del aprecio y del respeto de todos, desde el Almirante Jefe de la Plaza, hasta el obrero más modesto, sin distinción de ideologías ni de categorías sociales.

Al estallar la guerra civil, ya dominada la ciudad, pudo salir de ella, trasladándose a la zona republicana y de allí, para el exilio en América.

Antonio Santa María pertenecía, por edad, por formación y por cultura, a una rica generación de obreros españoles, que sirvieron y honraron a su patria con su trabajo, con su pensamiento y con su hombría de bien.


Antón Santamaría López
Antonio Santamaria López
Comentarios (4) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 02-01-2010 01:04
# Ligazón permanente a este artigo
OLIVEIRA SALAZAR E PORTUGAL
RSP critica o rexíme totalitario de Oliveira en Portugal. Xa 10 anos antes, escribiralle unha carta xunto a Castelao na que entre outras cousas lle dicia: ?Vostede será para os supervivintes de Galiza algo menos ca un asasino, será un cómplice de asasinos."
Dita carta publicouse co título: "Carta a Oliveira Salazar, dictador de Portugal" no nº 2 de Nova Galiza, que foi unha publicación galeguista en galego que se editou en Barcelona durante a Guerra Civil, promovida por ámbolos dous e financiada polo Comisariado de Propaganda da Generalitat de Cataluña,e se distribuía de balde,principalmente entre soldados galegos do exército republicano.Entre os colaboradores estiveron ademáis Basilio Álvarez, Eduardo Blanco Amor, Ramón Cabanillas, Arturo Cuadrado, Ramón Rey Baltar, Luís Seoane, Serafín Ferro ou Manuel Colmeiro. O primeiro número saíu o 5 de abril de 1937 e o último,o nº18 en, xuño de 1938; os últimos números publicáronse baixo a dirección de Rafael Dieste.


20 de diciembre de 1947

DEL MANICOMIO A LA CÁRCEL


Por Ramón Suárez Picallo

De un tiempo a esta parte, vienen ocurriendo en Portugal extraordinarios sucesos políticos, de los cuales rara vez en América se tienen noticias. La patria de Camoens, de Almeida Garret, de Herculano, de Guerra Junqueiro y de Teixeira de Pascoaes, ?goza?, desde hace varias décadas de los ?beneficiosos? efectos de uno de los llamados ?gobiernos fuertes?, de tipo jesuítico, corporativista y vaticanizante, contra el cual se han erguido reiteradas veces, inútilmente, los más finos valores del pensamiento lusitano.
Organizó tal gobierno, lo dirige y lo preside el doctor Antonio Oliveira Salazar, hombre cultísimo, sutil y cauteloso, profesor de la Universidad de Coimbra, docto en Derecho Político y en Ciencias Económicas, sacado de su cátedra y llevado a la Jefatura del Gobierno por el cardenal Cereixeira para que fuese dócil instrumento de la reacción, con el amparo de unos cuantos espadines, insurrectos contra el régimen republicana legítimo, cuyo último Presidente legal fue el doctor Bernardino Machado, santo laico, espejo de demócratas y sapientísimo varón.

El régimen totalitario portugués de Oliveira Salazar fue, junto con el de Seipel y Delfuss en Austria, un experimento de gobierno teocrático, inspirado constantemente por la Santa Sede romana. Toda la doctrina social y política de la Iglesia Católica, fue plasmada en las leyes positivas de Portugal, pues el dictador, sin oposición posible, pudo hacer todo cuanto le vino en gana.

Mas, con eso y todo, el régimen fracasó lamentablemente. Portugal, neutral durante la segunda guerra mundial, centro cardinal de afluencia de todo el dinero de Europa fugitivo de varios países; mesa del turismo y del espionaje protegido por la Inglaterra democrática y por la España franquista y bendecidos por el Vaticano atraviesa actualmente por una pavorosa crisis económica y social, sólo comparable con la que sufren los países que peor salieron de la contienda bélica. Los ricos se hicieron mil veces más ricos y los pobres mil veces más país pobre. Y hoy el nivel de vida del pueblo medio portugués es uno de los más bajos de toda la Europa, sólo parangonable con el de la Polonia de la anteguerra. Semejante anomalía ha provocado hondo malestar en todos los sectores sociales lusitanos, expresado en varios intentos fallidos para derrocar el régimen; en el último han participado generales, almirantes, periodistas, comerciantes, campesinos, acomodados y obreros de todas las industrias, bajo la dirección de la Unión Democrática Portuguesa, con sede central en Río de Janeiro. La ?Legión portuguesa?, guardia pretoriana y política pagada por el Estado, bajo la dirección personal y directa de Oliveira Salazar, descubrió a tiempo el complot. Fueron inmediatamente detenidas ?con razón o sin ella? altos personajes del Ejército, de la Marina, del Profesorado, del comercio y de la industria de Lisboa, de Oporto, de Braga y de Coimbra. Y fue aquí donde apareció el ?humour? del mandamás vaticanista. So pretexto de que los prisioneros eran gentes distinguidas, cuyo rango sufriría menoscabo en la cárcel, los encerró a todos en el manicomio y a muchos de ellos se les puso camisa de fuerza como si fueran locos de atar.

La humorada no es nueva en el Magíster de Coimbra. En otra ocasión parecida, llamó a sus adversarios a su despacho y les dijo con toda seriedad: ?la salud de ustedes no es nada satisfactoria; y yo, muy preocupado por ella, he acordado enviarlos de veraneo a sitios más salubres que los de la Península?, y los mandó a Cabo Verde, a las Azores y a Timor, para que se repusieran. La mayoría de ellos murieron, pero Oliveira cumplió la Ley, que en Portugal prohíbe taxativamente la pena de muerte por causas políticas.

Oliveira, como buen católico y jesuita, es misericordioso. Por eso acaba de ordenar que los presos, adversarios políticos suyos, que estaban en la casa de Orates de Lisboa, en calidad de detenidos, pasen a ser huéspedes de las diversas cárceles, castillos y fortalezas del país, según sean ellos civiles o militares. Y ante tal magnanimidad, los interesados deben darle las gracias con la muy cortés fórmula de rigor en Portugal: ?Muito obrigado meu senhor?.


(Artigo publicano no xornal La Hora, en Santiago de Chile o 20 de decembro de... 1947)
Oliveira Salazar
Critica de Castealo e Picallo contra Salazar en ABC
Outra biografía de Salazar
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 20-12-2009 01:19
# Ligazón permanente a este artigo
SIMÓN BOLÍVAR
RSP, ante o aniversario da morte de Simón Bolívar lembra ao "libertador" como tamén o frán tódolos países hispano americanos e comenta a publicación "Simón Bolívar" do norteamericano Tomás Rourke , para rematar coa publicación dunha carta, escrita uns días antes de morrer,a modo de testamento e dirixida a Fanny de Villars.
..

16 de diciembre de 1943

B O L Í V A R


Por Ramón Suárez Picallo

El día 17 de diciembre de 1830, a la una de la tarde, falleció en una pequeña hacienda cerca de Santa Marta (Colombia) ?San Pedro Alejandrino? propiedad del español-asturiano, Joaquín de Mier, el Libertador Simón Bolívar. Con tal motivo, hoy en la mañana, todos los países americanos habrán de recordarlo, con el respeto y la admiración que merecen las grandes personalidades y las grandes vidas, consagradas a la liberación de pueblos y a la creación de patrias.

No haremos aquí la semblanza del gran hombre ?parigual en estirpe y jerarquía, de los Washington, de los Jefferson, de los O?Higgins y de los San Martín-. Hay sobre Bolívar una copiosa bibliografía, tan completa, que no faltan en ella ni siquiera la diatriba, ni la censura áspera, ni la deificación, rayana en lo mítico.

El último y más complejo de los documentos de ese rico caudal que conocemos es el libro ?Simón Bolívar?, del escritor norteamericano, -especializado en historia venezolana? Tomás Rourke.

Rourke, en una nota final de su libro, sitúa perfectamente, aunque con alguna fantasía a Simón Bolívar, en el amor y en la devoción de América, tal como hoy se le rinde homenaje.


DEIDAD DE AMÉRICA

?No existe figura en la historia de Inglaterra o de Estados Unidos ?afirma Rourke? que viva hoy en la conciencia del pueblo, como vive Simón Bolívar en la de millones de sudamericanos. Para ellos no es meramente un carácter vago y heroico en la páginas de los libros de historia; es una entidad vigente, un ser divino, omnisciente, que mora en alguna parte y guía sus destinos?.

?Es prácticamente una deidad y su recuerdo casi un culto. Indios semidesnudos y peones rotosos, que no podrían descifrar su nombre escrito, repiten sus palabras como si ellas hubieran sido pronunciadas; las murmuran con reverencia y con aire extraño y confidencial, como si tuviesen el poder de remediar sus males y protegerlos contra la opresión. Estadistas, hombres de letras y eruditos, se descubren al oír pronunciar su nombre?.

?Han designado el edificio de Caracas, donde descansa su cuerpo, con el nombre de ?Panteón?, y se dice que los Presidentes de Venezuela van allí a orar en busca de inspiración?

Recuerdo haber visto la Letanía a la Santa Virgen, esa extraña y hermosa oración, con sus obsesionantes frases: ?Espejo de la Justicia. Asiento de la Sabiduría. Vaso de Honor?? Pues bien, la letanía a Bolívar es apenas menos comprensible a la mente no iniciada??.


MIENTRAS TANTO

Todos los historiadores y biógrafos del Libertador, coinciden en que buscó, afanosamente, la gloria y la inmortalidad. Sus acciones, sus cartas, sus proclamas, sus secretos, parecen estar hechos para la Historia. Y, en varios momentos de su vida, pudo creerse mimado por las codiciadas deidades; pudo creerse señor de inmortalidad y de la gloria. Y lo fue en efecto. Hasta que en los alrededores del fin, sintió que todo se le iba de sus manos junto con la vida de su cuerpo? Los últimos documentos de Bolívar, cartas, frases y dichos, revelan el caso más extraordinario de angustia pesimista de un hombre que había sido cuanto había deseado y soñado ser. ?Hemos arado en el mar?, es la frase que resume todo su desconsuelo y de su desesperanza. Algún historiador ?que no puede llamarse ?bolivariano?? atribuyó ese pesimismo recargado de Bolívar, a su tendencia a la ?posse?. Formaría parte de su plan para lograr la inmortalidad. No es de creer la afirmación. Bolívar ?como todo político creador? era sensible a los fracasos inmediatos y a las críticas de sus coetáneos. Y, como todos los soñadores, creía que si el sueño no se hacía realidad inmediata, nunca sería realidad. La historia se encargó de demostrarle que la siembra de ideas y de ideales, de esperanzas y de sueños fructifica muchas estaciones después de haber sido hecha. ¡Por eso su siembra, recién florece ahora!


A UNA MUJER

Varias mujeres pasaron por la vida de Bolívar. Unas fugazmente, y otras con cierta raigambre y permanencia, y hasta con alguna influencia en sus destinos. Entre esta últimas cuéntase Fanny de Villars, lejana prima suya, de la familia Aristigueta. La conoció en París en momentos de ilusión. Cuando Napoleón Bonaparte, en pleno triunfo, se le entró por los ojos a Bolívar como figura digna de ser emulada.

A esta mujer le dedicó Bolívar una de sus últimas cartas, once días justos antes de su muerte. La autenticidad de esta carta fue, alguna vez, puesta en duda; pero hoy se da por auténtica. Es un modelo de estilo ?bolivariano?; pero es, además y sobre todo, el testamento amargo, entristecido, revelador de los últimos pensamientos del Libertador, confesados a una mujer que acarició su primer sueño de gloria. Y es que la gloria tiene nombre de mujer, especialmente para los que, como Bolívar, no fueron entendidos de los hombres.

Damos a continuación la carta que, si no fuese del Libertador, merecería serlo por su bello estilo; y también para darnos el gusto de ver, hoy, rectificada así su última frase: ?El relámpago rasgó la tiniebla y pareció volver al vacío; más sólo quedó atenuado, hasta volver a fulgurar, y esta vez, con permanencia de astro y centro solar?.


LA CARTA

San Pedro/Alejandrino, 6 de diciembre de 1830.
QUERIDA PRIMA:

¿Te extraña que piense en ti al borde del sepulcro?

Ha llegado la última aurora: tengo al frente el mar Caribe, azul y plata, agitado como mi alma, por grandes tempestades; a mi espalda se alza el macizo gigantesco de la sierra con sus viejos picos coronados de nieve impoluta como nuestros ensueños de 1805; por sobre mí el cielo más bello de América, la más hermosa sinfonía de colores, el más grandioso derroche de luz?

Y tú estás conmigo porque todos me abandonan; tú conmigo en los postreros latidos de la vida, en las últimas fulguraciones de la concencia.

¡Adió, Fanni!

Esta carta, llena de signos vacilantes, la escribe la mano que estreché la tuya en las horas del amor, de la esperanza, de la fe; ésta es la letra que iluminó el relámpago de los cañones de Bocayá y Carabobo; esta es la letra escritora del Decreto de Trujillo y del mensaje al Congreso de Angostura?

¿No la reconoces verdad?

Yo tampoco la reconocería si la muerte no me señalara con su dedo despreciando la realidad de este supremo instante.

Si yo hubiera muerto sobre un campo de batalla, dando frente al enemigo, te daría mi gloria, la gloria que entreví a tu lado, a los lampos de un sol de primavera.

Muero miserable, proscrito, detestado por los mismos que gozaron mis favores: víctima de inmenso dolor, presa de infinitas amarguras. Te dejo en mis recuerdos mis tristezas y las lágrimas que no llegaron a verter mis ojos.

¿No es digna de tu grandeza tal ofrenda?

Estuviste en mi alma en el peligro: conmigo presidiste los consejos de gobierno; tuyos fueron mis triunfos y tuyos mis reveses; tuyos son también mi último pensamiento y mi pena postrimera.

En las noches galantes del Magdalena, ví desfilar mil veces la góndola de Byron por los canales de Venecia; en ella iban grandes bellezas y grandes hermosuras, pero no ibas tú; porque tú has flotado en mi alma mostrada por níveas castidades.

A la hora de los grandes desengaños; a la hora de las íntimas congojas, apareces ante mis ojos moribundos con los hechizos de la juventud y de la fortuna; me miras y en tus pupilas arde el fuego de los volcanes; me hablas y en tu voz escucho las dianas inmortales de Junín y Bomboná.

¿Recibiste los mensajes que te envié desde la cima del Chimborazo?

Adiós, Fanni; ¡todo ha terminado!

Juventud, ilusiones, sonrisas y alegrías se hunden en la nada, sólo quedas tú como visión seráfica señoreando el infinito, dominando la eternidad.

Me tocó la misión del relámpago, rasgar un instante la tiniebla; fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderme en el vacío.

SIMÓN BOLÍVAR

NOTA: (Una de las últimas publicaciones de esta carta se hizo en el diario ?Centro América?, de San Salvador).


(Artigo publicado no xornal La Hora, de Santiago de Chile, o 16 de decembro de... 1943)
Biografía de Simón Bolívar
Monografía de Bolívar
Otra biografía de Simón
Comentarios (0) - Categoría: RSP-Persoeiros (políticos) - Publicado o 16-12-2009 03:02
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0