Fontenla


Juapo, juapo non é... pero ten un pelaso!

Non imos dar pistas
nino.fontenla@gmail.com
 CLAS CON CLAS
 CON CRITERIO
 A REMEXER
 PESQUISAR BLOGS GALEGOS
 O PASAMENTO
 ANTERIORES

NO PUDE EVITARLO
Habló la Galicia votante. El setenta por ciento de los gallegos que podían votar ejercieron su derecho. El PP cosechó mayoría absoluta. Su victoria es incontestable. Espero que Feijóo no sea como Fraga ni tampoco como Baltar, a pesar de que el ya presidente de la Xunta se desenvolvió como conselleiro en tiempos de Don Manuel.

El último martes de febrero deposité mi voto en la oficina de correos con la esperanza de que llegase a tiempo y en buen estado al colegio público de A Torre. Dos días después recibí un SMS firmado por el PSOE “Si tú no vas el PP vuelve. NO TE CONFÍES. PÁSALO” ¿Por qué saben que mi número de móvil pertenece a un votante gallego? ¿Quién se lo ha proporcionado? El asunto de la protección de datos y el uso que de ellos hacen las empresas cada vez es más telúrico. Mi jornada de reflexión transcurrió tranquila, en un cumpleaños. Ya había votado, no tenía nada en lo que reflexionar y no me esperaba semejante resultado. Así que el domingo encendí el televisor y desde las ocho de la tarde hasta el final nada cambió. Zapeé constantemente para encontrar divergencias de resultados en otros medios pero sólo me topé con Isabel San Sebastián en Telemadrid argumentando (es un decir) que el bipartito había sido un gobierno nacional socialista. Me pregunté, retóricamente, cómo es posible que esta señora pueda decir semejantes exabruptos en una televisión pública. La realidad regresó, de golpe, con las declaraciones de Touriño y Quintana. Ambos grises, ambos tristes. Luego llegó el turno de Feijóo. No dijo nada nuevo. Me pregunté, retóricamente, por qué los políticos gallegos hablan tan mal el gallego. Ya estaba todo hecho. Galicia pidió mayoría absoluta popular. No creo que las mayorías absolutas sean positivas. Veremos qué ocurre en cuatro años.

El día después reflexioné sobre el futuro. La prensa ya informaba de que las primeras líneas de gestión abarcarían los ámbitos del concurso eólico (el mayor de Europa) y la política lingüística. Me preocupan los megavatios, qué van a hacer con ellos y a quién beneficiará su distribución. Estaría bien que una región con tanto superávit eléctrico no sufriese apagones con la misma frecuencia que hasta ahora. Que los megavatios que crucen el Padornelo reviertan en redes dignas y prevengan colapsos como los ocurridos en el noroeste tras las navidades. Es lógico que las grandes eléctricas se enriquezcan pero quizás sería bueno pensar en la tierra que genera tal riqueza. A la mente me vinieron las galescolas. ¿Qué pasará con ellas? Por ahora, parece que serán escolas infantís. Espero que no se conviertan en guarderías privadas con comedores atestados de filetes de panga.

Feijóo cambiará de coche. Anuncia que se desplazará en un automóvil construido en Galicia. Y con él atravesará la A9, la arteria principal de la comunidad. Una vía cuya concesión pertenece a Sacyr que, a día de hoy, está más cerca de Estados Unidos que de Galicia o España. Quizás un Chrysler sea más apropiado que un Citröen. Y más si se cumple el compromiso del antiguo gobierno de aumentar el ancho del puente de Rande. También pienso en el AVE. La coincidencia de gobiernos socialistas en Madrid y Santiago acarreó que se primasen las líneas Madrid-Málaga y Madrid-Barcelona en detrimento de la conexión gallega. Salvados estos dos escollos, la promesa de Ferraz y Touriño era firme (se supone), AVE en Galicia en 2012. Los gallegos nunca sabremos si ese juramento caería en saco roto. Pero seguro que somos muchos los que nos preguntamos cuándo llegará la alta velocidad a las ciudades gallegas. Ahora que el gobierno central y el autonómico no son del mismo signo político, cruzo los dedos para que el TALGO no se perpetúe en nuestros caminos de hierro. Con BNG y PSOE en el poder, tanto en la comunidad como en la alcaldía de Pontevedra, se han dado pasos importantes para suprimir la concesión a ENCE y cambiar la fábrica de celulosa de ubicación. Una circunstancia que afecta a dos de las comarcas más densamente pobladas de Galicia. Echar marcha atrás sería un error. Quizás el futuro gobierno debería comulgar con una decisión que nunca aceptó ni gobernando ni en la oposición.

El bipartito no supo qué hacer con el mausoleo de Don Manuel. ¿Y Feijóo? ¿Podrá arreglar el desaguisado que comenzó su partido en el Monte Gaiás? ¿Podremos los gallegos utilizar la Casa de la Cultura sin sentir vértigo presupuestario? La pelota ha vuelto al tejado popular. Como la adecuación del voto emigrante o la seguridad en los corredores marítimos. Asignaturas pendientes de los tres principales partidos gallegos. Sería un éxito que el PP prosiguiese la política iniciada por el bipartito en el rural, y también que se consolidase el tan ansiado clúster lácteo o el entendimiento entre Caixanova y Caixa Galicia. Son muchos los temas a tratar. Muchos importantes, algunos preocupantes. Galicia apuesta por Feijóo, hoy. Igual que lo hizo ayer por Touriño y Quintana. Tomen nota. Yo sólo espero, lacónicamente, que trabajen por Galicia.

Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 04-03-2009 13:39
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
(Blog vigilado por gitanos. Non se admiten devolucións de bragas nin sostillos. Textos e imaxes © Copyright Fontenla. Se publicas texto ou fotos miñas, fai favor e cita a fonte e o enlace ó blog.)

EspaInfo: buscador de España