Fontenla


Juapo, juapo non é... pero ten un pelaso!

Non imos dar pistas
nino.fontenla@gmail.com
 CLAS CON CLAS
 CON CRITERIO
 A REMEXER
 PESQUISAR BLOGS GALEGOS
 O PASAMENTO
 ANTERIORES

FULL ALBUM
Perspectiva. Todavía me sigue sorprendiendo la capacidad de algunas personas para olvidar la perspectiva. Desde qué punto de vista uno tiene razón o no. Desde qué punta de vista uno actúa de una forma u otra. En la vida todo es perspectiva. Metas.

Medios. La capacidad de ejercer liderazgo no está al alcance de todos. Hay muchos líderes de pacotilla que pronto dejan de serlo. Pero, cuando las cosas se ponen mal, cuando de verdad hay un problema, todo el mundo mira a la misma persona. Con el título de líder o sin él. Porque todos saben quién es la persona que hará que el problema deje de serlo. Todos saben quién observará el problema con la suficiente perspectiva. Quien tendrá miras. Metas.

Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 15-08-2013 15:13
# Ligazón permanente a este artigo
RODRIGO RATO VS. PUYOL
No sé por qué se me han venido a la cabeza los dos personajes así, a la vez. Puyol, todo casta y pundonor, y Rodrigo Rato, ese gestor de ministerios, efemeis y banquias. Un día coincidí con el segundo cuando ya era jefazo de Caja Madrid. Fue en La Riviera, una sala de conciertos de Madrid. Cantaba y tocaba Jamie Cullum. El público estaba esperando a que llegase el solista cuando apareció escurridizo por un lateral el político y gestor, la quintaesencia del saber económico social. Se arrastró entre las tinieblas de la penumbra de los focos hasta una especie de palco. Allí le obsequiaron con una copa y, desde tan privilegiada atalaya, observó el concierto.

Con Puyol nunca he coincidido aunque coincida con él en casi todo, menos en ser del Barça. Pero como digo, los dos se me han venido a la cabeza por sus respectivas lesiones. Puyol se perderá la final de Copa del Rey y la Eurocopa y Rodrigo Rato ha dejado que el Estado lesione una vez más a los contribuyentes con la nacionalización de Bankia (que antes había sido privatizada). “El primer banco de la nueva banca”, era el eslogan de tan ambicioso proyecto. Una mierda pa tós, tendrían que haber dicho.

Me imagino a Puyi y a Rato en el ring, cada uno en su rincón y bien equipados. Con calzón blaugrana y más rizos que Bisbal, Carles Puyol. En la otra esquina, con traje oscuro y coche oficial, Rodrigo Rato. Comienza el combate y se atisba quién puede ser el vencedor. Pero el cabrón de Rodrigo aguanta un rato, si se me permite el chiste. Ya se sabe que es un fulano de recursos y triquiñuelas legales de todo tipo. Que se las sabe todas el puñetero y hasta en sueños te saca un amigo con poderes para crear un decreto ley, comprar al árbitro y pegar golpes bajos. Pero el Puyi tiene oficio y a casta no le gana nada. Que si castiga el mentón, que si golpea los riñones, así asalto tras asalto. Al final, para mi regocijo, Rodrigo besa la lona y se queda pegado al suelo de por vida, como el oso al madroño. Puyol le ha dejado la cara blaugrana. Se ha hecho justicia.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 10-05-2012 17:14
# Ligazón permanente a este artigo
THE KING OF THE JUNGLE
Es que te lo ponen a huevo. Uno se levanta por la mañana y mientras se hace el café se le cae una cuchara en el pie y, claro, con la mente aún en duermevela, te acuerdas de Froilán, de su tiro en el pie, del pobre Marichalar que es el cabeza de turco de la monarquía. Piensas en si hace falta tener catorce años para manipular una cuchara de café de este calibre. En fin, esas cosas con que amanece uno antes de consultar si el borrador de hacienda te da a devolver (el desayuno, se entiende). Cosas de niños que diría Sofía.

Enciendes el ordenador y, como eres un tío de este siglo, informado, consultas tus redes sociales y las cabeceras de referencia. Te percatas de que hoy, 14 de abril, es el día en que se proclamó la Segunda República y, mientras untas de mantequilla (poca que hay que ahorrar) tu tostada de pan Bimbo de marca blanca, te encuentras con la noticia del día: el Rey será operado de la cadera. Se ve que de tanto apretarse el cinturón se la ha roto o que se cayó de la cama de tantas vueltas que da, desvelado, pensando en el paro juvenil. Pero no, resulta que ha estado en Botswana. Lo primero que he hecho yo es ir al mapa y comprobar dónde se encuentra semejante país. Botswana es un paraíso para los aficionados a la caza mayor donde se puede disfrutar de un safari de lujo en parques nacionales y disparar a leopardos, cebras, jirafas y demás animales salvajes. Abatir un elefante cuesta 37.000€ y hacer lo propio con un búfalo baja a 23.000€. En ello andaba Juan Carlos, feliz y relajado, cuando sufrió el percance de una caída. Como España es un país de Champions League, en diez horas ya estaba el monarca de regreso a Madrid e ingresado en el hospital San José, que digo yo será de los buenos. La operación ha durado más de cuatro horas y se le ha implantado una prótesis de cadera. Todo ha salido bien, según fuentes médicas.

Seguro que en los próximos días nos bombardearán los medios contándonos que además de participar en un safari, el Rey estuvo cerrando con varios países africanos un cuantioso contrato con el que España construirá alguna presa, algún AVE o algo por el estilo. Una obra de estas grandes que nos ayudará a sacar el cuello del agua. Que el rey no sólo dispara, el rey también firma acuerdos trascendentales para FCC, Ferrovial, Acciona o Sacyr.

Ya me lo han dicho en mi último trabajo, del Rey y del Papa, nada de chistes. Pero es que te lo ponen a huevo. La de cosas que pasarán sin que los súbditos nos enteremos porque no ha pasado nada. La realidad es que tenemos a dos Borbones en el hospital, privados ambos de andar y privados los dos hospitales.

PD: La foto es de Rann Safaris, que se ha apresurado a quitarla de su web.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 14-04-2012 15:31
# Ligazón permanente a este artigo
PETATE
Varios quilos de laranxas dunha laranxeira de máis de cincuenta anos. Unha caixa chea de aguardente branca, tostada, de herbas e licor café. Varias latas de chandarmes, varias latas de bonito. Mexilóns e tomate en conserva. Empanada de mazán, roscón e biscoito de meu padriño. Marmeladas de laranxa, peladillo e mazán feitas por miña nai. Calacú troceado. Ovos das galiñas da miña avoa. Dous polvos e peixe, moito peixe de Gran Sol.
Disque (2) - Categoría: Relatos - Publicado o 11-04-2012 16:30
# Ligazón permanente a este artigo
TIROS LIBRES #3
¿Quién está detrás de esa campaña orquestada en contra del bidé?
Tres trajes tristes, amiguito del alma, dejan a Valencia como un erial.
Tengo la sensación de que Miguel Ríos lleva una década despidiéndose de los escenarios.
Una de las cosas buenas que tiene Madrid es que te puedes cruzar con María José Cantudo vistiendo chándal en El Corte Inglés de Sol.
Cuando veo un mitin político no puedo evitar acordarme de los cantantes en playback.
Siempre he rechazado trabajos en los que mi físico estaba por encima de mi talento.
Sara sopesa dejarlo con Iker para evitar encasillarse.
Fidel Castro me ha dicho en sueños que ron con cola cubalibre.
Sesudos estudios han dejado claro que el futuro del porno está en manos de sus seguidores.
La ducha sigue siendo el mejor templo de la meditación.
Desde que calzo zapatillas rojas la gente se fija mucho en mis pies.
Lo conceptual es al arte plástico lo que el vale tudo a las artes marciales.
La mayor barrera arquitectónica es salir a la calle en busca de empleo.
El ministro Wert está en todos nuestros teclados (si no me crees mira el tuyo).
Manolo Escobar es el Johnny Cash español.
Es tan culpable el juez que se deja sobornar como el banquero que le extiende el cheque.
Al microondas lo carga el diablo, al tiempo.
“Belén Esteban lleva prótesis PIP” ya es un titular de la sección de cultura.
A veces me siento tentado a dar la cagada por respuesta.
¿Por qué las letritas de la Orejita de Van Gogh son siempre en diminutivo?
Con tanto amor no tengo tiempo para el trabajo.
Disque (0) - Categoría: Tiros Libres - Publicado o 18-02-2012 12:28
# Ligazón permanente a este artigo
VIAXES E EXCURSIÓNS
O día que ibamos de excursión sempre era unha xornada feliz. A noite de víspera era complicada e custaba topa-lo sono. Dabas voltas na cama sen conseguir acougar e levantávaste canso pero cheo de enerxía. Paradoxas dos corpos cativos. A mochila dese día estaba ateigada de cousas e pesaba case tanto coma cando levabas a morea de libros que había que carrexar da casa á escola e da escola á casa. Pero a carga do día da excursión era diferente. Levábase comida, algún caderno para as anotacións e moita ilusión. As primeiras viaxes no colexio foron sempre a unha fábrica de lácteos. Alí mirabamos como se facía o queixo, os iogures e como empaquetaban o leite. Nunca me gustou o cheiro daquel sitio pero, polo menos, ó rematar o día, levabamos cadanseu cacaolat para casa.

Outra excursión das boas era visitar as Illa Cíes. Un monitor contábanos todo o que había que saber das gaivotas, cormoráns e araus. Cando un se arrimaba demasiado a un niño, a gaivota propietaria reaccionaba cun forte pitido, despois cagaba e, se iso non funcionaba, atacaba co seu piteiro. Tamén topabamos algún arleirón que daba pé a que eu fantasease sobre a tamaño dos lagartos que había no chouzo da casa de O Hío.

Eran viaxes bonitas, cheas de anecdotas e de xelados no final da tarde. Eran días longos, case sempre en maio. Días de mangas curtas e ilusións infinitas. Sempre había alguén que metía a pata pero case todos nos portabamos en condicións. Nunca faltou ninguén cando había que subir ó autobús de volta e as maiores feridas eran catro rasguños nas mans ou nos xeonllos por unha caída nas pedras.

Non me podo imaxinar agora como han de facer os mestres que levan nenos de excursión. Non me quero poñer na pel deles. Miro os nenos na rúa, o seu comportamento, e non topo valentía para ser o monitor dun grupo deles. Aínda así, seguro que as cousas van para mellor. Estou convencido de que nuns anos terei que tragar estar verbas.
Disque (2) - Categoría: Crónicas - Publicado o 25-01-2012 14:32
# Ligazón permanente a este artigo
TERRAZA DE PLAZA
Unos hippies menean sus bastones mientras un cachorro de destino incierto les mordisquea los cordones de los deportivos. Un camarero filipino echa de una terraza a un indigente que pide cigarrillos, vestido con la camiseta amarilla que El Corte Inglés hizo para las jornadas mundiales de la juventud católica. Un conocido actor de series de romanos pasea de incógnito su vestimenta juvenil sin que nadie se percate de su presencia. Una unidad móvil de Telemadrid abandona la plaza donde, seguro, ha realizado la enésima conexión en directo sin trascendencia. Un negro gordo descansa bajo el plátano de sombra con la camiseta de la Real Sociedad de San Sebastián y la paciencia de quien sólo espera de la vida que caiga un coco. Un niño de unos cuatro años moja patatas chips en un zumo de melocotón supervisado por su madre. Yo escribo sobre una mesa de aluminio con pretensiones de zinc, simplemente.
Disque (2) - Categoría: Crónicas - Publicado o 07-11-2011 14:30
# Ligazón permanente a este artigo
A COMER GAÑAMOS NÓS
- Non hai como o noso, Muchiña.
- Xa che digo eu.
- O peixe, da ría e se non, de Gran Sol.
- Que razón tes, o de fóra non sirve. Todo é fango e non ten sabor.
- As sardiñas, do xeito.
- E que non estean molidas.
- As mazáns, da miña maceira.
- E os pesegos, do meu pesegueiro.
- Sonche lamar de dulciños. Desfanse na boca.
- ¿E os tomates?
- Teño uns que pasan do kilo.
- ¿E as butefas?
- Hai unha vintureira que a tivemos que apañar entre dous e con carretilla. Eiche dar un anaco se queres.
- Claro que quero que así fágo unhas chuliñas.
- Que boas están!
- E engólense de seu.
- A verdá e que fame non pasamos.
- Habendo pra facer unha empanada.
- De rincha, de croques, de maruca...
- Ata de xurelo, se queres.
- Cun bo rustido e fariña do forno xa tes pra unha comida sabrosa.
- E unha fecha de viño.
- Darrente a parede.
- Pero comendo algo pra que non sente mal.
- A mín nunca me fixo.
- Porque ti tes corpo.
- E ti tes saque.
- Non hai como o noso, Muchiña.
- Xa che digo eu.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 30-09-2011 12:08
# Ligazón permanente a este artigo
CASQUERÍA
Siente la necesidad de bajar a un bar. Siente la necesidad de beber alcohol. De ver gente pasar a su lado. De no sentirse solo. Aporrea el ordenador. Antes le gustaba imaginar que el teclado era como un piano. Ahora, se ha convertido en metralleta.

Le duele una muela. La enjuaga con el alcohol de su cubata. No da resultado. Acabará borracho de disciplina. Buscando un kebab en la noche para matar el gusanillo de sus ganas de adelgazar. Pertenece a algo sórdido. Por eso descuida su cuerpo entre colesterol, tabaco y alcohol. Por eso torturaba a lagartijas, lagartos y pájaros en su más tierna infancia. Por eso es carne de delito. Por eso se golpea las sienes y se arranca los cabellos hasta hacer sangre cuando se enfada. Por eso se descontrola en los peores momentos. Por eso se arranca la muela con unos alicates manchando su metralleta de sangre y saliva.
Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 17-09-2011 15:47
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO Y LOS PENSAMIENTOS (QUE TAMBIÉN SON UNA PLANTA)
Ricardo Chorro espera con expectativa la llegada del Papa. Quizás sea Benedicto XVI el único capaz de hacer sombra a la prima de riesgo, una chica de la que todos hablan sin conocerla, a la par que los mercados la penetran por todos sus orificios.

Ricardo Chorro tiene la tarjeta de fidelización del VIPS aunque, en realidad, no vaya mucho por allí porque no dan gotas con el café. Ricardo Chorro contempla atónito el mostrador de bienvenida del establecimiento, donde reposan varios libros del pontífice y del pontífice predecesor, fallecido ya el hombre un poco antes de la fumata bianca. Ricardo Chorro piensa en el Opus Dei y en la Legión de Cristo y lamenta no haberse granjeado ninguna amistad miembro de tales congregaciones y agenciarse un cómodo carguito de nueve a tres con tickets de restaurante gratis.

Ricardo Chorro sabe que ser íntegro es duro y, a veces, escuece. El precio de la moral bien entendida pasa por el sufrimiento del carpe diem impuesto por hacienda y no por propia voluntad. Ricardo Chorro piensa sesudamente que está pensando frases muy largas y, mejor que dedicarse al Papa, se va a ir a regar los pensamientos de su patio interior.
Disque (1) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 10-08-2011 16:55
# Ligazón permanente a este artigo
TIROS LIBRES #2
En este país sobra talento, es el axioma del improvisador.
Un restaurante que lleva poco tiempo abierto y cierra en agosto es un negocio que apesta a cadáver. Un restaurante que lleva años abierto y cierra en agosto es un señor restaurante.
Confieso que encendí un pitillo en un disco de freno.
Si el golf es un deporte, ¿los obesos son atletas?
La España de hoy recuerda a un líquido espeso de color amarillento o verdoso, segregado por un tejido inflamado, y compuesto por suero, leucocitos, células muertas y otras sustancias.
Nos la han colado con la TDT.
¿Por qué Francisco Camps estaba sentado en uno de los palcos de la Caja Mágica (a la derecha de Florentino Pérez) viendo el quinto partido de cuartos de final de la Euroleague de baloncesto?
Se busca colaborador para radio, imprescindible buena presencia.
En las inmediaciones de un hospital o de un parque infantil, ¿es más peligroso el humo de un cigarrillo o el tubo de escape de un todoterreno?
Sergei no era homosexual a pesar de su nombre.
La camarera siempre es la chica más observada del local.
Para enhebrar la aguja (o hacer cualquier trabajo de precisión) es imprescindible retorcer la lengua.
¿Por qué gustan tanto los sintetizadores ochenteros?
Cuña de radio oída en Zamora: “Se acerca el frío y en ferreterías Clemente ya puedes comprar tu motosierra”.
Todo es mentira y en la tele más.
¿Por qué en lugar de prohibirnos fumar, no se nos permite trabajar?
Los únicos que ganan en un concierto benéfico son los artistas que se promocionan de gratis.
Cuando salgo a mi patio interior me brotan peladilleiros en el alma.
Últimamente no salgo de mi asombro (ni de mi casa).
La empresa de José Luis Moreno y el Pentágono no aparecen en Google Maps.
Debería existir una configuración para no acceder a las redes sociales bebido #meterlapata.
Disque (2) - Categoría: Tiros Libres - Publicado o 14-04-2011 18:06
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO, APERCIBIDO.
Ricardo Chorro vivía feliz e ignorante pensando que el cruising era cosa de adolescentes que decoraban las paredes de sus dormitorios y las páginas de sus carpetas con pósters de Tom Cruise. Pero la realidad erecta le abofeteó las nalgas en los baños públicos de una estación de tren. La perplejidad inundó a Ricardo Chorro que dudó entre girarse inquisitorio o salir corriendo ocultando el rostro y la vergüenza. Ricardo Chorro optó por lo primero confiando en que hacía lo correcto y pensando en poner a salvo la integridad de su trasero. Desde entonces vigila su retaguardia y sólo orina en habitáculos con cerrojo.
Disque (1) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 13-04-2011 14:34
# Ligazón permanente a este artigo
NICOTINA BARATA
Ayer vi a un hombre recogiendo chustas en la calle. Ya no me acordaba de esa palabra, la chusta. El trozo de pitillo que todo fumador desecha, salvo los adolescentes de antes y los vagabundos de siempre. La última calada del cigarro, atestada de alquitrán y saliva. Amarillo azufre: la chusta.

El vagabundo lleva practicando el reciclaje toda la vida y no le hace falta un cubo de tres compartimentos del Ikea a 9,95€. El vagabundo tendrá sus razones para recoger lo que otros tiran ¿quién soy yo para sentir lástima por él? Las chustas han sido el desahogo de muchos durante largo tiempo.

Ahora que estamos en crisis han aumentado los fumadores que se fabrican sus propios pitillos. Van cargados con su paquete de tabaco, sus papeles de liar y su paciencia baja en nicotina. Me encanta verlos. Parecen alquimistas fabricando promesas de calma. Y a mí me entran ganas de alquitrán con un café solo, cargado de aroma y unas volutas de humo. Hace frío y tengo los pies helados.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 13-04-2011 01:09
# Ligazón permanente a este artigo
MEDALLA DE BRONCE
Yo tuve un profesor cuyo método pedagógico se basaba en dar buenas hostias. Cualquier desorden en la clase, cualquier comentario en voz baja, a él le valía de excusa para sacar a pasear sus manazas. Un día sentí miedo cuando a un compañero le marcó los tiempos, como haría un buen púgil. El joven, corpulento, se tapaba con sus brazos y el cabrón del profesor le amagaba por un lado para soltarle el golpe por el flanco descubierto. Aquel día me costó tragar saliva, me percaté de que ese hombre sabía lo que hacía, sabía golpear. Otro día presencié como le propinaba siete bofetadas a un alumno, consecutivas. Cada torta sonaba en el aula con estruendo y a cada golpe los sesenta kilos de estudiante giraban de un lado a otro con espanto sobre un taburete que amenazaba con dejarlo caer al suelo. Nos quedamos todos callados. Aquello no formaba parte de la escuela.

Un día en clase me atreví a decir que lo que había dibujado el profesor en el encerado era un garabato. No sé por qué lo dije y no sé por qué no recibí su castigo como otros. Noté un repentino calor al ser consciente de mi apreciación, comencé a sudar y no me calmé hasta que sonó la sirena que daba por finalizada la clase.

Ya en la universidad me enteré de que le había sido otorgado un premio a una reconocida asociación de la ciudad. Pude ver la gala por la televisión. Atónito, presencié en la distancia cómo aquel infausto profesor recogía la medalla de bronce de la comunidad. Ese mismo año también hubo medallas para Álvarez Cascos y Loyola de Palacio en un acto pomposo e hipócrita. No recuerdo algo tan injusto. Las manos que habían maltratado a muchos alumnos menores de edad, sostenían un galardón público de gran importancia. Que yo sepa, el profesor sigue instruyendo a estudiantes con su método pedagógico.
Disque (3) - Categoría: Crónicas - Publicado o 29-03-2011 19:20
# Ligazón permanente a este artigo
PAPILLON
Un, dos, tres y medio…
Un dos tres y medio…
El espacio en el que me consumo.
Con poca luz en la celda,
barrotes en la puerta de acero
y unas rendijas en el techo desconchado.
Una ración completa de soledad.
Una tortura, un desastre.
Ropa roída y odio que roer.
Amargura sobre la que sostenerse.
El único sustento para un presidiario en vida.
Muerto de dolor y poco que vivir.
Disque (0) - Categoría: Verbas - Publicado o 26-03-2011 10:47
# Ligazón permanente a este artigo
MEMORIA.RAM
El mar nunca defrauda. Siempre fresco, a veces, gélido, eternamente vivo. Intimidando con su magnitud. Consciente de su grandeza.
Las rocas pelean por salirse de la tierra. Llevan milenios queriendo nadar, incapaces de desasirse de su istmo.
Las olas las provocan. Presumen de su libertad, inconscientes de su naturaleza de espejismo.
La espuma fallece sobre la arena. Lo único que es real. Tan tangible que desespera. Quietud sólo corrompida por el gigante.
Me yergo, me miro y no veo más que insignificancia. Recuerdo, fugazmente, una plegaria. Vestigio de un pasado infantil.
Pasado y vencido. Repudiado. Salpicado con instantes salados y prohibidos. Salpicado por la culpa de una conciencia impuesta.
El mar también es salado. El mar también es desnudo. El mar es curva turgente sobre lecho firme. Imprevisible. Peligroso.
El mar es todas las sirenas juntas.

PD: ¿qué esperabais, una foto del mar?
Disque (0) - Categoría: Verbas - Publicado o 18-02-2011 18:10
# Ligazón permanente a este artigo
AROMA
Mi mochila huele a la galería. La he dejado allí olvidada, cargada de papeles y tareas, una cajetilla de tabaco y un cepillo de dientes. La olvidé por casualidad. Algunas veces la gente se olvida de las cosas a propósito pero yo lo hice sin querer, sin premeditación. Allí descansó durante meses, sobre el respaldo de la silla del escritorio. Nadie la husmeó, nadie la auscultó. Permaneció en ese lugar inmóvil, contemplando las mejores vistas del mundo. Con los bolígrafos intactos y el pen drive sin desimantar.

La he rescatado y huele a humo de tabaco y a chimenea. El calor del hogar que trepa por la escalera de madera hasta que sale por la ventana cuando se ventila la estancia. Ahora, cada vez que buceo en ella, una bocanada cálida me inunda. Mi nariz percibe el aroma de lo familiar, la tibieza de la vivienda de mis padres. El lugar donde reposó feliz mi mochila, contemplando las mejores vistas del mundo.
Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 13-12-2010 15:36
# Ligazón permanente a este artigo
ROJO ENCARNADO
Desde pequeño me gustó el comunismo. Pero no por nada ideológico. Las películas americanas, a las que teníamos acceso fácil gracias a la política de doblaje en España, estaban plagadas de malvados comunistas que luchaban y perdían contra los héroes yankees. Villanos y perdedores, una combinación perfecta para elaborar personajes atractivos. Luego estaba el tema del color. Del color rojo, digo. No hay otro tan fascinante para mí. Por él me hice fan de los Chicago Bulls y luego de Jordan, por él me gustaba Pegaso en Los Caballeros del Zodíaco, por él elegía Independiente de Avellaneda cuando jugaba al PC Fútbol.

El llamativo rojo me encandiló como a un toro entrando al trapo (rojo comunista). Mención aparte merece lo de Gorbachov. Ese hombre que en mi cabeza de menos de diez años representaba una especie de sentimentalismo lacónico. Era calvo y con una mancha enorme sobre su frente, estigma que le confería una pose de humildad y prudencia. Nada que ver con Reagan que era alto, lucía buen pelo y se mostraba vanidoso. El dirigente ruso parecía uno de los señores mayores que bebían vino espeso en las tascas de mi pueblo. Reagan, en cambio, encajaba con la idea que yo tenía de un altivo inspector de hacienda (o de conciencia).

En las Olimpiadas de Seúl, en 1988, el rojo y el comunismo se fundieron definitivamente en mi cabeza de siete años. Vestían de rojo los soviéticos y no eran otros que Sabonis, Marciulionis, Kurtinaitis y Homicius. En semifinales le ganaron al combinado estadounidense de Danny Mannig, Dan Majerle y David Robinson. Todos ellos futuras celebridades de la NBA. Fue un partido vibrante y espectacular que dio el pase a los rusos a la final. Allí se toparon con la Yugoslavia de Radja, Petrovic y Kukoc, otro equipo que llamaría mi atención. Era previsible, en su bandera lucían una estrella de color rojo. Mientras veía el partido no lograba decidir quién quería que ganase. Aún hoy me cuesta pensar qué equipo era el mejor.
Disque (5) - Categoría: Relatos - Publicado o 17-08-2010 15:48
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO ES UN CHARLATÁN
Fontenla: Hace mucho que no sé de ti.
Ricardo Chorro: He estado liado, últimamente. Ya sabes, intento encontrar sentido al mundo que me rodea.
F: Eso es un aforismo imposible.
RC: Me encantaría que fuera un axioma.
F: Imposible.
RC: Tienes unas cosas.
F: Hay gente que piensa que somos la misma persona.
RC: Menuda estupidez.
F: Eso digo yo, de hecho, yo podría ser una chica.
RC: Tú nunca podrías ser una chica, se te nota demasiado que eres un tío.
F: ¿Por qué siempre eres tan negativo?
RC: La vida me ha enseñado a jugar siempre con cinco defensas.
F: Eres el amarrategui de la blogosfera.
RC: Por lo menos concedo entrevistas.
F: Esto es más bien una charla informal, off the record.
RC: Nunca me fío de una charla informal, es donde se dicen las mayores verdades y donde las palabras te dejan desnudo.
F: O desnuda.
RC: De verdad, todo el mundo sabe que eres un hombre.
F: Me gustaba pensar que existía cierta incertidumbre.
RC: El primer día que escribiste un post dejó de ser una incertidumbre.
F: ¿Qué vas a hacer estas vacaciones?
RC: Pensar en el futuro.
F: Yo espero disfrutar del presente.
RC: ¿No te parece conformista?
F: Me parece realista.
RC: No puedo contigo, Fontenla, eres tan prosaico.
F: Y tú eres un inconstante.
Disque (1) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 09-06-2010 11:52
# Ligazón permanente a este artigo
GONCIDE
En 2007 creé un blog porque me pareció un juego, como cuando publicaba crónicas sobre la NBA en la revista del colegio. Colgué dos escritos con fotografías retocadas y me olvidé de él durante un año. Pasado ese tiempo conocí a un señor prolífico en creatividad que salpicaba la web con sus palabras y diseños y me reenganché a la onanista pretensión de gestionar el blog. Con menos asiduidad de la esperada, fui colgando y posteando (siempre pensé que eso era una cualidad sólo digno de los pívots de baloncesto).

La plataforma que elegí fue la más cercana en aquel lejano 2007, Blogoteca. No es que esté descontento con ella pero sé que hay otras mejores y, si escribes un blog, lo suyo es que lo lean. Así que he decidido mudarme pero, como ser nostálgico que soy, me pesa demasiado dejar atrás etapas (sí, además de nostálgico soy un poco imbécil).

Lo he decidido, voy a crear un segundo blog y voy a asumir el reto de mantener vivos el nuevo y el antiguo. Espero poder suministrar ambos de contenido (además de nostálgico e imbécil, también soy un poco incauto). Avisados quedáis, lectores de Fontenla, a partir de ahora hay una bitácora nueva y su nombre es Goncide.
POR AQUÍ SE LLEGA A GONCIDE
Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 03-06-2010 16:37
# Ligazón permanente a este artigo
PROCESO CREATIVO
Tomas un bolígrafo y un papel, uno de esos que conservan la impresión de una página web por una de sus caras. Garabateas nombres y algún lugar, buscas personaje y espacio. Escribes frases sueltas, algunas de las cuales sonarán en boca de los personajes. Deshechas todo lo planteado. Te levantas, bebes, meas, haces café.

Enciendes el ordenador y esperas a que arranque. Tarda. Enciendes la tele y ves Ana Rosa. Cambias, cambias, cambias, vuelves a Ana Rosa. El ordenador ya está operativo. Abres el Word. Titulas el documento. Te levantas. Bebes café y te entra el hambre. Te haces un bocadillo de queso y pechuga de pavo envuelto en pan de molde integral. Le das dos bocados. Bebes café. Te sientas y te percatas de que hay un pliegue nuevo en tu barriga. Deshechas el bocadillo por su cantidad de hidratos de carbono. Decides hacer más ejercicio. Apagas la tele. Anotas varias ideas en el documento de Word. Todas son malas.

Te levantas de la silla. Te cambias de ropa. Decides ir a correr. Te das cuenta de que la casa está muy sucia y de que la temperatura exterior no es agradable. Apuras el café. Vuelves a encender la tele. Sigue Ana Rosa. Te rascas. Te aburres. Cambias, cambias, cambias. Ves cricket paraolímpico en Teledeporte. Te acuerdas de un amigo. Te entra el hambre. Llamas al chino. Fin de la jornada.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 01-06-2010 12:50
# Ligazón permanente a este artigo
ME COMÍ UNA CRÊPE EN LA RUE Y ME SENTÍ MÁS FELIZ
Yo no soy de dulce pero en La Rue no hay problema porque también tienen crêpes saladas. Como vengo siendo gallego los veintinueve últimos años de mi vida, a las tortitas finas cocinadas sobre unto siempre les he llamado filloas. Pero cuando voy a La Rue tengo que sacudirme mi pasado porque es otra historia, una historia afrancesada.

El local es pequeño pero es tan coqueto que nunca ves las mismas cosas cada vez que lo visitas. La Rue disfruta de todo tipo de clientes. Eso se nota y los clientes lo disfrutan. Porque pase lo que pase y entre quien entre, todos se van con amplia sonrisa y estómago agradecido. Muy próxima a las calles Velarde y Daouiz, cerquita de la Plaza del Dos de Mayo, se encuentra este rincón gabacho cargado de aromas y sabores de les enfants de la Patrie. El alma se te queda agradecida después de paladear una de las creaciones de esas estupendas dependientas (muy bien uniformadas, por cierto). Matar el hambre y darle petite mort al paladar, es más divertido en esta crepería de Espíritu Santo. Yo pienso volver.

PD: Este blog no es muy de publirreportajes pero este establecimiento y sus empleados se lo merecen. He de decir que sólo he sido gratificado en especias.
Disque (2) - Categoría: Crónicas - Publicado o 31-05-2010 11:59
# Ligazón permanente a este artigo
DOCENAS
Hay un pulpo humeando en la cocina, dentro de una olla. Se pelea sobre el fuego y el vapor contra una cebolla impertinente más dura que una piedra. El hervor sale por fuera e inunda la vitrocerámica de cristal rojo. Huele a quemado como el azúcar que se tuesta para adornar un flan de huevos de casa, al baño maría en una tartera de cobre. De media docena o de una docena. Porque regalar diez huevos queda feo, así que mejor doce. Y fíjate que este último está gordo así que, con suerte, será de dos yemas. No hay como los huevos de casa, de gallinas que hacen deporte y comen hasta las cáscaras de las cigalas de Gran Sol y los escarabajos que les tiro desde el otro lado de la valla. Y maíz, mucho maíz, con cada saco te regalan media docena de pitos, para que les sigas haciendo gasto en la tienda agrícola. De paso, dame unas semillas que pienso sembrar tomates y unos sobres para la viña que hay que empezar a dar el sulfato. A ver si no llueve este fin de semana y no sopla el viento que si no se te mete en los ojos y la terraza se llena de manchas azules. Seguro que hará bueno.
Disque (2) - Categoría: Relatos - Publicado o 07-03-2010 15:49
# Ligazón permanente a este artigo
TIROS LIBRES #1
Cuando tu equipo de fútbol baja a segunda, tu ciudad se echa a la calle. Cuando España tiene cuatro millones de parados, ¿por qué nadie se moviliza?
El stand que más vende en la feria del libro es el de la coca cola.
Los hombres eyaculan nueve centímetros cúbicos en cada orgasmo, ni siquiera en eso nos dan un diez.
Si uno quiere comer solo es que quiere comer más.
¿Cuánto tiempo he malgastado en una cola?
No hay mejor calefacción que un caldo bien calentito.
Tengo la extraña sensación de que, para los sindicatos, si trabajas con un ordenador no eres un obrero.
Los mejores chistes de prensa son los del Faro de Vigo.
Antes de la ley contra la violencia doméstica teníamos un problema, ahora tenemos dos.
Si piensas que estás bebiendo mucho es que ya estás bebiendo demasiado.
El bolsillo pequeño del vaquero, ¿es para las cerillas?
Follar con una guiri, ¿es follar en una peli porno?
Debería existir el ctrl + z en la vida real.
Los de pueblo no pueden ser capitalistas porque no viven en la capital.
Vamos a tomar un café es como decir estoy buscando trabajo.
Los que tienen móvil de tarjeta se las quieren dar de jóvenes.
Yo sí conozco una chica de piernas largas que puede leer a Cormarc McCarthy.
Los de Ferrol siempre tuvieron algo de ibicencos lo que pasa es que lo tienen camuflado.
Emilio Botín eligió el mejor apellido para ser banquero.
Un eminente futbolista dijo: "El fútbol es como el ajedrez, sólo que sin dados".
No existen suficientes leyes para la integración de una mujer bombero que se llame Candela.
Por mi condición de gallego espero lacónicamente.
Hay días en los que te pasas tanto tiempo sentado en la silla que se podría sacar sobrasada de entre tus pelotas de escritorzuelo.
Disque (1) - Categoría: Tiros Libres - Publicado o 07-03-2010 14:44
# Ligazón permanente a este artigo
BAJO INTERÉS VOL. 2
La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Seguía dándole vueltas a los veinte euros perdidos en pos de la buena educación, cuando el destino me agasajó con un regalo inesperado. Me dirigí a una de las múltiples máquinas expendedoras de carbohidratos que saturan las urbes del primer mundo. Introduje un euro con veinte, pulsé A12 y una bolsa de patatas fritas Vicente García cayó por el expendedor de la máquina. Hasta ahí todo normal.

La sorpresa me sobrevino al descubrir que en el fondo del depósito reposaba un paquete de regalices. Me puse loco de contento y supuse que, al descender la bolsa de patatillas, se quedó enganchado el paquete, de regalices. Feliz por el regalo del destino, pensé en la persona que había desperdiciado sus euros en busca del dulce aperitivo. No sentí remordimiento.

Ya sé que un paquete de regalices no son veinte euros pero un trozo de papel timbrado es menos apetecible que una golosina. Hoy he aprendido a decir “que aproveche” en rumano (pofta buna). Son las nueve de la noche y todavía no he tocado techo. No sé qué pensará Rosa Díez de todo esto.
Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 25-02-2010 23:35
# Ligazón permanente a este artigo
BAJO INTERÉS
El otro día acudí a un céntrico cajero del BBVA a sacar dinero de mi cuenta. Aprovecho estas líneas para criticar el trato que me está dispensado el banco en cuestión. Cualquier día cancelo mi cuenta y me la llevo a otro banco que me la maltrate pero, en fin, ésa es otra historia.

El asunto es que estaba aguantando el frío mientras una pareja operaba en el cajero que nos ocupa. Por su aspecto, sus modos, su acento y su vestimenta, mis prejuicios los situaron rápidamente en mi hueco mental dedicado a “pijos capitalinos con alto poder adquisitivo”. Aproveché la espera para contemplar los coches pasando, la luz roja de un semáforo cercano, escuchar a una señora comentar lo poco que le gusta Obama y para acomodar la parte de mi cuerpo que menos caso me hace. Los quehaceres normales de una espera en la ciudad.

Al fin, la pareja abandonó el cajero y yo aproveché mi turno. Iba a introducir mi tarjeta cuando el cajero escupió un billete de veinte euros. Lo cogí, lo miré, me di la vuelta y grité “chicos, os dejáis esto”. Ellos, ruborizados por semejante error infantil tan poco digno de su categoría económico-social, agarraron el billete, maldijeron el cajero que, según ellos, estaba estropeado y se fueron escuetos en agradecimiento y apurados en el paso.

Yo me quedé frente a la puerta de la sucursal, recargué el teléfono móvil, divagué en mis pensamientos, retiré dinero de mi cuneta y empezó a ponérseme cara de gilipollas. ¿Por qué no me quedé con el billete? ¿Por qué les hice el favor de devolverles el dinero? ¿En qué lo gastarían? ¿Por qué no lo ingresé a plazo fijo? ¿Por qué no se lo di a un pobre que mucha más falta le hará y podría comprar veinticinco cartones de El Conquistador? Todas esas preguntas sólo tenían una respuesta. Mis padres me han educado muy bien y yo no soy Robin Hood. No sé que pensará Ricardo Chorro de todo esto.
Disque (5) - Categoría: Relatos - Publicado o 14-02-2010 17:11
# Ligazón permanente a este artigo
DE CAJÓN
País donde la droga está legalizada: Holanda.
El primer lugar donde se esconde la droga: los calzoncillos.
País donde un nigeriano logra esconder un explosivo en los calzoncillos: Holanda.
País que supuestamente apoya al nigeriano que pretendía perpetrar la masacre: Yemen.
Nueva amenaza para el mundo occidental: Yemen.
El mayor benefactor de una nueva amenaza para la libertad: industria armamentística norteamericana.
Excusa perfecta para que Obama pague la nueva seguridad social de los norteamericanos: guerra en Yemen.
Actual premio Nobel de la Paz: Obama.

Disque (4) - Categoría: Crónicas - Publicado o 03-01-2010 22:20
# Ligazón permanente a este artigo
VANIDAD
El Duomo de Milán voló feliz y golpeó la cara de Berlusconi. Uno, inevitablemente, piensa en los zapatos iraquíes que no lograron impactar en el rostro de Bush. Nos han enseñado que la violencia no es buena, que no lleva a ningún lado. Estoy de acuerdo pero, en este mundo cargado de falsa e hipócrita corrección política, es un placer ver a un aspirante a emperador besar la lona de la realidad.

A estas horas, me imagino el cónclave de los responsables de la seguridad de Berlusconi. Sopesando dónde estuvo el error, indagando en los porqués de tan fatal falta. Buscando el culpable cabeza de turco y poder así airear la fumata blanca.

Vanidad. Por eso Berlusconi se bajó del coche. Por eso hemos sido testigos de su rostro ensangrentado, sus dientes mellados y su labio partido. La vanidad de un presidente electo que se cree superior a los que le votan y a los que no. La vanidad de alguien que ha visto demasiadas veces el Gladiator de Ridley Scott y se muestra ante el mundo con la cara rota, fuera de sí. Sin comprender cómo es posible que en su Italia alguien haya podido partirle el ego.

Disque (2) - Categoría: Crónicas - Publicado o 15-12-2009 12:48
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO NO TIENE QUIEN LE LLAME
Ricardo Chorro siempre ha estado de parte del progreso. Nunca ha criticado un avance tecnológico ni un nuevo bar sin antes haberlo testado. Por eso utiliza el teléfono móvil, el fijo, el correo electrónico y las redes sociales de Internet. Y, como nunca se sabe, no ha cancelado su apartado de correos por si una comunicación le llega mediante esa vía. Sin embargo, Ricardo Chorro no tiene quien le llame ni quien le escriba y eso es, a todas luces, un contratiempo para la comunicación.

Ricardo Chorro no es un tipo que se queje. Soporta el dolor de una endodoncia pese a dejar un rastro de sudor en el diván del odontólogo. No obstante, reflexiona sobre los porqués de tanto aislamiento no intencionado. Entre empaste y extracción no vendría mal una llamada.
Disque (1) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 09-12-2009 14:46
# Ligazón permanente a este artigo
ES HORA DE BAJAR LA BASURA
Mala combinación la de whisky y música. O, quizás, la mejor de las combinaciones posibles. Así que ahí estaba yo, con las yemas de los dedos en el teclado, las orejas en los auriculares y la garganta atestada de graduaciones espirituosas. Sin hielo, sin refresco y sin agua porque uno, con el paso del tiempo, se va haciendo mayor.

No hay peor cosa que un guionista sin ideas. Le da por escribir para encontrarlas en lugar de irse al Carrefour como haría cualquier persona de bien. Y, claro, el muy cabrón se atreve a colgar esa basura en Internet, en su pretencioso blog, pensando que a alguien le va a interesar. Porque el ciberespacio es muy grande y puede que haya alguien en Nueva Caledonia que sepa castellano y que esté interesado en los misterios y las miserias de la creación literaria, de mi basura literaria. Disculpen las molestias por semejante post. Las cosas no son siempre como uno quiere pero, ante todo, sinceridad.
Disque (3) - Categoría: Relatos - Publicado o 03-12-2009 16:52
# Ligazón permanente a este artigo
FRIAXE
Miña avoa sempre nos quiso. Tódolas fines de semana viña á nosa casa. Botaba dous días connosco que, para nós, eran días de festa. Miña avoa non tiña cartos. Cobraba unha pequena pensión que administraba mellor que calquera ministro de economía. Era o que lle quedara por estraga-los dedos metendo sardiñas nas latas dunha conserveira. A pesar diso, ás veces, facíanos algún agasallo. Cousas pequenas que compraba no mercadillo a carón da praza de abastos. Non sempre me gustaron aqueles obxetos. Eu aínda era novo e non sabía apreciar xestos dese tipo pero, mirando cara o pasado con ollos máis vellos, percátome da importancia que tiñan. Aquela ansia de miña avoa por agradar ós netos regalounos unha frase que xa ten sona na familia. Eu debería ter oito ou nove anos e carecía dunha bata que me poñer por riba da roupa de durmir. Así que tódolas fines de semana miña avoa dicía aquilo de “eiche comprar unha batiña”. E así foi, pasaron os días e mercóume unnha bata azul. E seguiron pasando os días e mercóume outra bata marrón. Non fora ser que o neto máis novo de Gumersinda anduvera pola casa con frío.
Disque (4) - Categoría: Relatos - Publicado o 18-11-2009 17:28
# Ligazón permanente a este artigo
DOMINGOS NO PUREX
Atopei este cartel nun local lisboeta hai dous anos. Lin o que poñía, botei unha risada e tireille un retrato. Pasou o tempo, o mundo seguiu andando non se sabe moi ben para onde, e hoxe atópome coa fotografía do cartel. A mellor proposta que me fixeron para o último día da semana, moito mellor que calquera misa. Pasaron dous anos e sigo pensando no Purex como o mellor lugar para esquecerse do mundo. É unha mágoa que teñamos que esperar a que sexa o último domingo de cada mes.

“Domingos Negros. Música para cortar os pulsos. Depressões mal curadas, causas perdidas, auto-comiseração, crises existênciais, Sebastianismos, spm, traumatismos de infância, inaptidão social, contas por pagar, dividas à segurança social, fantasias iludidas, impotência… Todos temos boas razões para deprimir. Agora o Purex ofrece-lhe a oportunidade única de o fazer em grande estilo. VENHA AFUNDAR-SE CONNOSCO NA MAIS PROFUNDA MISÉRIA HUMANA!”.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 13-11-2009 18:14
# Ligazón permanente a este artigo
TOMANDO MEDIDAS
Ciudadanos de primera y de segunda. Estoy cansado de ver policías nacionales cortando la ciudad para que un coche oficial no se tope con un atasco. Suenan las sirenas y el vehículo de lunas tintadas recorre la Castellana sin detenerse. El ocupante de ese coche, que pagamos todos, vota en el congreso en contra de que un militar armado acompañe a cada uno de los atuneros que faenan en el Índico. Se habla del gasto que conlleva la medida. ¿Cuánto cuesta la seguridad de ese político en España? Basta con darse un paseo por la Carrera de San Jerónimo un miércoles de pleno. Ciudadanos de cuarta categoría.

Un militar en cada barco. Los marineros también pagan IRPF pero ¿a quién le importan realmente los marineros? Una profesión en peligro de extinción. El pescado del futuro, fileteado, sin piel y sin espinas. Criado, no pescado. Paños calientes con calcio y omega3 de piscifactoría. Salchichas de atún y hamburguesas de merluza, envasadas al vacío en atmósfera protectora. Conservantes, potenciadores de sabor, acidulantes y pollas en vinagre. En el fondo, ¿a quién le gusta el pescado?, ¿a quién le gusta atragantarse con una espina?
Disque (3) - Categoría: Crónicas - Publicado o 07-11-2009 19:34
# Ligazón permanente a este artigo
LOS DEBERES DE SUSO
Nadie como Suso para saber si los centollos eran faroles. Los agarraba con cuidado para no clavarse los pinchos del caparazón, les apretaba el abdomen y notificaba su veredicto. Suso sabía que el marisco era valioso y nunca regateaba a los furtivos. Los furtivos lo sabían y siempre le ofrecían las mejores piezas.

El restaurante de Suso era antiguo. Sus abuelos lo habían puesto en pie como un despacho de vino en el que se servían tapas para acompañar la bebida. Sólo se cocinaba lo que pescaba el abuelo. Hoy acedías, mañana sollas y pasado, lo que el boliche hubiera atrapado. La segunda generación convirtió el negocio familiar en un restaurante. Ganaron clientes habituales a costa de perder el encanto inicial.

Desde muy joven, Suso tenía varias ideas para su futuro. Ninguna de ellas pasaba por el restaurante. Suso quería ser buzo y sumergirse en la ría para descubrir galeones hundidos. Durante su instrucción participó en el rescate del patrimonio de varios pecios. Nadie pasaba más horas que él bajo el agua y, entre rescate y rescate, sacaba tiempo para capturar hermosos centollos. Nunca comió tanto marisco como entonces.

El destino colocó a Suso al frente del restaurante de sus padres. El destino y un camión que vació su carga de madera sin que el turismo que le seguía tuviese tiempo a detenerse. El coche fue declarado siniestro total y el seguro corrió con los gastos del entierro de los padres de Suso.

Hoy, Suso, se ha olvidado de aquellas ideas para su futuro. Regenta el restaurante familiar, su única herencia. Ya no tiene tiempo para sumergirse y se conforma con ver el mar desde tierra y elegir sus mejores frutos. El trabajo es duro y el negocio siempre conlleva incertidumbre. Pero Suso sabe que hace lo correcto, trabajar donde empezaron sus abuelos. El postrero homenaje a la memoria de sus padres.

Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 07-11-2009 19:33
# Ligazón permanente a este artigo
EL MEJOR ESCRITOR DEL MUNDO
Yo conocí al mejor escritor del mundo. Aquel hombre redactaba de noche notas sueltas en libretas blancas sin rayas. Lo hacía encerrado, alejado de cualquier presencia humana. Sé que soy el único que ha leído de su pluma, un privilegiado escogido por los caprichos del azar. El mejor escritor del mundo escribía con fruición, como la ama de casa que pretende desinfectar el fregadero con su estropajo. Redactaba por puro placer y por ingrata necesidad. Yo observaba su día a día ajeno a su escondido secreto. Él nunca permitía que nadie leyese sus textos sencillamente porque nadie sabía que escribía y, en consecuencia, nadie le pedía que le dejase leer sus líneas.

El mejor escritor del mundo trabajaba de jornalero y no necesitaba mostrarle a nadie su arte. Él sabía que era bueno y el papel también. Con eso bastaba y eso era suficiente. Descubrí su secreto de manera fortuita. Estaba escrito que así debía ser. Uno de los folios que rellenaba de noche acabó alojado en el bolsillo del mono de faena. Durante la jornada siguiente y debido al polen del maizal, estornudé. El mejor escritor del mundo me ofreció un pañuelo con sus recias manos de labrador. Junto con el pañuelo se arrastró el pedazo de papel en el que había escrito la noche anterior. Comencé a leerlo y él no me detuvo. Al finalizar, se lo devolví y le felicité. Él sonrió con cierto rubor y siguió trabajando.

Ahora que él sabe que he leído de su literatura, me ofrece alguna cuartilla emborronada, de vez en cuando. Sé que lo hace para que yo disfrute pero, desde que sé su secreto, su prosa ha decaído y sus versos no son tan precisos. Ahora redacta para mí y la pluma y el papel ya no son los mudos testigos de su talento. Ahora redacta pensando en el beneplácito de su lector y no por puro placer e ingrata necesidad. Hubo un tiempo en que conocí al mejor escritor del mundo. Ya no sé quién es.
Disque (4) - Categoría: Relatos - Publicado o 22-10-2009 15:49
# Ligazón permanente a este artigo
PIROTECNIA
Aquela mañán despertámonos cun cheiro novo. O aire fedía a quentura e a gasoil. Non se falaba doutra cousa no pobo. Un barco estranxeiro encallara nas illas. Meu irmán e máis eu rematamos o almorzo e baixamos ata o colexio. Era o único que te permitían facer. Da casa ó colexio e do colexio á casa, coa única salvedade dos domingos, cando había que ir a misa. Eu nunca estiven dacordo con iso e notaba dentro de min o que os maiores chamaban rebeldía.

Aquel día a curiosidade era máis forte que a obriga así que collín a man de meu irmán e camiñei con el rumbo a Donón. Cada paso que daba aumentaba a miña curiosidade pero tamén o medo ás represalías da miña nai cando algunha veciña parloteira lle contara que o seu fillo non fora a clase ese día. Intentei quitarme da cabeza eses pensamentos con cada zancada. Afastar da miña testa o medo de quen sabe que está a facer algo mal. Camiñamos apurados durante un bo treito, subindo e baixando costas e apartando do noso camiño as silvas e fentos que poboaban as corredoiras. Conforme avanzabamos, o cheiro e o fume facíanse máis notables. Meu irmán seguíame como o fan os irmáns pequenos, sabedores de que a responsabilidade e o castigo sempre cae no lombo do maior. E camiñamos.

Chegamos a Cabo Home, a mellor atalaia para contemplar o espectáculo. Velaí estaba, o Polycomander. Ardendo e levantando faíscas. Desafiando o meu coñecemento de rapaz, ardendo na auga como se o lume non sucumbira ante a forza do mar. O fume espeso que mudaba de dirección co embite do vento. E as Illas Cíes que permenacían quedas, sen afastarse do lume, coma se non lle queimara. Pensei nas fogueiras de San Xoan e en poñerlle un barco enriba para o próximo ano. Meu irmán e máis eu sentámonos nuns penedos e ficamos alí todo o día, coa mirada meiga. Foron os meus primeiros fogos artificiais.

Disque (1) - Categoría: Relatos - Publicado o 22-10-2009 12:03
# Ligazón permanente a este artigo
LAVADO EN FRÍO PARA ROPA DE COLOR
Hubo un tiempo en el que acostumbraba a viajar tanto como podía. Aprovechaba la hospitalidad de mis amistades para alojarme en sus viviendas con el único precio de un regalo a modo de bienvenida y una cena de despedida. Así lo hice durante varios años y ningún amigo se quejó o, por lo menos, no me comunicó su queja. Hasta mi viaje a Brujas. Allí me alojé en casa de Anna, una chica más joven que yo que vivía con la única compañía de un hurón. El animal se llamaba Buddy y era el postrero recuerdo de una relación que no había prosperado. La novia de Anna se fue y mi amiga se quedó con su mascota.

En Brujas, además de conocer su estilizado casco antiguo, descubrí el penetrante olor a miel que desprenden los hurones, sus afiladas uñas y su gran habilidad para refugiarse en cualquier agujero. Más de una vez me encontré a Buddy escondido en mi maleta, en la cesta de la ropa sucia o en el interior del horno. Todo un presagio de lo que iba a suceder.

Con la mejor intención de ayudar a mi anfitriona, decidí hacer una colada. Mientras acomodaba la ropa en el interior de la lavadora, escuché el ruido de la llave en la cerradura. Era Anna que regresaba de su trabajo como teleoperadora a tiempo parcial con contrato por obra. Acudí a saludarla y seguí llenando la lavadora. Bastaron veinte segundos para que el hurón, sin que nos diésemos cuenta ninguno de los dos, se alojase en el tambor de la AEG. Fue Anna la que eligió el programa, lavado en frío para ropa de color.

Aquella misma tarde abandoné Brujas ajeno a la tragedia. Me embarqué en un vuelo de bajo coste de vuelta a mi península. Durante el viaje apagué mi teléfono móvil y no pude recibir las llamadas de la que nunca más volvería a ser mi amiga. Fue Anna la que descubrió el cuerpo empapado y frío de su hurón en el interior de la lavadora.
Disque (2) - Categoría: Relatos - Publicado o 05-10-2009 18:28
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO NUNCA SERÁ GEORGE CLOONEY
Ricardo Chorro buscó pundonor y triunfo, Moral y Victoria, y se encaminó hacia el este. Primero al trote y luego al galope. Y se topó con duchas de playa extrañas y pensó que eran gigantes. Ricardo Chorro siempre corre solo, sin un Sancho Panza que le aconseje. Así que prosiguió su carrera cargado de delirio y se percató de que más que ejercitar sus piernas ejercitaba su intelecto, redactaba mentalmente historias que nunca le sobrevenían ante el teclado. Y pensó que quizás sería más provechoso observar a otros correr desde la tranquilidad de su escritorio, con sus herramientas a mano, y esperar que las musas acudiesen a su cabeza como las fans enloquecidas en una première de George Clonney.
Disque (2) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 15-09-2009 14:25
# Ligazón permanente a este artigo
A LOS CAZADORES
Subiendo a Cabo Home, en el municipio de Cangas do Morrazo, me encontré con una nota mecanografiada. La leí y no pude evitar estar de acuerdo. Por eso la reproduzco en este blog aunque sospecho que ningún cazador lo vaya a leer.

“A los cazadores. Vuestros cebos envenenados están matando a nuestros perros. Si queréis que se os respete empezad vosotros por respetar a los demás. Malditos seáis. Nuestro perro no se merecía esa muerte. Ni nosotros la pena de haberlo perdido.”

Pues eso, a mí ya me han envenenado a dos.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 15-09-2009 14:23
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO Y LA ACAMPADA EN CAUTIVIDAD
Ricardo Chorro no suele tomarse vacaciones. La coherencia no admite periodos de asueto. Pero este año ha hecho una excepción para indagar en sus orígenes. Tiró de tienda de campaña y gas butano y se refugió entre el Desfiladero de los Gaitanes y el Caminito del Rey. Nadó en las aguas calmadas del pantano intentando encontrarse a sí mismo pero lo único que encontró fue fango en el fondo y lodo entre los dedos de los pies. Regresó a casa desangelado. El quería visitar El Chorro, el lugar donde para él empezó todo pero sus compañeros de viaje no simpatizaban con su dilema y acabaron montando la tienda en el cercano Parque Ardales.
Disque (0) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 15-09-2009 14:22
# Ligazón permanente a este artigo
SE O MILLO FALARA...
Se o millo falara contaría aquela vez que atoparon un xabarín morto dun estacazo no padal.
Se o millo falara todos saberiamos a verdadeira historia da dentadura extraviada de señor Maximino.
Se o millo falara contaría como o Moreno agochou dous kilos de hachis entre os pendóns.
Se o millo falara saberiamos de certo o día en que Sabela perdeu o virgo.
Se o millo falara contaría as veces que o fillo de Xosé moveu os marcos das veigas.
Se o millo falara teriamos atopado o reloxo de ouro que don Manuel trouxo de Suiza e que aínda se está a pudrir na veiga de Friande.
Se o millo falara saberiamos o tempo que botou agochado o Servando mentras a Garda Civil enterraba as botas no eirado.
Se o millo falara Gumersindo sabería quen lle apañaba os melóns que el cultivaba con tanto coidado.
Se o millo falara saberiamos que a fermosa nena Consuelo tiña pelo nos pezóns.
Se o millo falara contaría o conto de cando don Anxo perdeu o alzacuellos.
Se o millo falara saberiamos onde está enterrada aquela cadela que lle comía as pombas ó veciño.

Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 15-09-2009 14:20
# Ligazón permanente a este artigo
RICARDO CHORRO ES UN TIPO PRUDENTE
Ricardo Chorro camina tranquilo por la calle. Sin rumbo fijo, se deja llevar por la polución de la ciudad y el calor del verano. Es un tipo observador y no le importa detenerse para leer algún cartel escrito a mano adornando una farola. Levanta la vista del mensaje y se percata de un joven con pinta de macarra y sus dos perros. A Ricardo Chorro le gustan los animales y, como no tiene prisa, los contempla durante un rato. Son ejemplares robustos, con una gran caja torácica, patas fuertes y unas mandíbulas sonrientes que prometen un buen mordisco.

Ajeno a la mirada de Ricardo Chorro, el joven se encoleriza sin aparente motivo con uno de los perros, arrastrándolo con vehemencia mientras le amenaza con la correa. El can respeta la jerarquía y encoje el lomo ante la promesa del látigo. Ricardo Chorro duda. No sabe si actuar e interpelar al joven macarra o mantenerse al margen como haría cualquier persona civilizada.

Pero Ricardo Chorro es un valiente venido a menos y baja las escaleras que separan la seguridad de la farola de la incertidumbre del rellano. Profiere una voz que pretende ser impetuosa como un ladrido. El joven se cuadra. Ricardo Chorro ve cómo la hostilidad del macarra hacia el perro es dirigida ahora hacia él mismo. Y traga saliva. Y vuelve a increpar al joven macarra. Pero los perros han aprendido bien la jerarquía y escoltan a su dueño con las fauces abiertas. Ricardo Chorro ha ganado kilos con los años y algo de prudencia. Decide dar la vuelta, regresar a su farola y actuar como cualquier persona civilizada.
Disque (0) - Categoría: Ricardo Chorro - Publicado o 23-07-2009 16:48
# Ligazón permanente a este artigo
ETERNO GAYOSO
Acendo o televisor. Zapeo polas ondas hertzianas madrileñas e atópome con Xosé Ramón Gayoso no Canal7. A miña TDT avariouse e, gracias a iso podo disfrtutar có showman por excelencia da Tele Gaita. Boto unha risada cáseque nostálxica. Velahí está, pegando o micro ó queixo rasurado e amosándonos o último vestixio de landismo made in GZ. O primeiro número musical que vexo é un grupo de beilladores chegados directamente de Portugal. ¿Ponte de Lima, Barcelos? Non podo precisar. Era tal a miña estupefacción que omitín certos datos máis ben anecdóticos. Tralos decibelios gaiteiros, Gayoso volta a inunda-la pantalla. Pide un aplauso e amósanos orgulloso un billete de cinco euros. ¿Que fará con iso?, penso. “Isto que ven aquí, queridos amigos e queridas amigas, é a nova moeda europea”. Quedo parbo e caio na conta. O Canal7 repón Luares de hai sete anos. E ahí está Gayoso, dobrado ó castelán por unha voz moza. E eu recóstome no meu sofá madrileño abafado coa calor da capital. O seguinte número non podía ser outro... Marlene Morreau.
Disque (2) - Categoría: Crónicas - Publicado o 22-07-2009 16:36
# Ligazón permanente a este artigo
MEJOR QUE UNA PINTADA
Mi barrio está lleno de carteles que anuncian conciertos, habitaciones de alquiler y viajes inigualables con Anne Igartiburu. No les suelo hacer mucho caso aunque camine por delante de ellos varias veces al día. Con el paso del tiempo y la esporádica lluvia, les nace una graciosa barriga y se hinchan hasta que algún borracho de retirada los arranca sin compasión. Pero, a veces, uno se da de bruces contra un cartel que vale la pena y ha de detenerse ante él irremediablemente. El de la foto es uno de ellos. Se puede estar de acuerdo con en el mensaje o discrepar con el tono. A éste que escribe, le ha encantado.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 25-06-2009 12:33
# Ligazón permanente a este artigo
NUBE DE POTENTE CILINDRADA
Alzo la vista al cielo e inmediatamente pienso en Iker Jiménez. Deduzco que los extraterrestres han dejado los platillos para montarse en una derbi o en una bultaco. Me encuentro en Cañaveral, un lugar que remite inevitablemente a las lanzaderas espaciales de la NASA. Pero en este Cañaveral sólo surcan los cielos las aves de rapiña que pueblan el lugar y la electricidad estática de las torres de alta tensión que también pueblan el lugar. Sigo caminando por la montaña con el objetivo de alcanzar el cerro más alto. La cuesta es empinada y la motonube de la fotografía sigue sobre mi cabeza, en el mismo lugar. Descanso un rato y la contemplo. Me pregunto qué extraño photoshop ha conseguido modelar esta figura. Un buitre surca el cielo camino de Monfragüe. Planea con las alas extendidas, casi estático. Quién fuera buitre para acabar con tanta carroña.
Disque (1) - Categoría: Crónicas - Publicado o 25-06-2009 12:14
# Ligazón permanente a este artigo
D.E.P.
Muerte es final.
Muerte es la campana que suena en el último round.
Cuando no has besado la lona pero sabes que has perdido.
No importa que sueltes más puñetazos
Porque el gancho de la muerte ya te ha dejado K.O.

Se mueren los seres vivos y se mueren los teléfonos móviles.
Fallece el mundo cada día
Cada día que fallece la luz vencida.
Muerte es la rueda de un coche sobre un erizo aventurero
En el asfalto de la noche.
Muerte es un perro envenenado por el delito de ladrar a la luna.
Muerte es la justicia en tu contra con todo el peso de la ley.
Muerte es ser un paria en un mundo de posesiones
Y tenerlo todo cuando no importa la propiedad privada.

Muerte es pasamento,
Dejar un lugar para acabar muriendo.
Muerte es final, y punto.
Disque (0) - Categoría: Verbas - Publicado o 10-06-2009 17:06
# Ligazón permanente a este artigo
EL RETIRO SE QUEDÓ ESTUPEFACTO
Comenzó la Feria del Libro de Madrid y el mundo editorial se concentró en el Paseo del Retiro para presentar las últimas novedades. Como viene siendo tradición, muchas de las casetas contaron con autores invitados para firmar ejemplares. Un buen reclamo para que el público acuda a la feria.

El día del estreno saltó la sorpresa cargada de polémica. Algo sin precedentes en los muchos años de historia de este evento. Uno de los autores invitados era Jiménez Losantos que presentaba su nuevo libro de haikus. No hace mucho tiempo, la cadena COPE anunció que no contará con los servicios del comunicador a partir de septiembre. Basta con darse un paseo por la capital a bordo de este servicio público, para saber que la mayoría de los taxistas eligen el programa de Jiménez Losantos para entretenerse durante su jornada laboral. El anuncio de su cese, provocó una movilización sin precedentes. La gran mayoría de taxistas madrileños decidieron acudir con sus automóviles a la Feria del Libro para expresar su apoyo a Losantos. Fuentes consultadas por este blog aseguran que se sumaron a la protesta compañeros de otras comunidades.

El parque del Retiro quedó colapsado de vehículos blancos con franjas laterales. Todos los conductores hacían uso del claxon en una orgía de decibelios que emocionó al veterano periodista. La Policía Local intentó intervenir para evitar el colapso pero, ante la escasez de efectivos, nada pudo hacer para evitar las protestas.

Esta movilización, que contó con doce kilómetros de caravana dentro y fuera del parque madrileño, ha provocado diferentes reacciones en todos los ámbitos de la sociedad. La Casa Real, en un comunicado público, ha expuesto su neutralidad ante lo acaecido ya que ningún miembro de la familia real utiliza taxis en sus desplazamientos. Los sindicatos han sido cautelosos y declararon lo siguiente: “Los taxistas son compañeros que respetamos y que tienen todo el derecho a manifestarse. Son obreros aunque tengan ordenador de a bordo. Eso sí, aprovechamos desde aquí para criticar el aumento de coches de alta gama en la flota”.

Al concentrase todos los taxistas en el entorno del Retiro, el tráfico en la ciudad fue tremendamente fluido. Muchos conductores manifestaron su felicitación por la iniciativa ya que les permitía circular mejor que en agosto. El primer partido de la oposición ha declarado por boca de su portavoz que ellos ya habían propuesto medidas similares para facilitar el tráfico de vehículos pero que el gobierno ha vuelto a meter la pata en un acto de irresponsabilidad política. Zapatero, mientras tanto, está encantado. Madrid se ha quedado tan liberado de coches que ahora podrá aterrizar con su Falcon en la Castellana, mucho más cerca de Moncloa que la Terminal 4.
Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 09-06-2009 17:55
# Ligazón permanente a este artigo
FEDORES
Demetrio era un rapaz coma todos. Non lle gustaba estudiar. Disfrutaba máis charlando e rindo cos compañeiros que metendo o fuciño no libro. Xa era medio home de corpo pero menos maduro que os da súa idade. O alcume de Demetrio era Fedores aínda que algunhas veces tamén lle chamaban Bacallao. Todo era polo cheiro, claro.

Ás mañáns chegaba moi repeinado, todavía con bo arrecendo, e botaba as cinco horas de clase sen despertar os ferintes comentarios dos seus compañeiros. Sonaba a serea e cada un marchaba a xantar a súa casa. E era despois dese trámite cando Demetrio voltaba ó colexio e comezaban as burlas. A verdade é que cheiraba a fritura en condicións e tódolos nenos amolaban coa mesma leira ó pobre rapaz.

Un día descubrin o porqué da súa sona. Miña nai non estaba na casa e meu pai seguía embarcado así que fun xantar á casa de Demetrio. A cociña era coma calquera outra e máis limpa que moitas das que eu vira antes. A nai de Demetrio vestía perfectamente e todo aparentaba normalidade. Comín con eles e, ó rematar, voltei ó colexio con Demetrio.

Chegamos a clase e os compañeiros comezaron a rir e a cheirarnos. Eu non entendía nada. Era normal que se meteran con Demetrio pero que eu fora víctima dos seus insultos xa non era tan común. Reparei niso un bo anaco mentres soportaba os improperios sobre o meu cheiro. Foi entón cando me decatei. A miña chambra cheiraba a fritura e na casa de Demetrio comeramos chinchos. Caín na conta. Demetrio non era un porco. A culpa de todo era da campana extractora.

Disque (0) - Categoría: Relatos - Publicado o 02-06-2009 18:01
# Ligazón permanente a este artigo
INCONGRUENCIAS
Un señor muere en Cataluña mientras celebraba la victoria del Barcelona en la final de la Copa del Rey de fútbol. Horas antes, en Madrid, varios diputados que votamos, pagamos y sufrimos todos, posaban ante los leones del congreso vestidos con camisetas del Athletic y el Barça. No sé qué pensarán los votantes peneuvistas socios de la Real. El diputado al que le han confiado su voto se enfunda la elástica del eterno enemigo. En la previa del partido, las gradas de Mestalla abuchean el himno español delante del Rey y con censura de Televisión Española. No tengo ninguna simpatía por el Borbón reinante ni por ninguno de sus fértiles vástagos. No obstante, me parece una crítica vacía la de abuchear el himno. ¿No sería mejor protesta ver la grada desnuda? Pero eso, claro, significaría no acudir al partido y privarse de presenciar la final en el campo, un peaje demasiado caro. Porque una cosa es desaprobar los símbolos y la corona y otra muy distinta es ser coherente. Contrariedades de la falsa ética nacionalista.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 18-05-2009 13:22
# Ligazón permanente a este artigo
LOS BOQUERONES ESTABAN BUENOS
El bar espantaría a cualquier aspirante a Bibiana Aído. Dos camareros tras la barra, el joven y el viejo. Vestidos con camisa blanca sin mangas y pajarita y chaleco negros. Un quiero y no puedo de la elegancia. Hay un televisor al fondo, sobre la entrada de los aseos. El espacio restante lo ocupan cuarenta varones que no pierden detalle de lo que el televisor les muestra. Semifinal de Champions, el Chelsea contra el Barça, partidazo. Yo había escuchado por la radio el primer tiempo y faltaban pocos minutos para que acabase la segunda parte.

Pido una cerveza y me la sirven con boquerones fritos. Observo a la audiencia. Negros, moros y algún que otro español. Van todos con el Barça salvo algún valiente que parece ser admirador de Drogba. El partido está siendo duro, trabado. No se ve buen juego. Cada jugada que falla el Barça parece una losa que se posa sobre los hombros de los aficionados. Alguno pide otra ronda, nervioso, pendiente del tiempo que resta. Uno de los yonkis que pastan por el barrio se acerca a la entrada pero sin sobrepasarla. Se queda bajo el dintel en el lugar justo para ver el partido sin tener que gastar dinero en una consumición. Otro chico negro se suma a él. Pregunta cómo van. Falta un gol, le dicen. Ninguno de los dos parece entender.

Pido otra cerveza y me la sirven con boquerones en vinagre. Uno de los moros se desespera y juega nervioso con su dentadura postiza. Demuestra tal pasión que parece haber nacido en el Eixample. Otro chico, que viste una camiseta de Holanda, se da la vuelta. No quiere mirar una falta a favor del Chelsea. Yo, mientras, me divierto. Hay más espectáculo en la grada del bar que en las imágenes de la tele. De repente, Essien falla un despeje, el balón pasa por dos jugadores del Barça, dispara Iniesta, vuela Ceh y ya no veo nada porque todos son brazos en alto soltando euforia y adrenalina. El moro de la dentadura voluble me cuenta que sólo quedan dos minutos mientras me abraza, celebrando el gol.

Pido la cuenta, previsor, sospechando que el resultado no se va a mover. Cuando el camarero pulsa la caja registradora toquetea sin intención el mando a distancia de la televisión y la imagen desaparece de la pantalla. Gritos de desaprobación por parte de la concurrencia. El camarero intenta atinar al tiempo que mira un cuchillo sobre la barra y teme por su yugular. Al fin regresa el césped al televisor para alivio del barman. El árbitro pita el final y los gritos, aplausos, saltos de emoción y algún que otro abrazo inundan el bar.

Negros, moros y blancos se abrazan en un bar de Madrid mientras corean la victoria del Barça. ¡Qué pena que la tele nunca emita la vida real! Sería una imagen bonita para la campaña de Madrid 2016. Sólo hubo que lamentar dos vasos rotos.
Disque (0) - Categoría: Crónicas - Publicado o 08-05-2009 11:23
# Ligazón permanente a este artigo
1 [2]
© by Abertal
(Blog vigilado por gitanos. Non se admiten devolucións de bragas nin sostillos. Textos e imaxes © Copyright Fontenla. Se publicas texto ou fotos miñas, fai favor e cita a fonte e o enlace ó blog.)

EspaInfo: buscador de España