MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ANTÓN DA PONTE
Si ten algo de novela, ten moito máis de historia”
“Pois ese é o retrato de Antón: Alto, fornido coma un carballo; cunhas patillas que se xuntaban cas guedellas que lle tapaban os fuciños; cun cor tirando a roxo e a moreno; cas pernas un pouco tortas para fora tal como nos pintan a Hércules, cun peito ancho coma una maseira, ca camisa de estopa entraberta e enseñando un moucho de pelos; cuns brazos nervudos e tamén muy peludos; Antón a pesar de ter cuarenta anos, botábase as costas catro fanegas de trigo, e cando se lle atascaba o carro nalgunha poceira do camiño, el solo facia máis para arráncalo cos dous bois que polo carro tiraban” (1).
“Antón da Ponte” residía con sus padres en una modesta vivienda del lugar de “A Ponte Nova” de Viloalle, situada muy cerca del cauce del río Valiñadares (hoy conocida como “Casa de Mañas”) y dotada de un importante molino harinero. Su verdadero nombre era Antonio Fernández Rico, hijo de Miguel Fernández y de Josefa Rico, naturales y vecinos de Viloalle.
A comienzos de la década de los años setenta del siglo XIX, “Antón” se casa con María Manuela Gómez López (n-5/6/1845), hija de José Gómez Ramos y de Rosa López, residentes en el lugar de “O Coto” de la parroquia de San Jorge del Cadramón. El nuevo matrimonio, durante un periodo de tiempo, reside en el lugar de “O Campo”, de la misma parroquia. En este domicilio nacería su hija primogénita María Josefa Fernández Gómez “Pepiña” (28/4/1872). Poco más tarde, el matrimonio y su hija de tierna edad, se trasladan a la vivienda paterna del lugar de “A Ponte Nova” de Viloalle. En este último domicilio nacerían otros hijos.
El 23 de febrero de 1886, la vida le iba asestar un duro golpe a “Antón”, al fallecer su joven esposa María Manuela, a consecuencia de un parto. Le quedaban de su matrimonio los hijos siguientes: María Josefa, Ramón, Paulina, José y Jesús, todos menores de edad y residentes en su compañía (2). Menos de cuatro meses más tarde, “Antón” recibe otro duro revés, fallece a los 2 años de edad su hijo Jesús. Para remate, el 26 de enero de 1887, fallece su viudo padre, a la edad de setenta y ocho años.
Por curiosidad, continuamos recopilando más datos de las familias de “Antón” y de Manuela. ¡Vaya sorpresa nos llevamos! “Antón da Ponte” y D. Patricio Delgado Luaces “Xan de Masma” eran, como se dice por estos lugares; “compadres”. El 21 de noviembre de 1876, nació en el domicilio de “A Ponte Nova” de Viloalle, su hija Paulina Manuela Antonia. Fueron sus padrinos D. Patricio Delgado Luaces y su hermana Dª Paulina, solteros y vecinos de Mondoñedo (3).
En el año 1924 residían en el lugar de “A Ponte Nova” de Viloalle Antonio Fernández Rico, de estado viudo y de 76 años de edad, en compañía de su hijo José, de 48 años, casado con Manuela Loredo. Su nieto Jesús Fernández Loredo, regentó durante muchos años un establecimiento público de bebidas en Viloalle, conocido como “A Taberna de Mañas” (4).
Por parecernos muy interesante por los datos aportados por “Xan de Masma” y por las bonitas expresiones utilizadas, transcribimos otro fragmento de su novela: “As catro da tarde, o carro ben cargado de cachivaches; as galiñas metidas nunha cesta; o can detrás e detrás Antón, Pepiña e Pepe do Merlo, iban polo camiño da Fervencia. Os gatos quedaronse porque ises non teñen cariño os amos sinon a casa”. “Da cibdade de Mondoñedo o Cuadramón hai cinco leguas polo atallo, e seis compridas polo camiño de carro”.

Otro personaje de novela.

(1)- Xan de Masma, “A Besta”, página 50.
(2)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santa María de Viloalle, libro 2 de defunciones, folio 97, vuelto.
(3)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santa María de Viloalle, libro 4 de bautizados, folio 125.
(4)- Archivo municipal de Mondoñedo, carpeta 1635, censo de población del año 1924.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 24-08-2017 11:49
Ligazón permanente a este artigo
UN MINDONIENSE EN LA ACCIÓN DEL CALLAO
Hoy muere este valiente y mientras los prohombres de Madrid y los intrigantes de la política se enriquecen fabulosamente, los huérfanos y la viuda del héroe casi tienen que pedir limosna”.
Con estas palabras se expresaba el diario “El Eco de Santiago” de Compostela del 10 de octubre de 1894, sobre la defunción de un vecino de Mondoñedo que participó en el combate del Callao (Perú). “El Correo de España” también se hacía eco de su defunción.
La acción del Callao (Perú) ocurrió en el año 1866. En concreto, el 2 de mayo de 1866 la escuadra española al mando del prestigioso marino gallego Casto Méndez Núñez, durante más de seis horas libró batalla ante la fortificación, casi inexpugnable, del Callao (Perú), con el resultado de 42 muertos y algo más de 150 heridos. Entre los muertos y heridos figuraban algunos vecinos de Vivero y Ribadeo (3). También el comandante general de la escuadra española (Méndez Núñez) resultó con diversas heridas en brazos y piernas, alguna de ellas de consideración.
D. Casto Méndez Núñez falleció el 21 de agosto de 1869. Sus restos mortales descansan en el bonito panteón de Marinos Ilustres de S. Fernando (Cádiz) que hace unos años tuve la fortuna de poder visitar.
En la dotación de uno de los buques de la flota española figuraba el mindoniense José Antonio Vila García. ¿Pero quién era este vecino de Mondoñedo?. Su nombre completo era José Antonio Vila García, nacido el 14 de noviembre de 1842 en Mondoñedo. Era hijo legítimo de Manuel Vila Fernández, de profesión carpintero, natural de San Julián de Cabarcos y de Antonia García López, natural del lugar de A Favega (Rilleira de Ambroz). Fueron sus padrinos D. Juan Salaberri y Antonia Fernández (1).
José Antonio, de 52 años, que ejerció la profesión de carpintero durante su corta vida, que se hallaba casado en segundas nupcias con Josefa Santomé, natural de la parroquia de Santa María de Valdeflores de Lorenzana, falleció en su domicilio del barrio de S. Cayetano a las tres de la madrugada del tres de octubre de 1894, a consecuencia de una enfermedad pulmonar. Le quedaban de su matrimonio los siguientes hijos: José Francisco (n-29-6-1882) y Julio (n-20-12-1884) (2). En primeras nupcias había estado casado con Juana Castro, de la que le quedaba un hijo de unos veinte y tres años, llamado Pedro, que se hallaba prestando servicio activo en Logroño. En otras etapas de su corta vida, la familia residió en los barrios de S. Roque y Casas Nuevas de Mondoñedo.
En 1886 la corporación mindoniense acuerda cambiar el nombre de algunas calles de la ciudad. A la antigua Rúa da Fonte le dan el del ilustre marino gallego. En los años noventa del siglo pasado, siendo Alcalde D. Javier Loira Rúa, se le cambian de nuevo a muchas calles y plazas su nombre y desde esos momentos pasa a denominarse Álvaro Cunqueiro.

(1)-Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago de Mondoñedo, libro 22 de bautizados, folio 246.
(2)- Registro Civil de Mondoñedo, Libro 19 de defunciones, Folio 326.
(3)- “La Iberia”, de fecha 17 de junio de 1866, pág. 2.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 21-08-2017 22:09
Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3]
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural