Fontenla


Juapo, juapo non é... pero ten un pelaso!

Non imos dar pistas
nino.fontenla@gmail.com
 CLAS CON CLAS
 CON CRITERIO
 A REMEXER
 PESQUISAR BLOGS GALEGOS
 O PASAMENTO
 ANTERIORES

EL MEJOR ESCRITOR DEL MUNDO
Yo conocí al mejor escritor del mundo. Aquel hombre redactaba de noche notas sueltas en libretas blancas sin rayas. Lo hacía encerrado, alejado de cualquier presencia humana. Sé que soy el único que ha leído de su pluma, un privilegiado escogido por los caprichos del azar. El mejor escritor del mundo escribía con fruición, como la ama de casa que pretende desinfectar el fregadero con su estropajo. Redactaba por puro placer y por ingrata necesidad. Yo observaba su día a día ajeno a su escondido secreto. Él nunca permitía que nadie leyese sus textos sencillamente porque nadie sabía que escribía y, en consecuencia, nadie le pedía que le dejase leer sus líneas.

El mejor escritor del mundo trabajaba de jornalero y no necesitaba mostrarle a nadie su arte. Él sabía que era bueno y el papel también. Con eso bastaba y eso era suficiente. Descubrí su secreto de manera fortuita. Estaba escrito que así debía ser. Uno de los folios que rellenaba de noche acabó alojado en el bolsillo del mono de faena. Durante la jornada siguiente y debido al polen del maizal, estornudé. El mejor escritor del mundo me ofreció un pañuelo con sus recias manos de labrador. Junto con el pañuelo se arrastró el pedazo de papel en el que había escrito la noche anterior. Comencé a leerlo y él no me detuvo. Al finalizar, se lo devolví y le felicité. Él sonrió con cierto rubor y siguió trabajando.

Ahora que él sabe que he leído de su literatura, me ofrece alguna cuartilla emborronada, de vez en cuando. Sé que lo hace para que yo disfrute pero, desde que sé su secreto, su prosa ha decaído y sus versos no son tan precisos. Ahora redacta para mí y la pluma y el papel ya no son los mudos testigos de su talento. Ahora redacta pensando en el beneplácito de su lector y no por puro placer e ingrata necesidad. Hubo un tiempo en que conocí al mejor escritor del mundo. Ya no sé quién es.
Disque (4) - Categoría: Relatos - Publicado o 22-10-2009 15:49
# Ligazón permanente a este artigo
PIROTECNIA
Aquela mañán despertámonos cun cheiro novo. O aire fedía a quentura e a gasoil. Non se falaba doutra cousa no pobo. Un barco estranxeiro encallara nas illas. Meu irmán e máis eu rematamos o almorzo e baixamos ata o colexio. Era o único que te permitían facer. Da casa ó colexio e do colexio á casa, coa única salvedade dos domingos, cando había que ir a misa. Eu nunca estiven dacordo con iso e notaba dentro de min o que os maiores chamaban rebeldía.

Aquel día a curiosidade era máis forte que a obriga así que collín a man de meu irmán e camiñei con el rumbo a Donón. Cada paso que daba aumentaba a miña curiosidade pero tamén o medo ás represalías da miña nai cando algunha veciña parloteira lle contara que o seu fillo non fora a clase ese día. Intentei quitarme da cabeza eses pensamentos con cada zancada. Afastar da miña testa o medo de quen sabe que está a facer algo mal. Camiñamos apurados durante un bo treito, subindo e baixando costas e apartando do noso camiño as silvas e fentos que poboaban as corredoiras. Conforme avanzabamos, o cheiro e o fume facíanse máis notables. Meu irmán seguíame como o fan os irmáns pequenos, sabedores de que a responsabilidade e o castigo sempre cae no lombo do maior. E camiñamos.

Chegamos a Cabo Home, a mellor atalaia para contemplar o espectáculo. Velaí estaba, o Polycomander. Ardendo e levantando faíscas. Desafiando o meu coñecemento de rapaz, ardendo na auga como se o lume non sucumbira ante a forza do mar. O fume espeso que mudaba de dirección co embite do vento. E as Illas Cíes que permenacían quedas, sen afastarse do lume, coma se non lle queimara. Pensei nas fogueiras de San Xoan e en poñerlle un barco enriba para o próximo ano. Meu irmán e máis eu sentámonos nuns penedos e ficamos alí todo o día, coa mirada meiga. Foron os meus primeiros fogos artificiais.

Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 22-10-2009 12:03
# Ligazón permanente a este artigo
LAVADO EN FRÍO PARA ROPA DE COLOR
Hubo un tiempo en el que acostumbraba a viajar tanto como podía. Aprovechaba la hospitalidad de mis amistades para alojarme en sus viviendas con el único precio de un regalo a modo de bienvenida y una cena de despedida. Así lo hice durante varios años y ningún amigo se quejó o, por lo menos, no me comunicó su queja. Hasta mi viaje a Brujas. Allí me alojé en casa de Anna, una chica más joven que yo que vivía con la única compañía de un hurón. El animal se llamaba Buddy y era el postrero recuerdo de una relación que no había prosperado. La novia de Anna se fue y mi amiga se quedó con su mascota.

En Brujas, además de conocer su estilizado casco antiguo, descubrí el penetrante olor a miel que desprenden los hurones, sus afiladas uñas y su gran habilidad para refugiarse en cualquier agujero. Más de una vez me encontré a Buddy escondido en mi maleta, en la cesta de la ropa sucia o en el interior del horno. Todo un presagio de lo que iba a suceder.

Con la mejor intención de ayudar a mi anfitriona, decidí hacer una colada. Mientras acomodaba la ropa en el interior de la lavadora, escuché el ruido de la llave en la cerradura. Era Anna que regresaba de su trabajo como teleoperadora a tiempo parcial con contrato por obra. Acudí a saludarla y seguí llenando la lavadora. Bastaron veinte segundos para que el hurón, sin que nos diésemos cuenta ninguno de los dos, se alojase en el tambor de la AEG. Fue Anna la que eligió el programa, lavado en frío para ropa de color.

Aquella misma tarde abandoné Brujas ajeno a la tragedia. Me embarqué en un vuelo de bajo coste de vuelta a mi península. Durante el viaje apagué mi teléfono móvil y no pude recibir las llamadas de la que nunca más volvería a ser mi amiga. Fue Anna la que descubrió el cuerpo empapado y frío de su hurón en el interior de la lavadora.
Disque (2) - Categoría: Relatos - Publicado o 05-10-2009 18:28
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
(Blog vigilado por gitanos. Non se admiten devolucións de bragas nin sostillos. Textos e imaxes © Copyright Fontenla. Se publicas texto ou fotos miñas, fai favor e cita a fonte e o enlace ó blog.)

EspaInfo: buscador de España