MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

LA FERIA DE GANADO DE LINDÍN
El 8 de enero de 1855, treinta y dos vecinos de la parroquia de Santiago de Lindín (1), se dirigen por escrito al Ayuntamiento de Mondoñedo, del que era Alcalde D. Ramón Pampillo y Secretario D. Santiago Anido y exponen: “que por la prosperidad del país, este distrito precisa para dar salida a sus ganados una feria mensual, franca y central a las veredas principales, pues la que se celebra junto a la capilla del Carmen de la Rilleira de Ambroz, está muy mal situada y tiene malas entradas”. Los vecinos opinan que el punto que reúne mejores condiciones para celebrar la nueva feria es el espacioso Campo de Lindín, a donde vienen a dar los caminos de Castilla, Asturias, tierra de Lugo, Mariña de Ribadeo, y de los distritos de Lorenzana, Trabada, Miranda, Burón, Meira, Pastoriza y otros varios. También exponen que en Lindín hay “buenas casas de posada, se hacen las juntas de ganado que van a Castilla, pasan y pernoctan los traficantes y demás transeúntes”.
Los vecinos rematan la solicitud formulada por escrito, suplicando al Ayuntamiento de Mondoñedo, se sirva establecer en el referido Campo de Lindín, una feria de ganado el día 20 de cada mes.
El 12 de enero del mismo año, el Ayuntamiento mindoniense, por las razones expuestas por los vecinos de la parroquia de Lindín, acuerda conceder el permiso necesario para celebrar la citada feria, según el artículo segundo del Real Decreto de 28 de septiembre de 1853, que faculta a los Ayuntamientos para establecer, suprimir o trasladar ferias y mercados que se celebren en sus respectivas demarcaciones, pero con la obligación de comunicárselo al Gobernador de la provincia.
El 14 de enero de 1855, se dio cuenta al Gobernador de la provincia del acuerdo adoptado por la Corporación mindoniense para los efectos oportunos y se insertó la concesión en el Boletín número 28 de dicho año 1855, a fin de que el establecimiento de la feria, pueda tener la publicidad y concurrencia convenientes. También se fijaron anuncios en tres puntos de la ciudad, después de publicarse por pregón y de ser comunicada la autorización a los pedaneos de las parroquias.
Por la documentación consultada, sabemos que comenzó a celebrarse la feria de Lindín el 20 de marzo del año 1855, pero desconocemos la fecha en que dejó de celebrarse, aunque sabemos que en octubre de 1888 todavía se celebraba.

(1)- Santiago Leiras, Francisco Bouso, Ramón Gruñeiro, Juan Leitón, Manuel García, José Francisco Leiras, Francisco Martínez, José López, José da Veiga, Eliseo Yañez, Ramón Neira, Ilegible, José García, Juan Gutiérrez, Francisco da Veiga, Antonio García, Tomás Folgueira, Pedro Coldeira, José Díaz, Ramón Losada, Antonio Díaz, Pascual Neira, Diego Rodríguez, José Reigosa, Pedro Muiño, Pedro Méndez, Esteban do Chao, Luís Díaz Villares, José Otero, Ramón Otero, José Expósito, Manuel Villapol.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 25-08-2010 09:01
Ligazón permanente a este artigo
DEVOCIÓN EN LA ERMITA DE SAN BARTOLO
En el territorio del Ayuntamiento de San Cosme de Barreiros, muy próxima a las aguas del mar Cantábrico, existe la construcción de una pequeña ermita de la advocación de S. Bartolomé, que tiene unas dimensiones de 4,20 metros de frente y unos 11,80 de fondo. Esta ermita gozó durante muchos años de gran devoción entre los habitantes de toda la comarca. De Mondoñedo y de sus alrededores, se desplazaban numerosas personas en los autocares de las empresas “Morán” y “O Rápido” e incluso en vehículos particulares, los que provistos de algunos materiales para toldar si era necesario y abundante comida, aprovechaban prácticamente toda la luz solar, para permanecer el día tan señalado del calendario, en las inmediaciones de la ermita.
Gracias, una vez más, a publicaciones del antiguo Cronista de Mondoñedo, D. Eduardo Lence Santar, conocemos algunos datos muy interesantes del origen de la ermita y que queremos recordar. “El Licenciado D. Bartolomé Villapol y Vega, Maestrescuela de la catedral de Mondoñedo, autor de la “Dictica y Enchiridion o Castillón del Obispado de Mondoñedo”, hijo de D. Pedro Fernández Villapol y de Dª Josefa de Vega, vecinos que fueron de dicha ciudad, murió en la misma el 25 de enero de 1.691. En testamento cerrado, otorgado ante Lorenzo Bermúdez de Yebra en dicho día, funda un importante vínculo y mandó que los poseedores de él tuviesen la obligación de reparar la ermita de S. Pedro y S. Bartolomé y la de Nuestra Señora de las Ermitas y San José, ambas en San Cosme de Barreiros.
También declaró que la ermita de S. Pedro y San Bartolomé había sido construida por sus padres, los que la dotarán de ropas y alhajas. D. Pedro Bermúdez Villapol, Maestrescuela de la catedral mindoniense, sobrino de D. Bartolomé, cumpliendo lo que este ordenara, fundó y dotó, en 23 de abril de 1.692, una capellanía colativa y de patronato de legos, con 24 misas anuales y mandó que los capellanes de esta capellanía estuviesen obligados a reparar las mencionadas ermitas y a celebrar por el día del Santo una misa en la de San Bartolomé, la cual había sido construida en el prado conocido como “dos Corpos Santos”, a la orilla de la costa cantábrica.(1)
Siendo niños, recordamos perfectamente la marea de personas que se desplazaban a San Cosme de Barreiros el día de “San Bartolo”, por ese motivo intentamos buscar más datos de los que poseíamos de la ermita y nos desplazamos al Archivo Catedralicio de Mondoñedo, donde una vez más, nos atendió amablemente D. Enrique Cal Pardo. El 18 de agosto de 1753 visitó la ermita de San Bartolomé el Obispo de Mondoñedo D. Carlos Riomol y Quiroga y mandó: “faiar y repintarse, el mandato de un año, multa de 3000 maravedíes.(2)
En el frontal de la edificación existe un pequeño escudo con las armas de los fundadores. En el retablo principal, también fueron talladas las armas de sus fundadores y en la parte inferior de estas se puede leer la siguiente inscripción: “A solo Dios honor y gloria de justicia solo”.
Existe un dicho muy popular entre los vecinos de Mondoñedo que dice: “O día de San Bartolomeu, dice o inverno ¡ahí vou eu!”.

(1)- D. Eduardo Lence Santar, Del Obispado, tomo I, páginas 131 y 132.
(2)- Archivo Catedralicio de Mondoñedo, libro de visitas del Obispo Riomol y Quiroga, año 1753.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 21-08-2010 17:09
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural