Fontenla


Juapo, juapo non é... pero ten un pelaso!

Non imos dar pistas
nino.fontenla@gmail.com
 CLAS CON CLAS
 CON CRITERIO
 A REMEXER
 PESQUISAR BLOGS GALEGOS
 O PASAMENTO
 ANTERIORES

GARDENIA
Casi todos mis tíos abandonaron el hogar familiar siendo muy jóvenes. Uno de ellos lo hizo para ser marino mercante. Su primer viaje fue a Argentina. Cuando estaba en el puerto de Vigo, a punto de zarpar, su novia le colocó una gardenia en el ojal del uniforme. Y así partió, con un dolor perfumado en el pecho.

La flor soportó los envites de la mar en un tarro con agua dulce. Cuando mi tío regresó al Puerto de Vigo se conmovió ante la resistencia de la gardenia. Y la llevó a casa.

El recibimiento en el hogar fue enorme, y todos los parientes querían saber de su viaje, sus anécdotas, sus vivencias. Mi tío contó la historia de la gardenia y mi abuela, que nunca dio un esqueje por perdido, enterró el débil tallo en la mejor parte de la finca, sobre una tierra blanda y rica. Encima de la flor puso una botella de cristal abierta para que formase un invernadero a modo de incubadora. Y la gardenia echó raíces y fue creciendo. Y llegó un día en el que la simple flor se convirtió en arbusto. Y nunca había olido tan bien el camino.

Mi tío ahora está jubilado y la gardenia, después de treinta años se secó.
Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 23-05-2008 14:56
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO SIGUE DUDANDO
Ricardo Chorro ha engordado y ahora es tiempo de vacas flacas. Está solo en el despacho. No hay nada en los cajones de sus ex compañeros y ya se han llevado las sillas que quedaron vacías. Es momento de agarrarse los machos, sembrar respeto y cambiar de color cada día para aparentar indiferencia y comodidad.

La situación es como la del Titanic rodeado de icebergs pero sin nadie con galones en los hombros. La crisis sólo la salva el cambio climático. Ricardo Chorro duda. A ver si por lo menos adelgaza.
Disque (0) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 23-05-2008 13:13
# Ligazón permanente a este artigo
XORNALISMO
"... As tristuras, o drama, e as grandezas de hoxe pérdense mañá e ninguén se pregunta logo que foi o que pasou despois; o que realmente é a única pregunta interesante é a que posiblemete poida darnos unha resposta, e unha información do que é a vida. O xornalismo cultiva e abona os instintos máis baixos dos seus conxéneres: o sensacionaismo, as conclusións doadas, o resume superficial, o sentimentalismo falso e a crueldade egoista do intre. Canto máis sinxela resulta a descripción dun acontecemento, en branco e negro, en campos ben definidos onde se distingue en fermoso contraste o ben do mal, tanto mellor, tanto máis contentos os lectores e maior o número de exemplares vendidos."

De Vivir no fin do mundo, autora: Christina Lilliestierna.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 16-05-2008 13:17
# Ligazón permanente a este artigo
LA COCINA DE PICADILLO
Mi biblioteca es convencional. Unos trescientos volúmenes de menor o mayor calidad y de editoriales que todavía existen. Sin ninguna pieza de coleccionista. Libros apilados con el único orden del tamaño para aprovechar bien los huecos de las estanterías. Pero entre ellos hay un apequeña joya, o a mí me lo parece al menos, La cocina de Picadillo.

Es la quinta edición de esa obra y data de 1916. Mi abuelo materno, a quien llamaban Chuco de Vilas, la compró en 1934, cuando le encargaron ser el repostero/camarero del Comandante en la Escuela Naval de Marín. Tras la guerra, mi abuelo lo conservó. En las sobremesas leía a sus hijos algunos pasajes del libro, que combina recetas con parodias de cómo era la gente de entonces en Galicia y cómo se cocinaba. Cuando mi abuelo murió el libro estaba muy estropeado pero mi madre lo rescató y lo llevó a que lo encuadernasen con letras de oro, no podía ser de otra manera.

Así que ahora mi colección de libros ha ganado en lustre y ya no hay, sólo, libros que regalan los periódicos y ediciones que se pueden encontrar en cualquier biblioteca.
Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 14-05-2008 12:10
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO DUDA
Ricardo Chorro tiene dudas. Profesionalmente, nunca ha estado mejor. Cobra un sueldo bajo para su categoría actual, pero claro, nunca había disfrutado de tanta categoría. Está feliz porque nunca ha desempleado la labor para la que lo han contratado, una faceta nueva en su vida. Son ya tres meses de aprendizaje. Una escuela que, fuera de aquí, cuesta 6000 € y nueve meses. El jefe del departamento va a dejar el trabajo y con él sus dos compañeros. Total, el joven Ricardo Chorro se queda solo. Eso no le da miedo, lo que le asusta, son las opciones que se puedan barajar ahora. ¿Quién dirigirá el proyecto en el que está inmerso?, ¿qué posición será la suya en el nuevo tablero?, ¿debería abandonar el proyecto como los demás de su equipo? Son muchas las dudas que se ciernen sobre Ricardo Chorro y pocas las certezas. Ricardo Chorro no sabe qué hacer.
Disque (1) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 13-05-2008 18:00
# Ligazón permanente a este artigo
JOHN BALAN
Hai pouco morreu John Balan. As miñas lembranzas del non son moitas. Un día cruceume con el no autobús de Pontevedra a Cangas. Ía cunha chambra de gaseosas Xiada e unha gorra dos Yankees. Presumindo de heterodoxia, paradoxa e que lle dean polo cú a quen mire. O cinto de vaquiero e falando en inglés cun interlocutor que ninguén podía ver. En Loira había unha praza co seu nome. Espero que aínda estea alí. Era un curruncho pequeño, cun cartel co seu nome. Humilde, alleo á importancia deste home orquestra. Eu mireino pouco pola tele. Aínda así, resultame imposible de esquecer aquel “deixa a botella e pon na galega”. Non sei onde andará pero seguro que chegou xunto a San Pedro e estará facendo música a forza de petar na porta celestial. Unha de Sinatra, unha de John Balan.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 13-05-2008 17:14
# Ligazón permanente a este artigo
ZAPATILLAS VICTORIA
Yo tuve unas zapatillas Victoria. De hecho, tuve muchas. Las calcé y las sufrí. Pero fui afortunado. La llegada del estado del bienestar, mi afición al deporte y la generosidad de mis padres me permitieron calzar deportivos y olvidarme de las zapatillas Victoria.

Durante mi niñez había muchos adeptos a estas zapatillas que esgrimían argumentos mil en su favor. Eran cómodas, el pie transpiraba, se secaban pronto, por lo que no importaba que el agua del mar las mojase, y eran baratas. Para los mayores las zapatillas Victoria eran la panacea y sólo las superaban los chorlitos y las fanequeras. ¡Mentira puta! Para mí eran una tortura. Cuando caminaba por el monte con ellas, se llenaban de espinas de chumbera y de pinchos de tojo. Me salían rozaduras en los talones constantemente. A veces prefería caminar descalzo, fue la época en que descubrí lo caliente que puede llegar a estar el asfalto en verano. Los remates de los cordones se clavaban en el empeine dejando circulares marcas que te acompañaban todo el verano, fueron mis primeras escarificaciones. Pero lo que más me impresionaba de las zapatillas Victoria era que, pese a su simplicidad, resultaba imposible sacudir la arena de la playa. Pasaba un año y todavía encontrabas arena de las vacaciones en Canarias.

Pues bien, todos estos argumentos no son óbice para que, en los últimos tiempos, los pijos de España luzcan orgullosos sus zapatillas Victoria. Ninguno de ellos me ha explicado el porqué de tan extraña moda. Todavía me sobrecoge ver a uno de ellos con este calzado y una camiseta de Dolce & Gabbana. Sobre todo porque en mis tiempos, las zapatillas Victoria sólo hacían juego con camisetas de publicidad del Froiz.
Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 12-05-2008 13:00
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
(Blog vigilado por gitanos. Non se admiten devolucións de bragas nin sostillos. Textos e imaxes © Copyright Fontenla. Se publicas texto ou fotos miñas, fai favor e cita a fonte e o enlace ó blog.)

EspaInfo: buscador de España