Arredor de Lámbrica


O cruceiro, a carballa e o pazo de Eiras
Carballa na entrada ao pazo de Eiras
Entre 1929 e 1932 editáronse unhas carpetas con información de pazos galegos. Na séptima da serie encontramos unha fotografía e un texto sobre un dos pazos de Eiras, chamado entre os veciños A Casa Grande. Reprodúcense algúns fragmentos nos parágrafos seguintes:

"En Eiras se encuentran tres pazos interesantes, entre ellos, y a la salida del pueblo, el de los Tizón, antiguo de Castro.

Da entrada al pazo una portalada almenada, portalada que se levanta en un ensanchamiento del camino, casi una plaza, a la que da sombra un roble varias veces secular, hermosísimo ejemplar que conservan y cuidan con verdadera veneración los dueños del pazo y los vecinos de Eiras. Un antiguo crucero, uno de esos cruceros gallegos, tan bellos y tan románticos, que tanto abundan en el país, sobre todo en las regiones y aledaños de la costa atlántica, centra la plaza.

El pazo fue, y aún es, un verdadero tipo de pazo en sus elementos y construcción, dispuesto con una escalera central que une las dos alas del edificio.

Este fue objeto recientemente de una desgraciada restauración en la que desapareció la escalera de piedra, la teja romana, sustituida por sistema exótico de cubierta, en la que fue hecho un torreón un tanto original, en la que se abrieron huecos inadecuados, y en la que el cemento, prodigado con poca estética, desnaturalizaron el pazo, sin hacerle perder su hermosa grandiosidad (...)

En cambio, se han sabido conservar muchas cosas y muy bien los jardines de mirtos y flores antiguas.

El pazo fue fundado en 1600 por Don Juan Vázquez de Castro, de la Casa de Sabariz y su oíslo, Doña Mariana Rodríguez de Camba, de la que no tuvo sucesión, y sí de Dona Ana Vázquez de Toubes, de la Casa de Outeiro de Riobóo, su segunda mujer".


O cruceiro, aínda visible a principios dos anos setenta, está desaparecido. A carballa, queimada a mediados do século XX, renovou, pero pola falta de coidados está a piques de desaparecer. O pazo, coas súas atrevidas reformas dos anos trinta, esmorece entre a vexetación. Se ninguén acude a pór remedio, o cruceiro, a carballa e o pazo non serán, en pouco tempo, máis que unha lenda.



BIBLIOGRAFÍA

MARQUÉS DE QUINTANAR, OZORES PEDROSA, X., CAO MOURE, J. Los Pazos Gallegos. Cuaderno VII. Editorial PPKO. Vigo. 1932.
Ver artigo: Luis Tizón e a Casa Grande de Eiras
Sobre el lugar de aparición del ara de Eiras
Ver O DESAPARECIDO CRUCEIRO DA CARBALLA DE EIRAS
Artigo publicado o 30-03-2015 16:05
# Ligazón permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Arredor da citania ourensá de San Cibrao das Las e Ourantes, do monte do Santrocado e do Castelo de Laias: deuses, mámoas, petroglifos, castros, xentes...

 Artigos destacados
 Outros artigos, blogues ou webs
 Procurar en Lámbrica

© by Abertal