MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA CAPILLA DE SAN RAMÓN DE VILOALLE
Los alrededores de Mondoñedo están poblados de sencillas capillas, esparcidas por entre los caseríos. La mayoría fueron fundadas por vecinos piadosos o por sacerdotes; otros les dejaban propiedades o fundaban capellanías.
En las inmediaciones de la parroquia de Santa María de Viloalle, en la ladera del monte y lugar conocido como “Lama das Ras”, en el margen izquierdo de la carretera local que comunica el barrio de “A Cabana” con el de “Millarado” y “A Ferrería”, nos encontramos con una hermosa y bien cuidada capilla dedicada a Nuestra Señora de Pastoriza, pero más conocida entre los vecinos como de San Ramón.
La citada capilla fue construida junto a su casa por el vecino de la parroquia de Viloalle D. Francisco de Valoría, de profesión relojero. Su consagración tuvo lugar el 17 de enero del año 1726. La mayor parte de su construcción está formada por gruesas piedras de cantería y tiene una anchura de 7´90 metros, una longitud de 18´80 metros y una altura hasta el borde del tejado de unos 3 metros.
El fundador colocó en su interior varias imágenes, entre ellas la de San Ramón y Nuestra Señora, y funda en su altar mayor la cofradía de San Ramón y Nuestra Señora de Pastoriza. Esta cofradía fue erigida canónicamente el 24 de enero de 1728.
El 14 de agosto de 1728, se le da sepultura al cadáver de D. Francisco de Valoría en la capilla de Nuestra Señora de Pastoriza de Viloalle, que había fabricado junto a su casa. En el instante de su fallecimiento se hallaba viudo y dejaba de su matrimonio dos hijos llamados María Antonia y Juan Antonio.
El 14 de abril del año 1758, el Obispo de Mondoñedo D. Carlos Riomol y Quiroga visita la citada capilla.
En el costado derecho y parte trasera de la edificación religiosa fue construido un reducido cementerio, todo él rodeado de un alto muro de piedra. Hace muchos años que se dejó de enterrar en su interior.
Hará unos veinte años, la edificación y el cementerio se encontraban en completo abandono. En aquella fecha era párroco de Viloalle D. Manuel Fernández Page, quién, con la estimable aportación económica y laboral por parte de los vecinos, realizan una limpieza de maleza de todo el entorno, sustituyen toda la cubierta de la edificación, limpian y rejuntan todas las piedras de sus muros, construyen una puerta nueva de entrada a la capilla y cementerio, confeccionan unos nuevos asientos de madera, etc.
En el interior del cementerio anexo, se pueden observar varias lápidas sepulcrales de piedra. Una de ellas, por resultarnos muy curiosa, la transcribimos al pie de la letra y dice: “Aquí yacen las cenizas de Ramón Doural, labrador, falleció el 12 de septiembre de 1880, a los 70 años”. Conocemos muchas inscripciones funerarias en los alrededores de Mondoñedo, pero en ninguna hemos visto gravada la modesta profesión del difunto.
Desde hace varios años, en fechas próximas a la festividad de San Ramón, muchos vecinos de la parroquia se reúnen en el entorno de la citada capilla, escuchan misa, sacan en procesión varias imágenes y más tarde comparten mesa y mantel.

A. G. D. (Mondoñedo)

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 08-09-2010 22:20
Ligazón permanente a este artigo
UN CUNQUEIRO BOTICARIO EN MONDOÑEDO (III)
En un momento dado, D. Joaquín Cunqueiro, se encuentra obligado a abandonar el local dedicado a farmacia en la vivienda del Pasadizo de la Plaza y decide trasladar su botica a la esquina de la planta baja del Palacio Episcopal de Mondoñedo, que mira a la emblemática Fuente Vieja. El 20 de enero de 1909, después de superar numerosos contratiempos, D. Joaquín Cunqueiro Montenegro abrió al público su “Farmacia Moderna” en el citado local del Palacio Episcopal. D. Joaquín era un farmacéutico joven y gozaba ya entre los mindonienses de grandes simpatías y de acreditada escrupulosidad en el despacho de fórmulas.
A las pocas fechas de celebrarse el matrimonio, los desposados fijan su residencia en la vivienda señalada con el número 2 de la calle Méndez Núñez (actual de Álvaro Cunqueiro). Del citado matrimonio nacieron: Carmen, Álvaro, Hernán José, Carlos y Joaquín. Sobrevivirían los tres primeros, los dos últimos fallecieron de corta edad.
D. Joaquín Cunqueiro Montenegro ocupó el cargo de Alcalde del Ayuntamiento de Mondoñedo desde el 2 de octubre de 1923 hasta el 16 de enero de 1924. Formaron parte de la Corporación mindoniense que él presidió: D. Antonio Prieto, D. Ramón Docal, D. Santiago Méndez, D. Ricardo López, D. José Ramón López Díaz, D. Antonio Arias, D. Manuel Cantil, D. Pedro López Rojo y D. Paulino Vila. (4)
D ª Josefa Mora Moirón falleció en Mondoñedo el año 1931. Los miembros de esta recordada familia llegaron a residir durante un corto periodo de tiempo en la vivienda señalada con el número 25 de la calle Méndez Núñez, hoy propiedad de Germán Bouso “O Carballés” En el mes de marzo del año 1933, falleció en esta vivienda su hijo Carlos, que contaba solamente con 18 años de edad. Sus restos mortales fueron llevados a hombros de sus amigos Francisco Martínez Fanego, Justo Lage, Pascual Cigarrán, Emilio Díaz Jácome, Francisco Alonso y Eliseo Iravedra. Al poco tiempo regresa el resto de la familia a la vivienda que ocuparon con anterioridad.
D. Joaquín Cunqueiro Montenegro falleció el 20 de noviembre de 1941, en la vivienda señalada con el número 2 de la calle Méndez Núñez de Mondoñedo. (5)
Los hermanos supervivientes Cunqueiro Mora: Carmen, Álvaro y Hernán José (Pepe) cambian de residencia a mediados del año 1949, y se trasladan a la vivienda situada en el Cantón Grande, señalada con el número 13, que le había dejado en herencia a Carmen la tía de su madre D ª Pilar Moirón Agüeira. (6)
Con todos estos datos aportados del origen de la familia Cunqueiro de Mondoñedo, la mayoría de ellos prácticamente desconocidos para los mindonienses actuales, queremos recordar la estancia entre nosotros, durante prácticamente un siglo, de esta familia tan querida y recordada en Mondoñedo. Con la desaparición de D ª Carmen Cunqueiro Mora en el año 2006, último miembro de la familia, desaparece de la población Mondoñedo el apellido Cunqueiro y posteriormente su propiedad al ser vendida su vivienda por uno de sus sobrinos (César).[Ver más fotos]

(1)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, obras y servicios, carpeta 2404.
(2)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, carpeta 1634, censo de población del año 1906.
(3)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, libro 13 de casados de la parroquia de Santiago, folio 279.
(4)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, libro de actas.
(5)- Registro civil de Mondoñedo, sección tercera, tomo 53, página 345.
(6)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, censo de población del año 1950.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 05-09-2010 23:07
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural