lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano
EU TAMÉN NECESITO AMAR

Premio Mellor documental galego CURTAS 2019.
Selección Oficial MICE 2020. Santiago (aplazado polo coronavirus)
Selección Oficial ESPIELLO 2020. Boltaña-Huesca (aplazado polo coronavirus)


THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Margarita
Margarita

Traballando con Mingos o seu home toda a vida no Bar Xesteira

Anterior Volver á galeríaSeguinte

2 Comentario(s)
1 El matrimonio que se ve despues de las niñas y la señora yo los conocia pues tubieron muchos años una panaderia en Villajuan en el campo de la Fiesta y heran los padres de Amparito unica hija de ellos y con la que andubo con migo en el Colegio y tenian Casa en Villajuan donde yo los recuerdo siempre viviendo lo que no se es de donde heran pero yo los recuerdo toda la vida en Villajuan un saludo a los del faiado
Comentario por Aurita a Monxa (09-09-2012 18:25)
2 Conocí a Margarita, cuando el ‘Bar Xesteira’ estaba al lado del garaje de mi abuelo, en la otrora denominada Calle de Ramiro Cores (hoy, Avda. de la Marina), cuando todavía no existía la Avda. Conde de Vallellano. Entonces, Margarita y Mingos, todavía eran novios. Yo, que no tendría más de 7 años, algunas veces acompañaba a Mingos hasta la casa de Margarita, en La Lage. Íbamos en sendas bicicletas, que era el “utilitario” de la época. Él, naturalmente, se quedaba allí. Y yo, regresaba, cual aventurero solitario. Pero no volvía de vacío: ella, siempre me obsequiaba con un pequeño surtido de fruta que, previamente, había preparado para mí.

Hace un par de años, coincidí con ellos en la iglesia de San Martín de Sobrán, en Vilaxoán, y fue muy gratificante comprobar que, Margarita, seguía teniendo la serena belleza de antaño, y la misma ternura en su voz. Un fuerte y cariñoso abrazo, Margarita y Mingos.
Comentario por Roberto Núñez Porto (26-09-2012 22:05)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal