Os de Noriega



Este caderno dos de Noriega, adicado ao poeta Antonio Noriega Varela, pretende ser unha xanela aberta a todo o mundo que queira coñecer a infinda sensibilidade poética do "Bardo da Montaña" e "Cantor do Ermo". Calquera pode facer uso desta bitácora e deixar a súa opinión ou comentario nela.
Sexan benvidos e benvidas!.
Graciñas por visitarnos.
xosedenoriega@gmail.com


O Cantor do Ermo
 Espazos
 Fotoblogue
 Enlaces
 Busca por calquer elemento nesta bitácora
 Atopar blogues galegos
 No faiado
 Artigos morniños
 Artigos destacados

A TORRE DE VILAMOR
A TORRE DE VILAMOR
LA TORRE DE VILLAMOR (Foto de: AGD)

(O seguinte artigo ten o permiso de Andrés García Doural para a súa publicación neste blogue)

La parroquia de Stª Mª de Villamor se encuentra situada al norte de la población de Mondoñedo, a una distancia de unos cuatro kilómetros y comprende los barrios de Cima de Vila, Grove, Villaverde, A Veiga, Pedrido, Guillade, Chao do Val, Cornide y Calvela.
En el barrio de Chao do Val, sobre una pequeña loma del terreno, con amplias vistas panorámicas del valle, se encontraba situada una antigua y curiosa edificación, conocida entre los vecinos con el nombre de “A Torre”. Su última propietaria fue Dª Isabel Rey Iravedra.
La citada edificación constaba de planta rectangular, provista de dos alturas, con unos gruesos muros de mampostería, techumbre a dos aguas con vigas y cangos de madera y pizarra del país, con las esquinas de la edificación y marcos de puertas y ventanas de labrada cantería.
“A Torre” era una edificación casi desconocida para los habitantes de Mondoñedo. La primera noticia que conocemos de ella es a través de un artículo de D. Eduardo Lence Santar, publicado en la prensa local (La Voz de Mondoñedo), en el cual habla de la familia Luaces de Mondoñedo y en uno de sus párrafos dice: “Cuando Luís de Luaces y Labrada funda vínculo con Leonor Fernández de Estoa en escritura de 2 de noviembre de 1.581, ante el notario Fernando Rodríguez das Eiras y Villamea, la torre y lagar de Villamor con 34 jornales de viña” (5.304 m. aprox.).
En la parte superior de la fachada principal de la torre se encontraba colocado un escudo heráldico, esculpido en piedra de granito, de forma rectangular, provisto de dos cuarteles; en el de la derecha aparecen las armas de los Luaces y en el de la izquierda las de los Baamonde, una de las familias con más abolengo en las tierras mindonienses.
Con el paso de los años, en el interior de su planta inferior fue construido un horno de cocer el pan, lo que con el uso ennegreció una parte importante de la edificación y se modificaron la altura de una parte del tejado de la torre y algunas dependencias interiores. A finales del siglo XIX se realizan de nuevo modificaciones por parte del abuelo de la última propietaria.
En las curiosas ventanas frontales, de la parte que se conocía como lagar, podíamos contemplar unos cómodos asientos de piedra adosados a ellas, también conocidos como “parladoiros”.
Hace unos años, gran parte de sus pisos de madera desaparecieron. En sus muros se observaron grandes grietas y pronunciadas inclinaciones y sus dependencias eran utilizadas como cuadras para guardar el ganado y depósito de leña. En esos momentos opinábamos que si en un plazo corto de tiempo no se llevaban a cabo obras de reparación y de mantenimiento, por desgracia hablaríamos en pocas fechas de otra edificación histórica que ha desaparecido en Mondoñedo.
En los primeros días del mes de diciembre del año 2.006 se viene al suelo una gran parte de la edificación, sin causar daños personales, arrastrando en su caída el tejado, escudo heráldico y el gran arco de cantería de la entrada principal, derribando en su violenta caída una pequeña edificación existente en su frontal. Lamentamos que nuestros augurios se hayan cumplido. En el mes de enero del año 2.007, ante las dificultades económicas de su propietaria para efectuar las obras necesarias con el fin de mantener la edificación en pie y el escaso interés mostrado por las autoridades competentes que les pudiesen ayudar, con una pala escavadora retira todos los materiales de la torre y de esta manera desapareció para siempre.

A.G.D.

Comentarios (1) - Categoría: ALDEA DE VILAMOR-NOTICIAS - Publicado o 17-04-2009 23:27
Ligazón permanente a este artigo
Una lágrima

A los amabilísmos moradores del 'Coto Redondo'

En solitaria mansión
que entre muros encierra
los seres que por la tierra
pasaron en confusión,
yaces, ilustre Buón,
sin que, a tu memoria fieles,
de inmarcesibles laureles
las Artes tejan coronas.
¡Cisne que el alma aprisionas,
cuando de España te dueles!...

Vuela hacia allí con presteza
mi atrevido pensamiento,
en alas del raudo viento,
para admirar tu grandeza;
y cuando la noche empieza
y cesa el ave en su canto,
las flores del camposanto
cerrando van sus corolas,
mientras tu recuerdo a solas
evoco anegado en llanto.

¡Ni una inscripción ni una cruz
sobre tu tumba olvidada!...
Remuevo la losa y... ¡nada!
¡Ni cenizas ni ataud!...
Las cuerdas de tú ataúd
rotas están, gime el viento
y va con lúgubre acento
susurrando mil querellas,
¿y hasta lloran las estrellas
que cruzan el firmamento!...

.......................................

¡Oh talento esclarecido!...
¡Vate de mi pueblo orgullo,
que de la fama el arrullo
te levantas del olvido!
¡Que jamás sea perdido
tu nombre, genio fecundo,
pues causa dolor profundo
que en la oscuridad te quedes,
¡¡astro radiante que puedes
iluminar medio mundo!!...

A. Noriega Varela

Este poema es un llanto por la muerte de un poeta, Francisco de Paula Buón (Mondoñedo, 1839- Foz, 1872) fué presbítero y violoncelista de la Catedral de Mondoñedo. Parece ser que tenía tanta facilidad para versificar que, a veces, sostenía conversaciones en verso; pero solo dejó escritas unas pocas poesías. Murió el 14 de agosto de 1872 cuando se bañaba en la playa de Foz.
Comentarios (0) - Categoría: A. NORIEGA VARELA(Obra en Español) - Publicado o 13-04-2009 23:54
Ligazón permanente a este artigo
Fonte da Regañada de Vilamor
Foto de: AGDoural


INTERIOR DE LA FUENTE DE LA “REGAÑADA”-VILLAMOR (MONDOÑEDO)

¿Han visto alguna vez el interior de una fuente natural de agua?.

Pues aquí lo tienen.

Nos hemos adentrado, esta vez, en una cavidad existente en la parroquia de Santa María de Villamor, cuna de antigua nobleza, buscando el origen causante del cantarín arroyo, que discurre por el serpenteante regato “da Regañada” entre prados y tierras en los que se encuentran diversos molinos harineros en ruinas, a uno y otro lado desde el barrio de “Grove” y por todo el valle de Villamor, y que hacían girar sus aspas las aguas de la fuente de la “Regañada”.

Asombroso e impresionante ver manar el abundantísimo bien natural.

Con denodada ilusión, armados de valor y pertrechos adecuados, para dejar constancia de lo que se esconde detrás del portal natural de la entrada a la gruta, de techo y paredes de roca caliza, que hoy día, sobre ella y en sus alrededores se asientan diversas canteras en activo, que con sus modernas máquinas arrancan el durísimo mineral y las explosiones sacuden los cimientos que sostienen las laderas de nuestros montes.

Ya en su interior, vean por donde, moverse es relativamente fácil. Se recorre todo el tramo a pie, eso sí, calando nuestro cuerpo el frescor que existe en el ambiente de la gruta, y la gélida temperatura de las cristalinas aguas que discurren por el lecho, hacen mella en nuestros pies que no consiguieron proteger nuestras altas botas.

No hay lugar para el silencio en el cláustro, debido al cascabelero manar del preciadísimo líquido. LLegados al final se nos presenta el asombroso altar rocoso que da protección al manantial que surge del suelo por infinitos agujeros que hacen brotar el agua con inusitada fuerza hacia el cielo, a borbotones, cual “Cibeles” artificial. ¡Que bellísimo espectáculo!. Así es nuestra madre naturaleza.

Extasiados estamos ante semejante hallazgo. Y nos obliga a abandonar el incomparable recinto de las entrañas, el intensísimo frio del agua que ya comienza a congelar nuestros pies.

Deshicimos lo caminado, muy a pesar nuestro, dejando atrás aquellos fortificados techos y paredes de roca pura, pintados de verdes musgos y cubiertos de rojos líquenes cual palacio ancestral de la “Reina del Agua” de la fuente de la “Regañada”.

Recordemos una vez más que nuestros escritores cantaron muchas veces nuestro preciado bien:

"Mondoñedo es rico en latín, aguas y pan" en frase de Cunqueiro.

Y en su día también cantara sus excelencias, el recientemente desaparecido trovador de la Villa de Santa Maria de Villamor, conocido de todo el mundo por Jesús de Bernabel, en unas humildísimas coplas dedicadas a las recogidas de manantiales para uso y disfrute de la población de Villamor y de las aldeas limítrofes, que se pueden ver editadas en este blog en el espacio RECOLLEITA DE VERSOS.

Esperemos que el frenético e intenso negocio de las canteras y las sacudidas estruendosas de las obras de la autovía, no consigan dañar el “Palacio de la Reina del Agua” y que el “Padornelo” y “El Rey Cintolo” aguanten también estas brutales “embestidas” ambientales.

[para ver la foto ampliada hacer clic en el icono de la lupa del álbum y después arrastrar]



Comentarios (0) - Categoría: ALDEA DE VILAMOR-NOTICIAS - Publicado o 05-04-2009 17:02
Ligazón permanente a este artigo
1 [2] [3]
© by Abertal
Edizón e deseño de Pepe de Noriega. Rúa de Josef Febrero, nº 22, C.Postal 27740, Mondoñedo (Lugo). Este blog é un sitio co exclusivo fin de difusión cultural da vida e obra de Antonio Noriega Varela e familia. Permítese a reproducción parcial ou total de todos os contidos. Todos os artigos que integran este espazo foron editados de forma gratuita o mesmo que a inclusión dos iconos da web na parte superior da portada. As imaxes incluidas proceden de diversas fontes e responden á soa finalidade de acompañar o contido cultural deste sitio. Os comentarios, Logos e Marcas son propiedade dos seus respectivos autores. De contado ollarán vostedes algunhos dos dialeutismos mindonienses máis enxebres, dun galeguista non político.
A normativa lingüística destes contidos?: quen fai algo aplica a súa. Porque o que escribe en galego por mal que o faga, pon algún grau de area na moreada. Porque di un dito: Axuntando pingotas formas un cirio.
(Benito Losada)
www.blogoteca.com/noriegamindoniense/