Fontenla


Juapo, juapo non é... pero ten un pelaso!

Non imos dar pistas
nino.fontenla@gmail.com
 CLAS CON CLAS
 CON CRITERIO
 A REMEXER
 PESQUISAR BLOGS GALEGOS
 O PASAMENTO
 ANTERIORES

MEDALLA DE BRONCE
Yo tuve un profesor cuyo método pedagógico se basaba en dar buenas hostias. Cualquier desorden en la clase, cualquier comentario en voz baja, a él le valía de excusa para sacar a pasear sus manazas. Un día sentí miedo cuando a un compañero le marcó los tiempos, como haría un buen púgil. El joven, corpulento, se tapaba con sus brazos y el cabrón del profesor le amagaba por un lado para soltarle el golpe por el flanco descubierto. Aquel día me costó tragar saliva, me percaté de que ese hombre sabía lo que hacía, sabía golpear. Otro día presencié como le propinaba siete bofetadas a un alumno, consecutivas. Cada torta sonaba en el aula con estruendo y a cada golpe los sesenta kilos de estudiante giraban de un lado a otro con espanto sobre un taburete que amenazaba con dejarlo caer al suelo. Nos quedamos todos callados. Aquello no formaba parte de la escuela.

Un día en clase me atreví a decir que lo que había dibujado el profesor en el encerado era un garabato. No sé por qué lo dije y no sé por qué no recibí su castigo como otros. Noté un repentino calor al ser consciente de mi apreciación, comencé a sudar y no me calmé hasta que sonó la sirena que daba por finalizada la clase.

Ya en la universidad me enteré de que le había sido otorgado un premio a una reconocida asociación de la ciudad. Pude ver la gala por la televisión. Atónito, presencié en la distancia cómo aquel infausto profesor recogía la medalla de bronce de la comunidad. Ese mismo año también hubo medallas para Álvarez Cascos y Loyola de Palacio en un acto pomposo e hipócrita. No recuerdo algo tan injusto. Las manos que habían maltratado a muchos alumnos menores de edad, sostenían un galardón público de gran importancia. Que yo sepa, el profesor sigue instruyendo a estudiantes con su método pedagógico.
Disque (3) - Categoría: Crónicas - Publicado o 29-03-2011 19:20
# Ligazón permanente a este artigo
PAPILLON
Un, dos, tres y medio…
Un dos tres y medio…
El espacio en el que me consumo.
Con poca luz en la celda,
barrotes en la puerta de acero
y unas rendijas en el techo desconchado.
Una ración completa de soledad.
Una tortura, un desastre.
Ropa roída y odio que roer.
Amargura sobre la que sostenerse.
El único sustento para un presidiario en vida.
Muerto de dolor y poco que vivir.
Disque (0) - Categoría: Verbas - Publicado o 26-03-2011 10:47
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
(Blog vigilado por gitanos. Non se admiten devolucións de bragas nin sostillos. Textos e imaxes © Copyright Fontenla. Se publicas texto ou fotos miñas, fai favor e cita a fonte e o enlace ó blog.)

EspaInfo: buscador de España