MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

OTRO PERSONAJE REAL DE LA NOVELA “A BESTA”
POLICARPO-A BESTA-MONDOÑEDO
En las páginas 66 y 67 de la novela de Patricio Delgado Luaces, “Xan de Masma” titulada “A Besta”, el autor hace una descripción de un personaje liberal de Mondoñedo, de manera un tanto despectiva y con tono burlesco. A continuación transcribimos al pie de la letra esas dos páginas: “Figuradevos unha pipa de aceite posta de punta sobre dous zancos de media vara, e unha piruleira encima, pois a pipa era o bandullo de don Policarpo, os cortos zancos as dúas pernas que o sostiñan, e a piruleira, a cabeza que se encaixaba nos hombros que dun a outro tiñan a carreira dun can. Avogado ou abobado, como ás veces escribía, finxindo cabucarse un escribano do pobo, cando encabezaba algún alegato feito por aquel. Heleogábalo que coma o seu colega romano, poñía medo o ver aquel palleiro de grasa e carne, nada tiña de sabio, pero si non sabía moitas leises, sabía en cambio moita gramática parda para envolver o desgraciado que lle hipotecaba unhas terras, e quedarse con elas; e para muxir a vaca electoral, según veremos, facendo que cada deputado que polo pobo salía, lles deixase, cando menos, vinte mil reás de ganancia. Xa fora rico ó nacer. Fillo dun boticario que fixera cartos con píldoras de fariña, e que educou o seu vástago con tanta moralidade que entre os dous tiñan unha muller, pois a mai rebentou ó parir aquel fol de sebo, había chegado ós cincuenta anos sin casarse, comendo coma un buitre, bebendo coma un mosquito, e despois de chea a panza viña a danza, e as probes das criadas apagaban o lume, pois era tan rixoso como Mahoma que nunha noite folgaba cas súas catro mulleres…pax christi”.
El nombre real de la persona a que se refiere el pasaje de la novela, descrita por el autor de esta forma grotesca, es D. Policarpo Carrera Barrera, natural de la parroquia de Santiago de Baroncelle, ayuntamiento de Abadín (Lugo), residente en la calle Perejil de Mondoñedo -actualmente de Pardo de Cela-(*) y de profesión abogado. Era hijo de D. Felipe Carrera y de Dª Antonia Barrera, también naturales de Baroncellle.(1)
En los libros de actas del Ayuntamiento de Mondoñedo aparece su nombre como 2º teniente de alcalde el 1 de enero de 1.848, aunque no puede concurrir a la toma de posesión por encontrarse enfermo y es designado para la sección de hacienda.(2)
Aparece como Presidente de la Corporación mindoniense (Alcalde) en el acta levantada el 1 de enero de 1.851.(3) El 1 de enero de 1.852 cesa por virtud de la nueva elección de concejales y deja de aparecer después del 2 de enero del año 1.871. Por estas fechas formaban parte de la corporación mindoniense, además de D. Policarpo: D. José María Lage, D. José Kampeling, D. José Vivero, D. Francisco Alonso, D. Antonio Novo, D. Manuel Núñez, D. José María González y D. Manuel Pardo, entre otros.(4)
D. Policarpo Carrera Barrera, abogado y propietario, falleció en Mondoñedo el 6 de mayo de 1.876, a las seis y media de la tarde, a la edad de 66 de años.(5)

***

(1)- Archivo Municipal de Mondoñedo, censo de población del año 1.856, carpeta 2.250.
(2)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, libro de actas 1.846/50, carpeta 964.
(3)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, libro de actas 1.851/55, carpeta 965.
(4)- Archivo Municipal de Mondoñedo, actas 1.861/70, carpeta 967.
(5)- Registro Civil de Mondoñedo, Sección tercera, Tomo VII, folio 9, número 117.
___

(*) “A Besta”, página 65: “Un casarón con máis ventanas que un colexio, capaz de albergar drento un batallón. Que cheiraba a vello polo cor das paredes, feitas de cantería da que se colle no monte de Tronceda… con baixos e tres pisos…”

Peruxo de Estelo

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 08-09-2009 10:58
Ligazón permanente a este artigo
* EL CRUCERO DEL FIOUCO *
O FIOUCO-MONDOÑEDO
Los cruceros son una muestra excepcional de la etnografía y religiosidad de la cultura gallega. Por lo general se encuentran situados en las encrucijadas de caminos, a la orilla de puentes, en los atrios de las iglesias, en lugares donde aconteció una muerte violenta, en los cementerios etc. Por lo general, cada crucero de los existentes en nuestra Comunidad, tiene su historia.
El crucero situado en la cumbre de los montes conocidos con el nombre de “A Farrapa” y en el punto denominado “O Fiouco” es muy original por su edificación y por el entorno que lo rodea. Parece servir de marco o límite entre las parroquias de San Bartolomé de Cadavedo (Pastoriza) y la de San Pedro de Argomoso (Mondoñedo), a las que pertenecían sus fundadores.
La edificación llama la atención a los viajeros que circulan por el trazado de la carretera N-634. Es un crucero de piedra de granito, de considerables dimensiones, en cuyo fuste están esculpidas las imágenes de San Pedro y San Bartolomé, bajo la presencia de Cristo crucificado. Todo el conjunto se halla resguardado por una edificación de piedra, rematada con un tejado de pizarra a dos aguas.
Su edificación data del año 1.891 y fue costeada por Manuel do Campo, vecino de San Bartolomé de Cadavedo y por Antonio Ledo, vecino de San Pedro de Argomoso. El Obispo de Mondoñedo, D. Manuel Fernández de Castro, concedió indulgencias a los que rezaran con devoción un padrenuestro, un credo o un acto de contrición delante de estas imágenes.
A comienzos del siglo XX era el lugar elegido para reunirse los músicos de la comparsa del famoso gaitero de La Rigueira (Pastoriza), conocido por “Coruxeiras”, ya que los componentes eran vecinos de diferentes parroquias. Allí solían repasar el repertorio antes de emprender la pronunciada bajada a la ciudad de Mondoñedo.
Hace unos años, la edificación llegó a encontrarse muy deteriorada a causa de un fuerte temporal de viento y lluvias y de los bárbaros actos de unos desconocidos que causaron serios daños en las imágenes esculpidas en el fuste.
Cada tercer domingo del mes de septiembre, desde comienzos de la década de los años ochenta, el párroco de San Pedro de Argomoso D. Pedro Díaz Fernández, oficia una misa campestre en el lugar con motivo de la celebración de la fiesta de Exaltación de la Santa Cruz, por ser la cruz colocada a más altitud de todo el Ayuntamiento de Mondoñedo. A este lugar ascienden el día señalado la mayoría de vecinos de Argomoso, así como numerosos vecinos de Mondoñedo y sus alrededores. Con frecuencia se encuentran colocadas al pie de la cruz velas y flores depositadas por algunos devotos.
Desde el punto de vista turístico, la cumbre del “Fiouco”, constituye un mirador especial de todo el valle para observar el fabuloso entorno natural que nos rodea. Además por sus características, y desde el punto de vista deportivo, podría ser el lugar idóneo para celebrar el final de una etapa de la Vuelta ciclista a Galicia. La cercana población de Vivero lo ha conseguido con la subida al empinado monte de San Roque. ¿Porqué no Mondoñedo?, posiblemente el apartado económico tiene la culpa.

Cal do Dubio

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 08-09-2009 00:03
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural