Lembranza dos alumnos de Carballo da promoción dos anos 60.



O meu perfil
jocameanvazquez@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

ANTONIO TOLEDO QUINTELA (Nota do seu pasamento)
NOTAS EN PRENSA

EL LIBREDÓN
PERIÓDICO CATÓLICO
AÑO XI. Santiago Viernes 17 de Abril de 1885. 2ª Época Núm. 1566

ANTONIO TOLEDO QUINTELA

¡ Y los que se van no vuelven
y los que vienen se van (Selgas)

Razón tenía el elegante prosista autor de los dos versos que encabezan esta Biografía; los que traspasan los umbrales de la tumba no volverán jamás a aparecer sobre la faz de la tierra. ¡ Verdad horrible que se impone por sí misma sin necesidad de demostraciones ni argumentos!.
Hace poco más de veinticuatro horas que al dirigirme apresuradamente a la morada de mi inolvidable compañero, me sorprendió en la calle mi querido amigo Barcia Caballero, que con los ojos arrasados de lágrimas balbuceó estas fatídicas palabras.

¡ Toledo acaba de espirar!

En aquel terrible momento se agruparon en tropel a mi mente los venturosos recuerdos de otros días, las alegrías del pasado, las glorias pérdidas, los hechos olvidados, representándoseme en todos ellos la noble y simpática figura del queridísimo amigo y compañero a quién una inesperada y traidora enfermedad arrebató para siempre de mi lado.
¿Cómo olvidarle mientras exista? Él fue que con su talento y su prudencia me inició en las rudas tareas de la prensa, quién me ilustraba con sus consejos y alentaba con su palabra, sencilla como la de un niño, inspirada como la de un artista, profunda y meditada como la de un filósofo.
Más de cinco años unidos por los vínculos del periodismo juntos hemos realizado en unión del elegante poeta Barcia Caballero, del erudito Villelga, del ilustrado jurisconsulto Barja, penosísimas pero gloriosas campañas en pro de los intereses económicos de Galicia y de Santiago y de la Santa Causa de nuestra religión Sacratísima.
¡ Y como no admirar aquella portentosa facilidad con que redactaba sueltos, réplicas y artículos de polémica!.
¡ Y como no recordar su prudencia exquisita, su tacto admirable para no lastimar intereses personales o de familia!
¡ Ah !, Nunca podrá borrarse de la memoria su recuerdo porque sería para eso necesario que la vida activa, laboriosa y coronada de lauros que tuvo nuestro amigo hubiese sido estéril infecunda, vulgar y oscura.
Nació Toledo en el pueblo de Santiago Leré de las Somozas provincia de La Coruña, en el día 11 de Julio de 1854.
A los diez años comenzó sus estudios en el Seminario Conciliar de esta ciudad, aprobando desde 1864 a 1871 cuatro años de latinidad y humanidades y tres de filosofía, recibiendo en todas las asignaturas la nota superior de Meritisimus.
En 1871 hasta 1877 comenzó el estudio de la Sagrada Teología al mismo tiempo que recibía en el instituto el grado de Bachiller en Artes por incorporación, alcanzando las mejores censuras y se matriculaba en las facultades de Derecho y Filosofía y Letras en la célebre Universidad Compostelana.

Como Teólogo se distinguió sobremanera llamando poderosamente la atención sobre sus colegas del seminario, logrando la nota de Meritisimus en los seis años de Teología y las notas de Benemeritus en los dos cursos de lengua Hebrea.
En la Universidad Compostelana alcanzó Toledo Lauros sin cuento, no solamente en las Cátedras, donde brillaba entre los más aprovechados, sino también en la Academia de Jurisprudencia, donde comenzó a mostrar sus relevantes dotes oratorias, sosteniendo magnificas discusiones con los Guitianes, Sotos, Moredas, García Hervilla y tantos otros escolares que por entonces daban honra y fama a nuestra Universidad Literaria.
Merced a la libertad de enseñanza, aprovechándose Toledo de su prodigiosa memoria, de su vivacidad de ingenio y de su inteligencia perspicua, estudió al par que la facultad de Derecho, la de Filosofía y Letras, en la que llegó a graduarse de Doctor.
En esta última Facultad le han sido concedidos tres premios en las Asignaturas de Literatura Española, Metafísica y Lengua Griega.
En la Facultad de Derecho también tuvo los premios ordinarios de las Asignaturas de Derecho Romano I, Derecho Político, Economía Política, Derecho Civil y Derecho Canónico.
En el año 1870 recibió el grado de Bachiller, en 21 de Junio de 1876 el de Licenciado en Derecho, en 1 de Julio de 1878 el de Doctor, obteniendo en todos ellos la censura de Sobresaliente.
Con igual nota recibió en 14 de Julio de 1873 el grado de licenciado en Filosofía y Letras y el de doctor en 30 de igual mes de 1874.
Como premio a su brillante hoja de estudios se le concedió por Real Orden de 16 de Noviembre de 1878 el Titulo de Licenciado en Derecho, libre de todo gasto con motivo del enlace de S.M. el Rey D. Alfonso XII con Dª María de las Mercedes.
Comentarios (0) - Categoría: Fundación Alfredo Brañas - Publicado o 31-03-2018 22:35
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal