lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano
THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Surcando o mar
Surcando o mar

Tivo a sua importancia na vila, acompañounos moitos anos, e botou unha man cando se lle necesitou, e por iso que o recordamos

foto donada por Peto Leal

Anterior Volver á galeríaSeguinte

24 Comentario(s)
1 El Guardacostas Centinela al igual que su gemelo el Serviola fueron diseñados y construidos para ser barcos de pesca “a la pareja”, al no conseguir la empresa constructora ASTANO S.A. de Fene ( A Coruña) que sus características se ajustasen a lo deseado por el armador, este rescinde el contrato, y aquí entra el Estado como participe del capital de la Empresa, y se hace cargo de ambos barcos transformándolos en lo que serian dos flamantes Guardacostas. Para su época 1953 era un barco técnicamente bien dotado. Disponía de un Radar de superficie de alcance medio, que para si quisieran otros barcos de mayor porte, una sonda electroacústica muy fiable, giroscópica de navegación, estación de T.S.H. con la potencia suficiente para llevar las comunicaciones en un nivel digamos que aceptable, siempre claro que estas se desarrollasen fuera de las rías `pues en su interior la comunicación con el E.M. en Ferrol era prácticamente nula debido a las montañas que las circundan, teniendo que recurrir a efectuar las comunicaciones a través de emisoras tan distantes como `pueden ser Mahón, Las Palmas o Madrid, al final todo se lograba. Radiogoniómetro de ayuda a la navegación. En el año 1965 se le instala una emisora de radiotelefonía en BLU que era una maravilla. Con un motor diesel de 450 CV. Podía alcanzar una velocidad de 10 nudos en régimen económico aunque si se le subían algunas revoluciones alcanzaba algunos más, de lo que se encargaba el Mecánico sobre todo cuando el viaje era de regreso a casa, lo que advertía el Comandante que le instaba a llevar la velocidad ordenada, para el disgusto de todos nosotros. Su tanque de 52.000 litros le confería una amplia autonomía. Armaba dos cañones de poco calibre que hemos tenido ocasion de disparar en ejercicios de tiro en colaboración con el Ejercito de Tierra en Lastres (Asturias) en donde nuestro Artillero Pintos pudo demostrar su pericia y buena puntería, pero cuando más se disparaba esta vez de fogueo era en las veintiún salvas de ordenanza en honor a nuestra Excelsa Patrona la Santísima Virgen del Carmen el día en que Vilagarcía la procesionaba por tierra y después por mar, actos de imborrable recuerdo que preparábamos con mucho cariño y esmero. Para mí siempre fue el vigilante más vigilado pues para llegar a alta mar tardábamos cerca de dos horas con lo cual todos se enteraban cuando salíamos, no había más que escuchar la onda pesquera para oír que “a pixota sae da nevera” o “a pixota vai para norte” o para el sur según el caso. Pero lo más importante han sido los hombres que han formado parte de sus distintas dotaciones, gente joven llena de ilusiones y proyectos que han llevado con dignidad el desempeño de las misiones que les fueron encomendadas, desde aquí les envió mi emocionado recuerdo.
He eludido los datos técnicos como pueden ser eslora manga etc, en principio por que no dispongo de ellos, podrían ser aburridos para el que no sea entendido en esta materia, un colega que es un erudito en temas de barcos me ha prometido que me los proporcionara, como el reportaje fotográfico es esplendido en otras fotos iré introduciendo más comentarios
Comentario por Eugenio López de Silanes López (06-07-2009 23:00)
2 Antes de ir a "la mili" me llamaba la tención lo limpio que estaba todo lo que se veia del Centinela.
Después de pasar por el Cuartel de Instrucción de El Ferrol ya entendí el porque de aquella limpieza.
Después de haber dormido la primera noche en el cuartel lo primero que hicimos, antes de desayunar, fue: aferrar coys, arranchar batayolas y lampacear sollado. ¡Orden y limpieza!
Como no fueras ordenado a ver como metias todo el material en las taquillas.
Comentario por Paco Salgado (07-07-2009 18:27)
3 Paco Salgado, no tengo el gusto de conocerte, pero me resultas simpático, amenizas muy bien el blog,con tus pinceladas de humor, estoy maravillado de lo mucho que aprendiste en tu paso por la Armada, aunque me temo que no te habrán servido de mucho,por lo que comentas deduzco que eres todo un veteranazo,lo del coy hace muchos años que no se utiliza, ya en el Centinela dormíamos en litera independiente, aunque quiero decirte que dormir en coy resulta estupendo sobre todo cuando se le coge el "xeito". Esperemos que a los de ahora les enseñen a pasar la aspiradora programar el lavavajillas la lavadora el microondas y todos esos cacharrillos que tenemos en el hogar por si algún día pueden necesitarlo.Las taquilla siguen siendo de reducido tamaño. En la mayoría de los sitios no hay para más.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (09-07-2009 19:34)
4 Como dice Eugenio, el dormir en coy no era tan complicado, yo tuve que hacerlo cuando fui a la mili, 4º del 66, en el cuartel del Ferrol,casi tres meses, imagínate si te acostumbras al "xeito", una temporadita en el sollado nº5 del Crucero Canarias y luego ya destinado dormíamos en literas independientes, en la Fragata Rápida "Meteoro", donde fui "Cabo Operador de Sonar", y sí, las taquillas eran pequeñas, pero te las apañabas para meter en ellas tus cosas, ahora pienso, como dice Eugenio, que ya será otra cosa y tendrán otros adelantos, con una salvedad, ahora ya no hay "mili".
Comentario por Carlos Túñez Collado (09-07-2009 20:52)
5 Mi colega ha cumplido su palabra y me ha proporcionado datos más técnicos del Centinela.
Que son estos.

"El W-33 Centinela y el W-34 Serviola fueron dos patrulleros construidos
para la Armada por Astano (El Ferrol) en el año 1953. su diseño era el
de los pesqueros de la época.
Desplazamiento: 280 toneladas
Eslora:36 m Manga: 6,890 m Calado: 3 m
1 motor diesel de 450 CV con el que alcanzaban una velocidad de 12 nudos
Estaban armados con 2 cañones de 37 mm situados en los alerones del puente.
Se dieron de baja en la Armada a finales de los 70 del siglo pasado,
Esta era su numeral internacional y su indicativo de llamada: EBDE.


Comentario por Eugenio López de Silanes López (12-07-2009 21:07)
6 Cuando yo fuí a la "mili" 1º 69 en el Cuartel de Instrucción del Ferrol se dormia en coys. Allí aprendí algunas cosas y enseñé otras ya que era "instructor de alumnos".
En aquel momento en el Cuartel de Instrucción se hacia una prueba muy simple a los que no tenian certificados de estudios de algún tipo. La prueba consistia en leer una página y pedir que hiciera un resumen oral de lo que había leido y, a continuación, escribir una carta a la familia o a un amigo.
Todos los que tenian dificultad para escribir o interprretar lo leido, además de algún analfabeto, que también habia, se destinaban a la 4ª brigada juntamente con los maestros y los titulados universitarios.
Alí estuve yo como "cabo rancho" con el número 64 haciendo poca instrucción pero dando clase, guiados por maestros especializados en la educación de adultos, a aquellos compañeros que lo necesitaban.
El estímulo era que en tanto no pasaran la prueba, no saldrían del Cuartel de Instrucción, repitiendo periodo si fuera necesario.
Aquello alteró mi concepto previo de "mili" ya que en aquel periodo de menos de 3 meses el progreso de la gente era espectacular. Fué una experiencia gratificante y era un servicio que la Armada hacía para mejorar el niveld e educación de la gente.
Luego con una recomendación de Juan Casal Planas me vine a la Comandancia de Marina y allí coincidí con Rodriguez-Toubes como Comandante y Gonzalez Mucientes como 2º sustituidos luego por Francisco Elvira y por Francisco Sepúlveda.
Allí aprendí menos e hice una labor menos importante pero como "secretario" del Comandante y del 2º conocí muchas más interioridades e informes reservados de lo que podía imaginar.
Para concluir este ya largo comentario que "ha provocado" Eugenio, decirle: Eugenio, yo a tí te recuerdo como novio o marido de una hija de Valeriano que, como ya habrás deducido, fue un profesor nuestro del Instituto que, entre otras cosas, nos ayudó en la "operación tornillo de la fresadora" que hemos comentado Luis y yo en otro lugar.
Comentario por Paco Salgado (15-07-2009 17:50)
7 Conozco de forma somera el relato que nos hace Paco Salgado de su paso por el Cuartel de Instrucción pero puedo decir que es toda la triste realidad de aquellos tiempos, puedes estar altamente orgulloso por tu labor realizada, una de las Obras de Misericordia, enseñar al que no sabe, seguro de que a cuantos enseñaste a leer y escribir te recodaran con mucho cariño, pero si así no fuese, siempre queda la satisfacción del servicio prestado, yo desde aquí te doy mi enhorabuena. Tu me hablas del año 69, si yo te contara como era en el 53 te asombrarías al punto de que en mi curso también en Ferrol, había compañeros que no sabían lo que era una ducha. De los Jefes que nombras solo conozco a D. Antonio Rodríguez Toubes y Vázquez, como es natural en la distancia que ambos cargos suponían y de las repetidas veces que venia a bordo para salir a la mar con alguna de las “movidas” que organizaban con políticos de la época, a los que como “atractivo turístico” sacábamos a pasear para que conocieran in situ la belleza maravillosa de nuestra Ría y causarles una buena impresión, para a su vez predisponerles para lograr algún fin que beneficiara a Vilagarcia. A D. Francisco Sepúlveda ya lo conocía de unos años antes en la época en que mandaba el Petrolero Teide, después le conocí mejor pues con frecuencia venia al Club de Mar, y tú ya sabes. En cuanto a mi persona y lazos familiares “pleno”, he leído a Chitina vuestro cariñoso comentario sobre Valeriano, y se lo he enviado a su otra hija Filucha, ambas muy emocionadas con la anécdota, sobre todo Filucha que estos días esta muy sensible por la reciente perdida de su esposo Juan Blanco Maneiro. Valeriano para mi ante todo era un amigo, le conocí antes que a Chitina, juntos hemos pasado ratos inolvidables pues entre ambos existía una perfecta sintonía. Cuando supe que era el padre de la persona a quien yo tiraba los tejos, le profesé un gran respeto y eludía sus encuentros, hasta que un compañero, Manuel Cora, que también le conocía me delató, pasé una gran vergüenza desde aquí ya todo fue sobre ruedas.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (15-07-2009 23:25)
8 Estoy encantado de haber "provocado" a Paco Salgado, situación que deseo se prolongue en el tiempo, esto nos permitirá disfrutar de sus comentarios acertados, documentados y amenos.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (17-07-2009 18:41)
9 A última hora de la tarde del 13 de agosto de 1954 llegó al Muelle de Pasajeros de Vilagarcía el guardacostas “Centinela” que venía destinada a la base de la Comandancia de Marina de Vilagarcía. Como comandante del buque llegaba el teniente de navío ferrolano Juan Casal Planas que al día siguiente cumplimentó al alcalde en su despacho acompañado del comandante de marina José Sáenz de Cenzano. La tripulación de este “guarda pescas” era de 37 hombres. Estaba dotado de dos cañones del calibre 37 y de “moderno equipo de rada”.
Este buque permanecería con base en Vilagarcía hasta 1973 siendo muchos los marineros de la comarca que prestaron su servicio militar a bordo del mismo. Posteriormente la Armada española lo vendió a Mauritania dandose la paradoja de que durante años se dedicó a apresar a pesqueros españoles antes de la entrada de España en Europa.
Comentario por javier bouzada (20-09-2009 18:25)
10 Existía en el Centinela un recto o listón a igualar, nada escrito desde luego, pero que todos los Comandantes tenían a gala superar, se trataba de efectuar la salida de la Ría por su parte norte es decir por los intrincados y peligrosos bajos de Corrubedo, maniobra difícil y que en escasas ocasiones se podía realizar por su dificultad, toda vez que había que contar con buenas condiciones de mar y viento, lo que no ocurría muy a menudo. Otro era el paso entre O Centolo y Cabo Fisterra, este de menor dificultad y que se utilizaba muy a menudo en el regreso de las navegaciones de vigilancia que tenían que cumplirse hasta Islas Sisargas final de la zona designada. Todos los Comandantes que yo conocí superaron esos “retos”. Mi misión en esas maniobras era comunicar a demanda del Comandante distancia radar a un punto de la costa y profundidad con la sonda electroacústica.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (13-10-2009 13:01)
11 El día 4 de Mayo de 1970 por la tarde el Centinela después de realizar la operación de repostaje en las instalaciones de CAMPSA en Vigo decidió pasar allí la noche descansando. Aprovechando la ocasión el Contramaestre el Mecánico y yo mismo decidimos aprovechar la ocasión y disfrutar de una sesión de cine, se proyectaba por esas fechas la película El graduado dirigida por Mike Nichols y protagonizada por Dustin Hoffman y Ane Bancroft, después del cine un cafecito y dando un paseo nos dirigimos a dormir a bordo, pasarían un poco más de dos horas cuando sorpresivamente y sin saber lo que pasaba nos despertaron para salir urgentemente a la mar, pronto se desveló el misterio, el vigilante de guardia al advertir un gran revuelo en el muelle se percató de que un gran incendio se estaba produciendo en la bocana sur de la ría y aviso al Comandante, este al ver la importancia del incendio decidió que saliéramos para ver lo que ocurría, al punto de desatracar viene el motorista de la Comandancia de Marina con la Orden de salida, nada más despegar del muelle se podía apreciar la gran cortina de llamas que cegaba totalmente la entrada de la ría desde Illas Cíes a Panxon, aunque no había amanecido ya se podía vislumbrar la gigantesca silueta del enorme petrolero envuelto en llamas. Ya de regreso un pesquero de los numerosos que se encontraban en la zona traía a los náufragos supervivientes, la prensa habla de 23 muertos de un total de 39 que era su tripulación, a medida que nos acercábamos podía notarse el alto calor que aquello producía, nuestro sistema de contraincendios era bastante rudimentario, solo contábamos con una manguera de presión y dos lanzas de niebla, y para la magnitud del incendio a todo punto insuficiente. Nuestra primera misión es poner orden en el caos que se está produciendo pues todo el mundo queriendo ayudar puede poner en riesgo su vida. Del puerto de Vigo salen unos pesqueros con personal del Parque de Bomberos, ellos son los encargados de apagar la lengua de fuego que ciega la ría y lo consiguen aproximadamente a las nueve de la mañana, al mismo tiempo y mandados por un Oficial de la Comandancia logran cercar con materiales rudimentarios el vertido para que este no se expanda mas y lo consiguen. Lo de apagar el incendio del petrolero ya es otra historia y allí lo que se tiene sirve de poco. Se piensa en la E.N.M.de Marín y sobre las diez de la mañana llega con su personal y equipo de contraincendios, logra con la ayuda de varios barcos, entre ellos el Centinela, que le sirven de refresco subir a bordo del petrolero y con sus medios modernos de espumas y demás productos apropiados para este tipo de incendios empezar a sofocarlo lo que prácticamente consiguen con la mala fortuna que sus provisiones se agotan antes de controlarlo del todo, teniendo que retirarse sin conseguir la total extinción aunque desde luego ya lo dejan muy mermado. Por las inmediaciones navega el grueso de la Flota que regresa de unas maniobras, se solicita su ayuda y acuden aproximadamente a las cuatro de la tarde, estos si consiguen con sus esplendidos medios sofocarlo totalmente. En el Centinela embarcan el Almirante Jefe de la Flota y todo su E.M. así como el Comandante de Marina. Como Jefe de Ordenes el C. de C. Cela
(sobrino de Don Camilo) que yo había conocido años antes en Palma de Mallorca, lo que facilita mi labor enormemente, pues allí se había producido en un espacio tan pequeño la mayor concentración de galones que yo he visto en mi vida y moverse por el puente para trabajar se hacía difícil toda vez que nadie quería perderse el dantesco espectáculo que se estaba produciendo. Una vez sofocado el incendio diversos barcos provistos de unos sistemas como de duchas dejaban caer sobre el petróleo derramado un detergente que poco a poco lo iba disolviendo. Este accidente se produce por imprudencia del Capitán del petrolero que desoyendo las indicaciones del Pactico de Vigo entra en su ría cuando le dicen que espere fuera para desembarcar la tripulante que necesita cuidados médicos, al salir lo mismo le indican que salga por la parte sur y el decide hacerlo entre Monteagudo (Illas Cíes) y Cabo Home por la boca norte aquí es cuando encalla y se produce la catástrofe. El petrolero no arde del todo puede decirse que la parte de proa queda sin tocar, lo que sí está totalmente calcinado es la parte de popa donde va el puente alojamientos y la cámara de máquinas. El Centinela que para nada es un barco apagafuegos, lo que hace, y esta es su misión, es coordinar y controlar la zona del desastre según se van recibiendo las órdenes de la Comandancia de Vigo en donde se concentra el Mando Operativo. Después de apagado el incendio y en previsión de posibles saqueos reavivación del fuego y evitar que se acerquen los pesqueros que puedan correr cierto peligro, se le ordena al Centinela permanecer en la zona, lo que tenemos que hacer durante una semana hasta que nos releva la lancha de la Comandancia, con la que nos turnábamos y así durante más de un mes hasta que quedo totalmente desembarcado todo el petróleo sin arder. Para amortiguar el tedio que suponía el estar allí parados, se decidió bajar a la hermosa playa que teníamos al lado para disfrutar del baño que ya apetecía por el buen tiempo, jugar al futbol, y comer unas exquisitas sardinas ya en sazón que asábamos allí mismo, otros días senderismo y recorrer prácticamente todos los rincones de las islas. Los equipos se formaban por sorteo al equipo que le tocaba el Comandante tenía la victoria asegurada pues como era alto y flexible tenía un magnifico remate de cabeza, pero solo por eso, lo de ser el Comandante no servía para el futbol, era un jugador más.
El Comandante era El T. de N. (RNA) Don Antonio Vicente Comesaña (q.e.p.d.) el 2º Comandante el A. de N. (R.N.A.) Don José García Sampedro, que era al que le tocaba quedarse a bordo con el Mecánico y tres marineros pues el barco permanecia fondeado.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (15-10-2009 13:34)
12 En mi comentario anterior se me paso lo más importante decir que el petrolero incendiado es el sueco POLYCOMANDER.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (15-10-2009 20:14)
13 El día que hice mi comentario nº 11 no era ni martes ni 13, pero lo parecía, debe ser que al referirme a un desastre estos se producen en cadena y por simpatía.El petrolero no era sueco era noruego, la verdad es que para los efectos es lo mismo.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (16-10-2009 13:22)
14 Hola Eugenio y demás blogueros.No he encontrado ninguna otra foto más apropiada para pedir ,a ser posible,información sobre una persona en particular.
Mi padre tenía una gran amistad con él y le llamaba "Tanito Pumariño",militar de la armada,vilagarciano.Se que residía en Madrid y mi hermano vivió con él durante un año.Podría alguien informarme sobre su persona?Gracias y un saludo.
Comentario por Juan Carlos Porto (20-10-2009 12:59)
15 Hola Juan Carlos,Tano Pumariño se murio hace varios años, la que vive es su viuda que se llama Africa y tiene 98 años.
Hace precisamente una semana que salio en una entrevista que le hicieron en TV., el motivo es que fue la segunda mujer en España que pilotó un avión.
También viven sus hijos, Alicia, Yolanda y Pepito, este último, también es marino y creo que reside en Cartagena.
Los demás viven en Madrid, bueno Africa, actualmente está en una Residencia.
Un saludo.
Comentario por piluca villaverde (24-10-2009 01:49)
16 Sr. López de Silanes, me ha causado alegría ver su firma en este blog. Hace cuarenta años que no le he vuelto a ver...con menos pelo claro. Pasaban los últimos días del 69 cuando llegué una fría tarde de fin de semana a la estación de esa hermosa villa. Venía de San Fernando. En Ferrol, un Capitán de Navío de mi pueblo, en la Mariña coruñesa, allí donde empieza el mar Cantábrico, creo que fue el culpable de que acabara mi servicio aquí.
Cargado con mi triste petate de me fui acercando al buque. En la esquina del muelle, solitario, fantasmal, allí estaba mi último destino. No se veía nadie a bordo de aquel cascarón de acero pintado de gris. Pasó bastante tiempo hasta que me decidí a embarcar. Bajé por una escalera a una bodega y allí estaba en un Sollado la escasa tripulación de guardia. Me recibió enfundado en su eterna faena azul marino el entonces Cabo de Máquinas Santomé, un buen profesional y excelente muchacho. Luego día a día fue pasando el -70- Un año vacío en mi vida. Surcando esos mares y paisajes de las Rías Baixas, muchos recuerdos que pronto se borraron de mi mente o acaso ya no se grabaron porque necesitaba aquel espacio para otras materias necesarias para solucionar una vida que aun no había comenzado.
Recuerdo vagamente las eternas horas de navegación. Los compañeros marineros, la mayoría de la orilla coruñesa de la Ría, todos con “bifásico” o “trifásico” eran unos privilegiados en el buque. La manta de García Sampedro los protegía, a alguno de ellos descaradamente. Los que no éramos protegidos aunque tuviésemos la categoría “Verde” no teníamos el mismo tratamiento. Estos detalles eran frustrantes. Yo me acuerdo que mi reemplazo se licenció a partir del día 7 de diciembre, este señor me retuvo hasta el día 23. Realmente injustificable.
Me tocó vivir también el “caso Polycommander” casi en directo. Por cierto, no hubo victimas humanas en aquel primer eslabón de la cadena de siniestros que vendrían después a degradar nuestra sufrida costa. Allí nos quedamos una temporada que ya casi no recuerdo, como “Zorros vigilando las gallinas”.
Comentario por Carlos Villar Prieto (13-12-2010 00:56)
17 A mi me alegra especialmente que antiguos miembros de la tripulación del Centinela viertan aquí sus vivencias, ya dije en otra ocasión que me esperaba que fuesen más, y así poder conocer las diversas opiniones que como es lógico serán diversas y distintas pero siempre reales y verídicas como la de nuestro comunicante Carlos Villar Prieto al que tengo que pedir disculpas por no saber a ciencia cierta de quien se trata aunque tal y como cita en su comentario tuvimos que coincidir embarcados.
Coincido con lo que dice sobre el Polycomander, con respecto a las víctimas, en las informaciones que se publicaron en prensa escrita hay contradicciones, en Faro de Vigo se habla de 23 muertos y en ABC dicen que no hay víctimas, yo me inclino mas por lo que dice ABC y que es lo que recuerdo, que por lo que dice Faro de Vigo que además dice que las victimas las recoge el Centinela cuando en realidad lo que ocurre es que los náufragos los recoge un pesquero. Te agradezco la puntualización.
Con respecto al pelo, pues figúrate, si entonces tenía poco, ahora mucho menos, y dentro de cien años todos calvos.
Anímate a contarnos lo que recuerdes y por mi parte que supongo será compartida por los regidores de este blog Margarita y Antonio bienvenido a este entrañable blog.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (13-12-2010 13:16)
18 Buf!! Se me ha puesto la piel de gallina al ver estas fotos. El Centinela también forma parte de mi vida. Mi padre fue el jefe de máquinas desde el año 69 hasta que mandaron al barco a Las Palmas, se llamaba Luciano Domínguez Barreiro. Yo era una niña, (de los 5 a los 10 años) y tengo unos recuerdos entrañables de este barco. ¡Que bien lo pasaba en las procesiones del Carmen!
Recuerdo a don Antonio de Vicente, y no se me olvidará la cara de mi padre cuando oyó en el telediario la noticia de su asesinato.
Las fotos son estupendas, gracias por los recuerdos que me traen.
Comentario por Carolina Domínguez Castro (19-10-2011 22:52)
19 Carolina, como tu comentario o parecidos existen miles en este blog mágico y maravilloso que a todos nos ha hecho, en más de una ocasión, vibrar de emoción al encontrar referencias a nuestros seres queridos o a nosotros mismos, por lo que me uno a tus elogios hacia él.
He conocido a tu querido padre del que guardo agradables recuerdos, pues durante su estancia en el Centinela en donde coincidimos embarcados siempre me trató como un compañero a pesar de la diferencia de categoría, gesto que no se puede olvidar, y siempre que atracabamos en algún puerto, contaba conmigo para salir a pasear y relajarnos para romper la monotonía de a bordo. En esa época en el Centinela reinaba un buen ambiente de camaradería, propiciado por el Comandante Don Antonio Vicente Comesaña (q.e.d.) que se sentía uno más.
Desembarcó para la ETEA, pues como era de Vigo le hacía mucha ilusión ese destino, como comento también, en la foto de esta misma página “Tivo que sair moitas veces” comentario nº 14, coincidimos de nuevo en la ETEA, él de instructor y yo de alumno, en los descansos entre clase y clase si coincidíamos charlábamos un rato.
Como conoció mi inminente destino a Cartagena en donde había estado embarcado me alecciono de todo cuanto aquí me podría encontrar, lo que me sirvió de gran ayuda.
Yo también dispongo de fotos del Polycomander en la que estamos varios miembros de la tripulación, entre ellos tu padre, si estas interesada en el intercambio, en O Faiado te dan mi dirección de correo y será un placer hacértelas llegar.
También he recibido, por mediación de O Faiado, tu agradecimiento que considero inmerecido, aquí si alguien sale ganando soy yo, con toda esta historia que me reconforta y hace disfrutar enormemente.
Como lo has hecho fenomenal registrando en “ACTUALIZA O TEU COMENTARIO” el tuyo, seguro que lo han leído todos los blogueros que son muchos en todo el mundo.

Comentario por Eugenio López de Silanes López (20-10-2011 11:39)
20 Carolina, como tu comentario o parecidos existen miles en este blog mágico y maravilloso que a todos nos ha hecho, en más de una ocasión, vibrar de emoción al encontrar referencias a nuestros seres queridos o a nosotros mismos, por lo que me uno a tus elogios hacia él.
He conocido a tu querido padre del que guardo agradables recuerdos, pues durante su estancia en el Centinela en donde coincidimos embarcados siempre me trató como un compañero a pesar de la diferencia de categoría, gesto que no se puede olvidar, y siempre que atracabamos en algún puerto, contaba conmigo para salir a pasear y relajarnos para romper la monotonía de a bordo. En esa época en el Centinela reinaba un buen ambiente de camaradería, propiciado por el Comandante Don Antonio Vicente Comesaña (q.e.d.) que se sentía uno más.
Desembarcó para la ETEA, pues como era de Vigo le hacía mucha ilusión ese destino, como comento también, en la foto de esta misma página “Tivo que sair moitas veces” comentario nº 14, coincidimos de nuevo en la ETEA, él de instructor y yo de alumno, en los descansos entre clase y clase si coincidíamos charlábamos un rato.
Como conoció mi inminente destino a Cartagena en donde había estado embarcado me alecciono de todo cuanto aquí me podría encontrar, lo que me sirvió de gran ayuda.
Yo también dispongo de fotos del Polycomander en la que estamos varios miembros de la tripulación, entre ellos tu padre, si estas interesada en el intercambio, en O Faiado te dan mi dirección de correo y será un placer hacértelas llegar.
También he recibido, por mediación de O Faiado, tu agradecimiento que considero inmerecido, aquí si alguien sale ganando soy yo, con toda esta historia que me reconforta y hace disfrutar enormemente.
Como lo has hecho fenomenal registrando en “ACTUALIZA O TEU COMENTARIO” el tuyo, seguro que lo han leído todos los blogueros que son muchos en todo el mundo.



Estimado Eugenio,

Permíteme que te tutee, la cordialidad con la que hablas de mi padre hace que se pierda la rigidez. Gracias por las cálidas palabras que le dedicas, me confortan y me emocionan. Mi padre, falleció en Vigo, el 28 de marzo de 2006, con 82 años.

Deduzco de tu respuesta que estás en Cartagena, es la ciudad en la que yo nací. Allí mi padre tenía su destino en un barco que se llamaba “El Temerario”. Cuando yo tenía casi 5 años, en el año 69, destinaron a mi padre a Vilagarcía, a “El Centinela” y cinco años después, en el 74 pasó a la ETEA, primero a “El Navia” y luego en tierra, como tú recuerdas. En medio quedan aquellos meses que El Centinela tuvo base en Las Palmas, en el Puerto de La Luz.
Me dices que en El Centinela había ambiente de camaradería, yo hasta diría más, creo que había un ambiente familiar, yo recuerdo ir mucho al barco, yo tendría unos 7-8 años, recuerdo llegar y nunca faltaban manos de los marineros que me ayudaban a pasar el rápido pero difícil trance de saltar a bordo, pero no solo yo, recuerdo allí a las otras familias, a la de Manolo, el contramaestre, con su mujer, Chola; a la familia de don Antonio de Vicente, yo conocía a sus hijos, los pequeños iban al mismo colegio al que iba yo y nos encontrábamos en el recreo, y hasta recuerdo a la perra de don Antonio que se llamaba Paloma y que siempre estaba en el barco, nos quedamos con un perrito de su primera camada. Y todos estos recuerdos solo pueden deberse a que hacíamos vida de familia, lo que sería impensable en otros destinos donde las familias no existían. Recuerdo una salida a Sálvora que juraría que fue una “jornada de convivencia familiar” en la que los marineros no paraban de cantar una canción que era “Manda flores a Sandra que se va de la ciudad, manda flores a Sandra y talvez se quedará”.
Efectivamente, la personalidad de don Antonio de Vicente, (buscando su segundo apellido llegué a este blog) fue determinante en esto, su llaneza, su proximidad y otras cualidades, siempre se comentaron en mi casa; eso y el hecho de ser un barco pequeño, lo que supongo que estrecharía las relaciones.
Mi padre nunca perdió el contacto con don Antonio, como mínimo, todos los años por Navidad se intercambiaban una felicitación y un décimo de lotería. Hasta que llegó la noticia de su muerte, que la vimos en el telediario.

Para mi, como una niña que era, El Centinela fue una parte divertidísima de mi infancia en Vilagarcía, recuerdo el camarote de mi padre como una casa de muñecas en la que todo tenía dos funciones; recuerdo las procesiones del Carmen, el susto que me llevé la primera vez que oí las 21 salvas, pero los años siguientes las estaba esperando con ilusión. Y recuerdo miles de anécdotas relacionadas con El Centinela; recuerdo que un domingo estábamos en misa, en el salón del colegio nacional que hacía las veces de iglesia a falta de ésta, y en esto entró un marinero, avanzó por el lateral, se acercó a mi padre, le cuchicheó algo en el oído, mi padre, a su vez, le cuchicheó algo a mi madre, mi padre se fue con el marinero… y no lo volvimos a ver en tres meses, y en ese tiempo llamaba a casa por teléfono pero le decía a mi madre que no le podía decir donde estaba. Muchos años después nos contó donde estaban y que hacían.

Eugenio, sobre las fotos, por supuesto, yo, mis hermanas y nietos de Luciano te agradeceremos que nos hagas llegar las fotos que tienes de nuestro padre. Yo estuve este fin de semana haciendo pruebas de escaneo de fotos y la verdad es que me quedó mejor de lo que yo esperaba, estoy a la espera de que los de O Faiado le den el visto bueno a la resolución de una primera muestra de escaneo y en cuanto me hagan llegar tu dirección correo electrónico, empezaré a mandaros fotos. Yo creo que tú ya tienes mi dirección de correo, ¿no?

Antes de terminar, tengo pendiente con este blog desvelar el misterio de si mi padre tuvo al final el “supuestamente” ansiado hijo varón… Efectivamente en Vilagarcía mi padre tenía tres hijas (no seis), yo era la pequeña, y, efectivamente, mi madre dio a luz en Vilagarcía a… ¡su cuarta hija! Pero sobre esto tengo que decir dos cosas; por una parte, nunca oí que me padre manifestase ninguna carencia por no tener un hijo varón (cuando digo esto, mi marido siempre se ríe y dice que mi padre era un caballero); por otra parte, tengo que decir que, precisamente, esta cuarta hija, nacida en Vilagarcía, mi hermana Patricia, fue quien le dio a mi padre, el primer y único nieto varón, puesto que mi padre, además de 4 hijas, tuvo 3 nietas y este nieto, Uxío, al que durante el año y medio que la vida le dejó disfrutarlo, siempre le llamaba “El guardiamarina”.

Un saludo para todos/as
Comentario por Carolina Domínguez Castro (23-10-2011 23:58)
21 Como mi inglés es precario, en principio creí que el comentario anterior seria de alguien que desde China se interesaba por algo de este blog, mi gozo en un pozo, puesto en contacto con mi traductor personal, léase colega amable, llegamos a la conclusión de que se trata de alguien que desde China o de cualquier otro sitio, nos anima para que compremos imitaciones al por mayor de la mundialmente conocida marca francesa Louis Vuitton conocida como LV que vende en las mejores boutiques de alto estanding sus lujosos productos de cuero prêt-á-poter, bolsos, zapatos y complementos como pueden ser relojes, gafas de sol, cinturones etec. Tanto para señora como para caballero. Pero no nos dice donde ni como ¡una pena! Que se dirija al polígono industrial de Fuenlabrada (Madrid) allí seguro encontrará clientes. Existen en internet varias páginas de Louis Vuitton replicas para el que pueda estar interesado. y gracias por elgir al personal del Centinela comop posible cliente de marca tan "pija".
Comentario por Eugenio López de Silanes López (15-11-2011 21:38)
22 Mi comentario nº23 se refiere a otro que con ese mismo número nos informaba de lo que en el relato, seguramente borrado por O Faiado.
Comentario por Eugenio López de Silanes López (15-11-2011 23:14)
23 Efectivamente lo hemos borrado, aunque sabemos que hay mas en el blog, iremos dando con ellos poco a poco. Gracias Eugenio
Comentario por faiado (16-11-2011 07:43)
24 Tengo el orgullo de haber servido el año en el Centinela el 68 entonces al mando de D. Luís Baeza Morales y como segundo comandante D. José Sam pedro García sargento primera contramaestre mD Manuel Rodríguez López sargento de Máquinas D. Salvador San Jorge así como los cabos primera Eugenio Silanes
. Manuel Rodríguez. Crujeiras. Santo me. PINTOS SALCEDA pasando después a cambiar de destino el comandante el y embarcar como nuevo Comandante el desgraciadamente muerto en ato de servicio en el país Vasco D. Antonio Vicente Comesaña escelente personas como todos los que e tenido honor de compartir con ellos los buenos y malos momentos en algunas de las muchas singladura como destino de timonel repostero cartero teniendo que salir muchas veces bajo malas condiciones meteolojicas una de ellas cuando el undimiento del petrolero ESpirlemos ala altura de Finisterre teniendo vientos de fuerza 10 y tener que entrar derivados a Corcubion y pasar la noche en guardia reforzando a marras para por la mañana a compaña al Vulcano buscando la proa de dicho petrolero para unirlas más tarde el Vulkcano a cañonazos y cargas de profundidad y volver a derivar esta vez a Murros ayudado en su entrada al Vulcano un saludo a todos los compañeros que allí e mostrando servido y perdonar or no nombrar a todos ellos puesto que algunos se me a olvidado sus apellidos y un recuerdo también a todos los que allí sirvieron y ahora ya no están con nosotros entre ellos mi hermano Manuel Canadá de O Grove
Comentario por Francisco Canada Rodríguez (12-10-2018 14:48)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal