lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano
THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Tivo que sair moitas veces
Tivo que sair moitas veces


Non era un portavions, pero pra axudar a os mariñeiros en peligro cumpliu o seu papel durante moitos anos


foto donada por Peto Leal

Anterior Volver á galeríaSeguinte

25 Comentario(s)
1 Sus carencias:El sistema de gobierno era rudimentario pues la transmisión carecía de servo, efectuándose mediante una cadena, desde la caña al timón, con lo cual el timonel tenia que realizar un ímprobo esfuerzo para mantener el rumbo, a pesar de todo era un destino muy disputado y nunca faltó un fornido muchacho, de la ría por supuesto, para desempeñarlo. Carecía de cámara frigorífica con lo cual los víveres en fresco tenían caducidad inmediata, así que cuando la vigilancia tenía una duración de más de 24 horas la alimentación se complicaba, menos mal que la mar es generosa y nunca faltaba un buen “peixe” para degustar. Recuerdo con deleite los” jurelones” al horno que preparaba el Mecánico Sanjosé con la receta “a o que saia” que el traía de su etapa de adolescente en barcos de pesca, y como un pescado tan modesto podía saber tan bien cuando el apetito esta estimulado por la larga jornada de navegación, y aerezado con los ingredientes más sencillos, este era un Arguiñano de su tiempo, siempre procurábamos acompañarlos con un buen vinito del país y si el presupuesto lo permitía, que eran escasas las veces, con un botellita de Paternina Banda Azul que entonces era lo más de lo más. Frecuentemente se disponía de “paellera” de la que se podía comer, a demanda, un pescado en escabeche. El bote auxiliar era un verdadero desastre, con un motor fabricado por Bazán, creo que de marca “Iskar” o algo parecido, su encendido a base de pitillos era un verdadero calvario, si se apagaba y las mechas de encendido se humedecían, cosa frecuente, se corría el riesgo de quedar al garete, y más de una vez nos han tenido que remolcar los solidarios pescadores. El año 65 le dotan de una moderna lancha Zodiac con motor fueraborda,que realiza un esplendido cometido.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (10-07-2009 23:44)
2 Con ocasión del rodaje del documental “España a toda costa” embarca en el Centinela en 1965 o 1966 no recuerdo exactamente, el equipo de Alfredo Amestoy Eguiguren acompañado de su realizador habitual Leal Soto, y el equipo de cámaras y sonido, este documental se realizaba recorriendo toda la costa española desde Portbou en Girona hasta Hondarribia en Guipúzcoa y emitido en T.V.E por capítulos, nuestra misión consistía en servir de transporte al equipo de rodaje para que pudieran filmar la costa en nuestra zona de vigilancia y desembarcarlos en los puertos de la misma como fueron Muros, Corcubion, Fisterra, Muxia, Camariñas, Corme, Laxe y Malpica de Bergantiños, en donde una vez en tierra realizaban entrevistas. Llegados A Coruña y terminada nuestra misión embarcan en el Guardacostas Salvora y prosiguen su periplo.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (21-07-2009 12:42)
3 ¿ Cuando el Centinela salia, que hacia aparte de llevar a paseár a las autoridades y al equipo de televisión ?
En los archivos del E.M., solo figuran dos intervenciones a destacár, un salvamento ,y posterior remolque dentro de la ría el once de febrero de 1956 ,en circunstancias climaticas dificiles, estando el barco al mando del Teniente de Navío Manuel Leira Pena.
La segunda, fué durante el hundimiento de petrolero"Polycomander" en la ría de Vigo.
¿ Me imagino que algo más haría el barco cuando salia ?
Comentario por luis (21-07-2009 22:32)
4 No se porqué formulas esa pregunta, tu que tienes el privilegio de acceder a los archivos del E.M. podrías ilustrarnos con su contenido que supongo interesante por lo menos para mi. Lo poco que yo puedo aportar al tema es que su misión era de vigilancia de costa y pesca y asegurar que desde luego alguna más tendrá que haber, es como el seguro que hay que tenerlo pero lo mejor es no utilizarlo. Por cierto yo participe en el incendio que no hundimiento del Polycomander, otro día con más calma relataré lo sucedido.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (21-07-2009 23:20)
5 Yo no conozco con detalle lo que hacia el Centinela pero por mi función en la Comandancia de Villagrcía durante "la mili" tuve ocasión de conocer algunas cosas.
Por ejemplo puedo decir que la función principal era vigilancia de costa y pesca, esta última más como función disuasoria que como represora.
No se destacaba el Centinela por hacerle "la puñeta" a los pescadores a no ser que estos, aun sabiendo como sabian que iba hacia una zona dterminada, se lo encontrara de bruces con artes ilegales. En esos casos el Centinela no podía mirar hacia otro lado.
El Centinela, como todos los de su misma función, era de los barcos de la Armada que más navegaba y casi siempre, o muchas veces, era mandado por oficianes de la RNA (marinos mercantes convertidos a marinos de guerra) por ser estos, en general, mucho más expertos en navegación que los oficiales formados en la Escuela Naval de Marín.
Pocos barcos hacian más horas de mar que los guardacostas, tal vez el Teide (petrolero) que hacía servicios para Campsa, etc. pero hacian muchas horas de vigilancia en el mar.
En caso de catástrofe o accidente marítimo eran enviados a prestar apoyo y posiblemente son estas las misiones destacadas por el EM como algo extraordinario. La vigilancia de rutina era su obligación y no se destacaba.
Los casos de paseo a autoridades era algo que causaba mas de un disgusto y producia guerras "subterráneas" (o mejor submarinas) entre el Comandante de Marina, el del guardacostas en cuestión y el EM.
Por ejemplo el Centinela tenia base en Villagarcia pero no dependia del Comandante de Marina. Sin embargo este tenía mas graducación que el Comandante del Centinela y a veces pedía o expresaba su deseo de dar un paseo por la ria con alguien con una excusa o razón determinada.
Al Comandante del Centinela era muy dificil decir no, pero muchas veces la solución para evitar el paseo, que probablemente a la tripulación del Centinela no le gustaba demasiado, era recibir una orden del EM para salir a una misión determinada unas horas antes de las previstas para el paseo.
Estas cancelaciones "por orden de Ferrol" causaban cabreos.
Parece facil entender que los paseos no les gustaran demasiado a los tripulantes del Centinelaporque se hacian, digamos, en horas de descanso, pues nos sustituian a ninguna misión regular, llevaban a oficiales de alta graducación, iban gentes no habituadas almar, etc.
Comentario por Paco Salgado (22-07-2009 20:27)
6 En esta ocasión pudo haber sido la última. Era en la primavera de 1965, viajando a Ferrol para entrar en gran reparación y navegando tanto avante con Faro de Hércules con niebla cerrada y escasa visibilidad de trescientos metros, reduciendo la velocidad y haciendo sonar la sirena como es preceptivo y con el radar averiado, a las 0745 AM sufrimos la embestida de un pesquero francés que sin observar las mínimas normas, navegaba a toda máquina y sin hacer sonar su sirena, por fortuna se pudo leer el nombre en su popa pues se dio a la fuga, las comunicaciones se tornaron espesas, a través de ellas pudimos saber que se refugio en A Coruña a donde nos dirigimos para detenerlo y conducirlo a Ferrol, las autoridades competentes procedieron a su denuncia y posterior sanción, el susto fue mayúsculo y el accidente pudo ser gravísimo, hubo la suerte de que la colisión se produjo a la altura del castillo de proa por el costado de babor, que quedó parcialmente destruido, dando tiempo a que zafara rápidamente , de no ser así nos hubiera mandado a pique, como mal menor valió la pena los meses de reparación que tuvimos que pasar en Ferrol. El Comandante era el T. de N. (CG) Don Ramón Díez de Rivera y Hoces (Marqués se Huétor de Santillán) y el Segundo Comandante el A. de N. (RNA) Don José García Sampedro. Es posible que estos datos no tengan mucho que ver con la memoria histórica de Vilagarcia, pero forman parte de la historia misma del Centinela a quien O Faiado gentilmente ha dedicado esta pagina de fotografías.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (24-07-2009 23:16)
7 Una de las salidas más agradables que realizábamos todos los veranos era la que se hacia en colaboración con la O.J.E. Una buena mañana de julio y otra de agosto sobre las nueve embarcaban una parte de los componentes del campamento de Las Sinas, ansiosos de conocer un barco, queriendo participar en todas las actividades y ocupar todos los puestos.
Para muchos de ellos suponía su bautizo de mar, otros que ya habían estado el año anterior se sentían los más grandes sirviendo de guías a sus compañeros, queriendo ser el timonel, comprobar el rumbo en la bitácora, ojear la pantalla de radar, ver la cartas náuticas en el cuarto de derrota, otear con los prismáticos el horizonte e identificar las diferente islas y los puntos de la costa, mover el cañón o bajar a la máquina para comprobar su funcionamiento. A un grupo de mayores el Comandante les daba la clase “magistral” como conseguir una marcación con las alidadas. Algunos hacían unas preguntas complicadísimas de contestar y todo se desarrollaba en un ambiente festivo y juvenil que requería gran atención por parte de sus monitores en lo que complacidos participaban los miembros de la dotación para evitar cualquier incidente, en definitiva se convertían en los dueños absolutos del barco haciendo cuanto les complacía y gustaba, posiblemente alguno impresionado haya decidido que su vocación sea la mar, no puede saberse pero no me extrañaría, si así a sido, el paseíto no ha sido en vano. A las once y después de hacer sonar la campana, se compartía el bocadillo, el intercambio era inevitable, por novedoso preferían el nuestro aunque fuera peor. Contemplando la maravillosa belleza de la ría llegábamos a Santa Uxia de Ribeira puerto en el que desembarcaban para dirigirse a algún bosque o alguna playa para después comer, allí les esperábamos hasta las cinco para el viaje de regreso, al pasar frente a su campamento nos aproximábamos lo más posible para que sus compañeros desde tierra pudieran saludarlos con sus gorras al aire, cantando sus marchas juveniles que todos coreábamos con deleite. Al llegar a puerto la consabida despedida, abrazos entre todos y hasta el año que viene, ellos han conocido un modesto buque de guerra y a sus sencillos tripulantes, nosotros conocimos a los que sin duda serán hoy unos hombres de bien.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (01-09-2009 13:10)
8 Non era un portavions, tampoco era un buque escuela pero hizo sus pinitos colaborando con la E.N.M. y con la E.T.E.A.
La colaboración con la E.N.M consistía en que muchas noches después de cenar una sección de una Brigada de Alumnos al mando de su Oficial de Brigada embarcaban en el Centinela para realizar prácticas de navegación nocturna, identificar faros , tomar situaciones por las estrellas utilizando el sextante, navegación costera con las alidadas, con el radar, medir profundidades con la sonda y comprobar con el escandallo la calidad del fondo y otras múltiples actividades todas relacionadas con la navegación , también realizaban guardia de serviola y timonel, los del Cuerpo de Máquinas realizaban prácticas en el motor principal y auxiliares , justo y con tiempo para desayunar e incorporarse a sus clases normales desembarcaban.
La colaboración con la E.T.E.A. consistía en que durante varios días embarcaba un grupo de Alumnos al mando de un Cabo 1º en curso para Suboficial y durante su estancia a bordo realizaban todo tipo de comunicaciones con su base utilizando las instalaciones del Centinela y unos equipos portátiles que traían de la Escuela. Como había que proporcionarles alojamiento disfrutaban permiso tantos marineros del Centinela como personal de la E,T.E.A. embarcaba, lo que no les venía nada mal. A mí también me favorecían en el sentido de que durante esos días ellos se encargaban de recibir partes meteorológicos, baranales, prensa etc. además de llevar las escuchas establecidas con el E.M. de Ferrol. También colaboraban en todo lo concerniente a la operatividad el buque. Más adelante hemos coincidido con alguno de ellos en otros barcos y comentado aquellos interesantes días de aprendizaje.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (05-10-2009 13:26)
9 Por su cometido el Centinela era un barco que no tenía muchas posibilidades de visitar puertos extranjeros,sin embargo en el año 1966 con ocasión de estar cubriendo la zona de vigilancia del Cantábrico y atracado en el puerto de Pasajes de San Pedro, fue comisionado para convoyar una regata de veleros desde San Sebastián al puerto francés de Arcachon.
Arcachon es una bahía en la que como en la Ría de Arousa se cultiva mucho mejillón, recuerdo su similitud en otro detalle y es que allí todavía conservaban el muelle como el que Vilagarcia tuvo antiguamente así como algunas edificaciones de madera muy similares al antiguo balneario que servían para acceder al baño de una forma discreta y privada.
Una bahía pequeña pero de gran belleza, al entrar por su estrecha bocana pueden verse a ambos lados unos extensos arenales formando pequeñas dunas.
Otra cosa que conservaban era la playa a la puerta de casa con un precioso paseo marítimo. Poco más de veinte y cuatro horas que permanecimos en Arcachon no son suficientes para ver demasiado pero la impresión que pude sacar es el de una ciudad de mucho turismo relacionado principalmente con los deportes náuticos la playa y en definitiva con el mar.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (21-10-2009 12:17)
10 Yo hice la mili en el Centinela.Estube con el cabo Santomé , cabo Pintos , de comandante Mackinley y de segundo José García Sampedro de Riveira , etc ...
Comentario por Meco do Jrove (23-12-2009 21:42)
11 Preciosa información que nos da Meco do Jrove, el Cabo Santomé era de Máquinas y Pintos era Artillero estuve embarcado con ambos, con García Sampedro estuve embarcado algunos años, muy aficionado a las novelas del Oeste sobre todo las de Zane Grey que intercambiábamos con frecuencia, ya fallecido. Te agradezco sobre todo que me recordases a Santomé pues lo tengo en una foto y no recordaba su nombre, su padre era Celador de Puerto y Pesca en la Comandancia de Vilagarcia de Arousa. Al T.de N. Mackinley no llegue a conocerlo seguramente relevó a Don Antonio Vicente Comesaña (+) esto seria en los años setenta pues yo desembarque el 31-8-70 estando de Comandante Don Antonio, si es así que lo confirme Meco do Jrove, le quedaré agradecido si comenta algo más. Bienvenido al blog.El comentario 11 queria ser mio, salio en blanco por error, perdonen las molestias trabajamos para mejorar.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (04-01-2010 23:59)
12 En relación con el comentario nº12 de Eugenio decir que , efectivamente , Mackinley relevó a Comesaña.Me gustaría que , si este foro lo lee alguien que hiciera la Mili en el Centinela , se animase a escribir algo.Yo , personalmente , tengo recuerdos de todos los colores pero me quedo con el de la camaradería que se forja al convivir más de un año con personas , a las que no conocías de nada.A medida que pueda y , las neuronas me lo permitan , iré haciendo memoria y os comentaré algún episodio.Hoy quiero acordarme de Don Luciano , subteniente de máquinas , que su ilusión era tener un hijo varón y , cuando me licencié , creo que tenía (6)hijas y la mujer embarazada.Quiero comentarte , Eugenio , que soy José Manuel , el que te envió un correo para indicarte este blog y resulta que eres uno de los autores.Espero que alguien mas se anime y , entre todos , recordar una etapa de nuestras vidas.
Saludos cordiales.
Comentario por Meco do Jrove (15-01-2010 15:28)
13 Contestando a Meco do Jrove.- Suponía que se trataba de ti José Manuel, aunque no lo sabia con certeza, bueno, quiero hacerte una aclaración, yo aquí en este blog no soy autor de nada participo en calidad de comentarista en la medida en que me es posible y he contribuido con alguna fotografía nada más, los autores de este blog y los que tiene el merito de haberlo creado son Margarita Teijeiro y Antonio Caeiro , que iras conociendo a medida que te introduzcas en este blog tan apasionante sobre todo para los que hemos vivido y tenemos raíces familiares en Vilagarcia, tu que me imagino eres de O Grove, no te sonaran muchas cosas, pero no importa a mi me pasa algunas veces lo mismo, pero esto me sirve para conocer mejor este querido pueblo. No dejes pasar la ocasión y si esto te sirve de estimulo coméntanos todas tus vivencias en O Centinela que seguro serán muy interesantes. Te agradezco me recordaras a Don Luciano, tengo una foto a bordo del “Polycomander” días después de apagado el incendio en la que estamos varios miembros de la dotación y no recordaba su nombre, me pasa igual que con el Contramaestre que recuerdo que era Manuel pero no se si su apellido era Lourido o Loureiro, haber si tu te acuerdas, a los demás ya los tengo memorizados gracias a tu aportación. Don Luciano era de Vigo, dio clases para Motoristas Navales en la Escuela Náutico Pesquera que existía en un local de la antigua Pescadería y asistía como jurado en la Comandancia en los exámenes para dicho titulo, y consiguió más tarde pasar destinado a la E.T.E.A. en donde coincidimos él como instructor y yo como alumno y en los ratos libres entre clase y clase cuando coincidíamos charlábamos pero no recuerdo que me comentase nada de sus hijos, esperemos que lograse su ilusión. Haber si te acuerdas del nombre del T. de N. Mackinley lo he buscado en varios escalafoncillos y como han sido varios hermanos no se de cual de ellos se trata. Gracias por todo, y a comentar.

Comentario por Eugenio López de Silanes López (17-01-2010 20:42)
14 La documentación donde costaban las referencias de navegación, estado del mar y del tiempo, maniobras realizadas, incidencias, vigilancia y policía de embarcaciones y artes pesqueras, fondeos etc. se iban anotando cronológicamente en el libro de Crónica en el puente de mando. Cada viaje desde la suelta de amarras hasta la vuelta a puerto base era un capítulo. Con estos datos, al final de cada servicio se confeccionaba mecanográficamente, un documento CONFIDENCIAL que revisaba, acotaba y rubricaba el Comandante del buque y se enviaba en sobre lacrado al E.M. de la Capitanía General de la Zona Marítima en O Ferrol, para dejar constancia de la actividad del barco.
Aunque ya han pasado 40 años de olvido desde la catástrofe del “Polycommander”, puedo afirmar que aquella historia que duró casi dos meses, de apoyo, observación y vigilancia fue documentada por estas manitas.
Yo fui cabo verde escribiente y durante el año 1970 me correspondió realizar esta labor cotidianamente en el Centinela. Desde entonces, podéis imaginaros, no me interesó ni el mar, ni mucho menos la milicia. Fui ingeniero “de navegación” en una Central térmica, varada en el interior de nuestra tierra.
En el “Caso Polycommander” nuestra intervención fue eficaz, prueba de ello fue que varios marineros tripulantes del buque fueron condecorados por sus trabajos de apoyo en la extinción del incendio; uno de ellos, me acuerdo bien, era de Euskadi, un joven lobo de mar, cabo verde como yo, se llamaba Josemari Egaña.
Otra intervención del Centinela fue disuadir al remolcador de altura de intervención rápida Baltic (GER), que un buen día ya al final de esta historia, fondeó en las cercanías del petrolero, en una ensenada al N. de la Ría. Ni debía tener muy buenas intenciones ni el Centinela lo recibió con salvas, aunque tuviese los cañones preparados.
La documentación del E.M. referente a estos hechos, que D. Luis cita (3) supongo que ya estará desclasificada, archivándose solo los hechos más importante para dejar Historia, eliminada la paja.
Podría citar otras misiones importantes en las que participó aquel año el Centinela como
en unas maniobras en alta mar, recuperando los torpedos lanzados por los barcos de la Armada , o remolcando por popa la diana en los ejercicios de tiro real de la artillería de costa de Cabo Sillleiro.
Pero el Centinela era un Guardapescas. Su misión conjuntamente con el Serviola y el Sálvora era vigilar la pesca en toda la costa gallega; siendo su labor, como muy bien dice don Paco Sslgado,
mas bien disuasoria que represora.
Se navegaba mucho en aquel cascaron de hierro, escaso de máquina y gobierno rudimentario.
La bodega-sollado de la tripulación era sombría y poco ventilada. No recuerdo donde comíamos, no debía haber comedor de marinería. Los servicios higiénicos eran escasos y fríos. La oficina era una cueva de poco más de un metro cuadrado al lado de la sentina del buque. La cocina tenía poca amplitud; el cocinero tenía que ser de baja estatura para trabajar cómodo. Manolo, nuestro cocinero, que era de A Ribeiriña-Escarbote, se mareaba en aquella “urna” cuando navegábamos. No recuerdo neveras, ni congeladores, ni lavadoras, ni servicio exterior de lavado, ni aire acondicionado, ni lavavajillas, ni servicios sanitarios. No había sábanas, manteles ni de papel Al jefe de Detall ¿Quién le controlaba gastos? Le sobraba dinero porque la comida era normal con la mitad de la tripulación siempre de permiso, el pescado de “Coste Cero” y los gastos suntuarios para el bienestar de la tripulación, nulos. Yo nunca pude ver el Libro de Intervención de Gastos del Centinela...
Hasta las armas de defensa para hacer las guardias de centinela en Puerto eran de mentira.
Saquen conclusiones Vdes. En aquella España las cosas funcionaban así. Lo teníamos bien merecido
En Vilagarcia nos llamaban entonces “Marineros de Pancho Villa”.
Comentario por Carlos Villar Prieto (18-12-2010 22:22)
15 Para Carlos Villar Prieto. He rebuscado en el cajón de mis fotos y pude encontrar varias de la época del Polycomander, y ahora creo que ya recuerdo quien eres, sobre todo al decir que eras Cabo Verde. Si no recuerdo mal eres alto de una estatura aproximada al 1,80 con abundante pelo oscuro, por lo menos entonces, y usabas gafas con montura negra, espero me confirmes estos datos.
La introducción en la Armada del empleo de Cabo Eventual, se le llamaba familiarmente Cabo Verde por llevar los galones de ese color para diferenciarlos de los Cabos Profesionales que los llevaban en rojo, a mi entender fue un acierto, pues se aprovechaba, como es tu caso a unas personas bien preparadas para desempeñar destinos difíciles de cubrir por falta de personal, sobre todo el de escribientes que era raro que embarcaran en destinos como este. En concreto estando yo destinado en el Centro de Comunicaciones dela Zona Marítima del Mediterráneo (CECOMCART) tuve en el destino Cabos Teletipistas que eran unos verdaderos expertos en su función que realizaban con excepcional entrega, maestría y habilidad, casi todos de procedencia valenciana y catalana, si bien es verdad que estaban estimulados en su trabajo con el premio que se otorgaba a los mejores, de pasar destinados a las Comandancias y Ayudantías mas próximas a su localidad de residencia.
El libro a que te refieres en donde se apuntan cronológicamente todas las vicisitudes se llama Cuaderno de Bitácora, aunque es verdad que se le llamaba Cronista al que puntualmente escribía el borrador este tenia que ser vertido en el autentico que como sabrás quedaba para siempre como historial del buque.
Todos los meses se enviaba al E.M. de Ferrol con copia a los Comandantes de Marina de la jurisdicción que correspondiera el Parte de Campaña, que así es como se llamaba esa documentación Confidencial incluidos gráficos de navegación en los que había que justificar como mínimo veinte singladuras al mes para cumplir con la Orden de Operaciones Permanente del Capitán General de la Zona Marítima del Cantábrico. En los periodos en que el buque careció de Escribiente yo me hice unos cuantos partes de esa naturaleza y todo lo que conlleva la oficina del buque.
Me alegra que tus singladuras en la Central Térmica hayan sido más fructíferas que las de la mar, comprendo perfectamente lo crudo que suponía el tener que acudir a cumplir el Servicio Militar en edades tan criticas en las que se rompía el ritmo de estudios, trabajo etcétera. Tu labor desarrollada te la agradecerán todos los usuarios de energía eléctrica entre los que me incluyo, aunque cada vez la paguemos más cara.
No recordaba la anécdota del remolcador, las condecoraciones otorgadas a los marineros tripulantes seguramente les serian concedidas después de mi desembarco que se produjo unos meses después, por lo cual tampoco las recuerdo.
Por no vivir en Ferrol no puedo intentar indagar en el Archivo Naval en donde se conserva todo el historial del buque si estuviese aquí en el lugar de mi residencia puedes tener por seguro que ya me habría sumergido en busca de información. Como bien dices el Centinela participó en múltiples actividades y colaboraciones algunas incluso de carácter científico, como han sido las realizadas por demanda del Instituto Hidrográfico de la Marina y el Real Observatorio de la Armada para verificar si eran ciertas algunas de las informaciones recibidas por parte de los navegantes de algunas variaciones observadas por ellos y que no figuraban en las Cartas de Navegación, Libro de Faros y otras publicaciones, como puedes suponer la información tenia que ser escrupulosamente veraz.
Su denominación tal y como figuraba en la Lista de Buques de la Armada era la de Guardacostas, sus misiones cualquiera que se le pudiesen encomendar, entre ellas la vigilancia de pesca la que se realizaba al mismo tiempo que la de vigilancia de costa, pero no la más importante.
Efectivamente se navegaba mucho, era lo estipulado como ya digo más arriba, pero no solo era navegar, al llegar a puerto había que hacer guardia y los que por nuestra especialidad, como era mi caso, éramos imprescindibles para salir a la mar, si estábamos francos de servicios teníamos que estar perfectamente localizados para salir en menos de dos horas.
Es cierto que las condiciones de habitabilidad eran francamente mejorables, pero no era para su época, construido en 1.953, el peor de los buques, es que la vida en la mar es mas dura de lo que muchos suponen, solo el que la pasa sabe lo que es, y ahora me viene a la menoría el chiste de la esposa del Capitán que empeñada en conocer la vida de su marido a bordo se embarca con él, al tercer día de navegación y con fuerte marejada se encuentra recluida en su camarote desfallecía de mareo, ante la gravedad del asunto el camarero se lo advierte al Capitán y este le dice déjela déjela, así sabrá como se gana el pan su marido.
Todos los buques de la Armada tienen una asignación para sus gastos corrientes, como has estado en el Detall sabrás que todos los meses se confeccionaba una carpeta con las facturas correspondientes que había que presentar al Comandante de Intendencia (Habilitado), radicado en la E.N.M. y que además era el que pagaba la nomina, presentada por el Oficial de Cuenta y Razón (2º Comandante) para su comprobación y aprobación. Además existía un Cuerpo Patentado que se llamaba de Intervención de la Armada (ahora de Cuerpos Comunes) precisamente para eso para intervenir y fiscalizar todas las cuentas.
En cuanto a las armas, pues bien, tiene una justificación, para evitar malas tentaciones que pudiesen llevar al vigilante, que hacía guardia solo, a manipular el arma y para no tener que lamentar males mayores era aconsejable, máxime no existiendo un enemigo potencial de quien defenderse, que estas fuesen disuasorias y no ofensivas, posiblemente más tarde desafortunadamente el concepto tendría que cambiar radicalmente.
Hombre que quieres que te diga, Pancho Villa fue un valiente guerrero mexicano, seguro que el que eso decía no tenía ni la mitad de su valor, por pertenecer a este numeroso y amplio colectivo militar, en donde por cierto hay de todo como en la viña del Señor, he tenido yo que escuchar calificativos e improperios gravísimos con los que nunca me he sentido identificado. Afortunadamente en la actualidad las Fuerzas Armadas son la institución mejor valorada por la sociedad.
Si he acertado en tu descripción y estas interesado en tener las fotos del Polycomender, pídele a O Faiado mi dirección de e-mail, ellos son muy amables y no tendrán inconveniente en facilitártela, yo te mandaré las fotos.
Para terminar un ruego , y que sirve para todo el que lea este comentario, creo que ya se ha comentado por otros participantes en este blog, y es que si quieres que tu comentario sea leído con inmediatez , no olvides de ponerlo en AUTUALIZA O TEU COMENTARIO, detallando la Galería y Página en la que figura la foto en donde se inserta el comentario, afortunadamente este blog ha alcanzado un volumen considerable por lo que, al menos a mi, me es imposible enterarme de los que no se registran y a los que encuentras por casualidad como me ha pasado con el que a este precede.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (14-02-2011 21:29)
16 El guardacostas Centinela, nos lo confirma Javier Bouzada en su comentario nº 9 de la foto Surcando o mar de esta misma galería, tuvo su base en Vilagarcia desde 1.954 hasta 1.973. Sabemos que en 1.977 causa baja en la Armada. Desde 1.973 hasta 1.977 ¿qué hace el Centinela?, pues según hemos podido averiguar, en el año 1.973 es destinado a la Zona Marítima de Canarias , tiene su base en Las Palmas pero destacado en Villa Cisneros, actual Dajla en la costa del Sahara, para cubrir las necesidades que origina el conflicto del Sahara Occidental por aquellas fechas, con su gemelo Serviola se dedica a patrullar la costa sahariana, desde el Aaiún a la Güera ( de Cabo Juby a Cabo Blanco) con el riesgo que ello implica, abastece los distintos destacamentos militares del Sahara y llegado el momento, bajo el Mando Unificado de Canarias, colabora en la evacuación de los mismos, formando parte con otros buques de la Armada en la denominada Operación Tritón. Su baja en la Armada se produce precisamente estando adscripto a la jurisdicción de Canarias y allí es donde radica en el Archivo Naval de Canarias toda su documentación, incluidos los Cuadernos de Bitácora y que conforman un total de 111 legajos.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (07-09-2011 23:01)
17 En Villagarcia el Centinela era, para las familias de la tripulación un referente de camaradería, de trabajo y de buena gente. Yo soy la hija mayor del Subteniente de máquinas Luciano Domínguez.Mi hermana Carolina está feliz por haber encontrado este entrañable foro. ¡Buena plataforma para rememorar una etapa de nuestra vida!. Todos los que habéis nombrado eran personas del círculo de conocidos, amigos y compañeros de nuestro querido padre.
¿Quien recuerda a la mascota del barco? una lista perrita, no recuerdo su ahora nombre.
Nuestro padre llegó a tener 4 hijas,Mª Teresa, Carolina y la última Patricia que nació en Villagarcia y yo. El falleció hace 5 años.
¿Sabéis lo que recuerdo con mucho afecto? La salida que se hacía en el verano con las familias de la tripulación. Se preparaba el asador... Todos pasábamos un día en familia. Todos reunidos.
Érais una tripulación esforzada. Mi padre tenía muy buenos recuerdos de este destino.
Estamos en contacto. Con afecto, Loli Domínguez Castro.
Comentario por Mª Dolores Domínguez (22-10-2011 14:13)
18 Benvida Loli e gracias por as tuas verbas
Comentario por FAIADO (22-10-2011 18:22)
19 ¿Podían contarme cómo fue la intervención del Polycomander, ustedes que la vivieron de cerca?
Comentario por Enrique Vázquez (08-12-2011 19:35)
20 La reciente subida de una foto del Azor, en Tradicións nosas, festas e actos [17], me trajo a la memoria que también el Centinela ejerció por lo menos en una ocasión como buque escolta.
Todo empezó una mañana de mediados de agosto cuando al regresar a puerto se recibe por radio un mensaje, que por su clasificación de secreto, solamente el Comandante podía saber su contenido. Cuando pensábamos que llegaríamos a comer en casa y la tarde seria de descanso, resulta todo lo contrario y en el barco se monta una operación de limpieza exhaustiva incluidos retoques de pintura y limpieza de manchas de los costados. No era posible averiguar a qué venía todo aquello, avanzada la tarde y terminada la faena, cuando el barco estaba en perfecto estado de revista, pudimos los libres de servicio, descansar en casa.
A la mañana siguiente muy temprano se desveló el secreto, cuando el vigilante de a bordo vio que muy cerca del muelle fondeaba un yate blanco que en ambas amuras llevaba el nombre de AZOR y por fuera de Ferrazo fondeaba un Cañonero de la Armada Española, que no se podía por la distancia saber su nombre, mas tarde se supo que era el Vicente Yáñez Pinzón. Yo pude verlo desde la ventana de mi casa.
Rápidamente se avisa al Comandante, que se lo toma con relativa calma, pues él ya sebe de que va el tema.
Cuando regreso al barco y viene el Comandante, me ordena que me vista de blanco y en la zodiac me dirija al Azor para ponerme en contacto con el Radio y acordar la frecuencia de enlace que se utilizará a partir de ahora. A mi llegada al Azor me recibe un miembro de la guardia personal, me identifico y digo a lo que vengo, él me acompaña a la T.S.H. y se convierte en mi sombra mientras permanezco a bordo.
Aproximadamente sobre el medio día nos dirigimos a las proximidades de la Isla de A Toxa y fondeamos muy cerca hasta bien entrada la tarde en que vemos que unas falúas embarcan personal en el Azor pero sin poder distinguir de quien se trata, levamos ancla y se forma una comitiva en línea de fila empezando por el Vicente Yáñez Pinzón el Azor y al final el Centinela, salimos de la ría y se toma rumbo a Finisterre con una mar tendida de la que se disfruta pocos días, bueno en este caso noche, por cierto de luna llena.
Al llegar a final de nuestra zona de vigilancia, tanto avante con Islas Sisargas, se pasa el protocolario mensaje de despedida y aquí pudimos saber quién iba a bordo del Azor pues el que daba las gracias por el servicio prestado era la Señora (como a si misma se titulaba) es decir Dª Carmen.
Cambio de rumbo 180º y vuelta, muy deseada, a casa.



Comentario por Eugenio López de Silanes López (06-07-2012 11:47)
21 Eugenio, tu detallado comentario es un "Informe" en toda regla. Un saludo.
Comentario por Roberto Núñez Porto (07-07-2012 01:56)
22 Para Roberto, un afectuoso saludo.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (07-07-2012 12:05)
23
Comentario por (28-01-2016 18:25)
24
Comentario por (28-01-2016 18:27)
25 Hola, yo estuve en el centinela de cocinero desde junio de 1968 asta septiembre del 1969. Me gustaría contactar con alguno que aya estado en esa época. E visto unas fotos de aquella época y me a traído muchos y buenos recuerdos.
Comentario por José Antonio Landa (TXO) (15-01-2019 20:41)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal