lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano


THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Pastora Franco
Pastora Franco

A fabrica de Alemparte fai unhos oitenta anos, a nena da foto e Pastora Franco.



foto donada por Pastora Franco

Anterior Volver á galeríaSeguinte

8 Comentario(s)
1 El encargado de la fábrica era Jesús Fandiño Suárez; también rabajaban sus hijos Rogelio Fandiño Avilés, soldador, y Jesús, fallecido hace unos dís, en las oficinas.
Las dos fundiciones de Carril, “San Jaime” y “Alemparte”, tienen sus orígenes en las fábricas de “Fundición y Loza de Santiago de Sargadelos”. Tras la muerte de su fundador Antonio Raimundo Ibáñez Gastón y Valdés, en 1089, las regentará su cuñado Francisco Acebedo; en 1832 se hace cargo su hijo José Ibáñez hasta su fallecimiento en 1836 aunque, en un breve período de tiempo que ése estuvo en Bilbao, lo hizo su madre Anita Varela; en 1840, la familia arrendó la de fundición al comerciante de Carril, Ramón Francisco Piñeiro, y en 1845, la de loza.
El origen de la fábrica de “Fundiciones Alemparte” hay que buscarlo en la Fábrica de Fundición “San Jaime” que, más tarde, pasaría a ser “Fundiciones Franco”, cuyo primer propietario fue Antonio Gregorio Alemparte Fernández, hijo de Agustín Alemparte Pita da Veiga y de Antonia Calaza Fernández.
Este señor, nació en la parroquia de Villaestrofe, del municipio lugués de Cervo, próximo a Sargadelos, y parece que trabajó en la famosa fábrica de fundición y loza; la sociedad de esta fábrica, perteneciente a varios socios, entre ellos Ramón Francisco Piñeiro, había construido en 1848 un alto horno, constituyendo la “Compañía de fundición de hierro en el Carril”, a la cual se vino a trabajar Alemparte.
Al haber cerrado la misma en 1861, trabajará de moldeador en la de Ramón Piñeiro, comerciante de Carril que, además de haber sido socio de Sargadelos, era propietario de varios barcos mercantes y de pesca. Aquí contrae matrimonio con Esclavitud Vieytes Castromán y, en Febrero de 1868, hace sociedad con su cuñado Ramón Vieytes Castromán para fundar una empresa dedicada a la fabricación de cacharros de hierro, potas, sartenes, etc.; posiblemente esta sería la Fábrica de fundición “San Jaime”, ya que, según figura en una tarjeta postal con el edificio y el alto horno levantado por la compañía de Sargadelos, el primer director de esta fábrica fue el inglés Guillermo Livesey y el segundo, Ramón Vieytes, suegro de Antonio Alemparte. En el periódico villagarciano “El Litoral”, se anunciaba la fábrica de San Jaime, el 10 de Enero de 1899, de este modo: Anuncio: Fábrica de fundición de hierro y bronce titulada “San Jaime de Vieytes Halpin y Casas Carril”. Este establecimiento montado con los mejores aparatos conocidos, ofrece al público todo lo concerniente al ramo de fundición de objetos de hierro y bronce, así como al de construcción de hierro dulce.
Después de haber estado en Vigo y en Pontevedra realizando trabajos industriales regresa a Carril en 1875 y funda la fábrica que lleva su nombre: “Fundiciones Alemparte”; fallece en 1890 y en 1892 se comienza a trabajar en el edificio de la calle San Andrés, cuyas paredes todavía se conservan hoy. En este segundo local que, además de la fundición disponía de un aserradero a vapor, se daban baños calientes, a cuyo objeto se disponía de una docena de habitaciones con bañeras; numerosas personas acudían de muy diversas ciudades, especialmente de Santiago.
Comentario por Daniel Garrido Castromán (18-08-2009 22:29)
2 Gracias a Daniel por su lección de historia de nuestro pueblo. He aprendido muchas cosas. De hecho desconocía casi todo lo que cuenta
Comentario por Paco Salgado (19-08-2009 11:08)
3 La actividad fabril químico-industrial que siempre tuvo la villa de Carril, quedó patente en 'Fundiciones Alemparte', 'Almuso', 'Mequinsa' y 'Mensa'.
El completísimo relato histórico que hace Daniel Garrido, del origen, transición y consolidación de 'Fundiciones Alemparte', hemos de considerarlo, y reconocerlo, de un extraordinario valor documental.
Comentario por Roberto Núñez Porto (19-08-2009 18:14)
4 En 'Fundiciones Alemparte', tal vez finalizando la década de los '50, recuerdo al profesor del Instituto Laboral, D. José Mariño Ferreira, en calidad de Gerente Industrial(?), cuyo objetivo era reorganizar la empresa, con el fin de optimizar la productividad, en un momento en el que la situación económica empezaba a resultar preocupante.
Comentario por Roberto Núñez Porto (20-08-2009 19:44)
5 Pero q listo es mi hermano¡¡¡ bueno,al menos documentado.
Comentario por Isabel Garrido Castromán (15-10-2009 21:37)
6 Es un honor y un orgullo encontrar aquí a mi tía Pastora.
Comentario por Fernando Romaní Franco (14-03-2010 22:32)
7 Ya que la cosa va de fundiciones, voy a aportar algunos datos que completen la información de Daniel.
En 1934 se instala en Carril la fábrica de fundición Francisco Franco, que estaría en activo hasta el año 1960. Juan Franco García, mi abuelo, llevaba un tiempo pensando en abrir una fábrica en Carril y, empujado por el hecho de que la fundición que poseía en Santiago llevaba casi dos años de huelga, adelanta su proyecto de instalarse en su pueblo natal. Juan Franco alquila parte de los terrenos que, en su día ocupó la antigua fundición de Carril. Para establecer la empresa se trasladan desde Santiago, Juan Franco, Francisco Franco y José Reiriz Bouzada (que también era natural de Carril). Una vez puesta en marcha la industria y, habiéndose solucionado los conflictos laborales de Santiago, queda al frente de la fundición de Carril Francisco Franco. La producción era la habitual en la época: balcones, parrillas, tapas de alcantarilla, etc. pero los potes y marmitas destacaban como parte principal de su actividad. Juan Franco tenía pensado denominar la empresa “Fundición de Potes- Carril”, en la práctica acabó siendo “Francisco Franco-Carril”. En el año 1960 se derrumba la techumbre de una de las naves, ocurrió fuera del horario laboral, por lo que no hubo que lamentar víctimas; pero este hecho, unido a la elevada edad de Francisco Franco, hace que finalice la actividad industrial de esta fundición de Carril.
Estos datos están extraídos de una tesis doctoral defendida en la Universidade de Santiago de Compostela en el año 1995 por Mª Carmen Vázquez Vaamonde. En élla se especifica que toda esta información fue reconstruída con datos facilitados por José Franco García, Benito y Pastora Franco Sardiñeira y Josefa Reirís Romero.
Comentario por Carmen Franco (07-04-2014 21:45)
8 Carmen, un pracer de informacion, gracias por compartila
Comentario por Faiado (08-04-2014 07:33)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal