bioviticultor de valdeorras


Este é o Blog personal dun viticultor, nel podes atopar reflexións para o debate do sector do viño e da Agricultura Ecolóxica, tamén apuntamentos sobre viticultura, enoloxía ...

O meu perfil
manueldocampo@valdeorras.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 ARQUIVO
 ANTERIORES

Morreu Tito Martinez
Acabome de enterar de que finou o Tito. O Tito era un home galego, nacido nos Peares, e que eu coñecin na construción da Central Térmica de Anllares, daquela eramos compañeiros de traballo en Isolux Galicia, fixemonos amigos e logo compartimos militancia no MC. El quedouse a traballar en Fenosa e a vivir en Ponferrada. Coincidimos en movidas ecoloxistas mais tarde relacionadas coa Serra da Enciña da Lastra, antes de ser Parque Natural. Facía tempo que non coincidiamos pero sempre tivemos unha boa relación.
Tito Martinez era un grande activista e un home solidario entregado as causas das xentes do común.
Agora era o coordinador de Esquerda Unida no Bierzo.
Un forte abrazo solidario a túa familia.
Ate sempre Tito.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 27-02-2011 20:13
# Ligazón permanente a este artigo
Comemos o que nos din as grandes empresas agroalimentarias
03.02.11 - Mundo
‘Comemos lo que nos dicen las grandes empresas agroalimentarias’
Enric Llopis
Rebelión
Adital

Entrevista a Esther Vivas, coautora del libro "Del Campo al Plato” (Ed. Icaria, 2009)


Comprar en una gran superficie un kilogramo de azúcar, un litro de leche o un paquete de galletas puede parecer un acto de lo más cotidiano. Pero bajo esta apariencia inocua subyace la relevancia política de nuestras acciones, incluso las más inocentes.

Esther Vivas, activista social, por la soberanía alimentaria y militante del movimiento antiglobalización, alerta sobre la primacía del capital privado a la hora de imponer gustos, marcas y productos. Junto a Xavier Montagut ha publicado los libros "Del Campo al Plato”, "¿Adónde va el comercio justo?” y "Supermercados, no gracias”.

Eres coautora del libro "Del Campo al Plato” (Ed. Icaria, 2009). ¿Opinas que nos están envenenando?


El modelo de producción de alimentos antepone intereses privados y empresariales a las necesidades alimentarias de las personas, a su salud y al respeto al medio ambiente. Comemos lo que las grandes empresas del sector quieren. Hoy hay el mismo número de personas en el mundo que pasan hambre que personas con problemas de sobrepeso, afectando, en ambos casos, a los sectores más pobres de la población tanto en los países del norte como del sur. Los problemas agrícolas y alimentarios son globales y son el resultado de convertir los alimentos en una mercancía.

925 millones de personas en el mundo padecen hambre. ¿Constituye ello una prueba del fracaso del capitalismo agroindustrial?

Sí. La agricultura industrial, kilométrica, intensiva y petrodependiente se ha demostrado incapaz de alimentar a la población, a la vez que ha tenido un fuerte impacto medioambiental reduciendo la agrodiversidad, generando cambio climático y destruyendo tierras fértiles. Para acabar con el hambre en el mundo no se trata de producir más, como afirman los gobiernos y las instituciones internacionales. Por el contrario, hace falta democratizar los procesos productivos y propiciar que los alimentos estén disponibles para el conjunto de la población.

Las empresas multinacionales, la ONU y el FMI proponen una nueva "revolución verde”, alimentos transgénicos y libre comercio. ¿Qué alternativa puede plantearse desde los movimientos sociales?

Hace falta recuperar el control social de la agricultura y la alimentación. No puede ser que unas pocas multinacionales, que monopolizan cada uno de los tramos de la cadena agroalimentaria, acaben decidiendo lo que comemos. La tierra, el agua y las semillas han de estar en manos de los campesinos, de aquéllos que trabajan la tierra. Estos bienes naturales no han de servir para hacer negocio, para especular. Los consumidores hemos de poder decidir qué comemos, si queremos consumir productos libres de transgénicos. En definitiva, hay que apostar por la soberanía alimentaria.

¿Podrías definir el concepto de "soberanía alimentaria”?

Consiste en tener la capacidad de decidir sobre todo aquéllo que haga referencia a la producción, distribución y consumo de alimentos. Apostar por el cultivo de variedades autóctonas, de temporada, saludables. Promover los circuitos cortos de comercialización, los mercados locales. Combatir la competencia desleal, los mecanismos de dumping, las ayudas a la exportación. Conseguir este objetivo implica una estrategia de ruptura con las políticas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Pero reivindicar la soberanía alimentaria no implica un retorno romántico al pasado, sino que, por el contrario, se trata de recuperar el conocimiento de las prácticas tradicionales y combinarlas con las nuevas tecnologías y saberes. Asimismo, no consiste en un planteamiento localista sino de promover la producción y el comercio local, en la que el comercio internacional funcione como un complemento del anterior.

Afirma La Vía Campesina que hoy comer se ha convertido en un "acto político”. ¿Estás de acuerdo?

Completamente. Lo que comemos es resultado de la mercantilización del sistema alimentario y de los intereses del agrobusiness. La mercantilización que se está llevando a cabo en la producción agroalimentaria es la misma que afecta a otros muchos ámbitos de nuestra vida: privatización de los servicios públicos, precarización de los derechos laborales, especulación con la vivienda y el territorio. Es necesario anteponer otra lógica y organizarse contra el modelo agroalimentario actual en el marco del combate más general contra el capitalismo global.

¿Estamos en manos de las grandes cadenas de distribución? ¿Qué implica y qué efectos tiene este modelo de consumo?

Hoy, siete empresas en el estado español controlan el 75% de la distribución de los alimentos. Y esta tendencia va a más. De tal manera que el consumidor cada vez tiene menos puertas de acceso a la comida y lo mismo le pasa al productor a la hora de acceder al consumidor. Este monopolio otorga un control total a los supermercados a la hora de decidir sobre nuestra alimentación, el precio que pagamos por lo que comemos y cómo ha sido elaborado.

¿Sirven las soluciones individualistas para romper con estas pautas de consumo?

La acción individual tiene un valor demostrativo y aporta coherencia, pero no genera cambios estructurales. Hace falta una acción política colectiva, organizarnos en el ámbito del consumo, por ejemplo, a partir de grupos y cooperativas de consumo agroecológico; crear alternativas y promover alianzas amplias a partir de la participación en campañas contra la crisis, en defensa del territorio, foros sociales, etcétera.

También es necesario salir a la calle y actuar políticamente, como en su momento se hizo con la campaña de la Iniciativa Legislativa Popular contra los transgénicos impulsada por "Som lo que Sembrem”, porque, como se ha visto en múltiples ocasiones, aquellos que están en las instituciones no representan nuestros intereses sino los privados.

Kyoto, Copenhague, Cancún. ¿Qué balance general puede hacerse sobre las diferentes cumbres acerca del cambio climático?


El balance es muy negativo. En todas estas cumbres han pesado mucho más los intereses privados y el corto plazo que no la voluntad política real para acabar con el cambio climático. No se han tomado acuerdos vinculantes que permitan una reducción efectiva de los gases de efecto invernadero. Al contrario, los criterios mercantiles han sido una vez más la moneda de cambio, y el mecanismo de comercio de emisiones es, en este sentido, el máximo exponente.

En Cancún ha hecho fortuna la idea de "adaptación” al cambio climático. ¿Se esconden detrás los intereses de las compañías multinacionales y de un supuesto "capitalismo verde”?

Así es. En lugar de dar soluciones reales, se opta por falsas soluciones como la energía nuclear, la captación de carbón de la atmósfera para su almacenamiento o los agrocombustibles. Se trata de medidas que lo único que hacen es agudizar aún más la actual crisis social y ecológica y, eso sí, proporcionar cuantiosos beneficios a unas pocas empresas.

El Movimiento por la Justicia Climática trata de ofrecer alternativas. ¿Cómo nace y cuáles son sus principios?


El Movimiento por la Justicia Climática hace una crítica a las causas de fondo del cambio climático, cuestionando el sistema capitalista y, como muy bien dice su lema, trata de "cambiar el sistema, no el clima”. De este modo expresa esta relación difusa que existe entre justicia social y climática, entre crisis social y ecológica.

El movimiento ha tenido un fuerte impacto internacional, sobre todo a raíz de las protestas en la cumbre del clima de Copenhague y, más recientemente, en las movilizaciones de Cancún. Ello ha contribuido a visualizar la urgencia de actuar contra el cambio climático. El reto es ampliar su base social, vincularlo a las luchas cotidianas y buscar alianzas con el sindicalismo alternativo.

¿La solución es cambiar el clima o cambiar el sistema capitalista?


Hace falta un cambio radical de modelo. El capitalismo no puede solucionar una crisis ecológica que el sistema mismo ha creado. La crisis actual plantea la necesidad urgente de cambiar el mundo de base y hacerlo desde una perspectiva anticapitalista y ecologista radical. Anticapitalismo y justicia climática son dos combates que han de ir estrechamente unidos.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 04-02-2011 18:36
# Ligazón permanente a este artigo
Congreso do Viño do SLG
Onti tivo lugar en Ribadavia o Congreso Sectorial do Viño do SLG, que forma parte do VIII Congreso do SLG. Para resumir a miña sensación, dicir que tanto as asembleas comarcais que precederon este congreso como o acto de onte, reflexan que existe moita vida, moito debate e moitas gañas de traballar na defensa do sector Todo foi sumar, aportar e puntualizar para entre todos e todas ir definindo o camiño polo que seguiremos a traballar nos vindeiros catro anos. Sinceiramente atopome satisfeito do bo ambente, do nivel de debate, e de compromiso acadado.

A continuación transcribo a crónica do compañeiro xornalista Xosé:

Comunicado de
prensa do SLG
29-1-2011

O SLG renovou no Congreso do Viño a súa aposta por unha viticultura social e de calidade


Manuel Docampo, viticultor de Valdeorras, foi reelixido responsábel do sector
O Sindicato Labrego Galego celebrou hoxe, 29 de xaneiro, en Ribadavia (Ourense), o
seu Congreso do Viño para definir as bases do seu traballo para os vindeiros catro anos e, a
maiores, para elixir ao novo responsábel e Dirección Nacional do sector. Respecto disto
último, saíu reelixido Manuel Docampo, viticultor de Valdeorras que desempeñou esta
responsabilidade durante os últimos catro anos. Xunto a el, a Dirección Nacional do Viño do
SLG escolleu como vicerresponsábel a unha viticultora do Salnés: Elisa Buceta Domínguez.
Se houbese que resumir nunha soa frase as directrices programáticas aprobadas pola
afiliación do SLG para o sector do viño, esta sería a aposta firme por “unha vitivinicultura
social, ligada ás persoas, á terra, ás nosas variedades autóctonas e a unha cultura milenaria
como sustentadoras do sector”.
No Congreso fíxose fincapé, precisamente, en defender esa viticultura social ligada ás
persoas, xa que “este é o único modelo que traballa no sentido da boa calidade diferenciada,
onde os viticultores e viticultoras son peza fundamental para proporcionar uvas de calidade,
imprescindibles para conseguir un bo viño. Este modelo social fixa poboación activa no rural,
que actúa como mantedora do medio”. Esta vitivinicultura de calidade contraponse a outra
practicada por grandes empresas de corte industrial “cunha estratexia depredadora, que
tenta rematar cos pequenos e medianos produtores e produtoras”.
Unha das principais reivindicacións do Sindicato Labrego para defender este modelo
de viticultura é a necesidade de que se manteñan uns prezos mínimos para a uva que cubran
todos os custes de produción, un salario digno, e dea estabilidade no tempo ás explotacións.
Neste senso, os textos aprobados no Congreso do Viño do SLG defenden a existencia de
contratos homologados, pois “obrigan e dan estabilidade, por varios anos, á parte produtora
e ás adegas que os asinan e serven como referencia de prezo ao resto do sector”.
Nembargante, a realidade é que este tipo de contratos, impulsados pola anterior Consellaría
de Medio Rural, non son aínda a tónica dominante no sector: En Rías Baixas e no Ribeiro
comercialízanse con contrato o 50 % das uvas amparadas, cantidade que baixa ao 20% en
Valdeorras. Na Ribeira Sacra, este ano non houbo contratos, do mesmo xeito que en
Monterrei, onde nunca chegou a habelos.
Outra das apostas do sector do viño do SLG ten que ver coa calidade. Precisamente,
apostouse por “un modelo de viticultura de calidade dentro das denominacións de orixe e
das tres indicacións xeográficas protexidas, pero tamén na viticultura non amparada por
estas figuras”.
• Non á incineradora no Ribeiro
Non faltou a crítica política neste congreso. Foron numerosas as voces que se
queixaron da excesiva burocracia e esixencias sanitarias que, de cotío, supoñen un grande
atranco para as pequenas e medianas explotacións. A isto habería que engadir as queixas
polas numerosas infraestruturas e obras prometidas para o sector, sobre todo en períodos
electorais, que nunca se levan a cabo; e o reparto inxusto das axudas públicas que,
habitualmente, acaban no meirande en mans de grandes proxectos adegueiros de tipo
industrial, deixando sen cartos ao resto do sector que é o que máis necesita as subvencións.
No eido local, a afiliación do SLG acordou oporse á construción dunha incineradora
de lixo no Ribeiro polo enorme impacto contaminante que pode ter sobre unha
denominación de orixe que, nos últimos anos, estaba a recuperar o prestixio perdido.
Clausurou o congreso a secretaria xeral do SLG, Carme Freire, que animou aos e ás
asistentes a manter o espírito participativo e de debate demostrado ao longo das asembleas
que precederon a este congreso como elemento diferenciador desta organización sindical.
Comentarios (0) - Categoría: Debates sector do viño - Publicado o 30-01-2011 09:26
# Ligazón permanente a este artigo
O Cambio Climático e a FAME
O cambio climático agravará a falla de alimentos

Segundo o estudio, para o 2020 teremos no planeta 900 millons mais de seres humanos, un total de 7.800 millons, e "a producción global de alimentos non abondará para atender as necesidades".


19/01/2011

El cambio climático agravará la falta de alimentos

Según el estudio, hacia 2020 habrá en el planeta 900 millones más de seres humanos, un total de 7.800 millones, y "la producción global de alimentos no será suficiente para atender la demanda".

EFE.- La temperatura de la Tierra aumentará en diez años por lo menos 2,4 grados Celsius y, si se mantienen los patrones actuales de distribución, el planeta no podrá alimentar a su población humana, según un estudio.

El informe fue difundido por la filial estadounidense de la Fundación Ecológica Universal, de Argentina.

Según el estudio, hacia 2020 habrá en el planeta 900 millones más de seres humanos, un total de 7.800 millones, y "la producción global de alimentos no será suficiente para atender la demanda".

"Desde hace más de 20 años los científicos han alertado sobre el impacto del cambio climático, pero nada cambia aparte del aumento de las emisiones que causan el calentamiento global", dijo a fe Liliana Hisas, directora de esta organización.

Según los autores, en el año 2020 habrá un déficit del 14% en la producción y la demanda de trigo, de un 11% en el caso del arroz y de un 9% en el caso del maíz.

"Las cosas no están cambiando, no se toman las decisiones como deberían tomarse teniendo en cuenta toda la evidencia científica", añadió Hisas. "¿Cuántos alimentos necesitaremos teniendo en cuenta el impacto del cambio climático?".

Los investigadores, que analizaron durante un año los datos el Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático publicado en 2007 y otros informes, concluyeron que "los impactos más significativos afectarán a los 20 productores mayores de los cuatro cultivos considerados".

Esos países producen el 86 por ciento del trigo, el 95 por ciento del arroz, el 88 por ciento del maíz y el 99 por ciento de la soja en el mundo. Europa, la única región del mundo donde según el informe se espera que la población disminuya, tiene el 20% de la superficie agrícola del mundo.

La Federación Rusa tiene el 44 por ciento de todas esas tierras europeas, seguida por Ucrania con el 12 por ciento, Francia con el 6,6 por ciento, y España, Polonia y Alemania con alrededor del 4,5 por ciento cada uno.

El informe señala que la población de América Latina y el Caribe crecerá de los 588 millones de personas ahora a 657,7 millones en 2020.

"El 82 por ciento de la tierra arable en América Latina y el Caribe se verá afectado por el cambio climático debido a la reducción de la disponibilidad de agua y los cambios en las precipitaciones pluviales en las áreas secas", añadió el estudio.

Los investigadores calcularon que en esta región el rendimiento general de los cultivos de trigo, arroz, maíz y soja disminuirán en un porcentaje que irá del 2,5 al 5 por ciento hacia 2020.

El estudio propone acciones específicas para la reducción de las emisiones de los gases que, según los científicos, causan el calentamiento de la atmósfera, e insta a que los Gobiernos tomen medidas que adapten la producción al cambio climático.

También proponen cambios en las dietas y las tendencias del consumo de alimentos que están de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, incluido un mayor consumo de verduras y legumbres.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 20-01-2011 11:58
# Ligazón permanente a este artigo
encontro irmandiño
Onte acudin ao 3º Congreso do Encontro Irmandiño, quedei agusto e agradecido por ese espazo de debate aberto, onde todos e todas tivemos oportunidade de falar ainda que son se pertenza ao encontro. Tamén se escoitou as persoas, cousa que parece rara na política actual. A modo de conclusión: na Galiza precisamos construir unha cultura política de respeto, de debate aberto, de horizontalidade, de republicanismo, de democracia participativa, nacionalista, de esquerdas que se centre nos problemas das persoas e non nos dos mercados, que respete aos movementos sociais e non intente valerse deles; Dentro e/ou fora do BNG e que sirva como referente para as persoas que queremos transformar este país.
De seguir por este camiño poden contar conmigo.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 16-01-2011 17:31
# Ligazón permanente a este artigo
Falsedades sobre as pensións
artigo sacado do xonal público.es
http://blogs.publico.es/dominiopublico/2917/falsedades-sobre-las-pensiones/


Falsedades sobre las pensiones

13 ene 2011


VICENÇ NAVARRO

El retraso obligatorio de la edad de jubilación se basa en varios supuestos que son erróneos. Por ejemplo, se ha argumentado frecuentemente, por parte de aquellos autores que favorecen tal retraso, que, puesto que la población vive ahora muchos más años que antes, está también en condiciones de poder trabajar durante más tiempo. Se asume que, al haberse incrementado cuatro años la esperanza de vida en España en los últimos 20 años, la gente muere ahora cuatro años más tarde que hace 20 años, lo cual no es cierto. Los que hacen tal supuesto ignoran cómo se calcula la esperanza de vida de un país.

Supongamos que España tuviera dos habitantes: uno, Juanito, que muere al día siguiente de nacer y otro, la señora María, que muere a los 80 años. En esta España de dos ciudadanos, la esperanza de vida promedio sería de (0+80):2=40 años. Pero en un país vecino llamado Vecinolandia hay también sólo dos ciudadanos: uno, Pepito, que no muere al día siguiente de nacer, sino 20 años más tarde y la otra vecina, la señora Julia, que, como la señora María de España, muere a los 80 años. La esperanza de vida promedio de Vecinolandia es de (20+80):2=50 años, es decir, diez años más que en España. Pero esto no quiere decir (como constante y erróneamente se asume) que la señora Julia viva diez años más que la señora María. Lo que ha ocurrido es que la mortalidad de los infantes y jóvenes es mucho más baja en Vecinolandia que en España. Y esto es lo que ha estado ocurriendo en España en los últimos 20 años: la mortalidad infantil y juvenil ha ido descendiendo, con lo cual la esperanza de vida ha ido aumentando. Ni que decir tiene que los mayores (de 65 años y más) también han visto alargada su vida, pero mucho menos que los famosos cuatro años. En realidad, desde el año 1991
ha aumentado sólo 2,3 años.

Un segundo error que se hace es suponer que, puesto que la población vive más años, tal población puede continuar trabajando después de los 65 años, con la misma capacidad y vitalidad de trabajo que tiene a los 65. Se asume, pues, que al vivir más años la edad de envejecimiento también se retrasa. De ahí que se considere (erróneamente) que si ahora las personas que llegan a los 65 años viven 2,3 años más que hace veinte años, tales personas tendrán 2,3 años más de vida saludable, retrasando la edad de envejecer 2,3 años más. Esto no es así. En realidad, la edad de envejecimiento se ha adelantado, en lugar de retrasarse.

Eileen Crimmins y Hiram Beltrán-Sánchez, investigadores del Centro de Geriatría de la Universidad del Sur de California, han publicado recientemente el artículo “Mortality and Morbidity Trends: Is there compression of Morbidity?” (“Tendencias de mortalidad y morbilidad: ¿existe una reducción de la morbilidad?”) en la revista Journal of Gerontology (06-12-10) que analiza la evolución de los años de vida saludable (es decir, vida sin enfermedades) que tiene la población en EEUU. Pues bien, tal estudio concluye que una persona que tenga 20 años ahora, tendrá un año menos de vida saludable durante toda su vida que una persona de 20 años de hace diez años, y ello a pesar de que la esperanza de vida del primero sea mayor que la del segundo. Tales autores subrayan que es un error creer que el hecho de que las personas vivirán más años significa que van a vivir más años con salud. Tal supuesto asume erróneamente que las mismas causas que determinan que la población viva más años determinan también que sean años más sanos, lo cual no es cierto.

De ahí la importancia de tomar como indicadores de vida laboral potencial (es decir, el número de años que el trabajador puede continuar trabajando) el número de años saludables durante la vida de una persona, antes y después de los 65 años, en lugar de considerar los años de vida que tendrá a partir de los 65. Tomando aquel indicador –años de vida sanos–, resulta que tal número ha disminuido en EEUU desde 1998. Se vive más años, pero menos años con salud. Un hombre de 20 años en 1998 puede esperar vivir 45 años más sin tener una de las tres mayores enfermedades crónicas (enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes). Pero estos 45 años descendieron a 43,8 años en el año 2005, es decir, más de un año. En las mujeres jóvenes pasa de 49,2 a 48 años durante el mismo periodo.

Otro indicador es la existencia de problemas de movilidad, definiendo como tal la capacidad de subir una escalera de más de diez escalones, andar más de medio kilómetro o estar de pie más de dos horas sin ninguna ayuda. Un joven de 20 años hoy tendrá –como promedio– 5,8 años de movilidad limitada, comparado con sólo 3,8 años hace diez años, es decir, dos años más. Una mujer joven que tiene 20 años ahora tendrá 9,8 años sin movilidad, comparado con 7,3 años hace diez años.
Todos estos datos muestran que hemos podido retrasar el año en que nos morimos, pero no necesariamente retrasar ni la edad de envejecimiento ni la cantidad de enfermedades que tenemos. Desde 1998 a 2006 pudimos retrasar, por ejemplo, la mortalidad debida a enfermedades cardiovasculares entre los varones de edad avanzada, pero no el inicio de esta enfermedad crónica. Lo mismo en cuanto al cáncer y la diabetes, que han crecido, por cierto, durante estos diez años, sobre todo en las poblaciones de más de 30 años. Es decir, se ha mejorado el diagnóstico de las enfermedades y la supervivencia de los enfermos, pero no hemos reducido o eliminado tales enfermedades crónicas.
Pero lo que es incluso más preocupante es que existe un gradiente de cronicidad según la clase social del individuo, de manera que las limitaciones de movilidad y salud son más acentuadas en las clases populares que en las clases de renta alta (que son las que tienen mayor influencia política y mediática en nuestras sociedades). Todos estos datos son ignorados en la propuesta de retrasar obligatoriamente dos años la edad de jubilación.

Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra y profesor de Public Policy
en The Johns Hopkins University
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 13-01-2011 20:34
# Ligazón permanente a este artigo
Puxeu, axente americano
> *Un topo en Agricultura*
>
> Autor: Gustavo Catalán Deus
>
> Aunque los cables de los embajadores estadounidenses puedan parecer las
> historietas de Anacleto, agente secreto, tienen tal cantidad de información
> que es imposible perderse –si se quiere estar informado- ninguna de las
> entregas que a diario nos ofrece EL PAÍS sobre los papeles de Wikileaks.
>
> Es así como se ha descubierto la connivencia del mismísimo Fiscal General
> del Estado con la embajada de EEUU en el caso Couso, que nos llena de
> sonrojo y que ha llevado a la familia del cámara de televisión a reclamar
> responsabilidades. Ayer mismo hemos conocido que EEUU tiene un informador de
> lujo en el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, de nombre
> Josep Puxeu, que ejerce nada menos que el cargo de Secretario de Estado.
>
> Una cosa es ser abiertamente favorable a la biotecnología y otra darse el
> pico con el encargado de Negocios de la embajada de la calle Serrano,
> pidiendo ayuda a EEUU para mantener la “presión” sobre la Comisión Europea a
> favor de las empresas privadas biotecnológicas estadounidenses Monsanto y
> Syngenta.
>
> Es decir, Puxeu que trabaja al servicio del Gobierno de España que es quien
> le paga, hace horas extras para la embajada de EEUU en Madrid. No parece muy
> razonable que un miembro destacado del Gobierno tenga tan poca voluntad
> europeísta y prefiera aliarse con la potencia del otro lado del Atlántico,
> en vez de con sus aliados comunitarios.
>
> A esto, en cualquier país de la esfera en la que estamos, se le llamaría
> traición. Yo no me atrevo a tanto, pero que el lector saque sus
> conclusiones. De tal actitud antieuropeísta y antiespañola se debería
> derivar como poco una investigación.
>
> Los miembros del Gobierno juran no revelar los secretos de las
> deliberaciones de su trabajo. Sin embargo, según los cables de Wikileaks,
> Puxeu contaba a EEUU con pelos y señales la posición del Gobierno en
> Bruselas días antes de producirse. Es decir, revelaba secretos oficiales a
> otro país, que además no es del ámbito comunitario.
> Valoren esa acción.
>
> ¿Por qué lo hacía? ¿Era quizá por esa vocación altruista hacia la
> biotecnología? O hay algo oculto que debería ser objeto de una
> investigación.
>
> No es de extrañar que Eduardo Aguirre, entonces embajador estadounidense, se
> alegrara de que Elena Espinosa fuera nombrada además ministra de Medio
> Ambiente. Él mismo explica que de esa manera se acababa con la oposición a
> los transgénicos de la entonces ministra de Medio Ambiente, Cristina
> Narbona. A partir de entonces, los Organismos Modificados Genéticamente
> (OGM) sólo reciben apoyos del Gobierno y lo que opina la gente encuesta tras
> encuesta, se envía a la papelera. Da igual que haya una sociedad civil,
> porque se la han ventilado a su manera. Espinosa ha reinado y decidido todo.
> Con Puxeu a su lado, por
> supuesto.
>
> Ya hemos comentado el parentesco entre Elena Espinosa y Zapatero en
> anteriores artículos, lo que posiblemente es la causa de su nefasta
> presencia en el Gobierno socialista durante seis años y medio. Nos hemos
> enterado en palabras del propio embajador de EEUU del bajo perfil de Elena
> Espinosa en sus encuentros en la embajada, que el funcionario estadounidense
> justifica con que contestaba a sus preguntas con gestos o asentimientos,
> según EL PAÍS. Así no se podía equivocar.
>
> Sabemos que su Ministerio dio millones de euros de subvenciones a un armador
> gallego, que desde tiempo atrás forma parte de la lista de la ONU de los
> pescadores piratas. Y ahora, nos encontramos con Puxeu en un difícil
> equilibrio entre sus deberes de Estado y sus confidencias al embajador de
> EEUU.
>
> ¿Qué más hay detrás? ¿Seguirá siendo Secretario de Estado con estos
> antecedentes? La ministra Rosa Aguilar tiene una patata caliente entre sus
> manos, aunque no es tan difícil resolverlo.
>
> Gustavo Catalán Deus
>
> Corresponsal ambiental
>
> Premio Nacional de Medio Ambiente
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 08-01-2011 21:15
# Ligazón permanente a este artigo
EX-consellería facendo país, ¿para quen?
Os días 17 e 18 do mes pasado tivo lugar en Melide a convocatoria dunhas xornadas do agro convocadas pola FerRUGA, brazo agrario da UPG. Fixerona contraconvocando a presentación do libro de Tareixa Ledo sobre Lidia. Son como nenos.

Independentemente de que o día que mais xente tiveron non chegaron a 50, pódense contar na foto que colgaron na súa páxina web, exibiron toda a plana maior dos inútiles que dirixiron Medio Rural na etapa do bipartito, agás o ex-conselleiro Alfredo Suárez Canal. E digo inútiles porque non foron utiles ao País, nin ao agro, nin ao nacionalismo, e así llo expresou a xente ao depositar o voto.
Posiblemente foron útiles para Coren, Río e Feiraco que agora fainlle de exponsores neste bochornoso e decadente acto.

No blog da FerRUGA dise textualmente:
"Entre os colaboradores destas xornadas, organizadas por FRUGA e o Concello de Melide, figuran a Xunta de Galicia, a Deputación Provincial da Coruña, o Consello Regulador Arzúa-Ulloa, Feiraco, Leite Río-Leyma e o grupo Coren."

Lonxe de aprender dos erros, siguen empeñados en demostrar que o fixeron moi ben, e en facer política de defensa das empresas e non dos labregos e labregas. Lástima de oportunidade perdida.
Comentarios (0) - Categoría: Xeral - Publicado o 04-01-2011 20:37
# Ligazón permanente a este artigo
Pechouse as Uvas na Solaina
Non me gusta colgar aquí aqueles recordos que forman parte da nosa intimidade, Marcos Valcarce é das persoas que quedaran no meu recordo mentras dure.
Recordo algúns encontros cando compartimos candidatura polo BNG ao Senado, nalgunhas xuntanzas,
comendo o botelo na miña casa, na túa visita a miña adega, algunha presentación dos teus libros, e outros momentos mais tristes.
Algunhas veces adentreime no teu blog, pero non me atrevín a colgar comentarios nin cando falaches da túa estancia na miña adega,o blog tiña moito nivel.
Funte a despedir ao Tanatorio das Burgas, pero faltabame facelo no meu Blog.
Grazas Marcos por ese tempo que compartimos e por ser un blogueiro exemplar.
Comentarios (0) - Categoría: do Parque Natural SERRA DA ENCIÑA DA LASTRA - Publicado o 04-01-2011 19:20
# Ligazón permanente a este artigo
O Goberno español presiona a favor das OXMs
Vai esta noticia de El País que non ten desperdicio.
LOS PAPELES DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO
EE UU: "España nos pide que presionemos a Bruselas a favor de los transgénicos"
Los cables revelan el acuerdo entre EE UU y el Gobierno para defender los Organismos Genéticamente Modificados - La embajada medió a favor de Monsanto en contra de las posiciones de la Comisión Europea - La legación vio a Garmendia como su aliada

RAFAEL MÉNDEZ - Madrid - 19/12/2010

España es "el mayor aliado" de EE UU en su pugna a favor de los transgénicos en Europa. El tema, que afecta a compañías norteamericanas como Monsanto o Syngenta, asoma con frecuencia en los cables que la embajada en Madrid envía a Washington.

España es "el mayor aliado" de EE UU en su pugna a favor de los transgénicos en Europa. El tema, que afecta a compañías norteamericanas como Monsanto o Syngenta, asoma con frecuencia en los cables que la embajada en Madrid envía a Washington. A través de ellos queda clara la complicidad entre España y EE UU contra las propuestas de Francia y de la Comisión Europea para limitar el cultivo de estas variedades. El secretario de Estado de Medio Rural, Josep Puxeu, llegó a pedir a la embajada, siempre según un cable, que "mantuviera la presión" sobre Bruselas para que la biotecnología siguiera siendo una opción para los Estados miembros.

En un informe del 19 de mayo de 2009, un mes y cinco días después de que Alemania se sumara al veto del maíz transgénico MON810 que ya tenían Austria, Grecia, Hungría y Luxemburgo, la embajada recoge la impresión extendida entre la industria de la biotecnología de que "si España cae, el resto de Europa le seguirá". Tal es la importancia que da a España en la soterrada lucha de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

La embajada detalla que España cultiva el 75% del maíz transgénico de la UE. Este maíz tiene un gen modificado para resistir la plaga del taladro. Y se muestra sorprendida de que el 2 de marzo de ese año España votara junto a Francia y otros países en la UE para permitir que cada país pueda vetar el cultivo de un transgénico. El telegrama diplomático asegura que sus fuentes en la industria justifican el cambio de postura en un apoyo a Sarkozy por permitir que España acudiera como invitada de Francia al G-20. "El Gobierno de España ha sido tradicionalmente un gran defensor del maíz biotecnológico debido a su gran demanda interior" para alimentación animal, explica el texto, pero desconfía de la "voluble" posición de Zapatero cuando se trata de enfrentarse a Francia.

En 2008, el maíz transgénico en España supuso un 30% del total cultivado, con más de 80.000 hectáreas plantadas. La embajada, tras reunirse con el director de Monsanto para España y Portugal, muestra su preocupación por el avance del movimiento antitransgénicos. En la calle y en las autonomías. El País Vasco aprobó el 21 de abril de 2009 una dura legislación para evitar que los transgénicos contaminen otros cultivos, algo que "podría llevar a los agricultores a dejar de plantar MON810", según los cables. En julio de 2009, el Parlamento catalán derrotó una iniciativa similar con los votos de PSC, CiU y PP y en abril de 2010 miles de personas -ecologistas y agricultores, principalmente- marcharon ante el Ministerio de Agricultura para pedir el fin de los transgénicos. En el último año ha habido ataques de ecologistas a explotaciones en las que se cultivaban OGM.

España, tradicionalmente el país europeo más favorable a los transgénicos, ha visto crecer la oposición ecologista. Y con ella la preocupación de EE UU.

El informe cuenta cómo el 22 de abril de 2009, tras la votación en el País Vasco y el veto alemán, Puxeu "contactó con el encargado de negocios de la embajada" para "expresar su preocupación por la creciente presión sobre el Gobierno de España para prohibir el MON810", una variedad de Monsanto. Puxeu, al que la embajada define como un "tradicional defensor de la biotecnológica", confesó a los diplomáticos estadounidenses: "Ha sido la peor semana de mi vida". Además, "pidió al Gobierno de EE UU que mantenga la presión sobre Bruselas para mantener la agricultura biotecnológica como una opción para los Estados miembros y pidió al Gobierno de EE UU que trabaje con España en esta iniciativa", siempre según ese cable.

Puxeu ha defendido públicamente los transgénicos en multitud de ocasiones. "No quiero entrar en el terreno científico, pero tantos y tantos productos como el pan, las levaduras, los vinos, los quesos, la insulina de los diabéticos están elaborados con productos transgénicos, que parece que estuviéramos demonizando los avances de la biotecnología", declaró a EL PAÍS en abril de 2009. Entonces añadía que las críticas de Sarkozy obedecen a sus intereses comerciales: "A Francia, como exportador, le encantaría que Europa tuviera que aprovisionarse exclusivamente en su mercado". España, mientras, importa enormes cantidades de grano.

El viernes pasado insistió en la idea: "Esa es mi postura pública y privada. Siempre he defendido el uso de la biotecnología con evaluaciones científicas y que en la UE debería haber una postura común para no andar con vetos por países". Puxeu admite que habló con el encargado de negocios y que le pidió "que se movieran". Sobre si esa fue la peor semana de su vida, Puxeu relativiza: "Ahí exageran. Peor fue la del incendio de Guadalajara".

La Embajada de EE UU en Madrid considera que España es un país "que merece seguir siendo objetivo para desarrollar mayor aceptación de la biotecnología en la UE" dado "el posible desarrollo de variedades biotecnológicas capaces de resistir sequías y la falta crónica de agua en España".

En esa línea, considera que "la decisión de fusionar los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente en un 'superministerio' (...) es probablemente beneficiosa para impulsar una mayor aceptación de la agricultura biotecnológica". La embajada consideró que, tras la fusión, "las facciones antitransgénicos del Ministerio de Medio Ambiente pierden fuerza e influencia".

En una reunión entre Eduardo Aguirre y la entonces ministra, Elena Espinosa, celebrada en 2008, el embajador define el país como su mejor aliado en los transgénicos y señala el tono bajo de Espinosa y cómo a menudo contesta a sus preguntas con gestos o asentimientos. Aguirre llegó a preguntarle por los transgénicos a María Teresa Fernández de la Vega en uno de sus primeros encuentros, aunque esta le remitió a Medio Ambiente.

En otro cable tras la remodelación del Gobierno en 2008 la embajada se alegró de que Espinosa asumiera Medio Ambiente en lugar de Cristina Narbona. "La ex ministra de Agricultura (Espinosa) apoyó los OGM en el pasado, mientras que la ex ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona se oponía" y da por terminados esos "debates interministeriales". Un año antes la embajada mostraba su preocupación por las presiones de Medio Ambiente sobre Agricultura para endurecer un real decreto sobre coexistencia de transgénicos y cultivos tradicionales para evitar contaminación."Nuestros contactos en el Ministerio de Agricultura insisten en que (...) no cederán a las demandas de Medio Ambiente sobre el decreto, que descartaría el futuro de la agricultura biotecnológica en España". Ese decreto no se aprobó.

La embajada resalta el nombramiento de Cristina Garmendia como ministra de Ciencia. De ella destaca que "trabajaba para un grupo industrial de biotecnología (no agraria), y puede ser una aliada en temas de OGM en las discusiones del gabinete".

Los documentos de la embajada adelantan las posturas del ministerio en los Consejos Europeos de Agricultura en los que se debate la aprobación de nuevas variedades. El 15 de octubre de 2009, el jefe de gabinete de Puxeu, Eduardo Díez Patier, habló con responsables de la embajada y les adelantó que España "iba a votar a favor de la importación de estas tres variedades de maíz biotecnológico" que la UE debía votar cuatro días después, según un cable a Washington, aunque advirtió de que había pocas posibilidades de que saliera adelante en la UE.

Los temores de la embajada están bien fundados. El pasado 12 de noviembre, el Eurobarómetro publicó la última de sus encuestas con la actitud de los europeos hacia la biotecnología. En él queda claro cómo el porcentaje de los encuestados contrarios a los transgénicos había subido del 57% en 2005 al 61% en 2010. Mientras, del 27% de apoyo se bajó al 23%. "Al contrario que la industria y los científicos, los europeos consideran que los OGM no ofrecen beneficios y son inseguros", concluye la encuesta europea.

España era, según esa encuesta, el país con el mayor apoyo a los transgénicos en 1996 (66% de los encuestados) pero en 2010 ya está casi en la media europea (35% de apoyo). Ya se sitúa por debajo de Reino Unido, Irlanda, Portugal, la República Checa y Eslovaquia.

Mientras, la mayoría de los científicos -e incluso la Organización Mundial de la Salud- consideran que no hay riesgo, que en más de dos décadas de uso masivo no se han detectado problemas para la salud. Un transgénico es una planta a la que se le ha modificado un gen para conferirle alguna cualidad, por ejemplo la resistencia a alguna plaga.

Aunque EE UU, Canadá, Asia y América Latina han abrazado los transgénicos, la UE ha puesto muchas trabas y solo tiene aprobado el cultivo de maíz. Solo seis países lo plantan (España, la República Checa, Portugal, Rumanía, Polonia y Eslovaquia). Otros seis -Austria, Francia, Alemania, Grecia, Hungría y Luxemburgo- han aplicado la "cláusula de salvaguarda" que les permite vetar el cultivo si tienen nueva información de que un transgénico constituye "un riesgo para la salud humana o el medio ambiente". Francia alegó, por ejemplo, que el MON810 genera "posibles efectos tóxicos adversos a largo plazo sobre las lombrices, los isópodos, los nematodos y las mariposas monarca".

Monsanto sostiene, según un cable, que todo responde a un "acuerdo de facto entre el Gobierno de Francia y Greenpeace y Amigos de la Tierra por el cual el Ejecutivo francés apoyaría el movimiento libre de transgénicos si los activistas miraran para otro lado en las iniciativas nucleares de Sarkozy". Casi todas las embajadas en Europa mandan cables parecidos a Washington y sacan el tema de los transgénicos en multitud de reuniones.

EE UU trata el tema con Francia una y otra vez y el 22 de abril de 2008 le avisa de que su veto a los transgénicos se basa en cuestiones políticas y no científicas. "La Organización Mundial del Comercio ha indicado que una prohibición es inaceptable según sus normas, y es probable que no nos quede más opción que pedir compensaciones", señala un despacho confidencial a Washington.

Las negociaciones son muy intensas con la Comisión Europea y con Francia. Un informe confidencial de la Embajada de París hacia Washington explica que "Europa va hacia atrás, no hacia adelante en este proceso, con Francia ejerciendo el papel de liderazgo, junto a Austria, Italia e incluso la Comisión". Según ese cable, la Comisión y el Ejecutivo de Sarkozy tranquilizan a la delegación de EE UU, ya que solo se trata de prohibir el cultivo, no la importación de alimentos. "Vemos el veto al cultivo como un primer paso, al menos por los anti-OGM, que después se moverán para prohibir las importaciones".

El ex embajador en París Craig Roberts Stapleton se refiere a la venta de semillas transgénicas como un negocio propio: "No podemos ceder en el cultivo por nuestro considerable negocio de semillas en Europa y por los agricultores, que una vez que prueban con transgénicos se vuelven sus más fervientes defensores".
Comentarios (0) - Categoría: Producción ecolóxica - Publicado o 20-12-2010 11:12
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal