lugar para a conectividade e o intercambio de memoria sobre o noso pasado personal e humano


THE BATTLE OF THE GOOD MEN

Selección oficial Cans 2018. sección vídeo clips.

Selección oficial Son Rías 2018. sección vídeo clips.

A VOLTA DOS NOVE

Nominación Mellor Documental
Premios Mestre Mateo, 2015

Premio do Público
Festival Primavera do Cine, 2015


DESDE DENTRO DO CORAZÓN

Nominada a Mellor Banda Sonora
Jerry Goldsmith Awards, 2013

Nominada a Mellor Longametraxe
Festival Primavera do Cine, 2014


O FAIADO DA MEMORIA

Arousán do Ano 2009
Apartado Cultura


A MEMORIA NOS TEMPOS DO VOLFRAM

1º Premio Certamen Etnográfico
Espiello, 2005


ARQUIVO DA MEMORIA SOCIAL
damemoria@gmail.com
 ESPACIOS
 GALERÍA DE FOTOS
 Ir a estas páxinas
 ARQUIVO

Os ingleses


Artigo no DIARIO DE AROUSA

Olalla Bouza

A fotografia e do Faiado da Memoria

La segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX estuvieron marcadas en Vilagarcía por las visitas de la armada inglesa, que tenía a la ciudad arousana como uno de sus puertos bases. La relación entre el municipio y la escuadra británica ha dejado en la memoria de los vilagarcianos un sinfín de recuerdos y también numerosas crónicas en los periódicos de la época.

El diario “El Sol” cuenta en su edición del 30 de enero de 1921 la llegada de una escuadrilla de torpederos al puerto vilagarciano. Los marineros decidieron no salir a tierra, por donde sí se dio un paseo la “oficilidad de los buques”. Lo que estaba claro es que los ingleses venían con hambre pues, tal y como narra la crónica, “constantemente llegan reses de los pueblos del interior para el abastecimiento de la escuadra. Los bueyes han sido pagados por tres mil pesetas, precio que jamás alcanzaron”. En cualquier caso, la relación entre los marinos ingleses y los vilagarcianos era intensa y algunos recuerdan como las mujeres iban al puerto a llevarles camelias, tal y como aparece recogido en el blog de O Faiado da Memoria.

Una de las visitas más concurridas fue la que tuvo lugar en enero de 1911, en la que participaron 26 unidades (doce acorazados y catorce cruceros) y una tripulación de 17.230 hombres. “Inmediatamente de fondear fueron a bordo del buque insignia el alcalde, el comandante de la Marina y el viceconsul de Inglaterra”, relata el Diario de Galicia. El fútbol fue uno de los vínculos de los ingleses con los vilagarcianos y el inicio de un gran pasión por este deporte que ha trascendido de generación en generación.



cementerio inglés

El establecimiento del cementerio inglés en Vilagarcía fue obra de uno de los vicencósules que más huella ha dejado en el municipio, Cameron Walker, socio fundador del Real Club de Regatas. Las defunciones de marinos que ocurrían a veces en la ría y otras en la misma ciudad fueron la razón principal de esta obra, ya que el cementerio municipal era católico. Una actuación que se convirtió en realidad en 1911 y que llegaría tarde para Federico de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, el duque de Edimburgo, quien en junio de 1862 durante una visita a Vilagarcía como almirante de la escuadra inglesa se llevó un buen susto que obligó a la Gaceta de Galicia a hacer una edición especial.

Y es que mientras estaba pescando en el Río Umia, cerca del puente de Baión, resbaló y se cayó en un pozo de seis metros de profundidad y peligrosas corrientes. A por él se lanzó el Coronel Harbord, íntimo amigo de su alteza. Ambos estuvieron a punto de desfallecer hasta que un trabajador del ferrocarril los vio y dio el aviso. Así lo cuenta el diario santiagués, que finaliza su crónica dando la enhorabuena a ambos. La verdad es que no es para menos.
Comentarios (1) - Categoría: Xeral - Publicado o 03-03-2013 09:29
Chuza! Meneame
1 Comentario(s)
1 Quizá a esta foto lle falten os Vapores da Pobra, Ribeira, Isla e outros pobos da Ría. Os barcos que están ahí atracados, non parecen de Líneas do Servicio de Viaxeiros. Pero non deixa de ser unha foto moi bonita.

En aquél tempo sólo os da Banda do Mar eran os únicos que viaxaban, para ir ou vir. Vilagarcía era o punto máis comercial e práctico que tiñan. Agora, cos coches na carretera, todo cambiou, porque o que non teñen cerca, se busca en cidades como Santiago, Coruña, Vigo, Pontevedra..., etc.

Pero os recordos que eso conleva non os borra nadie. Esa era unha zona moi querida por xente que naquél tempo tiñamos unha edade que non subía dos catorce anos. O fumar, en aquél tempo, era un placer, como o que sentía Sara Montiel, no "Ultimo Cuplé". Habrá quen pense que o fumar en nenos, era vicio.
Eu digo que aquelo, era un modo de "matar o tempo". Os nenos non tíñamos dónde ir. Cartos tampouco había moitos. Os nenos fillos de#blgtk08# aqueles empleados, non tiñan dónde caerse mortos; por eso digo que era unha maneira de vivir... Era o ano 1945 ou 46. Nin Radio había, como hoxe. Nin había Botellón, como hoxe.
Non había nada. Os nenos iban pescar, desde os Vapores. Pouca cousa había para nós, porque descoñecíamos todo o necesario para coller algo que valera a pena. Pero éramos moi felices e compartíamos o pouco que tíñamos. Quizá hoxe non se faga esto así, porque o valor das cousas e superior en todo. Muy superior, digo eu...

De un grupo de 5 ou 6 "pandilleros", creo que se foron todos para "alá". Ogallá me equivoque, pero as perspectivas son moi negativas.
.......................................
"¡Aquéla barca tola,
ben a miro pasar,
arrola que te arrola,
como un berce no mar,
os mastros do arcipreste,
qué longos na soedá!

"DITOS, LENDAS E CANTIGAS", obra orixinal de Fermín Bouza Brey.

Comentario por E. García - 05.03.2013 (05-03-2013 20:40)
Deixa o teu comentario
Nome:
Mail: (Non aparecerá publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal