MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

RESPUESTA A UNAS PREGUNTAS
Desde muy niños, acompañamos muchas veces a nuestra madre, que siempre marchaba con una tina de zinc, toda llena de ropa, sobre la cabeza y con sorprendente equilibrio, hasta los lavaderos del barrio de los Molinos de Abajo. A la orilla del canal existían varios lavaderos, que eran muy solicitados por su cercanía a las viviendas y por la sombra que les proporcionaban las edificaciones más próximas y una gran morera, que pendía sobre el citado canal y lavaderos.
La gran morera, que creció sobre el canal de agua, nos hacía de puente a los niños para pasar al otro costado, pero a veces era motivo de regañina por parte de las lavanderas, porque algunos frutos caían sobre los lavaderos y manchaban con su zumo la ropa o incluso manchar nuestro atuendo al pasar por entre sus hojas y sus frutos.
La edificación que hace esquina, con su escalinata exterior de acceso, marcajes de puertas y ventanas de cantería, con su voladizo sobre el camino, nos llamaba poderosamente la atención. Pero lo que más nos llamaba la atención era una pequeña cavidad abierta en una de sus fachadas en la que fue colocada una imagen religiosa. ¿Qué hacía la imagen de un Santo en aquella fachada? ¿Quién fue el tallista? Solamente sabíamos que esa edificación fuera propiedad de la familia de D. Manuel Ledo Bermúdez “O Pallarego”.
Gracias a la publicación realizada por D. José Ruiz Leivas, titulada “UN PASO POLO BARRIO DOS MUIÑOS”, página 39, encontramos respuesta a nuestras preguntas. D. José nos dice que la imagen existente en la cavidad es la de un S. Antonio y que fue tallada por D. Antonio Ledo Valoría (1845-1911), padre del barbero, músico y maestro mindoniense.
El molino de Arcediano, sus patos, la gran piedra caliza que hace de puente sobre el canal, el empinado y estrecho sendero que comunica con el trazado de la calle S. Roque, la elevadísima palmera que sobresale por encima del muro que cierra una huerta, la edificación de la antigua fábrica de curtidos y su secadero, el molino que regentó durante muchos años la familia Veiga y la imagen de S. Antonio, hacen de este rincón, uno de los más bonitos del Barrio de Abajo de Los Molinos de Mondoñedo.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 28-08-2015 18:05
Ligazón permanente a este artigo
LA CAPILLA DE S. ANTONIO DEL CARRASCAL

La capilla de Nuestra Señora de la Esperanza y S. Antonio de Padua del Carrascal fue fundada por el canónigo D. Francisco Mel y Lobera. El 11 de mayo de 1668 el Obispo de Mondoñedo D. Dionisio Pérez de Escobosa autorizó la construcción de la ermita.
El 12 de julio de 1675 D. Francisco Mel y Lobera otorgó testamento ante Francisco Antonio Legaspi y nombró por patrona de la ermita, en primer lugar a DªJuana Mel y Lobera, hija de D. Pedro López de Vega, capitán y regidor de Mondoñedo, natural del Coto de Cima de Vila (Vilamor) y de Dª Antonia Mel y Lobera, su hermana.
Dotó la ermita con tres retablos y con varias imágenes. La mayor parte fueron encargados al escultor Juan Vaamonde de Mondoñedo. En la ermita existieron las siguientes imágenes: S. Blas, Santa Lucia, San Antonio de Padua y la Virgen de la Esperanza.
El fundador dejo ordenado que su cadáver fuese sepultado en el interior de la capilla. También sabemos que en su interior, recibió sepultura algún miembro de la familia Posada de Mondoñedo. El 12 de enero de 1810, perecen a consecuencia de un voraz incendio que se declaró en su domicilio, D. Jerónimo Martínez y su nieta María Joaquina. Sus cadáveres reciben sepultura en la ermita de S. Antonio del Carrascal.
Durante un tiempo, el amplio pórtico de la capilla de S. Antonio del Carrascal fue lugar de cobijo del recordado “Lamparillas” y de algunas familias gitanas, que acostumbraban acompañarnos durante las ferias y fiestas de S. Lucas.
En los primeros días del mes de noviembre de 1924, se desencadenó una fuerte tormenta sobre Mondoñedo. Unos jóvenes que transitaban con una vaca sujeta por una cuerda por las inmediaciones de su edificación, se resguardan en su pórtico, con tan mala fortuna, que sufren una pasajera conmoción por los efectos de una chispa. Al recobrar el sentido, observan con espanto que la vaca se hallaba muerta.
En el año 1952 fue derribada la edificación de la ermita de S. Antonio del Carrascal, al conseguir D. Ramón Geada García, que había regresado de América hacía poco tiempo, los permisos oportunos para edificar en su lugar “Villa Cipriana”. En uno de los costados de la nueva edificación y de su huerta amurallada se erigió una pequeña capilla, también de la advocación de S. Antonio, a la que fueron trasladados los restos humanos y objetos encontrados en el interior de la anterior edificación, la gran lápida de piedra caliza que cubría la sepultura del fundador, algunas imágenes, un pequeño retablo, la espadaña y campana y una gran cartela con datos del fundador de la ermita.
En el frontal de su edificación fue colocada una bonita y alta columna de fundición, donada por los mindonienses emigrados en Argentina, con el nombre de la nueva Avenida Buenos Aires de Mondoñedo, que señalaba su trazado. ¿Donde se encuentra la citada columna? ¿y la que se retiró en el “Montón”? ¡Solamente se conserva en pié, una!.
Hace unos años, los vecinos de las edificaciones más próximas al Carrascal se encargaron de que se celebrara misa en la capilla, de sacar al santo en procesión y de celebrar una modesta fiesta.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 28-08-2015 18:01
Ligazón permanente a este artigo
[1] 2 [3] [4]
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural