PERFIL
fatocastelao@gmail.com
 CATEGOR═AS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 
 ANTERIORES

GALEGOS NA DEFENSA DE DONOSTI (XULLO DO 1936). SEGUNDA PARTE
Artigo de Serxio Balchada (Segunda parte)

DÝas de plomo: Gallegos en la defensa de Donostia, julio de 1936 (II parte)

En Bilbao la intentona golpista hab´┐Ża sido controlada sin demasiadas complicaciones por el gobernador civil, el pontevedr´┐Żs Jos´┐Ż Echeverr´┐Ża Novoa. Conocedores all´┐Ż de los combates desarrollados en las calles donostiarras, se solicitan voluntarios para integrar una columna que acuda en ayuda de la capital gipuzkoana. ´┐Żstos deben presentarse en un instituto bilba´┐Żno frente a Correos. Finalmente parten 166 hombres; a su frente un gallego, Justo Rodr´┐Żguez Rivas. Natural de Ver´┐Żn (Ourense), era guardia de asalto con grado de teniente. Descabezada la rebeli´┐Żn en Bilbao, la duda sobre sus verdaderas inclinaciones pol´┐Żticas dieron con sus huesos en una celda. Avalado por el Teniente Coronel Gabriel Aizpuru y por Francisco Ciutat, es puesto en libertad y se le encomienda la direcci´┐Żn de la citada columna.(1)

Salen la ma´┐Żana del d´┐Ża 22 de julio, de camino se desv´┐Żan a Mondrag´┐Żn porque el destacamento local de la guardia civil se ha sublevado y se niegan a abandonar el cuartel; Justo Rodr´┐Żguez se aproxima y parlamenta con el oficial al mando consiguiendo que depongan su actitud y se unan a la columna. Precisamente en esta poblaci´┐Żn coincide con Augusto P´┐Żrez Garmendia y enseguida ponen rumbo a Donostia junto a un tercer grupo que desde Eibar salva el trayecto en ferrocarril.(2)

Llegados a las cercan´┐Żas de la ciudad se decide penetrar por dos puntos mientras el tren contin´┐Ża hasta la Estaci´┐Żn del Norte. Justo Rodr´┐Żguez se abre paso por Aldapeta; en vanguardia un blindado artesanal con milicianos gallegos de Trintxerpe avanza por la calle Urbieta, recibe el impacto de un mortero que lo hace volcar, sus ocupantes corren ilesos a resguardarse.

A su vez P´┐Żrez Garmendia hace aparici´┐Żn por Miraconcha y la calle San Mart´┐Żn sorprendiendo a los rebeldes que se ven obligados a pasar a la defensiva. El tren de Eibar se detiene en la estaci´┐Żn, los milicianos se precipitan fuera y son recibidos por la ametralladora sita al final de la calle Iztueta, hay algunas bajas vistas y las milicias quedan fijadas en el and´┐Żn.


Los combates se recrudecen y P´┐Żrez Garmendia se hace cargo de las operaciones, para ello enlaza con los responsables de la CNT y establece el puesto de mando en los bajos del n´┐Żmero 47 de la calle Easo.(3) Tras sucederse unas horas m´┐Żs de combates los rebeldes optan por retirarse, algunos consiguen alcanzar los cuarteles, mientras otros se atrincheran en diferentes edificios de la ciudad en espera de ser auxiliados por sus camaradas de armas: El Casino, el Club N´┐Żutico, la Equitativa, el Gobierno Militar, el C´┐Żrculo Easonense y el Hotel Mar´┐Ża Cristina. Pasado el meridiano del d´┐Ża, las milicias se dedicar´┐Żn a sofocar los n´┐Żcleos que todav´┐Ża resisten.

En el puerto de Pasaia permanece atracado el Torpedero N´┐Ż3 de la marina, milicianos de Avance Marino, de UGT y del PC lo abordan y toman el control del mismo ante la pasividad de la tripulaci´┐Żn y del teniente Amador Gonz´┐Żlez.(4) Persuaden al oficial de la conveniencia de poner rumbo a la bah´┐Ża de la Concha y hostigar las plazas ocupadas por los rebeldes, ´┐Żste se niega tajante, no quiere responsabilizarse de los posibles da´┐Żos colaterales que pueda causar el ataque. Entonces Juan Varela, secretario de Avance Marino extiende un documento firmado donde exime al teniente de toda culpa recayendo en su persona toda responsabilidad.(5) El torpedero enfila proa hacia la isla de Santa Clara y abren fuego contra el Club N´┐Żutico y el Casino con parco resultado. Las bater´┐Żas de Ametzaga´┐Ża los obligan a retirarse.

La tarde avanza inexorable y los focos de resistencia son sofocados, bien porque son tomados al asalto (como es el caso del Casino) o porque son abandonados o sus ocupantes enarbolan bandera blanca. Todos excepto el hotel Mar´┐Ża Cristina que contin´┐Ża aguantando las embestidas de los milicianos. Las ametralladoras rebeldes son due´┐Żas absolutas del paso del puente del Kursaal donde permanece abandonado un cami´┐Żn blindado con sus dos ocupantes muertos; incluso se ha intentado aproximar un cami´┐Żn cisterna de la CAMPSA para rociar el hotel con gasolina.(6) El plan se frustr´┐Ż con la muerte del conductor cuando enfilaba el cami´┐Żn hacia las verjas del hotel.

Nuevamente entran en liza los pescadores gallegos con el Torpedero N´┐Ż 3, esta vez desde la desembocadura del Urumea, el objetivo es obviamente el hotel. No consiguen alcanzar el objetivo pero algunos proyectiles impactan contra el Teatro Mar´┐Ża Eugenia donde las milicias del Frente Popular se guarecen. Garmendia es tajante y ordena que se retiren. La participaci´┐Żn del torpedero caus´┐Ż una fuerte impresi´┐Żn a los sitiados y comenz´┐Ż a abrirse una brecha en la moral. Al cabo de unas horas s´┐Żbanas blancas son descolgadas de las ventanas, el hotel se rinde.

Tras la ca´┐Żda del hotel la Estaci´┐Żn del Norte y La Equitativa son abandonados; la ya famosa ametralladora de la calle Iztueta es silenciada con una pieza de artiller´┐Ża que consigue que sus servidores la abandonen a su suerte.

La ciudad queda en manos de las organizaciones obreras que enseguida se afanan en plasmar, por un breve per´┐Żodo de tiempo, sus teor´┐Żas sociales. Pero una preocupaci´┐Żn mayor viene a canalizar los esfuerzos del Frente Popular; los cuarteles de Loyola y las alturas inmediatas todav´┐Ża representan un peligro real que deben atajar de inmediato.
Milicianos durante los combates en el cementerio de Polloe

Milicianos durante los combates en el cementerio de Polloe.
Fotograf´┐Ża en http://www.donostia.org/

El 24 de julio las milicias comienzan a hostigar las posiciones rebeldes que son rodeadas; se asalta el cementerio de Polloe donde Justo Rodr´┐Żguez dirige a las milicias entre las cuales hay numerosos marineros de Trintxerpe. Las milicias son contenidas por los tiradores de ´┐Żlite, las bajas son cuantiosas por lo que el ataque se paraliza, ocup´┐Żndose diferentes posiciones en torno a los cuarteles, a Polloe y Ametzaga´┐Ża. Se corta el suministro de luz y agua del cuartel.

El 25 se opta por cambiar de t´┐Żctica, un viejo avi´┐Żn apodado el ´┐ŻAbuelo´┐Ż deja caer sobre los cuarteles octavillas con mensajes de los familiares de los soldados, algunos desertan cuando van a hacer la aguada.

El d´┐Ża 26 se asaltan simult´┐Żneamente el alto de Ametzaga´┐Ża y el cementerio de Polloe(7); en la refriega en el cementerio el teniente de asalto Justo Rodr´┐Żguez Rivas es herido de gravedad en el vientre. Luis Arbella tambi´┐Żn se encuentra en el mismo lugar, esto es lo que nos cuenta:

Est´┐Żbamos nosotros all´┐Ż en posiciones (en el cementerio de Polloe), y un buen d´┐Ża sacaron ellos una bandera blanca para parlamentar. ´┐Żbamos a ir: entre ellos Antxon Andonegui, yo y algunos m´┐Żs y los militares no dejaron, porque ten´┐Żan que ser ellos los que ten´┐Żan que ir a parlamentar. Y efectivamente sali´┐Ż (´┐ŻC´┐Żmo se llamaba aquel Teniente de Asalto?´┐ŻC´┐Żmo?). No me acuerdo. Bueno salieron tres y cuando estuvieron a huevo, como generalmente se dice, ellos tiraron y nos mataron a alguien. Iban a parlamentar y los mataron en el camino.(8)

Justo Rodr´┐Żguez no fallece all´┐Ż mismo, si no que es trasladado al Hospital San Ignacio donde muere pocas horas despu´┐Żs.(9) Posteriormente el cuerpo ser´┐Ż trasladado a Bilbao donde se oficiar´┐Ż el sepelio con la presencia de autoridades.(10)

Los combates se suceden en los alrededores del cuartel, un avi´┐Żn gubernamental entra en liza y arroja dos bombas que causan graves desperfectos en uno de los muros de los cuarteles. El ataque exaspera a Vallesp´┐Żn que quiere a toda costa enviar un escrito en tono amenazador a las autoridades civiles, pero se topa con la oposici´┐Żn de la oficialidad, a cuya cabeza Carrasco junto al comandante Herce son de la opini´┐Żn de tomar una actitud m´┐Żs conciliadora invit´┐Żndoles a parlamentar. Finalmente consiguen imponerse bajo la condici´┐Żn de que los receptores fuesen los diputados, ya que para Vallesp´┐Żn eran la ´┐Żnica autoridad civil que consideraba leg´┐Żtima.

A la ma´┐Żana siguiente se decreta un tenso alto el fuego y en el puente de ingreso a los cuarteles se encuentran ambas partes. Por parte de los militares hacen acto de presencia el coronel Carrasco, el teniente coronel Vallesp´┐Żn y el comandante Herce; de parte de las autoridades civiles acuden a la cita los diputados Miguel Amilibia (PSOE), Irazusta, Manuel de Irujo, Picabea y Lasarte (todos del PNV).

Los diputados exigen la rendici´┐Żn incondicional; Vallesp´┐Żn obviamente se niega tajante a aceptar estas condiciones ´┐ŻEso es: que el rat´┐Żn imponga condiciones al gato.´┐Ż(11) Los diputados dan un tiempo a los militares para que reflexionen sobre lo propuesto o para que aporten otras sugerencias que se puedan tener en cuenta.

La moral de los sitiados no vive sus mejores momentos, Vallesp´┐Żn se encuentra solo una vez m´┐Żs, la mayor´┐Ża de los oficiales se inclinan por capitular y la idea de intentar una salida para enlazar con los navarros es desechada porque no conf´┐Żan en la lealtad de la tropa una vez fuera. Vallesp´┐Żn huye a las 6:30 horas de los cuarteles y se refugia en el cercano monasterio de Uba (desde donde es testigo de la rendici´┐Żn), m´┐Żs tarde en Astigarraga un coche lo conducir´┐Ż a Pamplona.

Aprovechando al confusi´┐Żn inicial, miembros de la CNT introducen camiones por la parte posterior de los cuarteles y se hacen con un bot´┐Żn de 1.400 fusiles y municiones que almacenaron en el cuartel que los gallegos pasaitarras ten´┐Żan en Bidebieta.(12) Esta acci´┐Żn no sienta nada bien a sus aliados que exigen la repartici´┐Żn de los fusiles; la CNT se niega alegando que cuando se tom´┐Ż el hotel Mar´┐Ża Cristina fueron excluidos del reparto de armas.

La presencia de gallegos en los combates registrados en la capital gipuzkoana entre los d´┐Żas 22 y 28 de julio de 1936 en las filas, mayormente de la CNT, es destacada. Al contingente galaico del sindicato trintxerpetarra Avance Marino ya de por si elevado, hay que sumar la llegada de al menos dos barcos pesqueros a Pasai-San Pedro que ven´┐Żan huyendo de Galicia. Desconocemos el puerto de partida, pero recientes estudios de Dionisio Pereira apuntan que antes el 22 de julio hay localizadas dos fugas por mar desde la provincia de A Coru´┐Ża.(13) Cuatro tripulantes de estos pesqueros resultaron fallecidos durante los combates donostiarras: Manuel Ramos Sanpedro, Jos´┐Ż Lage Iza, Seraf´┐Żn Ubeira y Clemente Queipo.(14)

Sergio Balchada
Comentarios (0) - CategorÝa: 04.- GALIZA EN EUSKAL HERRIA - Publicado o 23-06-2015 12:51
# Ligazˇn permanente a este artigo
Chuza! Meneame
Deixa o teu comentario
Nome:
e-Correio: (Non aparecerß publicado)
URL: (Debe comezar por http://)
Comentario:
© by Abertal
VISITANTE NUMERO




Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0