MISCELÁNEA MINDONIENSE


Andrés García Doural
Micronarrativa
ARTE
HISTORIA
DEPORTE
ETNOGRAFÍA

blogoteca.com/doural
 CATEGORÍAS
 Fotoblog
 ENLACES WEB
 BUSCADOR
 Buscar Blogs Gallegos
 ARCHIVO
 ANTERIORES
 DESTACADOS

ALGUNOS PERROTE DE PALAZUELO DE VEDIJA (VALLADOLID)
La población de Palazuelo de Vedija, pertenece a las llamadas Tierras de Campos, actual provincia de Valladolid. Población de poco más de doscientos habitantes en la actualidad, que se halla situada muy cercana a la de Medina de Rioseco. En esta población castellana, todavía existe una edificación erigida en el siglo XVIII, con escudo heráldico en una de sus fachadas, conocida como “Palacio de Perrote”.
La primera persona que llega a Mondoñedo con el apellido Perrote, procedente de la citada población de Palazuelo de Vedija, actual provincia de Valladolid, es D. José Perrote Vezos, capellán del recién nombrado obispo de Mondoñedo D. Francisco Cuadrillero y Mota (1781-1797).
En 1808 lo encontramos de canónigo y Dignidad de Maestrescuela de la catedral de Mondoñedo (1). D. José Perrote falleció el 17 de septiembre de 1824 en Mondoñedo. Era hijo legítimo de D. José y de su primera mujer Dª Lucia Vezos Villarroel, vecinos de Palazuelo de Vedija.
Transcurrido un periodo de tiempo en Mondoñedo, D. José compra una buena edificación en la antigua calle de la Ronda (actual de Febrero) de Mondoñedo, con una gran huerta amurallada en su parte trasera, para su joven sobrino D. Manuel Perrote Choya y le ayuda económicamente a instalar un buen comercio de paños en su planta inferior.
En un documento del año 1853, se describe físicamente a su sobrino D. Manuel Perrote, de la siguiente manera: “Edad, 59 años; estatura, 5 pies; pelo, cano; ojos, castaños; nariz, regular; barba, regular; cara, larga; color, bueno”.
La imprenta y encuadernación que poseía en Mondoñedo D. José Pérez Mon fue adquirida el 11 de septiembre de 1857 por D. Manuel Perrote, comerciante de paños y por D. Pedro María Romero, Procurador, en 5000 reales. Esta imprenta fue instalada en la edificación señalada con el número 18 de la calle Febrero.
En un amplio listado de industriales y comerciantes de Mondoñedo del año 1868 aparece citado D. Manuel como comerciante de paños. También aparece la viuda de su familiar D. Francisco Delgado Perrote, padres del conocido “Xan de Masma”, con otro comercio de paños en la calle Progreso. En el año 1871, D. Manuel ocupa el cargo de síndico de la Orden Tercera de Mondoñedo. En 1877 participó en la Exposición Agrícola, Industrial y Artística que se celebró en Lugo con un cajón de excelentes naranjas de la huerta de su propiedad.
El 6 de marzo de 1879 falleció D. Manuel Perrote Choya, soltero y sin descendencia, dejando la imprenta y demás bienes a D. Joaquín Candia. De esta manera desaparece el apellido Perrote de entre los habitantes de Mondoñedo.
A las tres de la madrugada del 25 de enero del año 1922 se declaró un voraz incendio en la vivienda señalada con el número 18 de la actual calle Febrero, donde estuviera instalada antiguamente la imprenta, destruyendo las llamas por completo todo el edificio, inutilizando el valioso material que con todo esmero tenía guardado D. Ramón Robles Cagide, propietario en esos momentos de los numerosos documentos y muchas piezas de loza de Sargadelos. Cuando D. Rosendo Rico, último propietario, retiró los escombros, para hacer una edificación totalmente nueva, aparecieron los restos de la imprenta (2).
También procedía de esta población castellana D. Manuel Delgado, Arcediano de Vivero y Dignidad en la Santa Iglesia Catedral de Mondoñedo. D. Manuel falleció el 21 de julio de 1803 en Mondoñedo. A la hora de su fallecimiento, su sobrino D. José Delgado, ocupaba el cargo de Chantre en la catedral de León y su sobrino D. Manuel residía en Palazuelo de Vedija.

(1)- D. Enrique Cal Pardo, Episcopologio Mindoniense, página 809.
(2)- José Isidro Fernández Villalba, Mondoñedo Regreso al pasado V, páginas 184 y 185
.

Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 21-07-2013 22:30
Ligazón permanente a este artigo
VÍCTIMAS DE LA TORMENTA DE 1761
El hermoso valle mindoniense durante su amplía historia fue testigo de grandes y destructivas tempestades. Según un documento existente en el archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo fueron terribles las tormentas del año 1.561, del 22 de julio de 1.631, del 10 y 11 de septiembre de 1.761, del 5 de julio de 1.775, del 26 y 27 de diciembre de 1.788, del 25 de mayo de 1.795, del 15 y 16 de septiembre de 1.852 y del 8 de agosto de 1.873. Todas estas tormentas han causado importantísimos daños materiales en calles, viviendas, puentes o sembrados, pero ninguna de ellas fue tan grande, tan desastrosa, tan memorable, como la ocurrida entre los días 10 y 11 de septiembre del año 1.761.
A última hora de la tarde el cielo se cubrió con unos impresionantes nubarrones, parecía arder, multitud de truenos y relámpagos iluminan los campos y viviendas de la población de Mondoñedo y las nubes comienzan a soltar sin cesar gran cantidad de agua. Se abren profundas excavaciones en los montes cercanos al cauce del Río Sixto, se caen algunas cercas de huertas, las cuales taponan las antiguas corrientes de agua, numerosos despojos rodaban de las laderas de los montes, entran por las calles con estruendoso ruido rocas de gran tamaño, troncos de árboles y tal cantidad de tierra y cascajos que a las viviendas de las calles más bajas les causan daños muy importantes e incluso alguna resulta sepultada por el cieno y la broza (1).
Se buscó con tesón y con el mayor cuidado a las personas que se comentaba entre los vecinos que se ahogaron y que arrastró la violencia de las aguas. Se hallaron los cuerpos de las personas ahogadas esparcidos por los terrenos conocidos como del “Pimpín” (cercanos al actual grupo escolar), “Pontepousada” y otras fincas más abajo. Como dejó constancia en el libro de anotaciones de defunciones el cura párroco de Santiago de Mondoñedo “fallecieron a consecuencia de un gran terremoto de agua que sucedió en esta ciudad sin poder recibir los Santos Sacramentos”. Se encontraron los cadáveres de:1) Rosa López, hija de José Ventoso y de Josefa López, vecinos de San Jorge de Lorenzana, sirvienta del Licenciado D. Pedro Pardo; 2) Antonia Orosa, viuda de Miguel do Vale, vecinos que fueron de esta ciudad, deja un hijo llamado Francisco do Vale, de unos doce años; 3) Ana Antonia de Orosa, soltera, mayor de 20 años, hija legítima de Antonia de Orosa y de Miguel do Vale, difuntos, vecinos que fueron de esta ciudad; 4) Francisco da Folgueira, marido de Manuela Sánchez, vecinos de esta ciudad.; 5) Salvador Antonio do Vale, marido de María Luisa Alonso, que apareció en la caballeriza de la casa, vecinos de esta ciudad, no le han quedado hijos algunos; 6) María Juana Alonso, soltera, mayor de cuarenta años, vecina de esta dicha ciudad.(2) Se levantaron los cadáveres y se condujeron a lugares cómodos para que se les diese sepultura eclesiástica, a cuyo fin se les pasó aviso a los tenientes curas de la ciudad y a las familias, parientes y amos de los difuntos.
Todos, desde el más pequeño hasta el más grande, trabajan sin cesar y contribuyen a devolver a la ciudad y alrededores, dentro de sus posibilidades, su aspecto anterior.

(1)- Archivo del Ayuntamiento de Mondoñedo, carpeta 2317.
(2)- Archivo Diocesano de Mondoñedo, parroquia de Santiago de Mondoñedo, libro de defunciones número 5, folios 248 y 249.


Comentarios (0) - Categoría: Cronicón - Publicado o 17-07-2013 22:40
Ligazón permanente a este artigo
© by Abertal
© 2009-2016 Andrés García Doural (Mondoñedo). Este blog personal es un sitio de literatura mínima con el exclusivo fin de difundir información cultural, gráfica y fotográfica de Mondoñedo y sus alrededores. Todos los artículos que integran este espacio son creados y editados de forma gratuita lo mismo que la inclusión de los iconos en la parte superior de la portada. Parte de las imágenes incluidas proceden de diversas fuentes y responden a la única finalidad de acompañar el contenido cultural de éste sitio. Los comentarios, logos y marcas son propiedad de sus respectivos autores, así como los textos y fotos del autor de Miscelánea Mindoniense.
Gracias por su visita que deseo haya sido de su agrado
www.blogoteca.com/doural