lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano


THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Valeriano de la Fuente
Valeriano de la Fuente

Profesor de electricidade no instituto laboral, sogro do noso blogueiro Eugenio Lopez de Silanes


donado por anonimo

Anterior Volver á galeríaSeguinte

1 Comentario(s)
1 Valeriano de la Fuente aparece en varias fotos de este blog, como pueden ser en.
Familia [1] Foto de familia.
[10] Estaban casi todos.
Soan campás de voda [1] Ben vestidos.
[2] Están en Cartagena, co corazón en Vilagarcia.
[2] En recuerdo de Valeriano
Gaudeamus igitur [5] Saian con unha formación.
[5] Marcou un estilo no seu día.
Y en alguna más, pero todas referidas a su edad madura. Esta que vemos ahora es de su juventud, concretamente con veinticuatro años, realizada en un hospital de Valladolid, a donde fue evacuado después de ser herido en el frente de asedio a Madrid, concretamente en la localidad de San Rafael (Segovia) en el Puerto de Guadarrama en donde recibió metralla en su hombro izquierdo, infiriéndole un fuerte desgarro que le inmovilizo su brazo de por vida, quedándole incrustada parte de la metralla en su cuerpo para siempre, pues como uno puede imaginarse las asistencias sanitarias en esas circunstancias y en esos tiempos dejaban mucho que desear. Como puede verse en la foto, de su cuello pende un pañuelo blanco que no es más que el clásico cabestrillo para sostener el brazo en la posición más idónea. Lo del bombín es ni más ni menos que un pretexto para dejar a un lado el “chapiri” y sentirse un civil liberado de la pesadilla en la que muchos miles de jóvenes fueron envueltos. Por sus heridas recibió el nombramiento de Caballero Mutilado, con una pensión irrisoria, que como me comentaba muchas veces no le llegaba ni para pagar el alquiler, teniendo que someterse periódicamente a un tribunal de evaluación para poder acreditar su minusvalía. Cuando ya le correspondía la calificación de mutilado permanente le ocurrió una anécdota que él me ha contado y que yo quiero aquí referir.
Se encontraba Valeriano en la peluquería del Sr Angelito sita en la Alameda esperando para ser atendido, cuando entra un señor que dice ser veraneante, que se marcha para Madrid y que de tener que esperar mucho tiempo para que le arreglen el pelo, como era lo previsible, perdería el tren. Valeriano haciendo gala de su permanente amabilidad y como era en él habitual se ofrece a cederle el turno, el señor agradecido le ofrece su petaca para que lie un cigarrillo pero Valeriano le hace saber que le es imposible hacerlo por su invalidez, el señor se ofrece a liárselo y se interesa por el motivo de sus heridas, se lo explica Valeriano y le comenta que en breve tiene que viajar a Madrid para conseguir la catalogación de mutilado permanente y este se limita a expresarle su pesar por lo ocurrido, durante la espera, se fuman el cigarro y charlan de lo clásico, del tiempo, que no ha sido nada bueno, de lo corto que es el veraneo y seguramente del tan recurrente futbol. Cuando el señor termina de ser atendido, le estrecha la mano y de su cartera saca una tarjeta de visita que le ofrece para cuando vaya a Madrid no deje de visitarlo. No lleva Valeriano gafas para poder leer la tarjeta y la verdad sin darle demasiada importancia se la guarda en el bolsillo. Es cuando ya cenando le cuenta a Chefa lo que le ha ocurrido en la peluquería y se acuerda de que tenía en su bolsillo la tarjeta, lee la tarjeta y se queda perplejo al comprobar que el señor en cuestión es un General de la Sanidad Militar Presidente del Tribunal de Evaluación de Mutilados. La visita era ineludible, al acudir al tribunal que tenía que evaluarle, se encontró cara a cara con el señor de la barbería pero esta vez vestido de militar. Mientras duró el reconocimiento no paró de preguntarle por todo lo que en Vilagarcia acontecía en una conversación muy amena y distendida, como si se tratase de un amigo que te conoce hace ya tiempo. Al poco tiempo de su regreso de Madrid recibió la documentación que le concedía la condición de Mutilado Permanente sin tener en lo sucesivo que hacer más reconocimientos. A partir de aquí la pensión ya era un poco más acorde con el daño recibido, aunque siempre hubiera sido mejor no tener que recibir nada. Valeriano, que además de ser mi suegro era también mi amigo, era una excelentísima persona y yo lo recuerdo siempre con gran afecto y cariño.


Comentario por Eugenio López de Silanes López (03-11-2011 13:13)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal