lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano


THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Aleluyas de Vilagarcia
Aleluyas de Vilagarcia


Disque eramos asi, ¡Que tiñamos moito conto¡ Pero era envidia que nos tiñan...¿Ou que?


donado por Manuel Martinez Abalo

Anterior Volver á galeríaSeguinte

22 Comentario(s)
1 Había alguien hace ya mucho tiempo, desgraciadamente fallecido , que siempre en nuestras tertulias comentaba indignado , por propia vivencia y sin el mas mínimo reparo , que nunca había conocido una ciudad tan inmersa en el cuento desacervado y en la necesidad imperiosa de querer aparentar lo que no se es. Y así de forma contundente , definía indignado el día a día de su experiencia , alimentada a lo largo de años y años en medio de una multitud de personas que le contaban el magnifico guión de su vida , siempre , por supuesto, adornado con la puntilla del marquesazgo imperante y falsos escudos de armas .Así destapaban continuamente , como el decía , la pobreza de espíritu en el absurdo intento de proclamar a los cuatro vientos sus almas señoriales.

Despues de tantos años desgraciadamente aun quedan tiznes de la mediocridad y del intento de permanecer en el escalón que los sitúa ,como ellos creen, en ese plano superior y que como efecto contrario ridiculiza a la propia persona , sobre todo en una sociedad donde ya nos reimos de la alta alcurnia e ignoramos , como es lógico , los apellidos , ya que al fin y al cabo nos da igual que sean tres que veintitrés.
Vivimos en una sociedad donde lo importante es el status social sin pararnos a pensar que el corazón que late en las entrañas de un humilde trabajador es el mismo que late en el interior del Sr Dr. o de Mr. promotor inmobiliario o del Sr. Abogado.

Desgraciadamente aun hoy hay personas pobres de espíritu que siguen alimentándose de su apellido y de lo que fueron sus ancestros en tiempos en que la tiranía era pan de todos los días y la burguesía sometía de forma abusiva e imperdonable a tanta y tanta gente .Lo peor es que algunos en esta ciudad siguen presumiendo de ello..
Pero el cuento continua y aquí lo realmente crucial e importante, es vivir por encima de lo permitible y competir siempre con todo el mundo para superarse y por supuesto seguir guionizando tu propia vida para provocar la envidia de los ciudadanos..
Envidia ,arrogancia , cotilleo ilimitado , palabrería barata ,ansias de poder ,trafico de favores económicos ,de influencias, pero la cosa no queda ahí ya que algunos aun se permiten la desfachatez de ir a misa los domingos como ciudadanos honorables de buen hacer y leer incluso alguna lectura para dar ejemplo de fe y bondad .Es ese minuto de engaño con uno mismo para que quede constancia ante el pueblo de su gran generosidad .El resto de la semana, claro esta , es tiempo excluyente de derechos y deberes de conciencia.
Pero la verdad se sitúa siempre en la realidad que intentamos ocultar a toda costa. Todos tenemos desgraciadamente nuestros “pecados” pero lo mas triste e indignante es que los que mas están cubiertos de secretos malversos y acciones celestialmente imperdonables son los mas respetados y no precisamente por obras caritativas , son en una palabra los que decidieron algún día por miles de adjetivos impronunciables poner fecha de caducidad a la tranquilidad de su conciencia y esto en Vilagarcia ,como bien refleja este escrito ,es ya una cuestión HISTÓRICA que no siempre es del agrado de todos pero es la realidad palpable y de sobra demostrada.

Comentario por Juan Carlos Porto (05-02-2010 09:32)
2 Estimado Juan,como siempre tu comentario acertadisimo,pero creo,conociendo mi pueblo,tu pueblo,como lo conozco,que acabas de abrir la caja de Pandora,y eso...despertara en Villa...en las altas clases,en los que se pueden nombrar hijos ilustres,no todos los que nacimos alli ,podemos...,muchos resentimientos,las vestiduras de mas de uno, al igual que hace muchos años los fariseos,seran rasgadas,para indicar su indignacion y estupor,por tales lineas,como nos llamas fariseos?,vamos todos domingos a la Santa Misa,somos democraticos de toda la vida,que digo! nosotros inventamos la democracia, claro que con Franco ... tu sabes ...y Jamas,lo oyes!Jamas hemos hablado o tratado mal a alguien..,Dios mio,tu no estas bien de la cabeza,como se te ocurre escribir una cosa asi!te aseguro que las ilustres mentes de esa aldea,pueblo ,ciudad que por las miles de trapuyadas, dinero negro y sabe Dios que mas cosas vino a mas ,estan indignadas,resentidas,y estupefactas ante tal cantidad de calumnias y sandeces como has escrito,que bicho te ha picado...? Empezando por la Santa Madre Iglesia que siempre supo (como no) estar al lado del pudiente...,no del creyente... como deberia ser,y terminando por las señoras con olor a Chanel N5 ,o Joya de Mirurgia,que sentadas en los cafes de la alameda ,le dan a la lengua lo que pueden haciendo trapos de todo bicho viviente que se le ocurre pasear por ella,y esto poco depues de haber comulgado,y haber asistido a la Santa Misa,todos,todos los domingos sin faltar...hemos obrado siempre... como hemos aprendido a obrar,eso es villa,y ahora viene este niñato y nos salta con esto,Vamos,que tiempos, a donde vamos a parar,lo que hay que oir,pero en que pais vives Juan?

Un Saludo
Comentario por Carlos Deaño (06-02-2010 01:49)
3 Querido Carlos es obvio que ésta es una situación histórica y tus has descrito de nuevo y con gran claridad una realidad que pese a quien pese ha subsitido siempre en Vilagarcia.Los que realmente deberian ser hijos predilectos son los que han luchado y contruido nuestro pueblo con humildad, sin la pretensión de llevarse nada a cambio y que altruistamente se han dejado la piel por el engradecimiento de esta tierra y sobre todo por las graves consecuencias que les ha reportado la discrepancia de ideas.Puedes estar seguro de que los hay y desgraciadamente no han sido reconocidos ni homenajeados como así tendría que haber sido.Son en su mayoria personas que con apellidos no tan sonantes se han quedado en el anonimato injustamente.Por eso creo que este gran proyecto de Antonio y Margarita es aparte de la documentación histórica ,la oportunidad del reconocimiento merecidisimo de las personas antes mencionadas.En cuanto a las reacciones que puedan producir mis comentarios , las asumo con toda la responsabilidad que ello conlleva pues ya he sido consciente desde que he escrito mi primera palabra, que podría levantar algún que otro malestar en ciertos sectores. Sinceramente no me preocupa en absoluto.Los que tambien deberiais ser hijos predilectos sois las personas como tu ,que se han visto en la obligación de abandonar nuestra ciudad y deambular por el mundo en la procura de una vida digna.Desgraciadamente los apellidos pomposos le han abierto muchas puertas a algunas personas que no lo merecian, a otras, y por su demostrada valía por supuesto que si, ya que sería tambien injusto generalizar este hecho.Lo que siempre me parecerá indignante es la pretensión de algunos de seguir viviendo a dia de hoy de las rentas jerarquicas como si del siglo pasado se tratase, por lo tanto siempre permanecere inmerso en el convencimiento de que nadie es más que nadie, por la sencilla razón de que todos hemos nacido con un corazón que late al mismo ritmo y que siente de igual forma, aunque con el paso de los años cada uno le imponga el ritmo y el camino que desee. Sea de una forma u otra yo personalmente al mio le permaneceré fiel a lo que me dícte y correre el riesgo de equivocarme o no.Si hay algo que me ha quedado firmemente plasmado es el convencimiento absoluto, por propias vivencias, de que las personas con mas cultura, preparación y valía son las que me han gratamente impactado por sus grandes dosis de humildad.Un saludo.
Comentario por Juan Carlos Porto (06-02-2010 10:45)
4 ¿Pone 1934-35? o ¿2009-10?

Porque más actuales no pueden ser. Con nuestra Casa Consistorial, pintada de "rojo inglés" (aunque la verdad es que es rojo burdeos, el rojo de Francia) y ahora con autobús londinense y todo.
Comentario por RLT (26-02-2010 20:35)
5 Juan Carlos, no le dés la exclusiva de ese tipo de personajes a Villagarcía.
Yo vivo ahora en una ciudad cercana y con muchos nombres todavia más rimbombantes que tuvieron más poder que esos villagarcianos que aludes y pasa exactamente lo mismo, correjido y aumentado. Un abraciño.


Comentario por Cándido (02-03-2010 23:25)
6 Querido Candido,lo contado anteriormente tambien es parte de la historia de Vilagarcía aunque obviamente no suena tan bien.No se trata de exclusividad , me imagino y tengo la seguridad absoluta como bien apuntas ,de que estas situaciones tambien se sucedieron en otros lugares, pero es que este blog es de Vilagarcia,sus gentes y su historia a veces digna de meritos y otras indignas por verguenza.Un abrazo fuerte!
Comentario por Juan Carlos Porto (03-03-2010 07:40)
7

Portiño, escribes sobre el status social y te diré que en mis años mozos el mismo se medía por la Sociedad recreativa a la que pertenecias.
Los asalariados tenian una. Habia otra escindida, que era practicamente un club privado, que se nutria de comerciantes y existia otra más que reunia lo más granado da la Sociedad villagarcina. Aparte, un club exclusivisimo para la jet-set y otra sociedad más que se nutria de los que no podian acceder al club exclusivo.
Independientemente de todo ello, Carril tenia una y Villajuan otra.
Como verás toda una radiografia de una villa con quince mil habitantes más o menos que habria en aquella época.
Lo único que habia en común era nuestro querido Arosa.
Unas han desaparecido y otras se fusionaron por que por mucha alcurnia que se tenga no habia dinero en el bolsillo para tanta Sociedad y por suerte los tiempos han cambiado aunque alguno de los que tú aludes se resista.
Para que veas lo fino que se hilaba en las admisiones de nuevos socios en alguna de esas sociedades,aparte de exaustivo repaso a sus cualidades morales y económicas, suyas y de su familia, se procedia a una votación secreta de la Directiva que consistia en meter unas bolas en un recipiente y como hubiera una negra, era rechazado el candidato, todo un dato de como funcionaba esa sociedad para mantener a distancia a los que no eran de su nivel.
No quiero decir que fuese rígida la permanencia, pues habia quien pertenecia a dos o más, pero estos no eran numerosos, más que nada por cuestiones económicas.El tema se puede desmenuzar mucho más pero no creo que valga la pena.Un abraciño.








Comentario por Cándido (05-03-2010 13:55)
8 Querido y estimado Cándido, sabes sobradamente el cariño y respeto que te profeso, no obstante tengo casi por obligación moral ,que discernir en alguna cuestión que planteas en tu anterior exposición , aunque por otra parte también tengo que reconocer que la alusión que haces en lo referente a las bolas es totalmente acertada porque así se sucedían los hechos concretamente en el Real Club de Regatas.
Cuando me adviertes ,sin duda con toda buena intención ,de que la mejor opción sería no remover esta parte del pasado , tengo la desagradable sensación de que aún después de tantos años de silencio obligado , siguen existiendo temas tabú que no se pueden o deben tocar y a este hecho si que me opongo rotundamente ,pues a mis casi 50 años y después de lo vivido no me veo en la obligación de otorgar silencio a mis opiniones .
Estamos afortunadamente en un país en el que la censura de la pluma ya es historia y como hemos ganado el derecho a la libertad de expresión ,yo jamás traicionaré mis convicciones aunque por ello alguien se sienta molesto. Todos tenemos derecho a expresarnos y también a contar la historia de Vilagarcia,ya que este es el objetivo primordial de este blog. .
Respeto absolutamente a todas las personas que exponen sus vivencias o recuerdos contados en este espacio así como la dirección que toman en sus comentarios y soy consciente de que algunos deciden hacerlo sin entrar en opiniones o temas que se pueden declarar espinosos, pero este no es ni será mi caso por el simple hecho de que creo nuestra historia no es tan maravillosa como a veces parece.
Yo he visto fotos de mi padre en su juventud con camisa azul y aunque no comparto sus ideas lo asumo y jamás me avergonzaré de ello como hacen muchos otros ,pero a pesar de que parezca una contrariedad en mi casa siempre he vivido tanto en su comportamiento como en sus exposiciones una gran dosis de rechazo a la libertad de expresión, al cuento desacervado de este pueblo, a las injusticias, a los abusos , y a la falta de moralidad. Todo esto lo puedes comprobar si lo ves oportuno , en las diversos artículos que ha escrito y que fueron publicados en diferentes diarios de la época aunque creo que a ti concretamente no te haría falta ya que lo has conocido personalmente.
Por lo tanto seguiré dentro de mis acotadas posibilidades, contando la historia de nuestra ciudad sea buena o mala porque en definitiva es HISTORIA. Un saludo afectuoso.
Comentario por Juan Carlos Porto (05-03-2010 20:16)
9 Juan Carlos, sabes que el cariño y el respeto es mutuo y que si no discernimos en alguna cuestión por la amistad que nos une no seriamos honrados con nosotros mismos. Yó no he escrito que lo mejor era no remover el
pasado, eso lo has añadido tú. Yo escribí que el tema se podia desmenuzar muc



Comentario por Cándido (05-03-2010 20:48)
10 Se cortó. Te decia que el tema se podia desmenuzar mucho más pero que no valia la pena, que como verás no
es lo mismo. Con ello lo único que pretendia era dar a conocer ese tipo de comportamientos a quien los ignorase pero hacerlo escuetamente para no magnificarlos, ues no se lo merecen. Un abraciño.
Comentario por Cándido (05-03-2010 20:58)
11 He leído, con la máxima atención, los extensos y nutridos comentarios de Juan Carlos y Cándido. Al primero me unen fuertes lazos familiares; al segundo, una amistad con solera.

En síntesis, los comentarios de ambos llegan a las mismas conclusiones. Es decir, están de acuerdo en lo esencial. Sin embargo, en análisis, existe una evidente diferencia: ¡la edad! Y eso, que en principio puede parecer un obstáculo, es lo que propicia y facilita, partiendo de distintos puntos de vista, el diálogo, el razonamiento y la reflexión.

Yo, que ya tengo una edad -aunque Cándido me lleva alguna ventaja-, diría que Juan Carlos hace una exposición abierta, dinámica e impulsiva, y, también, muy fluida -aunque, sin faltar a la verdad-, de unos comportamientos sociales que, aún siendo, en cierto modo, consecuencia de nuestra idiosincrasia, no son exclusivos de esta ciudad. Cierto es, sin embargo, que ello no puede -ni, tampoco, debe- justificar, en modo alguno, ciertas conductas sociales excluyentes.

En cuanto a los comentarios de Cándido, diré que, aunque reconoce la existencia de aquellos comportamientos inexcusables, se manifiesta de una manera más cauta y atemperada, asumiendo un rol moderador, como corresponde al que, por edad y circunstancias, se ha curtido en cien batallas.

Resumiendo: coinciden, absolutamente, en el fondo; discrepan, razonablemente, en la forma; y yo, que hasta este momento estuve de mero espectador, tengo que decir que estoy de acuerdo con los dos; aunque, diferenciando forma y fondo, naturalmente.
Comentario por Roberto Núñez Porto (06-03-2010 01:10)
12 Di que si,Juan!,que aun hay tabus...,que el pasado lo tenemos que trabajar... para poder mirar con nuevos ojos y la frente alta al futuro,que muchos, tenemos mucho que callar,claro...,que otros solo han vivido del cuento y viven todabia...,seguro que nuestra ciuddad es la cuna del pufo,...te debo,...haber si pago mañana,o lo que es peor ,primero deudas y despues no te conozco,mas que seguro,y los domingos con la Maruja de paseo,sin acordarnos de nada,(que me se cada historia, que ni te cuento) que no solo es un mal de Villa...,no,
es un mal Español,que asi nos va!aparentamos mas de lo que somos,cueste lo que cueste,nos mueve el amigismo,el enchufe,la cacicada,..no el saber,los estudios,las cualificaciones,que no tenemos que comer,no importa al bar se va todos los dias,el domingo al aperitivo,por las tardes a los vinos,y hablamos paja,para tratar de ser algo,...alguien,...sin darnos cuenta que nos engañamos a nosotros mismos,por eso Juan,estoy a tu lado...Si hablamos de politica,...ojo,sea del bando que sea,...es peor,con la palmadita en la espalda vendemos nuestra integridad al mejor postor,ideologias politicas se cambian como si de interiores se tratase,en fin... (No todos son asi,pero muchos,y en el pasado era peor)Por eso debemos trabajar el pasado,para cerrar ese capitulo y empezar uno nuevo,que gracias a Dios las nuevas generaciones ya lo van haciendo.

Un Saludo
Comentario por Carlos Deaño (06-03-2010 02:37)
13 Leidos los comentarios en su totalidad, yo que soy persona NO ESTUDIADA y que me ha tocado servir de niño con trato de criado, quisiera expresar mi punto de vista al respecto.

De todos es sabido que de siempre en Vilagarcia existieron diferencias de clase y todavia hoy existen personas que viven en esa ficcion a pesar de no disponer de medios economicos ,aun les quedan los apellidos,estoy muy de acuerdo con juan carlos en llamarle a las cosas por su nombre, y la Historia se compone de cosas malas y buenas y todas hay que recordarlas y exponerlas, ya es hora de que se reconozcan los "pecados" de esta Villa y aunque es verdad que afortunadamente las nuevas generaciones siguen otro camino, no es menos cierto que todavia quedan muchos rescoldos que apagar pues siguen humeantes.

Cada cual que se las arregle con su conciencia, yo tengo muy claro desde que pude romper las ataduras de la casi exclavitud que existia en mis años de niñez que no me doblegare ante ninguna pretendida supremacia jerarquica, como bien dice Juan carlos dentro de mi pecho late un corazon como minimo con la misma fuera que la de los demas.

Saudiña.
Comentario por (10-03-2010 04:32)
14 P.D. a todo esto me siento muy orgulloso de ser Vilagarcian.
El anterior comentario es mio.
Comentario por Juan Leites (10-03-2010 04:36)
15 !Bravo Juan!
Comentario por Carlos (10-03-2010 13:02)
16 Hai anos, paseando e conversando pola praia cun señor chamado Antonio Pousa Medal +, quen era Coronel de Aviación retirado e nacera aproximadamente polo ano 1920, empezou a narrarme algún dos moi bonitos e gratos recordos que el gardaba na súa mente de cando era un rapaziño, e como a súa nai mestra, púñao todo guapiño para ir ás magníficas festas de Vilagarcía nas cales el gozaba unha barbaridade. Entre outras cousas recitoume unhas estrofas que un veraneante alá polos anos trinta escribira acerca de cal era a súa impresión da Vilagarcía daquela época, de cando a Escuadra Inglesa resgardábase na nosa Ría e aprovisionábase de víveres. Viñan dicir que naquel entonces os Vilagarcianos eran moi presumidos. Fixéronme tanta gracia, que lle dixen si podíamas pasar por escrito, e efectivamente ó día seguinte estando eu cun familiar e amigo, entregoume esta tan graciosa poesía nunha pequena cuartilla. Uns días despois pregunteillo ao meu pai quén tamén recitouma de corrido. Nunha ocasión, escribín unhas palabras neste blog por si algunha persoa era coñecedora destas estrofas. Eu xa me esquecera do escrito, ata que hai unhas semanas atopeino de casualidade.
O señor quen me recitou o pequeno poema, considerábase como un máis de nós, e tiña a súa casa xusto encima dunha moi familiar e moi fermosa praia. Era primo irmán do galeguista Avelino Pousa Antelo, quen aínda vive e ten un apartamento practicamente pegado á casa do Aviador.
É lóxico supoñer que máis dunha persoa de Vilagarcía de certa idade, e coa mente en condicións teña que acordarse destas estrofas, do mesmo xeito que o facían este coñecido meu e o meu Pai quen naceu no ano 1918.
Unha vez colgado no Faiado, eu pensaba que a aquelas persoas que poderían ter acceso á lectura deste pequeniño escrito tan só causaríalles moita gracia, do mesmo xeito que me sucedeu a min. Pero cal foi a miña sorpresa que a maioría dos comentarios acabaron derivando en certas actitudes e comportamentos dunha muy pequena parte da sociedade vilagarciana.
Nunha cousa coincido plenamente con Juan Carlos Porto: O convencemento de que aquelas persoas que destacan nalgunhas das múltiples ramas das ciencias ou das letras, debido á súa vasta bagaxe cultural ou intelectual, salvo excepcións, acostuman a comportarse dunha forma máis humilde e máis tolerante. Mentres que a actutude doutras moitas persoas, tan só sabendo catro cousiñas, é toda a contraria.
Respecto ó comentario de Juan Leites, da mesma forma que lle digo que o comprendo perfectamente, tamén teño que dicir aínda que soe a cinismo e a resignación, que a Xustiza é unha ilusión, pero que con todo compre loitar por ela, é que é admirable ver como existen persoas que poñen todo o seu empeño para lograr un mundo máis xusto, chegando incluso a poñer en xogo as súas vidas.
Só con mirar ó arredor no país onde ti vives e onde a sociedade é escandalosamente inxusta, o podrás comprobar a calquera momento. E créeme que sei do que estou falando. O proceder de algúns dos teus paisanos que non lles quedou más remedio que marchar cunha man diante e outra detrás, e a quen lles foi extraordinariamente ben no económico, non é precisamente moi exemplar senón todo o contrario. Aqui tamén sucede o mesmo con algunhas persoas que procedian de familias de clase traballadora, e quenes unha vez que chegaron ó que a nosa sociedade chama Triunfar na Vida, a súa actitude e comportamiento xa cambiaron radicalmente.

Desde fai moito tempo, eu non estou tan ligado a Vilagarcía como sería de desexar, e por tanto non sería a persoa máis indicada para opinar acerca da actual sociedade vilagarciana, pero teño a certeza de que certos comportamentos e actitudes non son exclusivos de Vilagarcía senón que se estenden por toda a nosa xeografía. Unha das razóns do noso proceder, tal vez sexa o non ternos enganchado fai séculos ao carro de certas reformas, do mesmo xeito que o fixeron outros países europeos.
Un insigne galego, de cuxo nome os nosos oportunistas políticos sen distinción de ninguna clase apropiaronse sen o máis mínimo rubor, no ano 1935 escribeu uns textos onde se denuncia a unha parte da sociedade galega daqueles anos. Tómome a liberdade de escribilos xunto co meu comentario, porque na miña opinión gardan algún tipo de relación cos feitos até agora acerca das “Aleluias de Vilagarcía”. Penso que un tén que lelos baixo a perspectiva daquela época.
“Sabía que os imbéciles máis fenomenaes que pareu a nosa terra andan ben vestidos, e que moitas veces chegan a Excelentísimos Señores polo rigoroso turno de antiguedade. Cheguei a saber que algúns parvos de nacencia badúan enfonchados en cadeiras de Universidade. Eu sabía todo esto; pero sempre logréi fuxir de semellantes antroidos.
Os persoaxes parvos son idénticos non falar. Posúen a memoria dos papagaios ou dos gramófonos, e a intelixencia dos monos. Levan a alma uniformada con adobíos baratos. Viven espiritualmente “de gorra”. Débenlle as ideias a calquera libro de testo e débenlle o señorío a calquera xastre. Gostan do Casino de cabaleiros, dás “terrazas do café”, dos “paseos de moda”. Estes personaxes obedecen a súa condición de parvos. A mentalidade dous señoritos concorda coa mentalidade dás señoritas cursis.
Irmans: fuxide sempre dous parvos. Non vos arrimedes a eles, porque poden roubarvos algo dá vosa razón e transmitirvos a súa parvada. Deixádeos pasear, falar, danzar e medrar non seu mundo. E se algún parvo chega a ser autoridade non mostredes asombro, porque son cousas do sistema que combatemos e dous tempos en que nos cadrou vivir.
Dá noxo ver a grea de señoritos que poñen a Xesús na porta dá casa, para viviren, dentro dela, en contubernio con tódolos pecados do século; pero dá máis noxo cando repárase na imprudencia que cometen os seus dirixentes espirituaes, alentando egoísmos, inxustizas e xenreiras para reconqueriren ou que non foron capaces de conservar polo exercicio dá caridade”.
O club máis exclusivo da nosa cidade foi creado a imaxe e semellanza dos clubs máis elitistas que un se atopa na zona londinense de St. James. Dou fe, e agora non estou de coña, que a Tom Jones cando a súa carreira estaba en todo o seu explendor, prohibíronlle a entrada a un destes clubs e o seu ego quedou tan afectado que propuxo compralo.
Estoume imaxinando ver a algún destes tan ilustres vilagarciáns, entrar no seu lugar de xuntanza tan aristocrático levando chistera e capa de fumar ou collendo as boliñas.
Todos sabemos de xente que alardeaba de ter inquietudes sociais e de ser moi reinvidicativa, afiliándose a asociacións, para ver realizados asi parte dos seus soños, e incluso chegando algún deles a ser dirixentes. Pois ben. En mais dunha ocasion e á hora da verdade, a súa actitude e comportamento eran iguales ou incluso peores ós daqueles a quenes antes eles tanto criticaran. Entre outras cousas algúns deles teñen participado nas interesantísimas tertulias de tan alto nivel que se celebraban nestes club e nas que me imaxino habría nobres, intelectuais, académicos, maxistrados e xente semellante. Non estoi descubrindo nada novo. O mundo sempre foi así e por desgracia o seguirá sendo.
Na miña opinión algunhas veces non está de máis, reflexionar e observar a cantidade de incongruencias que suceden a todalas horas na nosa vida cotián.
Eu pregúntome. ¿ A xente así asi pertence o grupo dos PARVOS ou ó grupo dos LISTOS?
Comentario por Manuel Martínez (11-03-2010 15:57)
17 A pesar de que mis escritos puedan dar lugar a la percepción por parte de algún bloguero de querer personalizar lo anteriormente mencionado, nada más lejos de mi intención. Mis exposiciones siempre están basadas en un concepto social a nivel general de Vilagarcia. Indudablemente hay infinidad de casos que podríamos contar si nuestro fin fuese personalizar acontecimientos determinados y por tanto situaciones de algunas familias que a lo largo de años y años se han hecho acreedoras de la “apariencia” antes mencionada. No es este el fin , si así fuese necesitaríamos un blog aparte para poder reflejar la infinidad de anécdotas que confirman el escrito que encabeza esta página y ya solo por respeto, creo que sería improcedente.
Es por tanto una reflexión contrastada que va ligada a la historia de nuestro pueblo , independientemente de que en otros lugares y sin la más mínima duda, existieron personajes que optaron por seguir los mismos derroteros en cuanto a la necesidad de aparentar.
Quisiera relatar una anécdota acontecida en el año 1982 en Vilagarcía, concretamente en el conocido restaurante Chocolate. Era un día de Mayo de ese año, yo trabajaba allí como pianista amenizando las comidas y las cenas. De repente unas cuatro o cinco personas de seguridad entraron en el local y lo revisaron de arriba abajo, después de una hora de incesante movimiento observo que entra un grupo numeroso de personas , se sientan , yo continúo tocando y al cabo de una hora aproximadamente veo por el rabillo del ojo que alguien se levanta , coge su silla y la desplaza hasta donde yo me encuentro , en el trayecto ,que era una distancia considerable observo que las personas de seguridad hacen un ademán de ayudarle con la silla y escucho “ No se molesten, no hace falta lo haré yo “ , enseguida se sienta a mi lado y cuando giro la cabeza veo que la persona es Don Juan de Borbón,. Con un respeto y consideración asombroso me pide que toque un tango concretamente “El Choclo” , lo toco y se afana en reflejar su agradecimiento, habla conmigo durante casi 15 minutos y con una humildad apabullante pide un papel y un bolígrafo y en el ,escribe su dirección en Estoril a la vez que me invita a visitarlo para tocar un piano que tenía en su casa y que a pesar de tenerle un gran cariño como decía , no lo tocaba nadie. Después de un rato me invita a ir a su mesa para tomar los postres y cuando al final el grupo se levanta para irse vuelve a mostrarme una vez más su agradecimiento.
Independientemente de mis ideas antimonárquicas, él me había mostrado a la persona y no a lo que representaba. Yo el típico pianista al que casi nadie le hacía caso en aquella esquina de las notas perdidas , por primera vez me había dado cuenta de que la grandeza de las personas se mide por sus actos y no por lo que representan.
Allí seguí durante un año y al restaurante con frecuencia acudían familias influyentes de Vilagarcia, muchos de ellos y ya en el pedestal del triunfo económico, no se dignaron jamás a dirigir ni una sola palabra al pianista que amenizaba sus copiosas comidas y con el agravante de que algunos en sus principios fueron ayudados y abalados por mi propio padre.
Comentario por Juan Carlos Porto (12-03-2010 10:15)
18 Aquel pianista tenia y tiene una cosa que los otros ni de oidas...¡Cultura¡ ¡Formacion¡
Comentario por margarita teijeiro (12-03-2010 13:32)
19 Y yo añado al comentario de Margarita algo que creo aún mas importante "DIGNIDAD"

Manuel Martinez, he leido con mucha atencion tu comentario y te quedo agradecido, me ha enriquecido cultural y espiritualmente.

Saudiña.
Comentario por Juan Leites (12-03-2010 21:41)
20 Juan, agradézoche que leras o meu comentario de forma detida. Si a miña muller e os meus fillos leran os eloxios que me fas fartaríanse de reir.
Non me botes flores culturais que nin remotamente merezco. No que se refire a espiritualidade, pódeche asegurar que xa bastante teño eu que esforzarme para lograla.
Xa me gustaría a min ter ese don de como saber enriquecer ás persoas, que tan só teñen uns pouquiños escollidos.
Saúdos


Comentario por Manuel Martínez (13-03-2010 01:15)
21 Juan Carlos, después de leer el comentario 17 -que no es necesario releerlo-, reconozco en tus palabras la personalidad de tu padre: valentía, sinceridad, coherencia y, sobre todo, respeto hacia los demás. Un abrazo.
Comentario por Roberto Núñez Porto (13-03-2010 01:23)
22 Manolo Martinez, me has dejado "apabullado" con tu magnifico comentario. Te felicito.Un abrazo de
quien te aprecia.
Comentario por Cándido (15-03-2010 20:59)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal