Lunaticos


Elucubraciones de unos lunaticos

Mi perfil
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALLEGOS
 ARCHIVO
 ANTERIORES

Te cuento un cuento


De noche duerme el alma
Se limpia las aceras
La gente a medio vivir
Cruzando miradas ciegas

Es tan difícil creer

Que exista un universo a fuera
Y esto le pasa a cualquiera
Aunque no lo quieras ver

Solo quiero saber si hay
Salida después de este miedo
Si alguien tiene las llaves
Del alma que pasa primero
Bienvenido a sentir

Regalame un silencio para dos
Pero regalame también tu corazón
Que de desilusión, ya tengo el bolso lleno

Regalame un ladito en el sillón
Que yo te pintaré la vida de color
Si te quedas te cuento un secreto

Río de gente en las calles
Rodeada de gente que
En el fondo están sola
Van quemando así sus horas
Y quien me escucha

Solo quiero saber si hay
Salida después de este miedo
Si se puede llegar a tocar
La ilusión con los dedos
Y he venido a sentir

Regalame un silencio para dos
Pero regalame también tu corazón
Que de desilusión ya tengo el bolso lleno

Regalame un ladito en el sillón
Que yo te pintaré la vida de color
Si te quedas te cuento un secreto

Y abre la ventana
Grita y sueña
Que no estas solo
Yo he venido a sentir

Regalame un silencio para dos
Pero regalame también tu corazón
Que de desilusión ya tengo el bolso lleno

Regalame un ladito en el sillón
Que yo te pintaré la vida de color
Si te quedas te cuento un secreto
Te cuento un secreto, te cuento un secreto
Si te quedas te cuento un secreto
Categoría: musica - Publicado el 27-12-2016 23:14
# Enlace permanente a este artículo
La novia

Él:
¡Calla, digo!
Ella:
Con los dientes, con las manos, como puedas. quita de mi cuello honrado el metal de esta cadena, dejándome arrinconada allá en mi casa de tierra.
Y si no quieres matarme como a víbora pequeña, pon en mis manos de Ella el cañón de la escopeta.
¡Ay, qué lamento, qué fuego me sube por la cabeza!
¡Qué vidrios se me clavan en la lengua!
Él:
Ya dimos el paso; ¡calla! porque nos persiguen cerca y te he de llevar conmigo.
Ella:
¡Pero ha de ser a la fuerza!
Él:
¿A la fuerza? ¿Quién bajó primero las escaleras?
Ella:
Yo las bajé.
Él:
¿Quién le puso al caballo bridas nuevas?
Ella:
Yo misma. Verdad.
Él:
¿Y qué manos me calzaron las espuelas?
Ella:
Estas manos que son tuyas, pero que al verte quisieran quebrar las ramas azules y el murmullo de tus venas.
¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Aparta!
Que si matarte pudiera, te pondría una mortaja con los filos de violetas.
¡Ay, qué lamento, qué fuego me sube por la cabeza!
Él:
¡Qué vidrios se me clavan en la lengua!
Porque yo quise olvidar y puse un muro de piedra entre tu casa y la mía.
Es verdad. ¿No lo recuerdas?
Y cuando te vi de lejos me eché en los ojos arena.
Pero montaba a caballo y el caballo iba a tu puerta.
Con alfileres de plata mi sangre se puso negra, y el sueño me fue llenando las carnes de mala hierba.
Que yo no tengo la culpa, que la culpa es de la tierra y de ese olor que te sale de los pechos y las trenzas.
Ella:
¡Ay que sinrazón! No quiero contigo cama ni cena, y no hay minuto del día que estar contigo no quiera, porque me arrastras y voy, y me dices que me vuelva y te sigo por el aire como una brizna de hierba.
He dejado a un hombre duro y a toda su descendencia en la mitad de la boda y con la corona puesta.
Para ti será el castigo y no quiero que lo sea.
¡Déjame sola! ¡Huye tú!
No hay nadie que te defienda.
Él:
Pájaros de la mañana por los árboles se quiebran.
La noche se está muriendo en el filo de la piedra.
Vamos al rincón oscuro, donde yo siempre te quiera, que no me importa la gente, ni el veneno que nos echa.

Ella:
Y yo dormiré a tus pies para guardar lo que sueñas.
Desnuda, mirando al campo, como si fuera una perra, ¡porque eso soy! Que te miro y tu hermosura me quema.
Él:
Se abrasa lumbre con lumbre.
La misma llama pequeña mata dos espigas juntas.
¡Vamos!

Ella:
¿Adónde me llevas?
Él:
A donde no puedan ir estos hombres que nos cercan. ¡Donde yo pueda mirarte!
Ella:
Llévame de feria en feria, dolor de mujer honrada, a que las gentes me vean con las sábanas de boda al aire como banderas.
Él:
También yo quiero dejarte si pienso como se piensa, pero voy donde tú vas.
Tú también. Da un paso. Prueba. Clavos de luna nos funden mi cintura y tus caderas.

Ella: ¿Oyes?

Él: Viene gente.

Ella:
¡Huye! Es justo que yo aquí muera con los pies dentro del agua, espinas en la cabeza.
Y que me lloren las hojas.mujer perdida y doncella.
Él: Cállate. Ya suben.

Ella: ¡Vete!

Él: Silencio. Que no nos sientan.
Tú delante. ¡Vamos, digo!

Ella: ¡Los dos juntos!

Él: (Abrazándola) ¡Como quieras! Si nos separan, será porque esté muerto.
Ella: Y yo muerta.
Categoría: General - Publicado el 08-07-2016 10:18
# Enlace permanente a este artículo
Fuego en la piel
Otra vez su rostro impasible, una sonrisa amable pero esa mañana se la ve distraída, sus dedos teclean con rapidez pero de vez en cuando las imágenes se superponen encima de las tablas de excel, de los ratios, de las estadísticas las luces del concierto, el ruido, la música. Un mezcla de olores, de sabores…En ese momento estaba menos muerta….por un momento se dio el lujo de sentir…unas manos calientes rozando su antebrazo casi sin querer. El tumulto de la gente que la empuja hacia él. Una mirada, una sonrisa… pero no hay nada más que la música que la lleva, que la envuelve, elevándola. Viva por un momento. La noche se alarga. Cierra los ojos un instante, puede notar el toque de regaliz y chocolate de su cerveza negra. Otra vez él …mirándola….todo termina. El bullicio se va alejando en dirección opuesta. Puede que esta sea una de sus partes favoritas…recorrer las calles en soledad. Suenan pasos apresurados, él. Una charla banal y una boca que calla otra boca. El vértigo de sus manos explorando su piel. El tiempo acaba de perder su ritmo. La humedad de su boca recorriendo su pezones. El tiempo y el lugar se confunden sólo queda el fuego en la piel.
Comentarios (0) - Categoría: General - Publicado el 30-06-2016 12:09
# Enlace permanente a este artículo
Trozos de Magia de Luis Ramiro
Te regalo el Universo…
Es complicado ser feliz, tendremos que vivir en el intento, tendremos que intentar para vivir, …Quien diseño el atardecer, las olas de tu boca rompiendo sobre mi, el cielo de tu boca abriéndose ante mi, el beso que nos hizo sonreír, ven a mi, soy rico y te regalo el universo o una pequeña mariposa de papel. No sé donde estarás, cuando leas estos gritos, estos susurros, quiero ser libre encerrado en tu regazo, perderme en tu pelo, buscar la tranquilidad perdiéndome en tu espalda esperando el amanecer, mirando la luna de tus ojos, mirar tu cuerpo de mujer desnudo durmiendo regalándome una sonrisa en los ojos.

El roce de tu mano…
Te tengo a escasos centímetros de mi, mientras das vueltas a la infusión, me concentro en la pantalla de mi ordenador, y en mi mente la idea de buscar tus labios para besarte, tu mano se alarga y acaricia mi mentón, roza mi mejilla y mi corazón arde, un beso robado a tu cuello, y una nueva caricia en mi incipiente barba. Unos minutos, que parecen segundos, y las horas parecen minutos, pero el tiempo pasa tan despacio cuando no estas, cuando estoy esperando. Tu mano apretando mi mano mientras los kilómetros se amontonan detrás de nosotros, algo tan sencillo, algo tan feliz…

Tú eres perfecta…
Tus piernas son las estrellas de mi universo que me guían cuando me pierdo, las que me alumbran cuando me pierdo, tu boca tapando el frío, eres perfecta y aun así no te das cuenta, como el sol como la tierra, tus brazos son las alas de mi esperanza, tu sonrisa mueve el mundo, en esos ojos me hago el muerto y en tus dos labios llego al cielo, perfecto como la vida si es contigo como la muerte si es a tu lado, perfecta.

Mi ilusión por vivir…
Estoy buscándote, estoy esperándote, ven aquí, tú eres el viento y mi alimento, eres las estrellas de mi universo. Tenemos reloj y no tenemos tiempo. Suena un piano, contigo digo adiós al dolor, soy un idiota que espía en tu portal, soy un ciego que ve sombras sin la luz de tus ojos,

Soñarte…
No me pidas derechos de autor cuando sueñe contigo, cuenta estrellas conmigo viajemos a universos imaginables, abrazados alcancemos el sol, apago los ojos y cierro los sentidos, el inconsciente no entiende de bucles espacio temporales, en un ratito estaré en la playa de mi habitación y te encontrare entre el oleaje de mis sabanas, soñar pero soñar contigo.

Buenas noches princesa.
Categoría: musica - Publicado el 20-02-2016 01:26
# Enlace permanente a este artículo
Cuenta conmigo

1 tus ojos mirando al futuro
los míos sacando la lengua
2 son tus piernas de barro cocido
3 deseos concedidos
una noche de lluvia marrón
4 patas tiene el aire
tu alegría y mi corazón
5 dedos tienen las manos del vicio
6 balcones dan al precipicio que hay bajo tu escote
7 vidas gasté por mirar desde el borde
8 veces te quise mentir
9 de ellas te dije la verdad
10 no supe que decir

11 vientos que vienen del Norte
12 inviernos que espero por ti
13 días de buena suerte
si te encuentro de frente un 14 de febrero
habrá unos 15 regalos ,16 pares de besos para ti... para ti... para ti.

17 espejismos creyendo haber visto tu coche
18 reproches que me hago a mí mismo
19 días y 500 noches que tarde en aprender a quererte
20 abrazos sin remitente
21 esperanzas que se tiran del puente
22, 23, 24, 25 y 26... me planto en los años que tienes.

11 vientos que vienen del Norte
12 inviernos que espero por ti
13 días de buena suerte
si te encuentro de frente un 14 de febrero
habrá unos 15 regalos ,16 pares de besos para ti... para ti.

Luis Ramiro
Comentarios (2) - Categoría: musica - Publicado el 22-09-2015 01:00
# Enlace permanente a este artículo
El deseo
El deseo se dice del anhelo de saciar un gusto.
La agradabilidad que conmueve nuestros sentidos, sea por encauzamiento, o motivado por vivencias pasadas, o por neto reflejo corporal, ya sea por objetos materiales, por saber, por personas o por afectos.

El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio. La cadena causa-efecto que le corresponde es la siguiente: Emoción -> Sentimiento -> Deseo.
El deseo es una maquinación.

A cada deseo le precede un sentimiento, se puede decir que al deseo sexual le precede un sentimiento de atracción: Las normas sociales actuales hacen imposible que esta frase sea de uso cotidiano, sobre todo por el miedo al rechazo. No obstante, el deseo —sea del tipo que sea— y su satisfacción, forman parte de la naturaleza humana. Satisfacer los deseos de forma adecuada implica el uso de la empatía para evitar agredir, y en consecuencia, provocar respuestas violentas en personas que, adecuadamente estimuladas, accederían sin problemas.

El deseo, el desearte, el anhelar el tacto de tu piel junto a la mía, el simple roce de tus dedos despiertan sentimientos agradables, mi imaginación se dispara, mastica frases, un día tonto, y imaginas como continuaría la frase, besarte, follarte, caminar de la mano hasta el infinito, … tus dedos… deseo tus dedos, te deseo a ti…. Unas sábanas recién lavadas y tu cuerpo escondido entre ellas.
Comentarios (1) - Categoría: General - Publicado el 20-06-2015 01:54
# Enlace permanente a este artículo
Noche lúgubre
Es tarde, no importa, necesito escribir, necesito escribirte, …
Es de noche, las pocas luces de una pasarela sobre el frío y oscuro río me sirven de tenue iluminación, oigo el balbuceo del agua entre las rocas, el rumor constante de la gente, miro con desesperación mi móvil inerte, muerto, … esperando que con tan solo pensarlo, con desearlo con todas mis fuerzas vuelva a cobrar vida, vuelva a sonar tu voz…
Pienso muchas cosas, pienso lo mucho que te quiero, en cada sonrisa, cada palabra, cada proyecto, cada caricia, el roce de nuestras manos, el deseo contenido de besarte, el hombro sobre el que cargar mis penas e ilusiones diarias,

Miro el oscuro río bajo mis pies y me asalta la duda de que si me sumergiera en él quizá al salir estarías en la orilla, o el miedo a que si me dejo llevar por el río no volviese jamás a abrazarte.

Pasan los minutos, la ciudad se va calmando, la noche se hace más noche, te echo de menos siempre, incluso cuando estas conmigo.


A lo lejos suena música:


Siento paz en tu cuerpo y siento el viento por ti. Vuelo hacia tus besos. Te quiero siempre aquí.

No puedes decir que no, no puedes decir jamás, no debes pedir perdón, tan sólo: te quiero más.

Dolor que no puedo ver, ni siento cuando te vas, no puedes decirme adiós te llevo en mi caminar. Gritando que no me ves rezando por que tú vuelvas otra vez.

Duermo en ti y en tu fuego, muero al fin en tu mar, mi aire son ya tus versos, mi tierra es tu despertar.

No puedes decir que no, no puedes decir jamás, no debes pedir perdón. Tan sólo: te quiero más.

Tu voz es lo que me das, es dulce canción de amor que nunca podré cantar.

Dolor que no quiero ver, dolor que nunca se va. No puedo decirle adiós ni quiero decir jamás.

Tumbado al amanecer llorando por que tú vuelvas otra vez.

No puedes decir que no, te llevo en mi caminar. Rezando por que tú vuelvas otra vez.

Categoría: musica - Publicado el 13-06-2015 03:06
# Enlace permanente a este artículo
Déjame esta noche... soñar contigo,
déjame imaginarme en tus labios los míos,
déjame que me crea que te vuelvo loca,
déjame que yo sea quien te quite la ropa,
déjame que mis manos rocen las tuyas,
déjame que te tome por la cintura,
déjame que te te espere aunque no vuelvas,
déjame que te deje, tenerme pena.

Si algún día diera con la manera de hacerte mía,
siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día,
qué bonito seria jugarse la vida, probar tu veneno,
que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía.

Déjame presumir, de ti un poquito,
que mi piel sea el forro de tu vestido,
déjame que te coma solo con los ojos,
con lo que me provocas yo me conformo.

Si algún día diera con la manera de hacerte mía,
siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día,
qué bonito seria jugarse la vida, probar tu veneno,
que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía.

Déjame esta noche... soñar... soñar... contigo


Comentarios (2) - Categoría: musica - Publicado el 13-03-2015 05:08
# Enlace permanente a este artículo
Besos
Cinco de la madrugada, en mi movil resuena tu mensaje de que me hechas de menos, en mi boca el sabor de tus labios y en mi mano el leve roce de tu pecho.

Intento de concentrarme en el trabajo, en las proposiciones profesionales, procurando que no se perciban las ganas de abrazarte,…

De fondo Alan Poe y el amor junto al mar, amor al que los angeles del cielo le tenían envidia, dan paso a Rosana, y recuerdo una cancion de Joaquin Sabina que recuerda a la misteriosa viuda de luto
que sudó conmigo un minuto tres pisos en ascensor.

Me quedo escuchando a Rosana:
Besos de ternura, besos de niñez besos con sabor a la primera vez Besos castos, besos falsos, besos sin por qué pero coincidentes al anochecer Besos de promesas, besos llenos de tristezas besos que se besan sin querer Besos de Judas, besos con dudas pero que terminan sonriéndote *Besos que adornan los parques *con tantos romances de amor *besos alegres, sinceros, intensos y sin condición *Pero no te inquietes mi vida *que como tus besos no hay dos *porque el mejor beso es cariño *cuando nos besamos tú y yo También hay besos de madre y besos de casados besos que nos dan mientras nos dan la mano Besos cortos, besos largos, besos que una vez fueron a tu cuerpo al amanecer Besos juguetones, besos de ascensor besos que nos sirven pa pedir perdón Besos robados, besos calcados a esos locos besos de televisión –

ESTRIBILLO-(*) Y nos damos besos con calma, besos con el alma besos de añorar estar besándonos Besos con los ojos, besos color rojo besos de una noche de pasión Besos afines y besos


Comentarios (2) - Categoría: musica - Publicado el 13-12-2014 05:05
# Enlace permanente a este artículo
Ansiedad
Tenerte, sentirte, amarte, mirarte, besarte, desearte...

Esta noche de preocupación, incerdidumbre, no saber, no poder, estar cerca, no estar a tu lado,... silencio.

Larga noche de espera, una luz en forma de aviso me dice que estas bien,

Otra noche de espera ansiando sentir tu voz.
Comentarios (0) - Categoría: General - Publicado el 23-11-2014 22:51
# Enlace permanente a este artículo
© by Abertal