PERFIL
fatocastelao@gmail.com
 CATEGORÍAS
 FOTOBLOGOTECA
 RECOMENDADOS
 BUSCADOR
 BUSCAR BLOGS GALEGOS
 
 ANTERIORES

Homenaxe a Kontxa Murguia 2021
No pasado 13 de Marzo fixemos unha ofrenda floral na Kultur Etxea (Casa da Cultura) de Oiartzun pra lembrarmos a homenaxe que adoitamos fazer a Kontxa Murguía Egaña. Tinhamos pensado faze-lo antes, mais por mor da situazón sanitaria vímo-nos na obriga de posponhe-lo ata essa data. Dende que xurdiu o tema da pandemia o nosso coleitivo, que conta con membros de avanzada idade, ven de suspender os actos programados apostando polo trabalho nas redes sociais. Kontxa Murguía era a nai de Manuel M. Murguía e por tanto sogra de Rosalía de Castro. O acto desenvolveu-se no mesmo lugar onde se atopa a placa que foi colocada hai 20 anos na que foi a súa casa natal e que a día de hoxe alberga a Kultur Etxea da localidade. Basicamente consistiu numha ofrenda froral na intimidade á que asistiron dous membros históricos do Fato Cultural "Daniel Castelao": o historiador Xosé Estévez e Manoel Irixoa, ademais do nosso presidente Filipe Domínguez e Iosune Cousillas, Concelleira da cultura no municipio e de prosapia galega.
Comentarios (2) - Categoría: 08.- CONCHA MURGUIA - Publicado o 22-04-2021 13:56
# Ligazón permanente a este artigo
DISCURSO PRONUNCIADO POR XOSÉ ESTÉVEZ
DISCURSO DE CASTELAO PRONUNCIADO EL 9 DE FEBRERO DE 1945 EN BUENOS AIRES CON MOTIVO DE LA DESPEDIDA A RAMON ALDASORO, QUE IBA A NUEVA YORK PARA FORMAR PARTE DEL GOBIERNO VASCO.(Museo de Pontevedra, registro,
8.707-26; archivo Castelao 1-13).


"Amigos Vascos. Querido Aldasoro. Vosotros sois los representantes de un pueblo único, tal vez el más antiguo de Europa, y nosotros somos los supervivientes de un pueblo que ha quedado dividido y confinado en los cabos occidentales de Europa, en los Finisterres, que de noche se saludan sin verse, con la luz de sus faros. Pero yo no sé qué hilos misteriosos y ocultos enlazan a nuestras patrias, desde Bayona a Bayona, como suelen decir los pilotos de cabotaje. Y si en Francia los bretones y los vascos se han preguntado muchas veces de donde provienen sus afinidades, creo que nosotros podemos hacernos la misma pregunta, porque esta rara simpatía que ahora se descubre en nuestras relaciones es algo que viene de muy lejos y de muy hondo-no es fruto de la pura casualidad-y algo hay de común en los
fondos primitivos e insobornables de nuestro ser colectivo, de nuestro ser nacional, algo que no proviene solamente de nuestra antigüedad.

Recuerdo que Don Manuel Murguía, el patriarca de las letras gallegas, esposo de Rosalía de Castro, llegó a decir que su amor a la tierra nativa, a Galicia, le venía del corazón de su madre vasca. <>. Yo no sé si la arquitectura barroca de nuestros paisajes, cubiertos siempre por un manto de jugoso verdor, que nos hace ruralistas y amantes de la naturaleza. No sé si es aquella lluvia sutil, que moja sin sentirlo, que no sabemos si baja de las nubes o sube de la tierra y que vivifica nuestra carne y nuestro espíritu. No sé si es la bruma del Atlántico que empaña nuestros ojos cuando queremos escrutar las lejanías físicas o morales. ¡Quién sabe!. Pero yo sé que nuestros pueblos tienen un mismo sentido transcendente de la vida y de la libertad, que nos hace conservadores y resistentes para guardar y defender todo lo que hay de eternamente nuevo en lo antiguo y de eternamente original en nuestras tradiciones. Yo sé que nuestro arte popular, siempre lírico y al aire libre- el chistu y la gaita no son instrumentos de salón-dinamizan con ritmo idéntico nuestras canciones y nuestras danzas antiguas, de espadas, de palos y de arcos, que también se conservan en Galicia. Yo sé que no hay pueblo en el mundo que nos aventaje en amor al suelo patrio y a la casa materna, porque para vascos y gallegos nuestra tierra es el paraiso terrenal. Permitidme que recuerde una anécdota que leí no sé en donde. Un sacerdote le dijo a un mozo vasco, pleno de salud y de optimismo: <<¡Hijo, mío, este mundo es un valle de lágrimas!>>. Y el mozo vasco, tomando el mundo por su tierra, le respondió <<¿Valle de lágrimas?. ¡Eso lo veremos!>>. Y eso mismo le hubiera respondido un mozo gallego, si sobre su alma no pesaran cinco siglo de opresión política y cultural.

Yo le quiero entrañablemente a vuestro país y a vuestro pueblo por sentimientos atávicos inexplicables. He contemplado muchas veces a través de la ventanilla del ferrocarril en mis varios viajes a Francia, después de haber atravesado las llanuras castellanas, y al entrar en vuestro país mi corazón me decía que entraba en el mío. Recuerdo mis paseos solitarios por las calles de Bilbao y San Sebastián. Recuerdo la emoción que me produjo el dirigirme a una multitud vasca en el frontón Euskalduna de Bilbao. Pero la emoción más intensa que me produjo vuestro país, una de las emociones más vivas de mi vida, se la debo a Aldasoro. Aldasoro me llevó a Guernica en una tarde de otoño del año 1932. ¿Lo recuerdas?. Aún veo el viejo roble de Guernica, reducido a un muñón de hierro, que se alza como una deidad mitológica bajo un baldaquino de piedra. Y no sé que respeto ancestral me infundió aquel roble muerto, como si dentro de mi se despertera el espíritu de mis antepasados celtas, que veneraban los árboles y también se reunían bajo los robles para deliberar y tomar acuerdos, de cuya costumbre aún quedan algunos testimonios milenarios, como el roble de Silleda y el de Santa Margarita de Pontevedra. Sé que sin poderlo remediar, besé aquel tronco con la misma unción religiosa y patriótica con que lo hubiera besado un vasco resucitado. Veo el roble nuevo, con su tronco alto y lanzal y su copa magnífica, de hojas verdes y frutos nuevos, que ha de ver morir y nacer a muchas generaciones de vascos. El roble viejo y el nuevo, el muerto y el vivo, representan una misma idea, apenas interrumpida por un siglo de torpe filosofía, representan el mismo sentido atlántico de la libertad, que sólo vosotros supisteis mantener.

Y ninguno de los monumentos que ví después en mi larga peregrinación por el mundo logró eclipsar el recuerdo de los robles de Guernica, ni siquiera la famosa y gigantesca estatua de la libertad que se alza en la entrada de Nueva York, con sus picos en la cabeza y su ice cream en la mano derecha, porque todos los monumentos son proyectos y deseo de libertad. Pero el viejo roble de Guernica no es un proyecto; es el testimonio de la libertad efectiva que disputó el pueblo vasco, es el símbolo de los viejos fueros de Euskadi. Y el roble nuevo tampoco es un proyecto, es la garantía de la libertad que dentro de muy poco tiempo va a disfrutar el pueblo vasco, es el símbolo de las doctrinas de Sabino Arana. Y del espíritu ancestral de Galicia me viene mi solidaridad con vosotros en el amor a la libertad de los hombres y de los pueblos.
Querido Aldasoro: Vas a reunirte con el Lendakari de los vascos, que es en cierto modo, un poco Lendakari de los gallegos, por el afecto que le tenemos y porque él es la máxima figura de Galeuzca. Dile que los gallegos confían ciagamente en su lealtad, que admiramos su talento y proclamamos sus virtudes políticas. Dile que yo, al entrar en los sesenta años de edad, envidio su juventud, tan fuerte como la del nuevo roble de Guernica.
Que tengas feliz viaje y que regreses pronto".
Comentarios (0) - Categoría: 08.- CONCHA MURGUIA - Publicado o 18-02-2020 17:58
# Ligazón permanente a este artigo
CATIVA CRÓNICA DA HOMENAXE A KONTXA MURGIA EGAÑA (2008)
O sábado pasado, 16 de Febreiro, celebrouse na Casa de Cultura de Oiartzun a anual homenaxe a Concha Murguía, nai de Manuel M. Murguía, o primeiro teórico do nazonalismo galego, primeiro presidente da Academia da Lingua Galega e marido da egrexia poeta e ilustre persoeira do Rexurdimento, Rosalía de Castro.
Despois dunha pezas musicais, vascas e galegas, interpretadas polos Txistularis de Oiartzun e os gaiteiros ?Novas Fontes? de Hernani, depositouse un mesto ramo de flores á beira da praca colocada en novembro do 2000, que lembra o nacemento de Concha Murguía en 1806 no seu fogar, hoxe Casa de Cultura do concello. Txistularis e Gaiteiros interpretaron o Agur Jauna e o Himno Galego. Despois celebrouse unha falencia na Sá de Conferencias a cárrego da Concelleira de Cultura, Idurre Bera, e de Xosé Estévez, historiador, profesor e Presidente do Fato Cultural ?Daniel Castelao?, orgaizador do evento. Esta Asociación conta por sorte con un enxamio de membros moi activos como Irixoa, Moncho, Pena, Estíbaliz, Filipe, Lolo, Xoan Mourinho e Pablo Carral, que arreo traballan a prol das causas nacionais éuscara e galega.

Idurre Bera de xeito breve e certeiro narrou con un éuscaro de son musical e atrainte a biografía de Concha Murguía (Oiartzun 1806-Santiago 1854), rematando con unha chamada a manter e incrementar as boas relacións entre os dous Pobos irmáns, Galiza e Euskal Herria.

Xosé Estévez dedicouse a nomear una longa ringleira de senlleiras persoalidades da cultura e do nazonalismo galegos que tiveron estreitos vencellos con Eukal Herria, dende propia Concha, o seu fillo Manuel M.Muguía, a nora, Rosalía de Castro, Manuel Curros Enríquez, pasando por Vicente Risco, Antón Villar Ponte, Ramón Otero Pedrayo, Lois Peña Novo, Ramón Martínez López, Alvaro das Casas, Valentín Paz Andrade até chegar a Castelao, sen dúbida, o persoeiro galego máis galeuzcano. Tras denunciar os procesos de ilegalizacións pola banda do goberno e dos tribunais españois, detívose o profesor Estévez en suliñar as relacións de ANV co galeguismo, aportando fotocopias de documentos históricos orixinais sobre o tema. Velaiquí un resumo da súa disertación.

A comenzos da II República en ?Euzko Indarra?, local de ANV, sito na parte vella de Donostia pronunciou unha conferencia sobre a situación política de Galiza o galeguista, Valentín Paz Andrade, sendo presentado por Gabarain, líder do aneuvismo donostiarra xuntoa a José Imaz, concelleiro do consistorio da cidade.
O 2 de abril do ano 1933, en prena II República, Castelao participaría nun mitin celebrado no frontón Euskalduna de Bilbo, convidado por ANV, xunto aos dirixentes do mesmo partido, Urrengoetxea, Arrien e Basterra, e un representante de ERC, Joseph Riera i Puntí. O voceiro aneuvista , ?Tierra Vasca?, recollería os discursos de todos eles. O mesmo día asinaría no Libro de Ouro da Casa de Galiza de Bilbao Castelao, Riera i Puntí e o aneuvista Luis de Areitioaurtena. Tamén na mesma xornada desprazaríanse a Gernika, donde no Album de Honor asinarían Castelao, o mentado Joseph Riera e o aneuvista Sabin Seijo, un pacto para conquerir a libertade dos tres Pobos.

No vran do ano 1933 realizouse a viaxe triangular a Galiza, Euskal Herria e Catalunya por parte da mayoría dos partidos políticos nazonalistas das tres Patrias: Partido Galeguista, Vangarda Nazonalista Galega, PNV, ANV, UDC, LLIGA, ACR e ERC. Selouse en Santiago o Pacto de Compostela, máis coñecido como Galeuzca, o 25 de xullo e cinco día máis tarde en Bilbo foi ratificado, sendo asinado pola banda de ANV por Andrés Perea.

En ?Tierra Vasca? o 13 de agosto de 1933 aparacería unha longa entrevista a Castelao, daquela diputado, que remataba con un pequeño toque humorístico, cousa que lle acaía moi ó rianxeiro, un verdadeiro especialista no caricaturismo retranqueiro. Días máis tarde incruiríase outra ó tamén diputado galeguista, Ramón Suárez Picallo.

Na delegación do Goberno Vasco de Barcelona, rexentada polo aneuvista, Luis de Areitioaurtena, celebraríase o Aberri Eguna de 1937, xa durante a Guerra Civil. Intervirían Castelao e varios representantes dos partidos nazonalistas cataláns.
Xa no exilio, en Bós Aires, representantes das comunidades vasca, galega e catalá, xuntábanse no Casal Catalá e froito desas reunións sairían á luz diversos acordos galeuzcanos, asinados en 1941 e 1944-1946. Mesmamente entre 1945 e 1946 editaríanse 12 números da revista GALEUZCA, cuxa alma mater redactora era o xornalista, Olivares Larrondo ?Tellagorri?, de ANV, grande amigo de Castelao a quen entrevistaría en diferentes ocasións.

Istes espallados dados son dabondo expresivos para amosar as estreitas relacións entre o galeguismo e o ANV, forza política que naceu en 1930 con carácter aconfesional e socialdemócrata, sendo férveda siareira dun artellamento confederal de Península Ibérica, tal como tamén propoñía Castelao, artellamente que supón a soberanía das nacións que se confederan de xeito libre, reversibel e voluntario mediante tratados internacionais.

Terminou o historiador Estévez afirmando que @s galeg@s asentados en Euskal Herria non renunciamos á nosa identidade nazonal primixenia, pero solidarizámonos sen reservas e integradoramente ca patria vasca, que nos doou fogar, traballo, pan e familia na moura e longa noite de pedra. Non somos capaces de servir a dous señores, pero sí de amar a duas doncelas, luxuriosamente verdescentes, Galiza e Euskal Herria. Leu un porma doutra grande poeta galeuzcano, Manuel María, adicado a Euskadi e animou ó Pobo Vasco a loitar pola súa soberanía, porque se el fenecía, os outros desaparecían tamén.

Despois dos discursos os sons das gaitas amenizaron un lunch de saborosos aperitivos con que nos agasallou o Concello de Oiartzun, a quen lle estamos fondamente agradecidos de xeito sobranceiro á súa concelleira de cultura, Idurre Bera, unha rapaza engaioladora que nos ofreceu toda clas de facilidades para a celebración da efeméride.

Xosé Estévez.
Comentarios (0) - Categoría: 08.- CONCHA MURGUIA - Publicado o 19-02-2008 21:15
# Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
VISITANTE NUMERO




Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0