As miñas webs.




"Se queres deixar unha mensaxe"

San Fiz de Navío o balcón do Ribeiro



lopezrodriguezsanti@gmail.com


Santi López
 Categorías.
 Galería de fotos
 Arquivos

O Papa León XIII recibe en audiencia a D. Urbano Ferreiroa.
Repasando varios números do antigo periódico " El siglo futuro" da cal era redactor o noso veciño Urbano Ferreiroa, atopeime cun artigo donde se refire a unha audiencia que lle concede o Papa León XIII alá polo día 18 de Outubro de 1878. Paso a copiar tal e como aparece o artigo en castelán: Ya hace muchas horas que he salido de la audiencia que bondadosamente me ha concedido esta mañana el Santo Padre y todavía estoy confuso y conmovido. Aún resuena en mis oídos la voz dulcísima y cariñosa que me dirigió palabras de amor; aún tengo ante mis ojos la blanca y celestial figura que me llenó de consuelo; aún no se ha disipado el encanto que me produjo la vista del Padre común de los fieles, del Vicario de Jesucristo.
Estoy tan profundamente conmovido, que no sé si acertaré a referir todos los pormenores de la audiencia.
Esta mañana, después de haber admirado las "Loggie di Raffaele ", obras maravillosas de arte, debidas a la magnificiencia de los papas y de haberme extasiado en la Capilla Sixtina ante el genio prodigioso de Miguel Angel, cuyos cuarenta y siete frescos y Juicio Final son superiores a todo lo que puede forjar la imaginación, dirigime a las habitaciones particulares de su Santidad. Estaba con éste el embajador de España, Sr Cárdenas, que por cierto al salir de la audiencia me dirigió algunas preguntas amistosas sin conocerme, por haberle dicho el comendador Frezza de San Felice que yo era un sacerdote español, enseguida entró a ver a su Santidad el Cardenal Biblio, penitenciario mayor, y después tuve yo la dicha de acercarme al Santo Pontífice León XIII.
Al verle, al contemplar su figura majestuosa, hubiera caído involuntariamente de rodillas, aunque no me lo hubiera impuesto así el ceremonial. de rodillas besele respetuosamente el pie y la mano, y entonces su Santidad, en excelente latín, con voz clara y pausada, con voz que penetraba en el alma como música arrobadora, me dijo poco más o menos : " Ya sé que resides en Madrid, donde eres uno de los redactores del periódico " El Siglo Futuro". Este periódico es excelente, está redactado con santo criterio, defiende valerosamente el catolicismo y todo él está lleno de un espíritu superior a todo elogio. Recibo diariamente " El Siglo Futuro" y aunque no conozco muy bien el español, como existe tanta afinidad entre la lengua española y la italiana, le poseo bastante para poder leer los artículos de dicho periódico, en defensa de la religión.
Dos o tres veces me repitió su Santidad que leía " El Siglo Futuro". Enseguida me dijo que insistiésemos en el camino emprendido, el único verdadero para defender los intereses del catolicismo.
Presenté a su Santidad la limosna recogida para el dinero de San Pedro, en las letanías de San José, por "El Siglo", y otra limosna que me entregó un peregrino. Con cuyo motivo me dijo textualmente León XIII: " La Iglesia Romana, madre de todas las demás iglesias, está en la indigencia, siendo los fieles del mundo entero los que provéen sus necesidades. Encareció después la necesidad de socorrer a la Iglesia de Roma y bendijo especialmente a todos los que enviaban a " El Siglo Futuro" limosnas para el dinero de San Pedro ".
Luego recordando su Santidad que yo residía en Madrid, me preguntó con gran cariño por el Cardenal Moreno; hizo de este insigne prelado los mayores elogios y díjome que le amaba mucho.
También dijo que amaba mucho a España, donde tan viva se conservaba la fé religiosa, como demuestra la romería de Santa Teresa, que le está dando tantos motivos de consuelo. Enseguida habló de la recepción de ayer, muy contento y satisfecho y anunciándome que mañana a las diez volvería a recibirnos, pasando por entre las filas de los peregrinos y dirigiendo a cada uno pruebas de afecto. Por último, puso sus sagradas manos sobre mi cabeza y manteniéndolas así, largo rato, díjome que bendecía al director, a los redactores y lectores de " El Siglo Futuro", y a mi y a mi familia, recordándome singularmente que continuásemos defendiendo con la pluma a la Santa Sede sin tregua ni descanso.
León XIII es alto, delgado, majestuoso, como aparece en las fotografías que de él hemos visto todos ; pero lo que no se ve en éllas es la bondad de su rostro, la dulzura de su mirada, la cariñosa sonrisa con que entreabre sus labios, y sobre todo, la hermosura, la grandeza, la majestad que respira su persona. Inocencio III no imponía más respeto y Pío V no reflejaba mayor santidad que el actúal Vicario de Jesucristo.
Suyo afectísimo : Urbano Ferreiroa
Deixa un comentario (0) - Categorías Fillos ilustres - Publicado o 11-12-2016 12:43
© by Abertal



Santi López Rodríguez

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0